Náuseas y vómitos (PDQ®)

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Información general

Puntos importantes

  • Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios graves del tratamiento del cáncer.
  • Las náuseas y los vómitos se deben controlar para que el paciente continúe el tratamiento y mejore su calidad de vida.
  • Los costos totales de la atención sanitaria son mayores para los pacientes con náuseas y vómitos que no se pueden controlar.

Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios graves del tratamiento del cáncer.

Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios muy molestos del tratamiento del cáncer, que afectan a la mayoría de los pacientes que se someten a quimioterapia.

Las náuseas son una sensación desagradable en forma de onda en la parte posterior de la garganta o el estómago que puede preceder al vómito. Vomitar es arrojar el contenido del estómago a través de la boca. La arcada es el movimiento del estómago y el esófago sin vomitar. A pesar de que los tratamientos han mejorado, las náuseas y los vómitos continúan siendo efectos secundarios graves del tratamiento del cáncer. En algunos pacientes las náuseas son más molestas que los vómitos.

Las náuseas y los vómitos se deben controlar para que el paciente continúe el tratamiento y mejore su calidad de vida.

Es muy importante prevenir y controlar las náuseas y los vómitos en los pacientes de cáncer para que puedan continuar con el tratamiento y realizar las actividades de la vida diaria. Las náuseas y los vómitos sin control pueden causar los siguientes problemas:

El tratamiento del cáncer causa muchos tipos de náuseas y vómitos:

Náuseas y vómitos agudos: náuseas y vómitos que se presentan dentro de las primeras 24 horas después de empezar la quimioterapia.

Náuseas y vómitos demorados: náuseas y vómitos que se presentan después de 24 horas de la quimioterapia. También se llaman náuseas y vómitos tardíos.

Náuseas y vómitos anticipatorios: náuseas y vómitos que se presentan antes de empezar el tratamiento con quimioterapia. Si el paciente sufrió de náuseas y vómitos después de un tratamiento con quimioterapia anterior, el paciente puede tener náuseas y vómitos anticipatorios antes del tratamiento siguiente. Por lo general, esto ocurre después del tercer o cuarto tratamiento. Los olores, el aspecto y los sonidos de la sala de tratamiento le pueden recordar las ocasiones anteriores y pueden desencadenar náuseas y vómitos antes del comienzo de la quimioterapia.

Náuseas y vómitos episódicos: náuseas y vómitos que se presentan dentro de los cinco días posteriores al tratamiento para aliviar las náuseas. Se necesitan diferentes medicamentos o dosis para prevenir más náuseas y vómitos.

Náuseas y vómitos resistentes al tratamiento: náuseas y vómitos que no responden a los medicamentos que se toman para prevenirlos.

Náuseas y vómitos crónicos: la radioterapia puede causar náuseas y vómitos crónicos en los pacientes de cáncer avanzado. Otras causas de náuseas y vómitos crónicos son las siguientes:

Los costos totales de la atención sanitaria son mayores para los pacientes con náuseas y vómitos que no se pueden controlar.

Los costos de la atención sanitaria para los pacientes con náuseas y vómitos graves a causa del tratamiento de cáncer pueden ser mayores debido a lo siguiente:

  • Hospitalizaciones más largas.
  • Necesidad de ayuda con las actividades diarias.
  • Horas de trabajo perdidas.
  • Depresión.

Los costos de la atención sanitaria son menores cuando las náuseas y los vómitos se pueden prevenir o controlar. Sin embargo, es posible que muchos pacientes continúen teniendo síntomas incontrolables, que aumentan los costos médicos y disminuyen su calidad de vida, aun cuando reciban tratamiento para prevenir las náuseas y los vómitos.

Causas

Puntos importantes

  • La quimioterapia es la causa más común de náuseas y vómitos en pacientes durante el tratamiento de cáncer.
  • Muchos factores aumentan el riesgo de náuseas y vómitos.
  • La radioterapia también puede causar náuseas y vómitos.

La quimioterapia es la causa más común de náuseas y vómitos en pacientes durante el tratamiento de cáncer.

Las náuseas son controladas por una parte del sistema nervioso central encargada de las funciones involuntarias del cuerpo (como los latidos cardíacos). Los vómitos son reflejos que regula un centro del vómito en el cerebro. Los vómitos se pueden desencadenar por un olor o sabor, así como por ansiedad, dolor, movimiento, flujo sanguíneo precario, irritación o cambios en el cuerpo debidos a la inflamación.

Muchos factores aumentan el riesgo de náuseas y vómitos.

Es más probable que se presenten náuseas y vómitos si el paciente:

La radioterapia también puede causar náuseas y vómitos.

La radioterapia puede causar náuseas y vómitos, especialmente en pacientes que están recibiendo radioterapia en el tubo gastrointestinal, el hígado o el cerebro. El riesgo de náuseas y vómitos aumenta a medida que se incrementan la dosis de radiación y el tamaño del área que se está tratando. Por lo general, las náuseas y vómitos que se presentan a causa de la radioterapia ocurren entre media hora y varias horas después del tratamiento. Los pacientes pueden tener menos síntomas en los días que no reciben radioterapia.

Náuseas y vómitos anticipatorios

Puntos importantes

  • Las náuseas y los vómitos anticipatorios se pueden presentar después de varios tratamientos de quimioterapia.
  • Entre más temprano se identifiquen las náuseas y los vómitos anticipatorios, más eficaz podrá ser el tratamiento.

Las náuseas y los vómitos anticipatorios se pueden presentar después de varios tratamientos de quimioterapia.

Las náuseas y los vómitos anticipatorios se presentan en algunos pacientes después de varios ciclos de tratamiento. Estos son causados por desencadenantes como olores en la sala de tratamiento. Por ejemplo, una persona que comienza a recibir quimioterapia y al mismo tiempo huele un hisopo con alcohol puede sufrir más tarde de náuseas y vómitos cuando solo huele alcohol. A medida que el paciente recibe más sesiones de quimioterapia, es más probable que se presenten más náuseas y vómitos anticipatorios. Los siguientes factores también aumentan la probabilidad de presentar náuseas y vómitos anticipatorios:

  • Tener menos de 50 años.
  • Ser mujer.
  • Tener alguno de los siguientes síntomas después de la última sesión de quimioterapia:
    • Náuseas y vómitos.
    • Sensación de calor o frío.
    • Sentir mareos o vértigo.
  • Antecedentes de mareos.
  • Tener un grado alto de ansiedad.
  • Ciertos tipos de quimioterapia (es más probable que algunos tipos causen náuseas y vómitos).
  • Antecedentes de náuseas en la mañana durante el embarazo.

Entre más temprano se identifiquen las náuseas y los vómitos anticipatorios, más eficaz podrá ser el tratamiento.

Es más probable que el tratamiento de las náuseas y los vómitos sea eficaz cuando los síntomas se tratan lo antes posible. Los medicamentos contra las náuseas no parecen controlar las náuseas y los vómitos anticipatorios. Sin embargo, los siguientes tipos de tratamiento pueden disminuir los síntomas:

Los psicólogos y otros profesionales de la salud mental con capacitación especial en estos tratamientos a menudo pueden ayudar a los pacientes con náuseas y vómitos anticipatorios.

Náuseas y vómitos agudos o demorados

Puntos importantes

  • Las náuseas y los vómitos agudos o demorados son comunes en pacientes en tratamiento de cáncer.
  • Las náuseas y los vómitos agudos o demorados habitualmente se tratan con medicamentos.

Las náuseas y los vómitos agudos o demorados son comunes en pacientes en tratamiento de cáncer.

La quimioterapia es la causa más común de las náuseas y los vómitos relacionados con el tratamiento del cáncer.

La frecuencia y la gravedad de las náuseas y los vómitos se pueden ver afectadas por los siguientes factores:

  • El medicamento específico.
  • La dosis del medicamento o si se administra con otros medicamentos.
  • La frecuencia de administración del medicamento.
  • La forma en que se administra el medicamento.
  • La individualidad del paciente.

Los siguientes factores aumentan la probabilidad de que se presenten náuseas y vómitos agudos o demorados:

  • Tener náuseas y vómitos después de sesiones anteriores de quimioterapia.
  • Ser mujer.
  • Tener menos de 50 años.
  • Haber recibido quimioterapia en el pasado.
  • Tener antecedentes de mareos.
  • Tener antecedentes de náuseas en las mañanas.
  • Deshidratación.
  • Desnutrición.
  • Cirugías recientes.
  • Radioterapia.

Es más probable que los pacientes que presentan náuseas y vómitos agudos con la quimioterapia presenten además náuseas y vómitos demorados.

Las náuseas y los vómitos agudos o demorados habitualmente se tratan con medicamentos.

Las náuseas y los vómitos agudos o demorados habitualmente se tratan con medicamentos contra las náuseas. Es más probable que algunos tipos de quimioterapia causen náuseas y vómitos agudos. Se deben administrar medicamentos para prevenir las náuseas y los vómitos antes de cada tratamiento. Después de la quimioterapia, se pueden administrar medicamentos para prevenir los vómitos demorados. Algunos medicamentos permanecen durante solo un período corto y se necesita administrarlos más a menudo. Otros duran un tiempo largo y se administran menos a menudo.

En el cuadro siguiente se presentan los medicamentos que se usan comúnmente para tratar las náuseas y los vómitos causados por el tratamiento del cáncer.

Medicamentos que se usan para tratar las náuseas y los vómitos a causa del tratamiento del cáncer.
Nombre del medicamento Tipo de medicamento
Proclorperazina y otras fenotiacinas Fenotiacinas
Droperidol, haloperidol Butirofenonas
Metoclopramida Benzamidas sustituidas
Dolasetrón, granisetrón, ondansetrón, palonosetrón Antagonistas del receptor de serotonina
Aprepitant, fosaprepitant, netupitant Antagonistas de la sustancia P/NK-1
Dexametasona, metilprednisolona Corticosteroides
Alprazolam, lorazepam, midazolam Benzodiacepinas
Olanzapina Antipsicóticos /inhibidores de la monoaminoxidasa
Marihuana, nabilona Canabinoides

Tratamiento de las náuseas y los vómitos sin medicamentos

Puntos importantes

  • A veces se usa un tratamiento sin medicamentos para controlar las náuseas y los vómitos.

A veces se usa un tratamiento sin medicamentos para controlar las náuseas y los vómitos.

Los tratamientos sin medicamentos pueden ayudar a aliviar las náuseas y los vómitos, y pueden mejorar la eficacia de los medicamentos contra las náuseas. Estos tratamientos pueden ser los siguientes:

Se está estudiando el jengibre para el tratamiento de las náuseas y los vómitos.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre las causas y el tratamiento de las náuseas y los vómitos (emesis) (NyV). Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial sobre Cuidados Médicos de Apoyo del PDQ revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Náuseas y vómitos. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/efectos-secundarios/nauseas/nauseas-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

  • Actualización: 3 de diciembre de 2015

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.