Náuseas y vómitos relacionados con el tratamiento del cáncer (PDQ®)–Versión para pacientes

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Información general

Puntos importantes

  • Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios graves del tratamiento del cáncer.
  • Es importante controlar las náuseas y vómitos para que el paciente pueda continuar el tratamiento y mejore su calidad de vida.
  • La quimioterapia, la radioterapia y otras afecciones causan diferentes tipos de náuseas y vómitos.

Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios graves del tratamiento del cáncer.

Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios del tratamiento del cáncer que afectan a la mayoría de los pacientes que reciben quimioterapia. La radioterapia dirigida al encéfalo, el tubo gastrointestinal o el hígado también produce náuseas y vómitos.

La náusea es una sensación desagradable en la parte posterior de la garganta o el estómago que viene y se va en oleadas. A veces se presentan náuseas antes del vómito. Vomitar es arrojar el contenido del estómago a través de la boca. Las arcadas son los movimientos del estómago y el esófago sin vomitar; también se llaman arcadas secas. Aunque los tratamientos para las náuseas y vómitos han mejorado, estos síntomas todavía son efectos secundarios graves del tratamiento del cáncer porque producen sufrimiento en el paciente y a veces causan otros problemas de salud. Es posible que los pacientes tengan más náuseas que vómitos.

Una parte del sistema nervioso autónomo controla las náuseas, este sistema dirige las funciones involuntarias del cuerpo (como la respiración o la digestión). El centro del vómito en el cerebro controla en parte el reflejo del vómito. Los desencadenantes de los vómitos son olores, sabores, ansiedad, dolor, movimientos o cambios en el cuerpo provocados por inflamación, flujo sanguíneo escaso o irritación en el estómago.

Es importante controlar las náuseas y vómitos para que el paciente pueda continuar el tratamiento y mejore su calidad de vida.

Es muy importante prevenir y controlar las náuseas y vómitos de los pacientes con cáncer para que puedan continuar con el tratamiento y lleven a cabo las actividades de su vida cotidiana. Las náuseas y vómitos que no se controlan pueden causar los siguientes problemas:

La quimioterapia, la radioterapia y otras afecciones causan diferentes tipos de náuseas y vómitos.

Las náuseas y vómitos se presentan antes, durante o después del tratamiento.

A continuación se describen los tipos de náuseas y vómitos:

  • Agudos: náuseas y vómitos que se presentan en las primeras 24 horas después del comienzo del tratamiento.
  • Diferidos (demorados): náuseas y vómitos que se presentan después de 24 horas del comienzo de la quimioterapia. También se llaman náuseas y vómitos tardíos.
  • Anticipatorios: náuseas y vómitos que se presentan antes de comenzar la quimioterapia. Si el paciente sufrió de náuseas y vómitos después de una sesión de quimioterapia anterior, quizá tenga náuseas y vómitos anticipatorios antes del siguiente tratamiento. Por lo general, esto pasa después del tercer o cuarto tratamiento. Los olores, el aspecto y los sonidos de la sala de tratamiento le pueden recordar al paciente los episodios anteriores y es probable que esto desencadene náuseas y vómitos incluso antes del comienzo de la sesión de quimioterapia.
  • Intercurrentes (episódicos): náuseas y vómitos que se presentan dentro de los 5 días posteriores al tratamiento para aliviar las náuseas. Se necesitan diferentes medicamentos o dosis para ayudar a prevenir más náuseas y vómitos.
  • Resistentes al tratamiento: náuseas y vómitos que no responden bien a los medicamentos.
  • Crónicos: náuseas y vómitos que permanecen durante un tiempo después de terminar el tratamiento.

Causas

Puntos importantes

  • Muchos factores aumentan el riesgo de presentar náuseas y vómitos durante la quimioterapia.
  • La radioterapia también causa náuseas y vómitos.
  • Otras afecciones también aumentan el riesgo de náuseas y vómitos en los pacientes de cáncer en estadio avanzado.

Muchos factores aumentan el riesgo de presentar náuseas y vómitos durante la quimioterapia.

Es más probable que se presenten náuseas y vómitos durante la quimioterapia si el paciente presenta las siguientes características:

Los pacientes que consumieron grandes cantidades de bebidas alcohólicas durante un tiempo tienen un riesgo más bajo de náuseas y vómitos después del tratamiento con quimioterapia.

La radioterapia también causa náuseas y vómitos.

Los siguientes factores del tratamiento quizá afecten el riesgo de náuseas y vómitos:

  • La parte del cuerpo que recibe la radioterapia. Es más probable que la radioterapia dirigida al tubo gastrointestinal, el hígado o el encéfalo, o al cuerpo entero produzca náuseas y vómitos.
  • El tamaño del área en tratamiento.
  • La dosis de radiación.
  • Recibir quimioterapia y radioterapia al mismo tiempo.

Es posible que factores del paciente causen náuseas y vómitos durante la radioterapia si el paciente presenta las siguientes características:

  • Tiene menos de 55 años.
  • Es mujer.
  • Sufre de ansiedad.
  • Padeció períodos de náuseas y vómitos graves o frecuentes después de los tratamientos de quimioterapia o radioterapia anteriores.

Los pacientes que consumieron grandes cantidades de bebidas alcohólicas durante un tiempo tienen un riesgo más bajo de náuseas y vómitos después del tratamiento con radioterapia.

Otras afecciones también aumentan el riesgo de náuseas y vómitos en los pacientes de cáncer en estadio avanzado.

Otras afecciones también causan náuseas y vómitos. A continuación se describen las causas de náuseas y vómitos crónicos en los pacientes de cáncer avanzado:

  • Tumores de encéfalo o presión en el encéfalo.
  • Tumores del tubo gastrointestinal.
  • Concentraciones altas o bajas de ciertas sustancias en la sangre.
  • Medicamentos como los opioides.

Náuseas y vómitos anticipatorios

Puntos importantes

  • Es posible que las náuseas y vómitos anticipatorios se presenten después de varios tratamientos de quimioterapia.
  • Entre más rápido se identifiquen las náuseas y vómitos anticipatorios, más eficaz podría ser el tratamiento.

Es posible que las náuseas y vómitos anticipatorios se presenten después de varios tratamientos de quimioterapia.

En algunos pacientes pasan varios ciclos de tratamiento hasta que se presentan náuseas y vómitos antes de una sesión de tratamiento. Estos se llaman náuseas y vómitos anticipatorios. Los causan desencadenantes como los olores en la sala de tratamiento. Por ejemplo, una persona que comienza la quimioterapia y al mismo tiempo huele un hisopo con alcohol puede sufrir más tarde de náuseas y vómitos solo con el olor del hisopo con alcohol. A medida que el paciente se somete a más sesiones de quimioterapia, es más probable que presente más náuseas y vómitos anticipatorios.

La probabilidad de tener náuseas y vómitos anticipatorios es mayor si se cumplen tres o más de las siguientes características:

  • Tener náuseas y vómitos, o sentirse tibio o caliente después de la última sesión de quimioterapia.
  • Tener menos de 50 años.
  • Ser mujer.
  • Tener antecedentes de mareos.
  • Tener grados altos de ansiedad en determinadas situaciones.

A continuación se describen otros factores que también aumentan la probabilidad de presentar náuseas y vómitos anticipatorios:

  • Expectativas de tener náuseas y vómitos antes del inicio de la quimioterapia.
  • Ciertas dosis y tipos de quimioterapia (es más probable que algunos tipos causen náuseas y vómitos).
  • Sensación de mareo o vértigo después de la quimioterapia.
  • Frecuencia de las náuseas después de quimioterapia.
  • Náuseas y vómitos tardíos después de la quimioterapia.
  • Antecedentes de náuseas en la mañana durante el embarazo.

Entre más rápido se identifiquen las náuseas y vómitos anticipatorios, más eficaz podría ser el tratamiento.

Cuando se diagnostican temprano los síntomas de las náuseas y vómitos anticipatorios, es más probable que el tratamiento funcione.

Los psicólogos y otros profesionales de la salud mental con capacitación especial a menudo logran ayudar a los pacientes con náuseas y vómitos anticipatorios. Se pueden utilizar los siguientes tipos de tratamientos:

Los medicamentos contra las náuseas no parecen controlar las náuseas y vómitos anticipatorios.

Náuseas y vómitos agudos o diferidos

Puntos importantes

  • Las náuseas y vómitos agudos o diferidos son comunes en los pacientes tratados con quimioterapia.
  • Las náuseas y vómitos agudos o diferidos de la quimioterapia o radioterapia por lo general se tratan con medicamentos.

Las náuseas y vómitos agudos o diferidos son comunes en los pacientes tratados con quimioterapia.

La quimioterapia es la causa más común de las náuseas y vómitos relacionados con el tratamiento del cáncer.

Los siguientes factores afectan la frecuencia y gravedad de las náuseas y vómitos:

  • El medicamento específico que se administra.
  • La dosis del medicamento o si se administra con otros medicamentos.
  • La frecuencia de administración del medicamento.
  • La forma de administración del medicamento.
  • Los factores individuales del paciente.

La probabilidad de que se presenten náuseas y vómitos agudos o diferidos aumenta cuando el paciente presenta las siguientes características:

  • Recibió quimioterapia en el pasado.
  • Presentó náuseas y vómitos después de sesiones anteriores de quimioterapia.
  • Está deshidratado.
  • Está desnutrido.
  • Se sometió a una cirugía reciente.
  • Recibió radioterapia.
  • Es mujer.
  • Tiene menos de 50 años.
  • Tiene antecedentes de mareos.
  • Tiene antecedentes de náuseas en las mañanas.

Es más probable que los pacientes que presentan náuseas y vómitos agudos durante la quimioterapia presenten también náuseas y vómitos diferidos.

Las náuseas y vómitos agudos o diferidos de la quimioterapia o radioterapia por lo general se tratan con medicamentos.

Se pueden administrar medicamentos antes de cada tratamiento para prevenir las náuseas y vómitos. Después de la quimioterapia, se pueden administrar medicamentos para prevenir los vómitos diferidos. Es posible que los pacientes que reciben quimioterapia durante varios días seguidos necesiten tratamiento para las náuseas y vómitos agudos y diferidos. Algunos medicamentos permanecen en el cuerpo solo por un periodo corto y se necesita administrarlos más a menudo. Otros duran un tiempo largo y se administran con menos frecuencia.

En el siguiente cuadro se presenta el tipo y nombre de los medicamentos que por lo común se usan para prevenir las náuseas y vómitos causados por la quimioterapia.

Medicamentos usados para prevenir las náuseas y vómitos causados por quimioterapia
Nombre del medicamento Tipo de medicamento
Clorpromazina, proclorperazina, prometazina Fenotiacinas
Droperidol, haloperidol Butirofenonas
Metoclopramida, trimetobenzamida Benzamidas sustituidas
Dolasetrón, granisetrón, ondansetrón, palonosetrón Antagonistas del receptor de serotonina
Aprepitant, fosaprepitant, netupitant, rolapitant Antagonistas de la sustancia P/NK-1
Dexametasona, metilprednisolona Corticosteroides
Alprazolam, lorazepam Benzodiazepinas
Olanzapina Antipsicóticos /inhibidores de la monoaminoxidasa
Cannabis, dronabinol, jengibre, nabilona Otros

En el siguiente cuadro se presenta el tipo y nombre de los medicamentos que por lo común se usan para prevenir las náuseas y vómitos causados por la radioterapia.

Medicamentos usados para prevenir las náuseas y vómitos causados por radioterapia
Nombre del medicamento Tipo de medicamento
Dolasetrón, granisetrón, ondansetrón, palonosetrón Antagonistas del receptor de serotonina
Dexametasona Corticosteroides
Metoclopramida, proclorperazina Antagonistas de los receptores de dopamina

No se sabe si es mejor administrar el medicamento contra las náuseas durante los primeros 5 días del tratamiento con radiación o durante todo el ciclo de tratamiento. Hable con el médico sobre el plan de tratamiento que más le favorezca.

Tratamiento de las náuseas y vómitos sin medicamentos

Puntos importantes

  • A veces se usan tratamientos sin medicamentos para controlar las náuseas y vómitos.

A veces se usan tratamientos sin medicamentos para controlar las náuseas y vómitos.

Los tratamientos sin medicamentos quizá ayuden a aliviar las náuseas y vómitos, y pueden mejorar la eficacia de los medicamentos contra las náuseas. Estos tratamientos son los siguientes:

Náuseas y vómitos relacionados con el tratamiento en los niños

Puntos importantes

  • Las náuseas y vómitos en los niños tratados con quimioterapia son un problema grave.
  • Los niños a veces presentan náuseas y vómitos anticipatorios.
  • En los niños, las náuseas y vómitos agudos por lo general se tratan con medicamentos y otros métodos.
  • Es posible que las náuseas diferidas sean difíciles de detectar en los niños.

Las náuseas y vómitos en los niños tratados con quimioterapia son un problema grave.

Al igual que en los adultos, las náuseas en los niños que reciben quimioterapia son más problemáticas que los vómitos. Los niños presentan náuseas y vómitos agudos o diferidos.

Los niños a veces presentan náuseas y vómitos anticipatorios.

Es posible que los niños que tienen náuseas y vómitos después de la quimioterapia presenten los mismos síntomas antes del siguiente tratamiento cuando observan, huelen o escuchan sonidos de la sala de tratamiento. Estos se llaman náuseas y vómitos anticipatorios.

Cuando se controlan bien las náuseas y vómitos del niño durante el tratamiento de quimioterapia, el niño quizá padezca menos ansiedad antes del siguiente tratamiento y es menos probable que presente síntomas anticipatorios.

Los profesionales de la salud que atienden a niños que padecen de náuseas y vómitos anticipatorios descubrieron que los niños se benefician de las siguientes estrategias:

En los niños, las náuseas y vómitos agudos por lo general se tratan con medicamentos y otros métodos.

Se pueden administrar medicamentos antes de cada tratamiento para prevenir las náuseas y vómitos. Después de la quimioterapia, se pueden administrar medicamentos para prevenir los vómitos diferidos. Es posible que los pacientes que reciben quimioterapia durante varios días seguidos necesiten tratamiento para las náuseas y vómitos agudos y diferidos. Algunos medicamentos permanecen en el cuerpo solo por un periodo corto y se necesita administrarlos más a menudo. Otros duran un tiempo largo y se administran con menos frecuencia.

En el siguiente cuadro se presenta el tipo y nombre de los medicamentos que por lo común se usan para prevenir las náuseas y vómitos causados por la quimioterapia. Es posible administrar al mismo tiempo diferentes tipos de medicamentos para tratar las náuseas y vómitos agudos y diferidos.

Medicamentos usados para prevenir las náuseas y vómitos causados por quimioterapia
Nombre del medicamento Tipo de medicamento
Clorpromazina, proclorperazina, prometazina Fenotiacinas
Metoclopramida Benzamidas sustituidas
Granisetrón, ondansetrón, palonosetrón Antagonistas del receptor de serotonina
Aprepitant, fosaprepitant Antagonistas de la sustancia P/NK-1
Dexametasona, metilprednisolona Corticosteroides
Lorazepam Benzodiazepinas
Olanzapina Antipsicóticos atípicos
Dronabinol, nabilona Otros medicamentos

Los tratamientos sin medicamentos quizá ayuden a aliviar las náuseas y vómitos, y pueden mejorar la eficacia de los medicamentos contra las náuseas en los niños. Estos tratamientos son los siguientes:

El apoyo nutricional incluye los siguientes aspectos:

  • Consumir comidas más pequeñas más a menudo.
  • Evitar los olores de los alimentos y otros olores fuertes.
  • Evitar los alimentos condimentados, grasosos o salados.
  • Consumir "comidas caseras" que ya fueron útiles antes para prevenir las náuseas.
  • Tomar los medicamentos contra las náuseas antes de las comidas.

Es posible que las náuseas diferidas sean difíciles de detectar en los niños.

A diferencia de los adultos, las náuseas y vómitos diferidos en los niños tal vez sean más difíciles de identificar para los padres y personas a cargo del paciente. Un cambio en la pauta de alimentación del niño quizá sea el único signo de un problema. Además, la mayoría de los tratamientos de quimioterapia utilizados en los niños se programan durante varios días. Esto hace que no esté claro el momento de presentación ni el riesgo de las náuseas diferidas.

Los estudios sobre la prevención de las náuseas y vómitos diferidos en niños son pocos. Por lo general, se trata a los niños de la misma forma que a los adultos, con dosis de medicamentos contra las náuseas que se ajustan según la edad.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). La base de datos del PDQ contiene sumarios de la última información publicada sobre prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se redactan en dos versiones. En las versiones para profesionales de la salud se ofrece información detallada en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se presentan en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones contienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. También se puede consultar estos sumarios en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los NIH son el centro de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en un análisis independiente de las publicaciones médicas. No constituyen declaraciones de la política del NCI ni de los NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ sobre el cáncer contiene información actualizada sobre las causas y el tratamiento de las náuseas y vómitos (emesis) (NyV). El propósito es informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas encargadas de cuidar a los pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están integrados por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con esta enfermedad. Los sumarios se revisan con regularidad y se modifican si surge nueva información. La fecha de actualización al pie de cada sumario indica cuándo se hizo el cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se basa en la versión para profesionales de la salud, que el Consejo editorial del PDQ sobre los cuidados médicos de apoyo y los cuidados paliativos revisa con regularidad y actualiza en caso necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar formas nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recopila información sobre los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes pueden considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos solo aceptan a pacientes que aún no comenzaron un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ está disponible en el portal de Internet del NCI. También figuran en el PDQ los datos de muchos médicos especialistas en cáncer que participan en ensayos clínicos. Para obtener más información, llamar al Servicio de Información sobre el Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre los cuidados médicos de apoyo y los cuidados paliativos. PDQ Náuseas y vómitos relacionados con el tratamiento del cáncer. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/efectos-secundarios/nauseas/nauseas-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no debe fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante el formulario de comunicación.

  • Actualización: 18 de julio de 2017

La mayor parte del texto que se encuentra en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer puede copiarse o usarse con toda libertad. Se deberá dar crédito al Instituto Nacional del Cáncer como fuente de esta información e incluir un enlace a esta página, p. ej., “Náuseas y vómitos relacionados con el tratamiento del cáncer (PDQ®)–Versión para pacientes fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Por favor, tenga en cuenta que los artículos del blog que están escritos por individuos fuera del gobierno pueden pertenecer al escritor, y el material gráfico puede pertenecer a su creador. En tales casos, es necesario ponerse en contacto con el escritor, con los artistas o con el editor para obtener su autorización para poder usarlo.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.