¿Prequntas sobre el cáncer?

Aflicción, duelo y manejo de la pérdida (PDQ®)

Versión para pacientes

Tratamiento de la aflicción

La aflicción normal puede no necesitar tratamiento.

La mayoría de las personas que están de duelo se abren paso por la aflicción y se recuperan dentro de los seis meses y dos años. Los investigadores estudian si se puede ayudar con un tratamiento formal a las personas de duelo que experimentan una aflicción normal. También estudian si un tratamiento podría prevenir la aflicción complicada en personas que es probable que la experimenten.

El tratamiento puede ser útil para las personas que tienen reacciones graves de aflicción o síntomas de sufrimiento.

La aflicción complicada se puede tratar con diferentes tipos de psicoterapia (terapia de conversación).

Los investigadores están estudiando el tratamiento de los síntomas mentales, emocionales, sociales y de comportamiento de la aflicción. Entre los métodos de tratamiento, se incluye la discusión, la escucha y la orientación.

El tratamiento de la aflicción complicada (TAC) es un tipo de terapia de la aflicción que fue de ayuda en los ensayos clínicos.

El tratamiento de la aflicción complicada (TAC) tiene tres fases:

  • La primera fase incluye hablar sobre la pérdida y establecer las metas de la recuperación. Se enseña a las personas que están de duelo a trabajar en estas dos cosas.
  • La segunda fase incluye hacer frente a la pérdida mediante el recuento de la historia de la muerte. Esto ayuda a las personas de duelo que tratan de no pensar en su pérdida.
  • En la tercera fase se observa el progreso que se realizó hacia la recuperación y ayuda a las personas que están de duelo a hacer planes para el futuro. También se conversa sobre los sentimientos de esas personas acerca de finalizar con las sesiones.

En un ensayo clínico de pacientes con aflicción complicada, el TAC se comparó con la psicoterapia interpersonal (PIP). La PIP es un tipo de psicoterapia que se enfoca en las relaciones de la persona con los otros y es útil para tratar la depresión. En los pacientes con aflicción complicada, el TAC fue más útil que la PIP.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) para la aflicción complicada fue útil en un ensayo clínico.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) se enfoca en la manera en que se conectan los pensamientos y los comportamientos de una persona. La TCC ayuda al paciente a aprender habilidades para cambiar las actitudes y los comportamientos al reemplazar los pensamientos negativos y cambiar los premios que reciben ciertos comportamiento.

En un ensayo clínico sobre la aflicción complicada se comparó la TCC con la orientación. Los resultados mostraron que los pacientes tratados con TCC tuvieron una mayor mejoría de los síntomas y sufrimiento mental en general que aquellos que participaron en el grupo de orientación.

A veces, la depresión relacionada con la aflicción se trata con medicamentos.

No hay una terapia farmacológica estándar para la depresión que se presenta con la aflicción. Algunos profesionales de la salud piensan que la depresión es una parte normal de la aflicción y no se necesita tratar. El tratamiento con medicamentos de la depresión relacionada con la aflicción es una decisión que depende del paciente y los profesionales de la salud.

En los ensayos clínicos de antidepresivos para la depresión relacionada con la aflicción, se encontró que los medicamentos pueden ayudar a aliviar la depresión. Sin embargo, proporcionan menos alivio y demoran más en ser eficaces que cuando se usan para la depresión que no se relaciona con la aflicción.

  • Actualización: 18 de noviembre de 2011