In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Exámenes de detección del cáncer de seno (mama) (PDQ®)

  • Actualizado: 3 de abril de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Riesgos de los exámenes de detección del cáncer de mama



Los exámenes de detección tienen riesgos.

Las decisiones sobre los exámenes de detección pueden ser difíciles. No todos estos exámenes son útiles y la mayoría tiene riesgos. Es posible que desee hablar con su médico sobre el examen de detección antes de someterse a este, ya que es importante conocer sus riesgos y si está comprobado que reduce las probabilidades de morir por cáncer.

Entre los riesgos de las pruebas de detección del cáncer de mama, se incluyen los siguientes:

Es posible que la detección del cáncer de mama no mejore la salud, o ayude a una mujer a vivir por más tiempo.

Los exámenes de detección pueden no ayudarla si tiene un cáncer de mama de crecimiento rápido o si este ya se diseminó a otras partes del cuerpo. Además, es posible que algunos cánceres de mama que se encuentran en una mamografía de detección nunca produzcan síntomas o se vuelvan potencialmente mortales. Cuando se encuentran dichos tipos de cáncer, el tratamiento no la ayudaría a vivir por más tiempo y, en su lugar, podría causar efectos secundarios graves. En este momento, no es posible estar seguro de cuáles tipos de cáncer de mama que se encuentran por medio de exámenes de detección causarán problemas y cuáles no.

Los exámenes pueden tener resultados negativos falsos.

Los resultados del examen de detección pueden parecer normales aunque haya cáncer de mama. Una mujer que recibe un resultado negativo falso (que muestra que no hay cáncer cuando en realidad lo hay) se puede demorar en buscar atención médica aunque presente síntomas.

Uno en cinco cánceres se puede pasar por alto en una mamografía. Los resultados negativos falsos se presentan más a menudo en mujeres más jóvenes que en las de edad avanzada, porque el tejido de la mama es más denso en las primeras. Las probabilidades de un resultado negativo falso también se ven afectadas por los siguientes aspectos:

Los exámenes pueden tener resultados positivos falsos.

Los resultados de los exámenes de detección pueden parecer anormales aunque no haya cáncer. Por lo habitual, después de un resultado positivo falso (que muestra que hay cáncer cuando en realidad no lo hay) se realizan más pruebas (como una biopsia) que también pueden tener riesgos.

La mayoría de las pruebas con resultados anormales terminan no siendo cáncer. Los resultados positivos falsos son más comunes en los siguientes grupos:

  • Mujeres más jóvenes.
  • Mujeres que se sometieron antes a biopsias de mama.
  • Mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama.
  • Mujeres que usan hormonas, como estrógeno y progesterona.

La destreza del radiólogo también puede afectar las probabilidades de un resultado positivo falso.

Los resultados positivos falsos de las pruebas adicionales pueden provocar ansiedad.

Por lo general, después de un resultado positivo falso de los mamogramas de detección, se realizan más pruebas que pueden provocar ansiedad. En un estudio, las mujeres que se sometieron a más pruebas tras recibir un resultado positivo falso de un mamograma de detección manifestaron sentir ansiedad tres meses después, aunque no recibieron diagnóstico de cáncer. Sin embargo, varios estudios muestran que las mujeres que sienten ansiedad luego de recibir resultados positivos falsos de una prueba son más propensas a programar exámenes de detección de mama regulares en el futuro.

Las mamografías exponen la mama a la radiación.

La exposición a la radiación es un factor de riesgo del cáncer de mama. El riesgo de cáncer de mama por exposición a la radiación es más alto en las mujeres que reciben radiación antes de los 30 años y en dosis altas. Para las mujeres mayores de 40 años, los beneficios de un examen de detección anual por medio de mamograma pueden ser mayores que los riesgos de la exposición a la radiación.

Puede presentarse dolor o incomodidad durante un mamograma.

Durante un mamograma, las mamas se sitúan entre dos placas que se presionan. La presión de las mamas ayuda a obtener una mejor radiografía de estas. Algunas mujeres presentan dolor o incomodidad durante un mamograma.

Los riesgos y beneficios de los exámenes de detección del cáncer de mama pueden ser diferentes en distintos grupos de edad.

Los beneficios de los exámenes de detección del cáncer de mama pueden variar entre grupos de edad:

  • Para las mujeres que se prevé que vivirán 5 años o menos, la detección y el tratamiento del cáncer de mama en estadio temprano puede reducir su calidad de vida sin ayudarlas a vivir más tiempo.
  • Como en otras mujeres, en las mujeres mayores de 65 años, los resultados de un examen de detección pueden llevar a realizar más procedimientos diagnósticos y generar ansiedad mientras se esperan los resultados. Además, por lo general, los tipos de cáncer de mama que se encuentran no son potencialmente mortales.
  • En las mujeres alrededor de 80 y 90 años, las decisiones sobre los exámenes de detección deben depender de la salud de la paciente y del posible efecto en su calidad de vida.
  • No se ha mostrado que las mujeres con riesgo promedio de cáncer de mama se beneficien al empezar a someterse a mamografías de detección antes de los 40 años.

A las mujeres que recibieron radioterapia dirigida al pecho, en especial, a una edad temprana, se les recomienda someterse a exámenes de detección del cáncer de mama de rutina. Los exámenes de detección con IRM anuales pueden comenzar 8 años después del tratamiento o a la edad de 25 años, lo que represente más tiempo. No se han estudiado los beneficios y los riesgos de los mamogramas y las IRM para estas mujeres.

No se dispone de información sobre los beneficios o los riesgos de los exámenes de detección del cáncer de mama en los hombres.

Sin importar su edad, si tiene factores de riesgo de cáncer de mama, debe consultar con su médico sobre cuándo empezar a someterse a exámenes de detección del cáncer de mama y con qué frecuencia.