In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Astrocitomas infantiles: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 24 de enero de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Estadios de los astrocitomas infantiles



Para planificar el tratamiento del cáncer, se usa el grado del tumor en lugar de un sistema de estadificación.

La estadificación es el proceso que se usa para determinar la cantidad de cáncer presente y si el cáncer se diseminó. Es importante conocer el estadio de la enfermedad a fin de planificar el tratamiento.

No hay un sistema de estadificación estándar para el astrocitoma infantil. El tratamiento se basa en el grado del tumor y si el tumor no se trató o es recidivante (volvió después del tratamiento). El grado del tumor describe cuán anormal es el aspecto de las células cancerosas al microscopio y cuán rápido es posible que el tumor crezca y se disemine.

Se usan los siguientes grados:

Astrocitomas de grado bajo

Los astrocitomas de grado bajo son astrocitomas de crecimiento lento y que no se diseminan frecuentemente hasta otras partes del cerebro y la médula espinal, o hasta otras partes del cuerpo. Estos incluyen los astrocitoma de grado I (pilocítico, que se forma como un quiste y tiene un aspecto casi igual al de las células normales) y de grado II (fibrilar, con células de aspecto largo y delgado como fibras).

Astrocitomas de grado alto

Los astrocitomas de grado alto son de crecimiento rápido y a menudo se diseminan dentro del cerebro y la médula espinal. Estos incluyen los astrocitomas de grado III (anaplásico o maligno) y de grado IV (glioblastoma que es el que se disemina más rápido).

Los astrocitomas infantiles se pueden formar en más de un lugar del cerebro, pero habitualmente no se diseminan hasta otras partes del cuerpo. Es más probable que los niños que padecen de neurofibromatosis tipo 1 tengan tumores en más de un lugar.

Se realizan pruebas para determinar cuánto tumor queda después de la cirugía y planificar un tratamiento adicional.

Algunas de las pruebas que se usaron para detectar astrocitomas se repiten después de extirpar el tumor. (Consultar la sección sobre Información general). Esto se hace para determinar cuánto tumor queda después de la cirugía y planificar un tratamiento adicional. Se realiza una prueba de IRM (imágenes por resonancia magnética) dos días después de la cirugía para ver si queda algo del tumor.