In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Efectos tardíos del tratamiento anticanceroso en la niñez (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 19 de febrero de 2014

Sentidos



Audición

Los problemas de audición son un efecto tardío que es más probable que se presente después del tratamiento de ciertos cánceres infantiles.

El tratamiento de los siguientes cánceres infantiles, entre otros, puede causar efectos tardíos en la audición:

La radiación dirigida al cerebro y ciertos medicamentos quimioterapéuticos aumentan el riesgo de pérdida de audición.

El riesgo de pérdida de audición puede aumentar para los sobrevivientes de cáncer infantil después del tratamiento con cualquiera de los siguientes procedimientos:

El riesgo para los sobrevivientes de cáncer infantil también puede aumentar para quienes tenían corta edad en el momento del tratamiento (a menor edad del niño, mayor el riesgo) o para quienes recibieron al mismo tiempo radioterapia dirigida al cerebro y quimioterapia.

La pérdida de audición es el signo más común de efectos tardíos en la audición.

Estos y otros signos y síntomas pueden obedecer a efectos tardíos en la audición, o a otras afecciones:

  • Pérdida de audición.
  • Zumbido en los oídos.
  • Sensación de mareo.
  • Demasiada cera endurecida en el oído.

La pérdida de audición se puede presentar lentamente con el paso del tiempo o se puede presentar meses o años después de terminar el tratamiento. Hable con el médico de su niño si presenta cualquiera de estos problemas.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar problemas de salud en el oído y la audición, se utilizan ciertas pruebas y procedimientos.

Las siguientes y otras pruebas y procedimientos se pueden usar para detectar o diagnosticar efectos tardíos en la audición:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, incluso masas o cualquier otra cosa que no parezca habitual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.

  • Examen otoscópico: examen del oído. Se usa un otoscopio para observar el conducto auditivo y el tímpano para determinar si hay signos de infección o pérdida de audición. A veces, el otoscopio tiene una bombilla de plástico que se aprieta para liberar una pequeña bocanada de aire en el conducto auditivo. En un oído sano, el tímpano se mueve. Si hay líquido detrás del tímpano, este no se mueve.

  • Prueba de audición: una prueba de audición se puede realizar de diferentes maneras de acuerdo con la edad del niño. La prueba permite determinar si el niño puede oír sonidos suaves y fuertes, y sonidos graves y agudos. Cada oído se estudia por separado. Al niño también se le puede preguntar si puede oír el zumbido agudo de un diapasón colocado detrás del oído o en la frente.

Consulte con el médico de su niño si es necesario someterlo a estas pruebas y procedimientos para determinar si hay signos de efectos tardíos en la audición. Si son necesarios, pregunte con qué frecuencia se deben realizar.

Vista

Los problemas en los ojos y la vista son efectos tardíos que es probable que se presenten después del tratamiento de ciertos cánceres infantiles.

El tratamiento de los siguientes cánceres infantiles, entre otros, puede causar efectos tardíos en los ojos y la vista:

La radiación dirigida al cerebro o la cabeza aumenta el riesgo de sufrir de problemas en los ojos y pérdida de la vista.

El riesgo de sufrir de problemas en los ojos y pérdida de la vista puede aumentar para los sobrevivientes de cáncer infantil después del tratamiento con cualquiera de los siguientes procedimientos:

Los efectos tardíos que afectan los ojos pueden causar ciertos problemas de salud.

Los efectos tardíos en los ojos pueden ser los siguientes:

  • Cuenca del ojo pequeña que afecta la forma de la cara del niño a medida que crece.
  • Pérdida de visión.
  • Problemas de visión, como cataratas o glaucoma.
  • Incapacidad de producir lágrimas.
  • Daño en el nervio óptico y la retina.
  • Tumores en los párpados.

Los signos y síntomas posibles de efectos tardíos en los ojos y la vista incluyen cambios en la visión y sequedad de ojos.

Estos y otros signos y síntomas pueden obedecer a efectos tardíos en los ojos y la vista, o a otras afecciones:

  • Cambios en la vista como los siguientes:
    • Incapacidad de ver objetos que están cerca.
    • Incapacidad de ver objetos que están muy lejos.
    • Doble visión.
    • Visión nublada o borrosa.
    • Los colores parecen desteñidos.
    • Ver un resplandor o un halo alrededor de las luces por la noche.
  • Ojos secos que se puede sentir que pican, arden o están hinchados, o sentir un cuerpo extraño en el ojo.
  • Dolor de ojos.
  • Ojos enrojecidos.
  • Náuseas.
  • Crecimiento en el párpado.

Hable con el médico de su niño si presenta cualquiera de estos problemas.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar problemas de salud en el oído y la vista, se utilizan ciertas pruebas y procedimientos.

Las siguientes y otras pruebas y procedimientos se pueden usar para detectar o diagnosticar efectos tardíos en los ojos o la vista:

  • Examen del ojo con la pupila dilatada : examen del ojo para el que la pupila se dilata (ensancha) con gotas medicada para permitir al médico observar la retina a través de la lente y la pupila. Se examina el interior del ojo, incluso la retina y el nervio óptico, mediante un instrumento que emite un haz delgado de luz. A veces, este procedimiento se llama examen con lámpara de hendidura. Con el tiempo, el médico puede tomar fotografías para realizar un seguimiento de los cambios en el tamaño del tumor y la rapidez con que crece.

  • Oftalmoscopia indirecta : examen del interior de la parte de atrás del ojo mediante una pequeña lente de aumento y una luz.

Consulte con el médico de su niño si es necesario someterlo a estas pruebas y procedimientos para determinar si hay signos de efectos tardíos en los ojos y la vista. Si son necesarios, pregunte con qué frecuencia se deben realizar.