English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Efectos tardíos del tratamiento anticanceroso en la niñez (PDQ®)

Sistema urinario

Riñón

Ciertos medicamentos quimioterapéuticos aumentan el riesgo de efectos tardíos en los riñones.

El riesgo de problemas de salud que afectan el riñón aumenta después del tratamiento con los siguientes procedimientos:

Los siguientes factores también pueden aumentar el riesgo de efectos tardíos en los riñones:

Los efectos tardíos que afectan los riñones pueden causar ciertos problemas de salud.

Los efectos tardíos en los riñones incluyen los siguientes problemas:

Los signos y síntomas posibles de efectos tardíos en los riñones se incluyen cambios en la micción, e hinchazón de los pies o las manos.

Estos y otros signos y síntomas pueden obedecer a efectos tardíos en los riñones, o a otras afecciones:

  • Necesidad de orinar y no poder hacerlo.
  • Necesidad de orinar frecuentemente (especialmente de noche).
  • Dificultad para orinar.
  • Sensación de mucho cansancio.
  • Hinchazón de las piernas, los tobillos, los pies, la cara y las manos.
  • Picazón en la piel.
  • Náuseas o vómitos.
  • Gusto metálico en la boca o mal aliento.
  • Dolor de cabeza.

A veces, no hay síntomas en los estadios tempranos. Los síntomas pueden aparecer a medida que el daño en los riñones continúa con el paso del tiempo. Hable con el médico de su niño si presenta cualquiera de estos problemas.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar problemas de salud en los riñones, se utilizan ciertas pruebas y procedimientos.

Las siguientes y otras pruebas y procedimientos se pueden usar para detectar o diagnosticar efectos tardíos en los riñones:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, incluso determinar si hay signos de enfermedad como masas o cualquier otra cosa que no parezca habitual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.
  • Estudios químicos de la sangre : procedimiento para el que se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias, como magnesio, calcio y potasio, que los órganos y tejidos liberan en el cuerpo. Una cantidad anormal (mayor o menor que la normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad en los riñones.
  • Recuento sanguíneo completo (RSC): procedimiento para el que se extrae una muestra de sangre para verificar los siguientes elementos:
  • Análisis de orina : prueba para analizar el color y contenido de la orina, como azúcar, proteínas, glóbulos rojos y glóbulos blancos.
  • Análisis de orina durante 24 horas: prueba para la que se toma una muestra de orina durante 24 horas para medir las cantidades de ciertas sustancias. Una cantidad poco habitual (más alta o baja que la normal) de una sustancia, como proteínas, nitrógeno ureico o creatinina, puede ser un signo de enfermedad en el órgano o tejido que la elabora.
  • Ecografía : procedimiento en el que se hacen rebotar ondas de sonido de alta energía (ultrasónicas) en los tejidos u órganos internos, como los riñones, para producir ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales que se llama ecograma. La imagen se puede imprimir para observarla más tarde.

Consulte con el médico de su niño si es necesario someterlo a estas pruebas y procedimientos para determinar si hay signos de efectos tardíos en los riñones. Si son necesarios, pregunte con qué frecuencia se deben realizar.

Los hábitos de salud que promueven riñones saludables son importantes para los sobrevivientes de cáncer infantil.

Los sobrevivientes de cáncer infantil a quienes se les extirpó todo el riñón o una parte de este deberán consultar con su médico lo siguiente:

  • Si es seguro, practicar deportes que tienen un riesgo alto de contacto o impacto fuerte, como el fútbol o el hockey.
  • Manejar una bicicleta segura y evitar lesiones con los manubrios.
  • Usar el cinturón de seguridad alrededor de las caderas, no de la cintura.

Vejiga

La cirugía en el área de la pelvis y ciertos medicamentos quimioterapéuticos aumentan el riesgo de efectos tardíos en la vejiga.

El riesgo de problemas de salud que afectan la vejiga aumenta después del tratamiento con los siguientes procedimientos:

  • Cirugía para extirpar una parte de la vejiga o toda ella.
  • Cirugía en la pelvis o el cerebro.
  • Ciertos medicamentos quimioterapéuticos, como ciclofosfamida o ifosfamida.
  • Radioterapia dirigida a áreas cercanas a la vejiga o las vías urinarias.

Los efectos tardíos que afectan la vejiga pueden causar ciertos problemas de salud.

Entre los efectos tardíos en la vejiga están los siguientes;

Los signos y síntomas posibles de efectos tardíos en la vejiga incluyen cambios en la micción, e hinchazón de los pies o las manos.

Estos y otros signos y síntomas pueden obedecer a efectos tardíos en la vejiga, o a otras afecciones:

  • Sensación de necesidad de orinar y no poder hacerlo.
  • Micción frecuente (especialmente de noche).
  • Dificultad para orinar.
  • Sensación de que la vejiga no se vacía completamente después de orinar.
  • Hinchazón de las piernas, los tobillos, los pies, la cara o las manos.
  • Escaso o ningún control de la vejiga.
  • Sangre en la orina.

Hable con el médico de su niño si presenta cualquiera de estos problemas.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar problemas de salud en la vejiga, se utilizan ciertas pruebas y procedimientos.

Las siguientes y otras pruebas y procedimientos se pueden usar para detectar o diagnosticar efectos tardíos en la vejiga:

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, incluso verificar los signos de salud, como masas o cualquier otra cosa que no parezca habitual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.
  • Estudios químicos de la sangre: procedimiento en el que se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias, como magnesio, calcio y potasio, que los órganos y los tejidos liberan en el cuerpo. Una cantidad anormal (mayor o menor que la normal) de una sustancia puede ser signo de problemas en la vejiga.
  • Análisis de orina: prueba para analizar el color y contenido de la orina, como azúcar, proteínas, glóbulos rojos y glóbulos blancos.
  • Ecografía: procedimiento en el que se hacen rebotar ondas de sonido de alta energía (ultrasónicas) en los tejidos u órganos internos, como los riñones y la vejiga, para producir ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales que se llama ecograma. La imagen se puede imprimir para observarla más tarde.

Consulte con el médico de su niño si es necesario someterlo a estas pruebas y procedimientos para determinar si hay signos de efectos tardíos en la vejiga. Si son necesarios, pregunte con qué frecuencia se deben realizar.

  • Actualización: 3 de diciembre de 2014