English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Efectos tardíos del tratamiento anticanceroso en la niñez (PDQ®)

Sistema inmunitario

La cirugía para extirpar el bazo aumenta el riesgo de efectos tardíos en el sistema inmunitario.

El riesgo de problemas de salud que afectan el sistema inmunitario aumenta después del tratamiento con los siguientes procedimientos:

Los efectos tardíos en el sistema inmunitario pueden causar infecciones.

Los efectos tardíos en el sistema inmunitario pueden aumentar el riesgo de infecciones muy graves por bacterias. Este riesgo es mayor en niños pequeños que en niños grandes y puede ser aún mayor en los primeros años después de que el bazo deja de funcionar o se extrae mediante cirugía. Estos signos y síntomas pueden obedecer a infecciones:

  • Enrojecimiento, hinchazón o calor en una parte del cuerpo.
  • Dolor en una parte del cuerpo, como el ojo, el oído o la garganta.
  • Fiebre.

Una infección puede causar otros síntomas que dependen de la parte afectada del cuerpo. Por ejemplo, una infección en el pulmón puede causar tos y moco espeso.

Los niños a quienes se les extirpó el bazo pueden necesitar antibióticos para prevenir infecciones.

Se puede recomendar tomar antibióticos diariamente a los niños menores de 5 años cuyo bazo ya no funcione o por al menos 1 año después de la cirugía para extraerlo. Se pueden recetar antibióticos diarios para ciertos pacientes de riesgo alto a lo largo de su niñez y en la adultez.

Además, los niños en riesgo se deben someter a un plan de vacunación hasta la adolescencia contra las siguientes enfermedades:

  • Enfermedad neumocócica.
  • Enfermedad meningocócica.
  • Enfermedad por Haemophilus influenzae tipo b (Hib).

Consulte con su médico para saber si es necesario repetir otras vacunas infantiles.

  • Actualización: 3 de diciembre de 2014