In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Efectos tardíos del tratamiento anticanceroso en la niñez (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 19 de febrero de 2014

Sistema inmunitario



La cirugía para extirpar el bazo aumenta el riesgo de efectos tardíos en el sistema inmunitario.

El riesgo de problemas de salud que afectan el sistema inmunitario aumenta después del tratamiento con los siguientes procedimientos:

Los efectos tardíos en el sistema inmunitario pueden causar infecciones.

Los efectos tardíos en el sistema inmunitario pueden aumentar el riesgo de infecciones muy graves por bacterias. Estos signos y síntomas pueden obedecer a infecciones:

  • Enrojecimiento, hinchazón o calor en una parte del cuerpo.
  • Dolor en una parte del cuerpo, como el ojo, el oído o la garganta.
  • Fiebre.

Una infección puede causar otros síntomas que dependen de la parte afectada del cuerpo. Por ejemplo, una infección en el pulmón puede causar tos y moco espeso.

Los niños a quienes se les extirpó el bazo pueden necesitar antibióticos para prevenir infecciones.

Se puede recomendar la administración diaria de antibióticos por lo menos de 2 a 3 años después de una esplenectomía o por lo menos hasta los 5 años de edad para los niños de corta edad. Ante la primera señal de fiebre (temperatura de más de 101,5° F o 38,5° C), es importante recibir rápidamente atención médica y tratamiento con antibióticos. Se deben administrar antibióticos antes de una intervención odontológica para prevenir infecciones.

Además, los niños en riesgo se deben vacunar contra las siguientes enfermedades:

  • Enfermedad neumocócica (para niños de 10 años y más, y después de cinco años de la última dosis).
  • Enfermedad meningocócica.
  • Enfermedad por Haemophilus influenzae tipo b (Hib).

Consulte con su médico para saber si es necesario repetir otras vacunas infantiles.