¿Prequntas sobre el cáncer?

Glioma de tronco encefálico infantil: Tratamiento (PDQ®)

Versión para pacientes

Información general sobre el glioma de tronco encefálico infantil

El glioma de tronco encefálico infantil es una enfermedad por la que se forman células benignas (no cancerosas) o malignas (cancerosas) en los tejidos del tronco encefálico.

Los gliomas son tumores que se forman en las células neurogliales. Las células neurogliales en el cerebro mantienen las células nerviosas en su lugar, les traen alimento y oxígeno y las protegen de enfermedades como las infecciones.

El tronco encefálico es la parte del cerebro conectada a la médula espinal. Está en la parte inferior del cerebro, justo por encima de la parte de atrás del cuello. El tronco encefálico es la parte del cerebro que controla la respiración, la frecuencia cardiaca, y los nervios y los músculos utilizados para ver, escuchar, caminar, hablar y comer. La mayoría de los gliomas de tronco encefálico infantiles son gliomas pontinos, que se forman en una parte del tronco encefálico que se llama protuberancia.

Dibujo de la anatomía del encéfalo que muestra el tronco encefálico, la protuberancia, el bulbo raquídeo, la médula espinal, el cerebelo, el cerebro, las meninges, los ventrículos (espacios llenos de líquido) y el cráneo.
Dibujo del interior del encéfalo que muestra los ventrículos (espacios llenos de líquido), el plexo coroides, el hipotálamo, la glándula pineal, la hipófisis, el nervio óptico, el tronco encefálico, el cerebelo, el cerebro, el bulbo raquídeo, la protuberancia y la médula espinal.
Anatomía del encéfalo, que muestra el cerebro, el cerebelo, el tronco encefálico y otras partes del encéfalo.Anatomía del interior del encéfalo que muestra la glándula pineal, la hipófisis, el nervio óptico, los ventrículos (con el líquido cefalorraquídeo en color azul) y otras partes del encéfalo.

Los tumores cerebrales son el tercer tipo más común de cáncer en los niños.

El presente sumario se refiere al tratamiento de tumores cerebrales primarios (tumores que comienzan en el cerebro). En este sumario no se hace referencia al tratamiento de tumores cerebrales metastásicos, que son tumores formados por células cancerosas que comienzan en otras partes del cuerpo y se diseminan al cerebro.

Los tumores cerebrales se pueden presentar tanto en niños como en adultos; no obstante, el tratamiento para niños puede ser diferente del tratamiento para adultos. Para mayor información, consulte los siguientes sumarios de tratamiento del PDQ:

Los tumores cerebrales pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cáncer).

Los tumores cerebrales benignos crecen y presionan áreas cercanas del cerebro. Se diseminan con poca frecuencia hacia otros tejidos. Los tumores cerebrales malignos tienen más probabilidades de crecer rápidamente y diseminarse hacia otros tejidos cerebrales. Cuando un tumor crece hacia un área del cerebro o la presiona, puede impedir que esa parte del cerebro funcione correctamente. Tanto los tumores benignos como los tumores malignos del cerebro pueden causar signos y síntomas y necesitan tratamiento.

Hay dos tipos de gliomas del tronco encefálico en los niños.

Un glioma del tronco encefálico infantil es un glioma pontino intrínseco difuso (DIPG), o un glioma focal o de grado bajo.

  • Un tumor DIPG de grado alto crece rápido y se disemina por todo el tronco encefálico. Es difícil tratarlo y tiene un pronóstico (probabilidad de recuperación) precario.
  • Un glioma focal o de grado bajo crece lentamente y está en un área del tronco encefálico. Es más fácil de tratar que el DIPG y tiene un pronóstico mejor.

No se conoce la causa de la mayoría de los tumores cerebrales en la infancia.

Cualquier cosa que aumente el riesgo de presentar una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que usted va a presentar cáncer; no tener factores de riesgo no significa que usted no va a presentar cáncer. Consulte con el médico de su niño si piensa que está en riesgo. Los posibles factores de riesgo de glioma del tronco encefálico incluyen lo siguiente:

Los signos y síntomas del glioma de tronco encefálico infantil no son los mismos en todos los niños.

Los signos y síntomas dependen de lo siguiente:

  • Lugar del cerebro donde se forma el tumor.
  • Tamaño del tumor y si se diseminó por todo el tronco encefálico.
  • Rapidez con que crece el tumor.
  • Edad y estadio de desarrollo del niño.

Algunos tumores no causan signos o síntomas. Las causas de los signos y síntomas se pueden deber a gliomas del tronco encefálico o a otras afecciones. Consulte con el médico de su niño si tiene algo de lo siguiente:

  • Pérdida de la capacidad de mover un lado de la cara o el cuerpo.
  • Pérdida del equilibrio y problemas para caminar.
  • Problemas visuales y auditivos.
  • Dolor de cabeza matinal o dolor de cabeza que desaparece después de vomitar.
  • Náuseas y vómitos.
  • Somnolencia no habitual.
  • Mayor o menor energía que la habitual.
  • Cambios de comportamiento.
  • Dificultad para aprender en la escuela.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el glioma de tronco encefálico infantil, se utilizan pruebas que examinan el cerebro.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, e identificar cualquier signo de enfermedad, como nódulos o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.
  • Examen neurológico : serie de preguntas y pruebas para revisar el cerebro, la médula espinal y el funcionamiento de los nervios. El examen verifica el estado mental de la persona, la coordinación y la capacidad de caminar normalmente, así como el funcionamiento de los músculos, los sentidos y los reflejos.
  • IRM (imágenes por resonancia magnética con gadolinio ): procedimiento para el que se utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cerebro. Se inyecta en una vena una sustancia llamada gadolinio, que se acumula alrededor de las células cancerosas y las hace aparecer más brillantes en la imagen. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).

Se puede realizar una biopsia para diagnosticar ciertos tipos de glioma de tronco encefálico.

Si la exploración con IRM muestra que el tumor es un DIPG, habitualmente no se realiza una biopsia y el tumor no se extirpa.

Si la exploración con IRM muestra un glioma de tronco encefálico focal o de grado bajo, se puede realizar una biopsia. Se extrae una parte del cráneo y se usa una aguja para extraer una muestra de tejido cerebral. A veces, se guía la aguja con una computadora. Un patólogo observa el tejido al microscopio para identificar células cancerosas. Si se encuentran células cancerosas, el médico extirpará cuidadosamente la mayor cantidad de tumor posible durante la misma cirugía.

Dibujo de una craneotomía que muestra una sección del cuero cabelludo que se separó para extraer cráneo que se separó para extraer una pieza del cráneo; se abrió la duramadre que cubre el cerebro para exponer el cerebro. También se muestra la capa de músculo bajo el cuero cabelludo.
Craneotomía. Se realiza una abertura en el cráneo y se retira una pieza del cráneo para mostrar una parte del cerebro.

Se puede realizar la prueba siguiente con el tejido que se extrajo:

  • Inmunohistoquímica : prueba que usa anticuerpos para identificar ciertos antígenos en una muestra de tejido. Por lo general, el anticuerpo está unido a una sustancia radiactiva o a un tinte que hace que el tejido se ilumine al microscopio. Este tipo de estudio se usa para determinar la diferencia entre un glioma de tronco encefálico y otros tipos de tumores cerebrales.

Ciertos factores repercuten en el pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes factores:

  • El tipo de glioma de tronco encefálico.
  • Si el tumor se encontró en el cerebro y si se ha diseminado dentro del tronco encefálico.
  • Edad del niño cuando se diagnosticó.
  • Si el niño padece de una afección llamada neurofibromatosis tipo 1.
  • Si el tumor se acaba de diagnosticar o si recidivó (volvió).
  • Actualización: 5 de diciembre de 2014