In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Glioma de tronco encefálico infantil: Tratamiento (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 1 de agosto de 2013

Información general sobre el glioma de tronco encefálico infantil



El glioma de tronco encefálico infantil es una enfermedad por la que se forman células benignas (no cancerosas) o malignas (cancerosas) en los tejidos del tronco encefálico.

El tronco encefálico es la parte del cerebro conectada a la médula espinal. Se ubica en la sección inferior del cerebro, justo por encima de la base del cuello. El tronco encefálico es la parte del cerebro que controla la respiración, la frecuencia cardiaca y los nervios y los músculos utilizados para ver, escuchar, caminar, hablar y comer. La mayoría de los gliomas de tronco encefálico infantiles son gliomas pontinos, que se forman en una parte del tronco encefálico que se llama protuberancia. Los tumores cerebrales son el tercer tipo más común de cáncer en los niños.

Anatomía del encéfalo, que muestra el cerebro, el cerebelo, el tronco encefálico y otras partes del encéfalo.Anatomía del interior del encéfalo que muestra la glándula pineal, la hipófisis, el nervio óptico, los ventrículos (con el líquido cefalorraquídeo en color azul) y otras partes del encéfalo.

Los tumores pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cáncer). Los tumores cerebrales benignos crecen y presionan áreas cercanas del cerebro. Se diseminan muy raramente hacia otros tejidos. Los tumores cerebrales malignos es más probable que crezcan rápidamente y se diseminen hacia otros tejidos cerebrales. Cuando un tumor crece hacia un área del cerebro o la presiona, puede impedir que esa parte del cerebro funcione correctamente. Tanto los tumores benignos del cerebro como los malignos pueden causar síntomas y necesitan tratamiento.

El presente sumario se refiere al tratamiento de tumores cerebrales primarios (tumores que comienzan en el cerebro). En este sumario no se hace referencia al tratamiento de tumores cerebrales metastásicos, que son tumores formados por células cancerosas que comienzan en otras partes del cuerpo y se diseminan al cerebro. Los tumores cerebrales pueden presentarse tanto en niños como en adultos; no obstante, el tratamiento para niños puede ser diferente del tratamiento para adultos. Para mayor información, consultar los siguientes sumarios de tratamiento del PDQ:

La causa de la mayoría de los tumores cerebrales en la infancia es desconocida.

Los síntomas del glioma de tronco encefálico infantil varían y, a menudo, dependen de la edad del niño y la ubicación del tumor.

Los siguientes además de otros síntomas pueden ser producidos por un glioma de tronco encefálico infantil. Otras afecciones pueden causar los mismos síntomas. Consultar con un médico si su niño presenta algunos de los siguientes problemas:

  • Pérdida del equilibrio y problemas para caminar.
  • Problemas visuales y auditivos.
  • Dolor de cabeza matinal o dolor de cabeza que desaparece después de vomitar.
  • Náuseas y vómitos.
  • Somnolencia inusual o modificación del grado de energía.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el glioma de tronco encefálico infantil, se utilizan pruebas que examinan el cerebro.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas con imágenes:

  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.

  • IRM (imágenes por resonancia magnética con gadolinio ): procedimiento para el que se utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cerebro y la médula espinal. Se inyecta en una vena una sustancia llamada gadolinio, que se acumula alrededor de las células cancerosas y las hace aparecer más brillantes en la imagen. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).

Algunos gliomas de tronco encefálico infantil se diagnostican y extirpan durante una cirugía.

Si el tumor no se ha diseminado ampliamente dentro del tronco encefálico o no se ha diagnosticado mediante IRM, se realiza una biopsia mediante la remoción de parte del cráneo y el empleo de una aguja para extirpar una muestra del tejido cerebral. El patólogo observa el tejido bajo un microscopio para identificar células cancerosas. Si se encuentran células cancerosas, el médico extirpará cuidadosamente la mayor cantidad de tumor posible durante la misma cirugía.

Ampliar
Dibujo de una craneotomía que muestra una sección del cuero cabelludo que se separó para extraer cráneo que se separó para extraer una pieza del cráneo; se abrió la duramadre que cubre el cerebro para exponer el cerebro.   También se muestra la capa de músculo bajo el cuero cabelludo.
Craneotomía. Se realiza una abertura en el cráneo y se retira una pieza del cráneo para mostrar una parte del cerebro.

Ciertos factores repercuten en el pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes factores:

  • El tipo de glioma de tronco encefálico.
  • Si el tumor se encontró en el cerebro y si se ha diseminado dentro del tronco encefálico.
  • Si el niño padece de una afección llamada neurofibromatosis tipo 1.
  • Si el tumor se acaba de diagnosticar o si se ha recidivado (volvió).