In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Cáncer de intestino delgado: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 31 de octubre de 2013

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Información general sobre el cáncer de intestino delgado



El cáncer de intestino delgado es una enfermedad poco frecuente en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del intestino delgado.

El intestino delgado es parte del aparato digestivo del cuerpo, que también incluye el esófago, el estómago y el intestino grueso. El aparato digestivo elimina y procesa nutrientes (vitaminas, minerales, carbohidratos, grasas, proteínas y agua) de los alimentos y ayuda a evacuar los desechos del cuerpo. El intestino delgado es un tubo largo que conecta el estómago con el intestino grueso. Se pliega varias veces para acomodarse dentro del abdomen.

Ampliar
El dibujo del intestino delgado muestra el duodeno, el yeyuno y el íleon. También se muestran el estómago, el apéndice, el colon y el recto.
El intestino delgado conecta el estómago y el colon. Este incluye el duodeno, el yeyuno y el íleon.


Hay cinco tipos de cáncer de intestino delgado.

Los tipos de cáncer que se encuentran en el intestino delgado son el adenocarcinoma, el sarcoma, los tumores carcinoides, el tumor del estroma gastrointestinal y el linfoma. Este sumario trata sobre el adenocarcinoma y el leiomiosarcoma (un tipo de sarcoma).

El adenocarcinoma se origina en las células glandulares del revestimiento del intestino delgado y es el tipo más común de cáncer de intestino delgado. La mayoría de estos tumores se presentan en la parte del intestino delgado cerca del estómago. Pueden crecer y obstruir el intestino.

El leiomiosarcoma se inicia en las células musculares lisas del intestino delgado. La mayoría de estos tumores se presenta en la parte del intestino delgado cerca del intestino grueso.

Para mayor información sobre el cáncer de intestino delgado, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

La alimentación y los antecedentes de salud pueden afectar el riesgo de presentar cáncer de intestino delgado.

Cualquier cosa que aumenta el riesgo de presentar una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a enfermar de cáncer; no tener un factor de riesgo no significa que se va a enfermar de cáncer. Consulte con su médico si piensa que puede estar en riesgo. Entre los factores de riesgo figuran los siguientes:

Los signos y síntomas del cáncer de intestino delgado incluyen pérdida de peso sin explicación y dolor abdominal.

Estos y otros signos y síntomas se pueden deber a un cáncer de intestino delgado o a otras afecciones. Consulte con su médico si tiene algo de lo siguiente:

  • Dolor o calambres en el medio del abdomen.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • Una masa en el abdomen.
  • Sangre en la materia fecal.

Para detectar (encontrar), diagnosticar y estadificar el cáncer de intestino delgado se utilizan pruebas que examinan el intestino delgado.

Los procedimientos que permiten crear imágenes del intestino delgado y el área que lo rodea ayudan a diagnosticar el cáncer de intestino delgado y revelan hasta dónde se diseminó el cáncer. El proceso que se utiliza para determinar si células cancerosas se diseminaron dentro y alrededor del intestino delgado se llama estadificación.

A fin de planificar el tratamiento, es importante conocer el tipo de cáncer de intestino delgado y si se puede utilizar cirugía para extirpar el tumor. Las pruebas y los procedimientos para detectar, diagnosticar y estadificar el cáncer de intestino delgado se suelen realizar al mismo tiempo. Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para verificar signos generales de la salud y comprobar los signos de enfermedad, como masas o todo lo que tenga aspecto no habitual. También anotan datos sobre los hábitos de salud del paciente, y los antecedentes de enfermedades y tratamientos anteriores.

  • Estudio químico de la sangre : procedimiento mediante el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas a la misma por órganos y tejidos del cuerpo. Una cantidad inusual (mayor o menor que lo normal) de una sustancia puede ser un signo de enfermedad en el órgano o el tejido que la produce.

  • Pruebas del funcionamiento del hígado : procedimiento en el cual se analiza una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias que el hígado libera a la sangre. Una cantidad más alta que la normal de una sustancia puede ser un signo de enfermedad del hígado que puede ser por causa por el cáncer de intestino delgado.

  • Endoscopia : procedimiento mediante el que se observan los órganos y tejidos internos del cuerpo para identificar áreas anormales. Hay diferentes tipos de endoscopia:
    • Endoscopia superior : procedimiento para observar el interior del esófago, estómago y duodeno (la parte inicial del intestino delgado cerca del estómago). Se inserta un endoscopio a través de la boca hacia el esófago, estómago y duodeno. Un endoscopio es un instrumento delgado en forma de tubo con una luz y un lente para observar. Podría también tener un instrumento para extraer muestras de tejido, que se observa al microscopio para identificar signos de cáncer.

    • Endoscopia con cápsula : procedimiento para observar el interior del intestino delgado. El paciente ingiere una cápsula que es casi del tamaño de una píldora grande, que contiene una luz y una cámara inalámbrica en miniatura. La cápsula recorre el aparato digestivo, incluso el intestino delgado, y envía varias fotos del interior del aparato digestivo a una grabadora que se amarra a la cintura o sobre el hombro. La grabadora envía las fotos a una computadora que luego observa el médico que trata de identificar signos de cáncer. Luego el cuerpo expulsa la cápsula durante una evacuación intestinal.

    • Endoscopia de doble balón : procedimiento para observar el interior del intestino delgado. Un instrumento especial compuesto de dos tubos (uno dentro del otro) el cual se introduce por la boca o el recto y hacia el intestino delgado. El tubo interior (un endoscopio con una luz y un lente para observar) se desplaza por una parte del intestino delgado y un balón al final de este, se infla para mantener el endoscopio en su sitio. Luego, el tubo externo se desplaza a través del intestino delgado para alcanzar el final del endoscopio, y se infla un balón al final del tubo exterior para mantenerlo en su sitio. Luego, el balón al final del endoscopio se desinfla y el endoscopio se desplaza a la próxima parte del intestino delgado. Estos pasos se repiten en múltiples ocasiones según el tubo se va desplazando a través del intestino delgado. El médico puede ver el interior del intestino delgado a través del endoscopio y utilizar un instrumento para extraer muestras de tejido anormal. Las muestras de tejido se examinan con un microscopio en busca de signos de cáncer. Este procedimiento se puede llevar a cabo si los resultados de una endoscopia capsular son anormales. Este procedimiento también se llama enteroscopia de doble balón.

  • Laparotomia : procedimiento quirúrgico en los que se hace una incisión (corte) en la pared del abdomen para revisar su interior en busca de signos de enfermedad. El tamaño de la incisión va a depender de la razón por la que se realiza la laparotomía. Algunas veces se extraen órganos, ganglios linfáticos o muestras de tejido y se examinan en el microscopio en busca de signos de enfermedad.

  • Biopsia : extracción de células o tejidos con el fin de observarlos bajo el microscopio para identificar signos de cáncer. Esto se puede hacer durante una endoscopia o una laparotomía. Un patólogo revisa la muestra para observar si contiene muestras de células cancerosas.

  • Serie GI superior con seguimiento del intestino delgado: serie de radiografías del esófago, el estómago y el intestino delgado. El paciente bebe un líquido que contiene bario (un compuesto metálico, de color plateado blancuzco). El líquido recubre el esófago, el estómago y el intestino delgado. Se toman radiografías en diferentes momentos a medida que el bario avanza por el tracto GI superior y el intestino delgado.

  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere para que los órganos o tejidos se vean más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computadorizada o tomografía axial computarizada.

  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • Tipo de cáncer de intestino delgado.
  • Si el cáncer está solo en el revestimiento interno del intestino delgado o se ha diseminado hacia la pared del intestino delgado o más allá de esta.
  • Si el cáncer se diseminó hasta otros lugares del cuerpo, como los ganglios linfáticos, el hígado o el peritoneo (tejido que reviste la pared del abdomen y cubre la mayoría de los órganos del abdomen).
  • Si el cáncer se extirpó completamente mediante cirugía.
  • Si el cáncer recién se diagnosticó o recidivó.