In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Cáncer de uretra: Tratamiento (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 12 de septiembre de 2014

Información general sobre el cáncer de uretra



El cáncer de uretra es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la uretra.

La uretra es el tubo que lleva la orina desde la vejiga al exterior del cuerpo. En las mujeres, la uretra mide cerca de una pulgada y media de largo y se encuentra justo encima de la vagina. En los hombres, la uretra mide cerca de ocho pulgadas de largo, pasa por la próstata y el pene hacia el exterior del cuerpo. En los hombres, la uretra también transporta el semen.

Anatomía del sistema urinario masculino (izquierda) y el sistema urinario femenino (derecha) que muestran los riñones, los uréteres, la vejiga, y la uretra. La orina se produce en los túbulos renales y se almacena en la pelvis renal de cada riñón. La orina fluye desde los riñones y pasa a través de los uréteres hasta la vejiga. La orina se acumula en la vejiga hasta que se expulsa del cuerpo a través de la uretra.

El cáncer de uretra es un cáncer poco común que se presenta con más frecuencia entre hombres que entre mujeres.

Hay diferentes tipos de cáncer de uretra que empiezan en las células que revisten la uretra.

Estos cánceres reciben su nombre por el tipo de células que se vuelven malignas (cancerosas).

  • El carcinoma de células escamosas es el tipo más común de cáncer de uretra. Se forma en las células de la parte de la uretra cerca de la vejiga en las mujeres, y en el revestimiento de la uretra en el pene de los hombres.
  • El carcinoma de células de transición se forma en el área cercana a la abertura uretral en las mujeres y en la parte de la uretra que pasa a través de la próstata en los hombres.
  • El adenocarcinoma se forma en las glándulas que rodean la uretra, tanto en los hombres como en las mujeres.

El cáncer de uretra puede hacer metástasis (diseminarse) rápidamente hasta los tejidos que rodean la uretra y, a menudo, se encuentra en los ganglios linfáticos cercanos en el momento del diagnóstico.

Los antecedentes de cáncer de vejiga pueden influir en el riesgo de cáncer de uretra.

Cualquier cosa que aumenta el riesgo de presentar una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que usted enfermará de cáncer; no tener factores de riesgo no significa que usted no enfermará de cáncer. Hable con su médico si piensa que puede estar en riesgo. Entre los factores de riesgo de cáncer de uretra se incluyen los siguientes:

Entre los signos de cáncer de uretra se incluyen hemorragia y problemas para orinar.

El cáncer de uretra u otras afecciones pueden causar estos y otros signos o síntomas. Es posible que no se presenten signos o síntomas en los estadios tempranos. Consulte con su médico si tiene algo de lo siguiente:

  • Dificultad para que empiece a fluir la orina.
  • Flujo de la orina débil o con interrupciones.
  • Orinar con frecuencia, especialmente de noche.
  • Incontinencia.
  • Secreción de la uretra.
  • Sangrado de la uretra o sangre en la orina.
  • Un bulto o engrosamiento en el perineo o el pene.
  • Un bulto indoloro o hinchazón en la ingle.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de uretra, se utilizan pruebas que examinan la uretra y la vejiga.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para verificar los signos generales de salud, como los de signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que no parezca habitual. Se toman en cuenta también los antecedentes de los hábitos de salud del paciente, y las enfermedades y tratamientos anteriores.

  • Examen pélvico : examen de la vagina, el cuello uterino, el útero, las trompas de Falopio, los ovarios y el recto. El médico o el enfermero introduce uno o dos dedos cubiertos con guantes lubricados en la vagina y coloca la otra mano sobre la parte baja del abdomen para palpar el tamaño, forma y posición del útero y los ovarios. También se introduce un espéculo en la vagina y el médico o el enfermero observan la vagina y cuello uterino para detectar cualquier signo de enfermedad.
    Ampliar
    Examen pélvico; la imagen muestra una vista lateral de la anatomía del aparato reproductor femenino durante un examen pélvico. Se observan el útero, la trompa de Falopio izquierda, el ovario izquierdo, el cuello uterino, la vagina, la vejiga y el recto. El médico o enfermero introduce dos dedos enguantados en la vagina, mientras se ve la otra mano presionando en la parte inferior del abdomen. El recuadro muestra a una mujer cubierta por una sábana sobre una camilla con las piernas separadas y los pies colocados en estribos.
    Examen pélvico. El médico o enfermero introduce uno o dos dedos lubricados, enguantados en la vagina, mientras presiona la parte inferior del abdomen con la otra mano. Esto se realiza para palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios. También se revisa la vagina, el cuello uterino, las trompas de Falopio y el recto.

  • Examen digital del recto : examen del recto. El médico o enfermero introduce un dedo cubierto por un guante lubricado en la parte inferior del recto para palpar y detectar si hay masas o cualquier otra cosa que parezca poco habitual.

  • Citología de la orina : examen de la orina bajo un microscopio para verificar la presencia de células anormales.

  • Análisis de orina : prueba para verificar el color de la orina y sus contenidos; por ejemplo, azúcar, proteínas, sangre y glóbulos blancos. Si se encuentran glóbulos blancos (un signo de infección), habitualmente se realiza un cultivo de orina para determinar el tipo de infección.

  • Estudios químicos de la sangre : procedimiento mediante el cual se toma una muestra de sangre para medir la cantidad de ciertas sustancias que los órganos y tejidos del cuerpo liberan en la sangre. Una cantidad no habitual (más alta o más baja que la normal) de una sustancia puede ser un signo de enfermedad en el órgano o tejido que la elabora.

  • Recuento sanguíneo completo (RSC): procedimiento mediante el cual se toma una muestra de sangre para verificar los siguientes elementos:

  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el que se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, como la pelvis y el abdomen, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se puede inyectar un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen de forma más clara. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.

  • Ureteroscopía : procedimiento para observar el interior del uréter y la pelvis renal, y verificar la presencia de áreas anormales. Un ureteroscopio es un tubo delgado parecido a un tubo con una luz y una lente para observar. El uteroscopio se introduce a través de la uretra hacia la vejiga, el uréter y la pelvis renal. Se puede introducir una herramienta con el uteroscopio para tomar muestras de tejido y observarlas bajo un microscopio para verificar si hay signos de enfermedad.
    Ampliar
    Ureteroscopía; el dibujo muestra la pelvis que contiene los riñones derecho e izquierdo, el uréter, la vejiga y la uretra.  El tubo flexible del ureteroscopio  (un instrumento en forma de tubo delgado con luz y una lente para observar) se ve pasando a través de la uretra hacia la vejiga y el uréter.   En un recuadro se ve una mujer acostada en una            mesa de exploración con las rodillas dobladas y las piernas separadas. La mujer esta cubierta con una sábana.  El médico observa la imagen del interior del uréter en el monitor de la computadora.
    Ureteroscopía. Un ureteroscopio (un instrumento en forma de tubo delgado con luz y una lente para observar) se inserta a través de la uretra hasta el uréter. El médico observa la imagen del interior del uréter en el monitor de una computadora.

  • Biopsia: extracción de células o muestras de tejidos de la uretra, la vejiga y, a veces, la próstata. Un patólogo observa las muestras bajo un microscopio para determinar si hay signos de cáncer.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El lugar de la uretra donde se originó el cáncer.
  • Si el cáncer se diseminó a través de la mucosa que reviste la uretra hasta el tejido cercano, los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.
  • Si el paciente es varón o mujer.
  • El estado general de salud del paciente.
  • Si el cáncer recién se diagnosticó o recidivó (volvió).