In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Dolor (PDQ®)

  • Actualizado: 20 de diciembre de 2013

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Tratamiento del dolor en pacientes de edad avanzada



Los pacientes de edad avanzada con dolor de cáncer pueden tener necesidades especiales.

Es más probable que se presenten ciertos problemas en pacientes de edad avanzada. Las personas a cargo de los pacientes de edad avanzada deben tener en cuenta los siguientes posibles problemas:

Tener más de una enfermedad crónica y fuente del dolor

Los pacientes de edad avanzada pueden tener más de una enfermedad crónica y tomar varios medicamentos para diferentes afecciones. Esto puede aumentar el riesgo de interacciones de medicamentos. Los medicamentos que se toman juntos pueden cambiar cómo funcionan en el cuerpo y afectar las enfermedades crónicas del paciente.

Problemas de visión, audición, movimiento o capacidad de comunicarse

Es posible que los pacientes de edad avanzada necesiten pruebas más simples y más frecuentes para determinar cuánto dolor tienen.

Efectos secundarios de los medicamentos antinflamatorios no esteroides

Los efectos secundarios de los medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINE), como el daño al estómago y los riñones, problemas de memoria, estreñimiento y dolores de cabeza, son más probables en pacientes de edad avanzada.

Efectos de los opioides

Los pacientes de edad avanzada pueden ser más sensibles a los efectos de los opioides. Esto puede dar un mejor alivio del dolor que dura más tiempo. Puede ser necesario ajustar la dosis de los opioides.

Alivio del dolor controlado por el paciente

El alivio del dolor controlado por el paciente se debe usar con cuidado en pacientes de edad avanzada; debido a que los medicamentos abandonan el cuerpo más lentamente, estos pacientes son más sensibles a los efectos secundarios.

Cambios en la organización de la vivienda

Cuando los pacientes de edad avanzada se mudan (por ejemplo, del hospital al hogar o una residencia de cuidados de enfermería), sus necesidades de control del dolor pueden cambiar. Estas necesidades se deben verificar de modo que los métodos de control del dolor se puedan ajustar cuando sea necesario.