In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Tumores de células germinativas del sistema nervioso central infantil: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 8 de agosto de 2013

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Información general sobre los tumores de célulasgerminativas del sistema nervioso central infantil



Los tumores de células germinativas del sistema nervioso central (SNC) se forman a partir de células germinativas.

Este sumario se refiere a los tumores de células germinativas que comienzan en el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal). Los tumores de células germinativas también pueden formarse en otras partes del cuerpo. Para obtener mayor información sobre los tumores de células germinativas que son extracraneales (fuera del cerebro), ver el sumario del PDQ sobre el Tratamiento de los tumores extracraneales de células germinativas en la infancia.

El lugar de formación más común de uno o más tumores de células germinativas del sistema nervioso central (SNC) es cerca de la glándula pineal y en una zona que comprende la hipófisis y el tejido justo sobre ésta. Algunas veces los tumores de células germinativas pueden formarse en otras zonas del cerebro.

Ampliar
Dibujo del interior del encéfalo que muestra los ventrículos (espacios llenos de líquido), el plexo coroides, el hipotálamo, la glándula pineal, la hipófisis, el nervio óptico, el tronco encefálico, el cerebelo, el cerebro, el bulbo raquídeo, la protuberancia y la médula espinal.
Anatomía del interior del encéfalo que muestra la glándula pineal, la hipófisis, el nervio óptico, los ventrículos (con el líquido cefalorraquídeo en color azul) y otras partes del encéfalo.

Los tumores de células germinativas del SNC se pueden presentar en niños y en adultos; el tratamiento para los niños puede ser diferente del tratamiento para los adultos. Para mayor información, consultar los siguientes sumarios del PDQ sobre el tratamiento para adultos:

Para mayor información sobre los diferentes tipos de tumores del cerebro y de la médula espinal en niños, consultar el sumario del PDQ sobre Descripción del tratamiento de los tumores de cerebro y de médula espinal infantiles.

Los tumores de células germinativas del SNC infantil se agrupan en germinomas, teratomas y no germinomas.

Los tumores de las células germinativas del SNC suelen agruparse según el aspecto de las células al microscopio. Este sumario hace referencia al tratamiento de los tumores de células germinativas del SNC en los siguientes grupos:

Germinomas

Los germinomas son el tipo más común de tumor de células germinativas del SNC y tienen un pronóstico bueno.

Teratomas

Los teratomas del SNC pueden contener diferentes tipos de células que pueden crecer en los tejidos, como cabello, músculo y hueso, dentro del tumor. Los teratomas se describen como maduros o inmaduros, según el grado de normalidad de las células al microscopio. Algunas veces, los teratomas son una combinación de células maduras e inmaduras.

No germinomas

Algunos no germinomas producen hormonas. Los siguientes tipos de tumores son no germinomas:

Se desconoce la causa de la mayoría de los tumores de células germinativas del SNC infantil.

Los signos posibles de los tumores de células germinativas del SNC comprenden sed inusual, micción frecuente, pubertad precoz o cambios en la visión.

Estos y otros síntomas se pueden deber a los tumores de células germinativas del SNC infantil. Los síntomas pueden ser diferentes según la ubicación del tumor, el tamaño del tumor y si el tumor produce hormonas. Consultar con el médico si nota alguno de los problemas siguientes en su niño:

  • Mucha sed.
  • Producción de cantidades elevadas de orina transparente o casi transparente.
  • Micción frecuente.
  • Orina durante el sueño o se levanta por la noche a orinar.
  • Problemas para mover los ojos o pérdida de la visión.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de peso por ninguna razón conocida.
  • Pubertad precoz o tardía.
  • Baja estatura (más baja de lo normal).
  • Dolores de cabeza.
  • Náuseas y vómitos.
  • Fatiga.
  • Mal rendimiento escolar.

Otras afecciones pueden provocar los mismos síntomas.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar los tumores de células germinativas del sistema nervioso infantil, se utilizan estudios de imágenes y pruebas.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : un examen del cuerpo para controlar los signos generales de salud, como el control de signos de enfermedad, es decir protuberancias o todo lo que tenga aspecto inusual. También se tomarán los antecedentes de los hábitos de salud y las enfermedades y los tratamientos anteriores del paciente.

  • Examen neurológico : una serie de preguntas y exámenes para controlar el funcionamiento del cerebro, la médula espinal y los nervios. En el examen se controla la situación mental, la coordinación y la capacidad para caminar normalmente de una persona así como el grado de funcionamiento de los músculos, los sentidos y los reflejos.

  • Examen del campo visual: examen para controlar el campo de visión de una persona (la zona total en la cual se pueden ver objetos). Esta prueba mide la visión central (cuánto puede ver una persona cuando mira en línea recta, hacia adelante) y la visión periférica (cuánto puede ver una persona en todas las demás direcciones mientras tiene fijada la vista hacia adelante). Los ojos se evalúan uno por vez. Se cubre el ojo que no está siendo evaluado.

  • IRM (imágenes por resonancia magnética) con gadolinio : procedimiento para el que se usan un imán, ondas de radio y una computadora para crear ilustraciones detalladas de áreas internas del cerebro y la médula espinal. Se inyecta una sustancia llamada gadolinio en una vena. El gadolinio se acumula alrededor de las células cancerosas de manera que se ven más brillantes en la imagen. Este procedimiento se llama también imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).

  • Exploración por CT (exploración por TAC): procedimiento por el que se toma una serie de fotografías de zonas internas del cuerpo, como la cabeza, desde ángulos diferentes. Las imágenes son tomadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Puede inyectarse un tinte en una vena o ingerirse para ayudar a que los órganos o los tejidos se vean más claramente. Este procedimiento se denomina también tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.

  • Prueba de marcadores tumorales : procedimiento en el que se analiza una muestra de sangre o líquido cefalorraquídeo (LCR) para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas en la sangre y el LCR por los órganos, los tejidos o las células tumorales en el cuerpo. Ciertas sustancias se vinculan con tipos de cáncer específicos cuando se encuentran en concentraciones más altas en la sangre. Estas se llaman marcadores tumorales. Los marcadores tumorales a continuación se usan para diagnosticar algunos tumores de células germinativas del SNC:
    • α-fetoproteína (AFP).
    • Gonadotropina coriónica humana β (GCH-β).
    Si no hay marcadores tumorales en la sangre o en el LCR, se realiza una biopsia del tumor.

  • Biopsia: extracción de células o tejidos con el fin de que un patólogo los observe al microscopio y determine la presencia de signos de cáncer. En algunos casos, se extirpa el tumor durante una cirugía y tal vez se realice una biopsia

  • Estudio de inmunohistoquímica : una prueba de laboratorio en la cual se agrega una sustancia como un anticuerpo, un tinte o un radioisótopo a una muestra de tejido canceroso para realizar pruebas en relación con ciertos antígenos. Este tipo de estudio se usa para determinar la diferencia entre distintos tipos de cáncer.

  • Punción lumbar : procedimiento utilizado para recoger líquido cefalorraquídeo (LCR) de la columna vertebral. Para ello se coloca una aguja en la columna vertebral. Un patólogo observa una muestra del LCR al microscopio para determinar si hay signos de células tumorales. Este procedimiento se llama también punción espinal.
    Ampliar
    Punción lumbar; la imagen muestra a un paciente acostado sobre una camilla en posición encorvada y una aguja intrarraquídea o espinal, la cual es larga y fina, que se inserta en la parte inferior de la espalda. El recuadro muestra una vista de cerca de esta aguja insertada en el líquido cefalorraquídeo (LCR), en la parte inferior de la columna vertebral.
    Punción lumbar. El paciente se acuesta sobre una camilla en posición encorvada. Después que se adormece un área pequeña en la parte inferior de la espalda, se inserta una aguja intrarraquídea o espinal, la cual es larga y fina, en la parte inferior de la columna vertebral para extraer líquido cefalorraquídeo (LCR, se muestra en azul). El líquido se puede enviar a un laboratorio para analizarse.

  • Estudios químicos de la sangre : procedimiento en el cual se analiza una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas en la sangre por los órganos y los tejidos en el cuerpo. Una cantidad inusual (más alta o más baja de lo normal) de una sustancia puede ser un signo de enfermedad en el órgano o en el tejido que la produce.

  • Estudios de hormonas en la sangre: procedimiento en el cual se analiza una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas hormonas liberadas en la sangre por los órganos y los tejidos en el cuerpo. Una cantidad inusual (más alta o más baja de lo normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad en el órgano o en el tejido que la produce. Se analizará la sangre en cuanto a las concentraciones de hormonas producidas por la hipófisis y otras glándulas.

Ciertos factores afectan al pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El tipo de tumor de células germinativas.
  • El índice del marcador tumoral.
  • Si el tumor se encuentra en el cerebro o en la médula espinal.
  • Si el cáncer se diseminó dentro del cerebro y la médula espinal o a otras partes del cuerpo.
  • Si el tumor es recientemente diagnosticado o recidivó (retornó) después del tratamiento.