¿Prequntas sobre el cáncer?

Cáncer de páncreas: Tratamiento (PDQ®)

Versión para pacientes

Información general sobre el cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de páncreas.

El páncreas es una glándula de aproximadamente seis pulgadas de largo con forma de pera delgada descansando de costado. El extremo más ancho del páncreas se llama cabeza, la sección media se llama cuerpo y el extremo delgado se llama cola. El páncreas se ubica entre el estómago y la columna vertebral.

Anatomía del páncreas; el dibujo muestra el páncreas, el estómago, el bazo, el hígado, la vesícula biliar, los conductos biliares, el colon y el intestino delgado. Un recuadro muestra la cabeza, el cuerpo y la cola del páncreas. También se muestra el conducto biliar y el conducto pancreático.
Anatomía del páncreas. El páncreas tiene tres áreas: cabeza, cuerpo y cola. Se encuentra en el abdomen cerca del estómago, intestinos y otros órganos.


El páncreas cumple dos funciones principales en el cuerpo:

Las células exocrinas del páncreas elaboran los jugos digestivos y las células endocrinas del páncreas elaboran las hormonas. Aproximadamente 95% de los cánceres de páncreas comienzan en las células exocrinas.

El presente sumario trata sobre el cáncer de páncreas exocrino. Para mayor información sobre el cáncer de páncreas endocrino, consultar el sumario del PDQ sobre Tratamiento de los tumores neuroendocrinos de páncreas (tumores de células de los islotes).

Para mayor información sobre cáncer de páncreas en niños, consultar el sumario del PDQ sobre Cánceres poco comunes en la niñez.

Fumar y tener antecedentes de salud pueden afectar el riesgo de presentar cáncer de páncreas.

Cualquier cosa que aumenta el riesgo de presentar una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a tener cáncer; no tener un factor de riesgo no significa que no se va a tener cáncer. Consultar con su médico si piensa que está en riesgo.

Los factores de riesgo del cáncer de páncreas incluyen los siguientes aspectos:

Los signos y síntomas del cáncer de páncreas son ictericia, dolor y pérdida de peso.

Es posible que el cáncer de páncreas no cause los primeros signos o síntomas. El cáncer de páncreas u otras afecciones pueden causar los signos y síntomas. Consulte con su médico si presenta alguno de los siguientes:

  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos).
  • Materia fecal de color pálido.
  • Orina de color oscuro.
  • Dolor en la parte superior o media del abdomen y la espalda.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • Pérdida de apetito.
  • Sensación de mucho cansancio.

El cáncer de páncreas es difícil de detectar (encontrar) y diagnosticar temprano.

El cáncer de páncreas es difícil de detectar y diagnosticar por las siguientes razones:

Para detectar (encontrar), diagnosticar y estadificar el cáncer de páncreas, se utilizan pruebas que examinan el páncreas.

El diagnóstico del cáncer de páncreas generalmente se realiza mediante pruebas y procedimientos que crean imágenes del páncreas y el área que lo rodea. El proceso utilizado para determinar si las células cancerosas se diseminaron dentro y en torno al páncreas se llama estadificación. Las pruebas y los procedimientos para detectar, diagnosticar y estadificar el cáncer de páncreas habitualmente se realizan al mismo tiempo. Es importante conocer el estadio de la enfermedad y determinar si el cáncer de páncreas se puede extirpar por medio de cirugía a fin de planificar el tratamiento.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar los signos generales de salud, incluso determinar si hay signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que no parezca habitual. También se anotan los antecedentes de los hábitos de salud, y las enfermedades y los tratamientos anteriores del paciente.
  • Estudios químicos de la sangre : procedimiento por el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias, como la bilirrubina, que los órganos y tejidos del cuerpo liberan en la sangre. Una cantidad anormal (mayor o menor de la normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad en el órgano o el tejido que la elabora.
  • Prueba de marcadores tumorales : procedimiento en el que se analiza una muestra de sangre, orina o tejido para medir las cantidades de ciertas sustancias, como la CA 19-9 y el antígeno carcinoembrionario (ACE) elaboradas por los órganos, tejidos o células tumorales del cuerpo. Ciertas sustancias se vinculan con tipos de cáncer específicos cuando se encuentran en concentraciones más altas en el cuerpo. Estas se llaman marcadores tumorales.
  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que se usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se puede inyectar un tinte en una vena o ingerirse a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada. Una exploración por TC en espiral o helicoidal produce una serie de imágenes muy detalladas de áreas del interior del cuerpo mediante una máquina de rayos X que explora el cuerpo con un movimiento en espiral.
  • Exploración por TEP (exploración por tomografía con emisión de positrones): procedimiento para encontrar células de tumores malignos en el cuerpo. Se inyecta en una vena una cantidad pequeña de radionúclido glucosa (azúcar). El explorador TEP rota alrededor del cuerpo y produce una imagen de los lugares del cuerpo que absorben la glucosa. Las células de tumores malignos tienen aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales. Se puede realizar una exploración por TEP y TC al mismo tiempo. Esto se llama una TEP-TC.
  • Ecografía abdominal: examen de ecografía que se usa para tomar imágenes del interior del abdomen. Se presiona el transductor de ecografía contra la piel del abdomen y este dirige ondas de sonido de alta energía (ultrasonido) hacia el abdomen. Las ondas de sonido rebotan en los tejidos y órganos internos y crean ecos. El transductor recibe los ecos y los envía a una computadora, que usa los ecos para crear imágenes que se llaman ecogramas. La imagen se puede imprimir para observar más tarde.
  • Ecografía endoscópica (EE): procedimiento en el cual se introduce un endoscopio en el cuerpo, por lo general, a través de la boca o el recto. Un endoscopio es un instrumento delgado en forma de tubo, con una luz y una lente para observar. Se usa una sonda colocada en el extremo del endoscopio para hacer rebotar ondas sonoras de alta energía (ecografía) en los tejidos o los órganos internos y crear ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos del cuerpo que se llama ecograma. Este procedimiento también se llama endoecografía.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE): procedimiento usado para tomar radiografías de los conductos (tubos) que transportan la bilis desde el hígado hasta la vesícula biliar y desde la vesícula biliar hasta el intestino delgado. A veces, algunos cánceres de páncreas pueden reducir la abertura de estos conductos y bloquear o reducir el flujo de la bilis, lo cual causa ictericia. Se introduce un endoscopio (tubo delgado con iluminación) a través de la boca, el esófago y el estómago hasta la primera parte del intestino delgado. Luego se introduce un catéter (un tubo más pequeño) a través del endoscopio hasta los conductos pancreáticos. Se inyecta un tinte a través del catéter hacia los conductos y se toma una radiografía. Si los conductos están bloqueados por un tumor, se puede insertar un tubo delgado en el conducto para desbloquearlo. Este tubo (o endoprótesis) se puede dejar colocado para mantener el conducto abierto. También se pueden tomar muestras de tejido.
  • Colangiografía transhepática percutánea (CTP): procedimiento que se usa para tomar una radiografía del hígado y los conductos biliares. Se inserta una aguja fina a través de la piel debajo de las costillas hacia el hígado. Se inyecta un tinte en el hígado o los conductos biliares y se toma una radiografía. Si se encuentra un bloqueo, se deja una sonda delgada y flexible en el hígado, que se llama derivación, para drenar la bilis hacia el intestino delgado o hacia una bolsa recolectora fuera del cuerpo. Esta prueba se lleva a cabo solamente si no se puede hacer una CPRE.
  • Laparoscopia : procedimiento quirúrgico para observar los órganos del interior del abdomen y determinar si hay signos de enfermedad. Se realizan pequeñas incisiones (cortes) en la pared del abdomen y se introduce un laparoscopio (un tubo delgado, con iluminación) en una de las incisiones. El laparoscopio puede tener un transductor de ecografía en un extremo con el fin de hacer rebotar ondas de sonido de alta energía en los órganos internos, como el páncreas. Esto se conoce como ecografía laparoscópica. Se pueden introducir otros instrumentos en la misma incisión o en otras para realizar procedimientos tales como obtener muestras de tejido del páncreas o una muestra de líquido del abdomen en búsqueda de cáncer.
  • Biopsia: extracción de células o tejidos para que un patólogo las pueda observar al microscopio y verificar si hay signos de cáncer. Hay diferentes maneras de realizar una biopsia para el cáncer de páncreas. Se puede introducir aguja fina o una aguja ancha en el páncreas durante una radiografía o ecografía para extraer células. También se puede extraer tejido durante una laparoscopia.

Ciertos factores afectan en el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • Si el tumor se puede extirpar mediante una operación.
  • El estadio del cáncer (el tamaño del tumor y si el cáncer se diseminó fuera del páncreas hasta los tejidos cercanos o los ganglios linfáticos, o hasta otras partes en el cuerpo).
  • La salud general del paciente.
  • Si el cáncer recién se diagnosticó o recidivó (volvió).

El cáncer de páncreas se puede controlar solo si se detecta antes de su diseminación, cuando se puede extirpar completamente por medio de una operación. Si el cáncer se diseminó, la terapia paliativa puede mejorar la calidad de vida del paciente al controlar los síntomas y las complicaciones de la enfermedad.

  • Actualización: 4 de septiembre de 2014