In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Cáncer de piel: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 19 de noviembre de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Información general sobre el cáncer de piel



El cáncer de piel es una afección por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la piel.

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Protege contra el calor, la luz solar, las lesiones y las infecciones. Ayuda también a controlar la temperatura del cuerpo y almacena agua, grasa y vitamina D. La piel tiene varias capas, pero las dos principales son la epidermis (capa superior o externa) y la dermis (capa inferior o interna). El cáncer de piel comienza en la epidermis, que está compuesta por tres tipos de células:

  • Células escamosas: células delgadas y planas que forman la capa superior de la epidermis.
  • Células basales: células redondas debajo de las células escamosas.
  • Melanocitos: células que elaboran melanina y se encuentran en la parte inferior de la epidermis. La melanina es el pigmento que da su color natural a la piel. Cuando la piel está expuesta al sol, los melanocitos fabrican más pigmento y hacen que la piel se oscurezca.
Ampliar
Anatomía de la piel; el dibujo muestra capas de la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo, como los tallos del pelo y los folículos pilosos, las glándulas sebáceas, los vasos linfáticos, los nervios, el tejido graso, las venas, las arterias y una glándula sudorípara.
Anatomía de la piel. Muestra la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo.

El cáncer de piel se puede presentar en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en la piel expuesta a menudo a la luz solar, como la cara, el cuello, las manos y los brazos.

Hay diferentes tipos de cáncer que empiezan en la piel.

Los tipos más comunes son el carcinoma de células basales y el carcinoma de células escamosas, que son cánceres de piel no melanoma. Estos son cánceres de piel no melanoma. Los cánceres de piel no melanoma se diseminan con muy poca frecuencia hasta otras partes del cuerpo. El melanoma es la forma menos frecuente de cáncer de piel. Es más probable que invada los tejidos cercanos y se disemine hasta otras partes del cuerpo. La queratosis actínica es una afección de la piel que algunas veces se convierte en carcinoma de células escamosas.

Este sumario se refiere al tratamiento del cáncer de piel no melanoma y de la queratosis actínica. Para mayor información sobre el melanoma y otros tipos de cáncer de piel, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

El siguiente sumario solo está disponible en inglés y en versión para profesionales de la salud:

El color de la piel y estar expuesto a la luz solar pueden aumentar el riesgo de presentar cáncer de piel no melanoma y queratosis actínica.

Cualquier cosa que aumente la probabilidad de presentar una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a presentar la enfermedad; no tener un factor de riesgo no significa que no se va a presentar la enfermedad. Consulte con su médico si piensa que puede estar en riesgo. Los factores de riesgo para el carcinoma de células basales y el carcinoma de células escamosas son los siguientes:

  • Estar expuesto a la luz natural o a la luz artificial (como en las cámaras de bronceado) por tiempo prolongado.
  • Tener piel clara que incluye las siguientes características:
    • Piel clara en la que se forman pecas o se quema fácilmente, no se broncea o se broncea mal.
    • Ojos de color azul o verde, o de otros colores claros.
    • Cabello pelirrojo o rubio.
  • Padecer de queratosis actínica.
  • Haber sido tratado anteriormente con radiación.
  • Tener un sistema inmunitario débil.
  • Tener ciertos cambios en los genes que se relacionan con el cáncer de piel.
  • Estar expuesto al arsénico.

Los factores de riesgo para la queratosis actínica son los siguientes:

  • Estar expuesto a la luz natural o a la luz artificial (como en las cámaras de bronceado) por tiempo prolongado.
  • Tener piel clara que incluye las siguientes características:
    • Piel clara en la que se forman pecas o se quema fácilmente, no se broncea o se broncea mal.
    • Ojos de color azul o verde, o de otros colores claros.
    • Cabello pelirrojo o rubio.

El cáncer de piel no melanoma y la queratosis actínica suelen aparecer a menudo como un cambio en la piel.

No todos los cambios en la piel son un signo de cáncer de piel no melanoma o de queratosis actínica. Consultar con el médico si se nota cualquier cambio en la piel.

Los signos de cáncer de piel no melanoma son los siguientes:

  • Una herida que no cicatriza.
  • Zonas de la piel que son:
    • Elevadas, lisas, brillantes y con aspecto perlado.
    • Firmes y tienen aspecto de cicatriz; pueden ser blancas, amarillas o marrones.
    • Elevadas y de color rojo o marrón rojizo.
    • Escamosas, sangrantes o con costras.

Los signos de queratosis actínica son los siguientes:

  • Un área áspera en forma de parche, de color rojo, rosado o marrón, levantado o escamoso en la piel que puede ser plana o elevada.
  • Resquebrajamiento o descascaramiento del labio inferior que no mejora con la aplicación de bálsamo labial o jalea de petróleo.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de piel no melanoma y la queratosis actínica, se utilizan pruebas o procedimientos que examinan la piel.

Pueden utilizarse los siguientes procedimientos:

  • Examen de la piel: un médico o enfermero examina la piel para determinar la presencia de bultos o manchas con aspecto anormal por su color, tamaño, forma o textura.

  • Biopsia de piel: se extirpa total o parcialmente el crecimiento de apariencia anormal y un patólogo lo observa al microscopio para ver si hay células cancerosas. Hay cuatro tipos principales de biopsias de piel:
    • Biopsia por rasurado : se emplea una hoja de afeitar estéril para "afeitar" el crecimiento de aspecto anormal.

    • Biopsia con sacabocados : se utiliza un instrumento especial que se llama sacabocados o trefina para extirpar un círculo del tejido del crecimiento de aspecto anormal.
      Ampliar
      Biopsia con sacabocados; el dibujo muestra un bisturí hueco con forma circular que se inserta en una lesión de la piel del antebrazo del paciente. El instrumento se gira en el sentido de las agujas del reloj y en sentido contrario para cortar la piel y extraer una muestra pequeña de tejido que se observa al microscopio. La ampliación muestra que el instrumento corta alrededor de cuatro milímetros (mm) de grosor hasta llegar a la capa del tejido graso debajo de la dermis.
      Biopsia con sacabocados. Se usa un bisturí hueco con forma circular para cortar una lesión de la piel. El instrumento se gira en el sentido de las agujas del reloj y en sentido contrario para cortar alrededor de cuatro milímetros (mm) de grosor hasta llegar a la capa de tejido graso debajo de la dermis. Se extrae una muestra pequeña de tejido para observarla al microscopio. El grosor de la piel es distinto en diferentes partes del cuerpo.

    • Biopsia por incisión : se usa un bisturí para extraer parte del tumor.

    • Biopsia por escisión : se utiliza un bisturí para extirpar todo el crecimiento.

Ciertos factores influyen en el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) depende principalmente del estadio del cáncer y el tipo de tratamiento en uso para eliminarlo.

Las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El estadio del cáncer (si se diseminó más profundamente en la piel o hasta otros lugares en el cuerpo).
  • El tipo de cáncer.
  • El tamaño del tumor y la parte del cuerpo que afecta.
  • La salud general del paciente.