Pasar al contenido principal

Crioterapia para tratar el cáncer

El dibujo muestra un cilindro de metal pequeño con una boquilla, el instrumento que se usa para aplicar la crioterapia, apuntando a un área anormal en la parte inferior del brazo de un paciente.

En la crioterapia o criocirugía se usa el frío intenso que produce el nitrógeno líquido o el gas argón para destruir células cancerosas. 

¿Qué es la crioterapia?

La crioterapia es un tratamiento en el que se usa frío intenso para congelar y destruir células cancerosas y tejido anormal. Para esto se aplica nitrógeno líquido o gas argón. La crioterapia es un tipo de tratamiento local. Es decir, se usa para tratar un lugar específico del cuerpo. La crioterapia se usa para tratar tumores de la piel, además de algunos tumores dentro del cuerpo.

También se llama criocirugía o crioablación.

¿Para qué tipos de cáncer se usa la crioterapia?

La crioterapia se usa para tratar los siguientes tipos de cáncer:

La crioterapia también se usa para tratar otros problemas no relacionados con el cáncer:

¿Cómo se usa la crioterapia para tratar el cáncer?

Con la crioterapia se congela el tejido para destruir las células tratadas.

Para los tumores de la piel, el médico aplica nitrógeno líquido en el área anormal con un hisopo o un rociador. Para los tumores dentro del cuerpo, se usa un instrumento que se llama criosonda para congelar el tejido tumoral. La criosonda se introduce en el cuerpo durante la cirugía o a través de una incisión pequeña en la piel. Mediante la criosonda, el médico aplica en forma directa el nitrógeno líquido o el gas argón sobre el tumor. Durante este procedimento, el médico se guía por la ecografía o las imágenes por resonancia magnética (IRM) para colocar la criosonda en el sitio correcto y limitar el daño al tejido sano que rodea el tumor. En algunos casos se usa más de una criosonda para congelar distintas partes del tumor.

Al derretirse el tejido congelado, se destruyen las células. Los tumores que se congelan dentro del cuerpo se reabsorben. Los tumores que se congelan en la piel forman una escama que se cae a medida que se cura la piel.

Es posible combinar la crioterapia con otros tratamientos del cáncer como la terapia hormonal, quimioterapia, inmunoterapia, radioterapia o la cirugía convencional. Por ejemplo, después de extirpar un tumor óseo primario, se podría tratar el tejido que queda con crioterapia para disminuir el riesgo de que vuelva el tumor.

¿Qué beneficios tiene la crioterapia?

La crioterapia tiene muchos beneficios.

  • Para los tumores dentro del cuerpo, en general solo se necesita un pequeño corte o punción para introducir la criosonda por la piel. Así se evitan algunos problemas que tiene la cirugía, como el dolor y el sangrado.
  • Con frecuencia, la crioterapia se hace con anestesia local y no requiere hospitalización.
  • Como la crioterapia es un tratamiento local y los médicos se concentran en tratar un área exacta, se limita el daño al tejido sano cercano.
  • Es posible repetir la crioterapia sin problemas y usarla con otros tratamientos de cáncer.
  • La crioterapia se usa cuando la cirugía no es posible por el tipo de tumor, la edad u otros problemas de salud que tenga la persona.
  • La crioterapia quizás sea una opción cuando el cáncer no responde al tratamiento estándar.

¿Qué desventajas tiene la crioterapia?

Para algunos usos de la crioterapia, los médicos no saben hasta qué medida controla el cáncer o mejora la supervivencia de las personas a largo plazo. Además, la crioterapia solo se usa para tratar los tumores que es posible observar en las pruebas con imágenes.

Debido a que todavía se estudia el valor a largo plazo de la crioterapia para algunos cánceres y cambios precancerosos, el seguro médico tal vez no ofrezca cobertura.

¿Qué efectos secundarios tiene la crioterapia?

Es posible que la crioterapia cause efectos secundarios, aunque es probable que sean menos graves que los de otros tratamientos locales, como la cirugía o la radioterapia. Los efectos secundarios que tenga dependerán mucho de la parte del cuerpo que recibe tratamiento. Por ejemplo:

  • La crioterapia para tratar las células anormales del cuello uterino a veces causan contracciones o espasmos, dolor o sangrado.
  • La crioterapia para tratar los tumores de la piel a veces causan cicatrices e hinchazón. Si hay daño a los nervios, quizás pierda la sensación en el área tratada. Muy pocas veces, podría causar pérdida de pigmentación de la piel o caída de cabello en el área tratada.
  • La crioterapia para tratar tumores óseos quizás dañe el tejido óseo cercano, que con el tiempo rompe los huesos.
  • La crioterapia para tratar los tumores en el hígado podría causar daño al conducto biliar y a los vasos sanguíneos principales, que a veces causa sangrado intenso o infección.
  • La crioterapia para tratar el cáncer de próstata a veces causa la obstrucción del flujo de la orina, incontinencia, impotencia y daño al recto. Es más probable que tenga efectos secundarios de la crioterapia si también recibió radioterapia en la próstata.

¿Dónde se ofrece la crioterapia?

Para los procedimientos sencillos, la crioterapia se hace en el consultorio médico y no requiere hospitalización no requiere hospitalización. Para los procedimientos más complejos, quizás necesite pasar la noche en el hospital.

Son pocos los hospitales y centros oncológicos en los Estados Unidos con los médicos especializados y las máquinas necesarias para los procedimientos más complejos. Consulte con el médico o llame a los hospitales o centros oncológicos en su área para saber si ofrecen esta terapia.

Investigación sobre la crioterapia

Los investigadores estudian la crioterapia como posible tratamiento de los siguientes cánceres:

  • Cáncer de la boca y otras afecciones de la boca que podrían volverse cancerosas
  • Cáncer de seno (mama)
  • Cáncer de colon
  • Cáncer de páncreas
  • Cáncer de riñón

También estudian si es posible combinar la crioterapia con otros tratamientos del cáncer, como la terapia hormonal, quimioterapia, inmunoterapia, radioterapia o la cirugía convencional.

Para ubicar un estudio clínico que usa crioterapia, llame al Servicio de información de Cáncer del NCI al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER) o visite la página Información sobre estudios clínicos para pacientes y cuidadores.