Cirugía

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
Crédito: Instituto Nacional del Cáncer

div class="rxbodyfield">

La cirugía es un procedimiento en el que un doctor, llamado cirujano, con capacitación especial, extirpa el cáncer de su cuerpo.

Cómo se efectúa la cirugía

Los cirujanos usan con frecuencia cuchillos pequeños, delgados, llamados bisturís, y otros instrumentos filosos para cortar su cuerpo en la operación.  La cirugía requiere con frecuencia cortar la piel, los músculos y, algunas veces, el hueso. Después de la operación, estas cortadas pueden ser dolorosas y puede llevarse algo de tiempo para recuperarse de ellas.

La anestesia evita que usted sienta dolor durante la cirugía. La anestesia se refiere a fármacos o a otras sustancias que causan insensibilidad o pérdida del conocimiento. Hay tres tipos de anestesia:

  • La anestesia local causa insensibilidad en una pequeña parte del cuerpo.
  • La anestesia regional causa insensibilidad en una parte del cuerpo, como en un brazo o en una pierna.
  • La anestesia general causa insensibilidad y pérdida completa del conocimiento que parece como un sueño profundo.

Hay otras formas de efectuar operaciones que no implican cortes con bisturí. Algunas de esas son:

  • Criocirugía
    Un tipo de tratamiento en el que frío extremo producido por nitrógeno líquido o por gas argón se usan para destruir tejido anormal. La criocirugía puede usarse para tratar cáncer de piel en estadio inicial, retinoblastoma, y tumores precancerosos en la piel y en el cérvix o cuello del útero. La criocirugía se llama también crioterapia.

    Para mayor información, vea la hoja informativa en inglés Criocirugía en el tratamiento del cáncer.
  • Lásers
    Un tipo de tratamiento en el que rayos potentes de luz se usan para hacer cortes en los tejidos. Los lásers pueden enfocarse con mucha exactitud en áreas muy pequeñas, por lo que pueden usarse para cirugías precisas. Los lásers pueden usarse también para reducir o para destruir tumores que pueden convertirse en cancerosos.

    Los lásers se usan con más frecuencia para tratar tumores en la superficie del cuerpo o en el revestimiento interior de órganos internos. Ejemplos de estos son el carcinoma de células basales, las lesiones precancerosas del cérvix, y cáncer de cérvix, de vagina, de esófago y de pulmón de células no pequeñas.

    Para más información, vea Terapia láser para el tratamiento del cáncer.
  • Hipertermia
    Un tipo de tratamiento en el que pequeñas áreas de tejido del cuerpo se exponen a altas temperaturas. El calor intenso puede dañar y destruir células cancerosas o hacerlas más sensibles a la radiación y a ciertos fármacos de quimioterapia. La ablación por radiofrecuencia es un tipo de hipertermia que usa ondas de radio de alta energía para generar calor. La hipertermia no está disponible en forma generalizada y se está evaluando en estudios clínicos.

    Para más información, vea El uso de la hipertermia en el tratamiento del cáncer.
  • Terapia fotodinámica
    Un tipo de tratamiento que usa fármacos que reaccionan a cierto tipo de luz. Cuando el tumor se expone a esta luz, esos fármacos se activan y destruyen las células cancerosas cercanas. La terapia fotodinámica se usa con más frecuencia para tratar o aliviar síntomas causados por cáncer de piel, micosis fungoides y cáncer de pulmón de células no pequeñas.

    Para más información, vea Terapia fotodinámica para el cáncer.

Tipos de cirugía

Hay muchos tipos de cirugía. Los tipos difieren según el objetivo de la cirugía, la parte del cuerpo que requiere cirugía, la cantidad de tejido que debe extirparse y, en algunos casos, la preferencia del paciente.

La cirugía puede ser abierta o invasiva en forma mínima.

  • En la cirugía abierta, el cirujano hace un corte grande para extirpar el tumor, algo de tejido sano, y quizá algunos ganglios linfáticos cercanos.
  • En la cirugía invasiva en forma mínima, el cirujano hace unos pocos cortes pequeños en vez de uno grande. Inserta un tubo largo, delgado, con una cámara pequeña en uno de los cortes pequeños. Este tubo se llama laparoscopio. La cámara proyecta imágenes del interior del cuerpo a una pantalla, la cual permite al cirujano ver lo que está haciendo. Él usa instrumentos especiales de cirugía que se insertan por los otros cortes pequeños para extirpar el tumor y algo de tejido sano.

Ya que la cirugía invasiva en forma mínima requiere cortes pequeños, se lleva menos tiempo en recuperarse que de una cirugía abierta.

Para saber más sobre los tipos de cirugía que pueden utilizarse para tratar su cáncer, vea los sumarios del PDQ de tratamiento del cáncer en adultos y en niños.

A quién se hace cirugía

Mucha gente con cáncer es tratada con cirugía. La cirugía se usa mejor para tumores sólidos que están contenidos en un sitio. Es un tratamiento local, lo que significa que trata solo la parte de su cuerpo que tiene el cáncer. No se usa para leucemia (un tipo de cáncer de la sangre) o para cánceres que se han extendido.

Algunas veces la cirugía será el único tratamiento que usted tendrá. Pero, con más frecuencia, usted tendrá otros tratamientos del cáncer.

Cómo funciona la cirugía contra el cáncer

Dependiendo de su tipo de cáncer y de lo avanzado que esté, la cirugía puede usarse para:

  • Extirpar todo el tumor: la cirugía extirpa el cáncer contenido en un sitio.
  • Reducción del tumor: la operación extirpa algo del tumor canceroso, pero no todo. Reducción se usa cuando, si se extirpara todo el tumor, se podría dañar un órgano o el cuerpo. Al extirpar parte de un tumor se puede ayudar para que otros tratamientos funcionen mejor.
  • Alivio de los síntomas del cáncer: esta cirugía se usa para extirpar tumores que causan dolor o presión.

Riesgos de la cirugía

Los cirujanos están altamente capacitados y harán todo lo posible por evitar cualquier problema durante la cirugía. Aun así, algunas veces ocurren problemas. Los más comunes son:

  • Dolor
    Después de la operación, la mayoría de la gente tendrá dolor en la parte del cuerpo en donde se operó. Cuánto dolor sentirá usted dependerá de la extensión de la cirugía, de la parte de su cuerpo en donde tuvo la operación y cómo siente usted el dolor.

    Su doctor o su enfermera pueden ayudarle a controlar el dolor después de la cirugía. Hable con su doctor o con su enfermera antes de la operación acerca de las formas de controlar el dolor. Después de la operación, dígales si su dolor no se ha controlado.

    Para más información, vea nuestro librito Control del dolor.
  • Infección
    Una infección es otro problema que puede suceder después de la cirugía. Para ayudar a evitar una infección, siga las instrucciones de su enfermera para cuidar del área en donde tuvo la cirugía. Si se presenta una infección, su doctor puede recetar una medicina (llamada antibiótico) para tratarla.

    Otros riesgos de una operación son la hemorragia, el daño a tejidos cercanos y las reacciones a la anestesia. Hable con su doctor sobre los posibles riesgos para el tipo de cirugía que tendrá usted.

Cuánto cuesta una operación

El costo de una operación depende de muchos factores, como:

  • El tipo de operación que tendrá usted
  • Cuántos especialistas incluye su cirugía
  • Si usted necesita anestesia local, regional o general
  • El lugar en donde tendrá la operación—en una clínica ambulatoria, en el consultorio del doctor o en el hospital
  • Si usted necesita internarse en el hospital y por cuántos días
  • La parte del país en donde vive usted

Los servicios que pagará su compañía de seguro médico. La mayoría de los planes de seguro pagan por cirugía para tratar cáncer. Para saber más, hable con la oficina administrativa de la clínica o del hospital a donde va usted para tratamiento. Si necesita ayuda económica, hay organizaciones que tal vez pueden ayudar. Para encontrar tales organizaciones, vaya al banco de datos del NCI Organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y busque "ayuda económica". O llame sin cargos al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER) para pedir información de organizaciones que pueden ayudar.

En qué lugar tiene usted la cirugía

En dónde tiene usted la cirugía depende de:

  • El tipo de cirugía
  • Qué tan extensa es
  • En dónde ejerce el cirujano
  • El tipo de establecimiento que cubre su seguro

Usted puede tener cirugía ambulatoria en la oficina del doctor, en un centro de cirugía o en un hospital. Ambulatorio significa que usted no pasa la noche allí. O, usted puede tener la operación en el hospital y pasar la noche allí. Cuántas noches pasa usted allí dependerá de la operación que tenga y de la rapidez con la que se recupere.

Qué esperar antes, durante y después de la operación

Antes de la cirugía

Antes de la cirugía, una enfermera le llamará para decirle cómo prepararse. Le puede decir qué tipo de pruebas y exámenes necesita antes de la cirugía. Las pruebas comunes que usted puede necesitar, si no las ha tenido recientemente, son:

Es posible que no deba comer o beber por un periodo de tiempo antes de la cirugía. Es importante seguir las instrucciones sobre comer y beber. Si usted no las sigue, tal vez se tenga que posponer la cirugía.

Es posible que le pidan también que tenga a la mano los suministros y materiales para cuidar sus heridas después de la cirugía. Los suministros pueden incluir ungüento antiséptico y vendajes.

Durante la cirugía

Una vez que le hayan dado anestesia, el cirujano extirpará el cáncer, de ordinario junto con algo de tejido sano de su derredor. Al extirpar también este tejido sano mejoran las posibilidades de que se haya extirpado todo el cáncer.

Algunas veces, el cirujano puede extirpar también ganglios linfáticos u otros tejidos cercanos al tumor. Estos tejidos serán revisados al microscopio para ver si el cáncer se ha diseminado. Al saber si este otro tejido contiene cáncer ayudará a sus doctores a sugerir el mejor plan de tratamiento para usted después de la operación.

Después de la operación

Cuando todo está listo para irse a su casa después de la operación, la enfermera le dirá cómo atenderse usted. Le explicará:

  • Cómo controlar el dolor
  • Las actividades que puede hacer o no
  • Cómo cuidar su herida
  • Cómo descubrir signos de infección y los pasos que debe dar si usted tiene alguna
  • Cuándo puede regresar a trabajar

Usted tendrá al menos una visita más con el cirujano una semana o dos después de regresar a casa. Para operaciones más complejas, puede necesitar ver al cirujano con más frecuencia. Le pueden quitar las suturas, y el cirujano revisará para asegurarse de que está sanando como debe.

Necesidades especiales de dieta antes y después de la cirugía

La cirugía aumenta su necesidad de una buena nutrición. Si usted está débil o ha adelgazado, puede necesitar comer una dieta rica en proteínas y calorías antes de la cirugía.

Algunos tipos de cirugía pueden cambiar la forma como su cuerpo usa los alimentos. La cirugía puede también afectar el comer si usted tiene cirugía de boca, de estómago, intestinos o garganta. Si tiene problemas para comer después de la cirugía, le pueden dar nutrientes por medio de una sonda o en forma intravenosa (por medio de una aguja directamente en una vena).

Hable con un dietista para ayuda con problemas de alimentación causados por la cirugía. Para más información sobre superar problemas para comer, vea el librito Consejos de alimentación.

Regresar al trabajo después de cirugía

Usted va a necesitar ausentarse de su trabajo para tener la operación y para recuperarse. Puede necesitar solo 1 día o muchas semanas. Cuánto tiempo necesitará para recuperarse depende de muchos factores, como:

  • El tipo de anestesia que tenga. Si usted tiene anestesia local o regional, es probable que regrese al trabajo más pronto que si tiene anestesia general.
  • El tipo de cirugía que tenga y qué tan extensa sea.
  • El tipo de trabajo que tiene. Si tiene un trabajo activo, puede necesitar tomarse más tiempo que si su trabajo es de escritorio. Si lo permite su trabajo, usted puede informarse si puede trabajar en casa o regresar a trabajar temporalmente, para que esto le ayude a regresar a trabajar a tiempo completo.

Pregunte a su doctor cuánto tiempo necesitará para recuperarse de la cirugía. Si espera tener un tiempo más largo de recuperación, hable con su empresa para saber si puede tomar ausencia por enfermedad. Revise si su seguro médico pagará por tratamientos mientras usted se toma ausencia por enfermedad.