In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Cáncer de vejiga: Tratamiento (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 7 de noviembre de 2014

Información general sobre el cáncer de vejiga



El cáncer de vejiga es una enfermedad por la que se forman células cancerosas (malignas) en los tejidos de la vejiga.

La vejiga es un órgano hueco situado en la parte inferior del abdomen. Tiene forma de globo pequeño y una pared muscular que le permite agrandarse o encogerse. Almacena la orina hasta que se evacua del cuerpo. La orina es el residuo líquido producido por los riñones cuando limpian la sangre. La orina pasa de los dos riñones a la vejiga a través de dos tubos que se llaman uréteres. Cuando la vejiga se vacía al orinar, la orina pasa de la vejiga al exterior del cuerpo a través de otro tubo que se llama uretra.

Ampliar
Anatomía del sistema urinario masculino (panel izquierdo) y el sistema urinario femenino (panel derecho); un dibujo de dos paneles muestra el riñón derecho y el izquierdo, los uréteres, la vejiga con orina, y la uretra. La parte interior del riñón izquierdo muestra la pelvis renal. Un recuadro muestra los túbulos renales y la orina. También se muestra la próstata y el pene (panel izquierdo) y el útero (panel derecho).
Anatomía del sistema urinario masculino (panel izquierdo) y el sistema urinario femenino (panel derecho) que muestra los riñones, uréteres, vejiga y uretra. La orina se elabora en los túbulos renales y se acumula en la pelvis renal de cada riñón. La orina fluye desde los riñones a través de los uréteres a la vejiga. La orina se acumula en la vejiga hasta que el cuerpo la desecha a través de la uretra.

Hay tres tipos de cáncer de vejiga que comienzan en las células que la revisten. A estos cánceres se les da el nombre, según el tipo de células que se vuelven malignas (cancerosas):

  • Carcinoma de células de transición: cáncer que comienza en células de la capa de tejido más interna de la vejiga. Estas células se pueden estirar cuando la vejiga está llena y encogerse cuando se vacía. La mayor parte de los cánceres de vejiga comienzan en las células de transición. El carcinoma de células de transición puede ser de grado bajo o de grado alto:
    • El carcinoma de células de transición de grado bajo recidiva (vuelve), con frecuencia, luego del tratamiento, pero pocas veces se disemina a la capa muscular de la vejiga o a otras partes del cuerpo.

    • El carcinoma de células de transición de grado alto, con frecuencia, recidiva (vuelve) luego del tratamiento y con frecuencia a la capa muscular de la vejiga, hacia otras partes del cuerpo y a los ganglios linfáticos. Casi todas las muertes por cáncer de vejiga se deben a enfermedad de grado alto.

  • Carcinoma de células escamosas: cáncer que comienza en las células escamosas, que son células delgadas, planas que se pueden formar en la vejiga después de una infección o irritación prolongadas.

  • Adenocarcinoma: cáncer que comienza en las células glandulares (de secreción) que están en el revestimiento de la vejiga. Este es un tipo poco común de cáncer de vejiga.

El cáncer que está en el revestimiento de la vejiga se llama cáncer de vejiga superficial. El cáncer que se disemina a través del revestimiento de la vejiga y que invade la pared muscular de la vejiga o que se disemina a órganos cercanos y ganglios linfáticos se llama cáncer de vejiga invasivo.

Para obtener más información, consultar los sumarios de PDQ sobre:

El tabaquismo puede repercutir en el riesgo de cáncer de vejiga.

Todo lo que aumenta su probabilidad de enfermar se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que usted se va a enfermar de cáncer; no tener factores de riesgo no significa que usted no se va a enfermar de cáncer. Consulte con su médico si piensa que está en riesgo de cáncer de vejiga. Los factores de riesgo del cáncer de vejiga son los siguientes:

Los posibles signos y síntomas del cáncer de vejiga son sangre en la orina y dolor al orinar.

El cáncer de vejiga u otras afecciones pueden causar estos y otros signos y síntomas. Consulte con su médico si presenta algo de los siguiente:

  • Sangre en la orina (de color parecido levemente al óxido o rojo brillante).
  • Micción frecuente.
  • Dolor durante la micción.
  • Dolor en la parte baja de la espalda.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de vejiga, se utilizan pruebas que examinan la orina, la vagina o el recto.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, e identificar cualquier signo de enfermedad, como nódulos o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.

  • Examen interno : examen de la vagina o el recto. El médico introduce un dedo enguantado en la vagina o el recto para palpar y detectar masas.

  • Análisis de orina : procedimiento para verificar el color de la orina y sus contenidos, como azúcar, proteínas, glóbulos rojos y glóbulos blancos.

  • Citología de la orina : examen de la orina al microscopio para determinar si hay células anormales.

  • Cistoscopia : procedimiento que se utiliza para observar el interior de la vejiga y la uretra y determinar si hay áreas anormales. Se introduce un cistoscopio a través de la uretra hacia la vejiga. Un cistoscopio es un instrumento delgado en forma de tubo con una luz y una lente para observar. También puede tener un instrumento que sirve para tomar muestras de tejido que se examinan bajo un microscopio en busca de signos de cáncer.
    Ampliar
    Cistoscopia;  el dibujo muestra una vista lateral de la pelvis inferior que contiene la vejiga, el útero y el recto.   También se ven la vagina y el ano.   Se muestra el tubo flexible de un cistoscopio (instrumento delgado similar a un tubo, con una luz y una lente para observar) que pasa a través de la uretra y hacia la vejiga. Se usa líquido para llenar la vejiga. En el recuadro, se observa una mujer en una mesa de examen, con las rodillas dobladas y piernas separadas. Está  cubierta por una sábana. El médico observa una imagen de la pared interna de la vejiga en el monitor de una computadora.
    Cistoscopia. Se introduce un cistoscopio (instrumento delgado similar a un tubo, con una luz y una lente para observar) a través de la uretra y hacia la vejiga. Se usa líquido para llenar la vejiga. El médico observa una imagen de la pared interna de la vejiga en el monitor de una computadora.

  • Pielograma intravenoso (PIV): serie de radiografías de los riñones, los uréteres y la vejiga para determinar si el cáncer se encuentra en estos órganos. Se inyecta un material de contraste en una vena. A medida que este pasa por los riñones, uréteres y la vejiga, se toman radiografías para observar si hay algún bloqueo.

  • Biopsia : extracción de células o tejidos para que un patólogo los pueda observar al microscopio a fin de determinar si hay signos de cáncer. La biopsia para el cáncer de vejiga se realiza por lo general durante la cistoscopia. Se puede extirpar todo el tumor durante la biopsia.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) depende de los siguientes aspectos:

  • El estadio del cáncer (si es un cáncer superficial o invasivo de vejiga y si se diseminó hasta otras partes del cuerpo). El cáncer de vejiga en los estadios iniciales a menudo se puede curar.
  • El tipo de células del cáncer de vejiga y su aspecto bajo un microscopio.
  • Si hay carcinoma in situ en otras partes de la vejiga.
  • La edad y la salud general del paciente.

Si el cáncer es superficial, el pronóstico también depende de lo siguiente:

  • La cantidad de tumores presentes.
  • El tamaño de los tumores.
  • Si el tumor recidivó (volvió) después del tratamiento.

Las opciones de tratamiento dependen del estadio del cáncer de vejiga.