Pasar al contenido principal

Coronavirus: información para las personas con cáncer

Los especialistas en información del NCI están disponibles para responder a sus preguntas sobre el coronavirus y el cáncer de lunes a viernes de 9:00 a. m. a 9:00 p. m., hora del Este.

¿Qué es el coronavirus y la COVID-19?

Los coronavirus son una familia grande de virus comunes en los seres humanos y muchas especies de animales. El nombre designado para el nuevo virus es coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave de tipo 2 (SARS-CoV-2). La enfermedad que causa se llama enfermedad por coronavirus de 2019 (COVID-19).

Se actualizará la evaluación del riesgo si hay cambios en la situación.

¿Si tengo cáncer, corro más riesgo de tener COVID-19?

Como el SARS-CoV-2 es un virus nuevo, cualquiera que se expone al virus corre riesgo de infectarse y tener la COVID-19. 

Tener cáncer aumenta el riesgo de COVID-19 grave. Otros factores también aumentan el riesgo de COVID-19 grave, como la edad avanzada y otros problemas de salud que incluyen los siguientes:

  • enfermedad del riñón (renal)
  • enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • enfermedades del corazón, como insuficiencia cardíaca
  • enfermedad de las arterias coronarias o miocardiopatías
  • sistema inmunitario debilitado por un trasplante de órgano
  • obesidad
  • embarazo
  • anemia de células falciformes
  • tabaquismo
  • diabetes de tipo 2

Soy sobreviviente de cáncer. ¿Corro más riesgo de tener COVID-19 grave?

Por ahora, no se sabe si tener antecedentes de cáncer aumenta el riesgo de COVID-19 grave. Las personas que recibieron tratamiento de cáncer deben consultar con sus médicos acerca de cualquier preocupación sobre la COVID-19.

Si tengo cáncer ahora o tuve cáncer antes, ¿debo vacunarme contra el coronavirus?

En diciembre de 2020, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) autorizó y recomendó las primeras vacunas para prevenir la COVID-19. Es probable que pronto haya otras vacunas disponibles. Las personas con enfermedades preexistentes, como el cáncer, podrán vacunarse mientras no tengan contraindicaciones. Las contraindicaciones incluyen tener antecedentes de anafilaxia u otra reacción alérgica grave a cualquiera de los componentes de la vacuna. 

En los estudios clínicos se demostró que la seguridad y la eficacia de las vacunas son parecidas en las personas con enfermedades preexistentes que aumentan el riesgo de COVID-19 grave y en las personas sin estas enfermedades. Además, las vacunas contra otras infecciones, como la vacuna contra la gripe, son seguras y se recomiendan a las personas con cáncer. 

Sin embargo, se necesitan más datos sobre la seguridad y la eficacia de las vacunas contra la COVID-19 en las personas con un sistema inmunitario debilitado por otra enfermedad o terapias inmunodepresoras. En estas personas, la respuesta inmunitaria a la vacuna quizás sea más débil.

De todas formas, las personas que se vacunan deben seguir las prácticas recomendadas vigentes para protegerse de la COVID-19.

¿Qué más puedo hacer para protegerme?

Hasta que las vacunas estén más disponibles, el modo más eficaz de prevenir la COVID-19 es no exponerse al virus que causa la enfermedad. Según los CDC, la mejor forma de protegerse es limitar la interacción personal con otra gente dentro de lo posible. 

Los CDC también recomiendan las siguientes medidas para ayudar a mantener la salud de las personas con riesgo alto de tener COVID-19 grave:

  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Lávese con frecuencia las manos con agua y jabón durante por lo menos 20 segundos, en especial: después de ir al baño; antes de comer; después de sonarse la nariz, toser o estornudar; y antes y después del contacto con otras personas.
  • Quedarse en casa la mayor cantidad de tiempo posible.
  • Asegurarse de tener medicamentos y suministros para varias semanas, en caso de que sea necesario quedarse en casa por tiempo prolongado.
  • Limpie y desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia, como picaportes, interruptores de la luz, teclados, mostradores, teléfonos, manijas, grifos, lavabos e inodoros.

Si debe interactuar con otras personas:

  • Manténgase a por lo menos 6 pies (2 metros) de distancia de otras personas.
  • Evite los sitios con mucha gente.
  • Use una mascarilla. Tenga cuidado de no tocarse los ojos, la nariz o la boca cuando se la quite y lávese las manos de inmediato después de quitársela.

El NCI ofrece Recursos de emergencia para la comunidad relacionada con el cáncer.  

Recibo tratamiento de cáncer en un centro médico. ¿Cómo hago para recibir tratamiento?

Si recibe tratamiento del cáncer, siga las recomendaciones del proveedor de atención de la salud. Es posible que su médico haya cambiado la frecuencia y la forma en que se ofrece el tratamiento y las consultas de seguimiento del cáncer. 
Algunos tratamientos del cáncer se podrán postergar sin peligro, mientras que otros no. Algunas citas de seguimiento de rutina se podrán postergar o realizar mediante telemedicina. Si toma medicamentos para el cáncer, tal vez pueda pedir que se los envíen a su casa, para que no tenga que ir a la farmacia. En algunos casos, el personal del hospital o centro médico le pedirá que vaya a una clínica específica, lejos de las que tratan a quienes tienen el coronavirus.

La situación del coronavirus sigue cambiando. Por lo tanto, los estados y las ciudades también cambian las pautas sobre la cuarentena o la atención médica esencial, así que no deje de consultar con el médico.

Participo en un estudio clínico en un centro médico. ¿Qué hago?

Si forma parte de un estudio clínico de tratamiento del cáncer, llame al equipo de investigación de los estudios clínicos y siga sus recomendaciones. Los médicos y científicos del NCI trabajaron con los médicos y el personal de los estudios clínicos patrocinados por el NCI en los Estados Unidos y en Canadá. Juntos establecieron medidas específicas para nuestras redes de estudios clínicos con el propósito de superar los retos de atender a los pacientes inscritos. La preocupación principal del NCI es la salud de cada paciente de los estudios clínicos. El NCI ofrece flexibilidad en cuanto a la forma en que se completan los tratamientos de los estudios clínicos y el momento en que se deben hacer las pruebas y las evaluaciones.

Los miembros de los Consejo de Revisión Institucional (IRB) que supervisan cada protocolo para comprobar la seguridad de los pacientes trabajan con los investigadores para hacer cambios y ofrecer flexibilidad al mismo tiempo que se mantiene la seguridad de los pacientes.

Para obtener más información, consulte Estudios clínicos durante la pandemia del coronavirus: información para las personas con cáncer.

¿Qué hago si tengo síntomas de infección?

Si piensa que se expuso a la COVID-19 y tiene síntomas de infección, debe aislarse (separarse de los demás) y llamar al médico. Tal vez necesite hacerse la prueba de detección del coronavirus

Estos son momentos de mucha tensión. ¿Qué puedo hacer?

Es posible que afrontar el cáncer y el riesgo de infección por coronavirus produzca una variedad de sentimientos a los que tal vez no esté acostumbrado. Para obtener más información sobre estos sentimientos, consulte Cómo hacer frente al cáncer.

¿Qué hago si tengo otras preguntas?

El Servicio de Información de Cáncer (CIS) del NCI responderá a las preguntas que usted o un ser querido tengan sobre la COVID-19 o la atención para el cáncer.

Para comunicarse con el CIS:

  • Llame al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER) de lunes a viernes de 9:00 a. m. a 9:00 p. m., hora del Este de los Estados Unidos (atención en español y en inglés). Fuera del horario de atención, se ofrece información grabada.
  • Comuníquese por chat con el servicio de LiveHelp® en español y en inglés de lunes a viernes, de 9:00 a. m. a 9:00 p. m., hora del Este de los Estados Unidos.