Exámenes selectivos de detección del cáncer

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
A woman getting a mammogram

La búsqueda de cáncer (o de células anómalas que pueden hacerse cancerosas) en personas que no tienen síntomas se efectúa por medio de exámenes selectivos de detección de cáncer; es decir, exámenes que se seleccionan según las características de la persona.

Estos exámenes pueden ayudar a los médicos a encontrar y a tratar a tiempo varios tipos de cáncer, antes de que causen síntomas. La detección temprana es importante porque cuando se encuentra temprano tejido anómalo o cáncer, puede ser más fácil de tratar. Para cuando aparecen los síntomas, el cáncer puede haber empezado a diseminarse y ser más difícil de tratar.

Hay varias pruebas de detección que pueden detectar temprano el cáncer y reducir la posibilidad de morir por ese tipo de cáncer. Estas pruebas se describen en la página Exámenes de detección.

Pero es importante tener en cuenta que las pruebas de detección pueden causar perjuicios, así como beneficios.

  • Algunos exámenes de detección pueden causar hemorragias o algunos otros problemas de salud.
  • Los exámenes selectivos de detección pueden tener resultados positivos falsos. Es decir, la prueba indica que puede haber cáncer aun cuando no lo haya en realidad. Los resultados positivos falsos pueden causar ansiedad y, como consecuencia, en general, se hacen pruebas y procedimientos adicionales que pueden ser también perjudiciales.
  • Los exámenes selectivos de detección pueden tener resultados negativos falsos. Es decir, la prueba indica que no hay cáncer presente aun cuando sí lo haya. Los resultados negativos falsos pueden proporcionar una confianza falsa de que todo está bien, lo que conduce a demoras en el diagnóstico y, posiblemente, que cause que el individuo posponga la búsqueda de tratamiento médico aun cuando se presenten síntomas.
  • Los exámenes selectivos de detección pueden llevar a un sobre-diagnóstico. Es decir, una prueba de detección de cáncer indica correctamente que una persona tiene cáncer, pero el cáncer es de crecimiento lento y no habría dañado a la persona por el resto de su vida. El tratamiento de tales cánceres se califica como sobre-tratamiento.

Puede ser útil que las personas hablen con sus doctores de los posibles perjuicios, así como de los beneficios de las diferentes pruebas de detección de cáncer.