Pasar al contenido principal

Exámenes de detección

Está comprobado que las mamografías de detección disminuyen las muertes por cáncer de seno (mama) en las mujeres de 40 a 74 años, en especial, en las de 50 a 69 años.

Fuente: iStock

Los exámenes de detección del cáncer se usan para encontrar el cáncer antes de que cause síntomas, cuando el cáncer es más fácil de tratar. Los exámenes de detección se consideran eficaces en estas situaciones:

  • Encuentran el cáncer temprano
  • Disminuyen la probabilidad de que alguien muera por cáncer cuando se hace exámenes de detección con regularidad
  • Ofrece la posibilidad de más beneficios que daños. Algunos daños son el sangrado o daño físico, un resultado positivo falso o negativo falso de una prueba y el sobrediagnóstico (diagnosticar cáncer que no causa problemas y no necesita tratamiento).

Exámenes de detección del cáncer recomendados

Hay varios exámenes de detección del cáncer que se consideran eficaces y los grupos de expertos recomiendan. 

Exámenes de detección del cáncer de seno (mama)

Está comprobado que las mamografías de detección disminuyen las muertes por cáncer de mama en las mujeres de 40 a 74 años y, en especial, en las de 50 a 69 años.

En general, los grupos de expertos recomiendan estos exámenes a partir de los 50 años para las mujeres con riesgo promedio.

Para obtener más información, consulte la hoja informativa Mamografías y el resumen Exámenes de detección del cáncer de seno (mama) (PDQ®).

Exámenes de detección del cáncer de cuello uterino

La prueba de detección del virus del papiloma humano (VPH) y la prueba de Papanicolaou se recomiendan como exámenes de detección del cáncer de cuello uterino. Es posible hacerse estas pruebas al mismo tiempo o por separado. Estas pruebas evitan la enfermedad porque permiten detectar células anormales que es posible tratar antes de que se conviertan en cáncer.

En general, los grupos de expertos recomiendan estas pruebas desde los 21 años hasta los 65 años, si es que las mujeres se hicieron exámenes de detección adecuados antes y no corren riesgo alto de tener cáncer de cuello uterino.

Para obtener más información, consulte la hoja informativa Pruebas de VPH y de Papanicolaou y el resumen Exámenes de detección del cáncer de cuello uterino (PDQ®).

Exámenes de detección del cáncer colorrectal

Está comprobado que varios exámenes de detección disminuyen el riesgo de muerte por cáncer colorrectal. Estos incluyen la colonoscopia, la sigmoidoscopia y las pruebas de sensibilidad alta con las que se analiza la materia fecal, como la prueba de sangre oculta y la prueba de ADN. Además de detectar temprano el cáncer colorrectal, la colonoscopia y la sigmoidoscopia evitan que se inicie la enfermedad. Esto es posible porque en las pruebas a veces se encuentran pólipos (bultos anormales en el colon) que se extirpan antes de que se conviertan en cáncer.

En general, los grupos de expertos recomiendan que las personas con riesgo promedio de cáncer colorrectal se hagan una de estas pruebas de detección, desde los 45 o 50 años hasta los 75 años.

Para obtener más información, consulte la hoja informativa Exámenes para detectar el cáncer colorrectal y los pólipos y el resumen Exámenes de detección del cáncer colorrectal (PDQ®).

Exámenes de detección del cáncer de pulmón

Está comprobado que un tipo de tomografía computadorizada (TC), llamada tomografía computarizada helicoidal, disminuye las muertes por cáncer de pulmón en las personas que fuman mucho.

En general, los grupos de expertos recomiendan los exámenes de detección a algunas personas entre los 50 y los 80 años que fuman o fumaron mucho. 

Para obtener más información, visite la página en inglés sobre el Estudio Nacional sobre la Detección del Cáncer de Pulmón (NLST) y el resumen Exámenes de detección del cáncer de pulmón (PDQ®).

Otros exámenes de detección

A veces se ofrecen exámenes de detección cuya eficacia aún no está comprobada, en especial, en el caso de las personas con un riesgo mayor de tener ciertos cánceres.

Prueba de alfafetoproteína

La prueba de alfafetoproteína es un análisis de sangre que a veces se usa junto con la ecografía para tratar de detectar el cáncer de hígado temprano en las personas con riesgo alto de tener la enfermedad.

Para obtener más información, consulte el resumen Exámenes de detección del cáncer de hígado (hepatocelular).

Imágenes por resonancia magnética de la mama

Una imagen por resonancia magnética (IRM) es una prueba con imágenes que se suele usar en las mujeres con una mutación en el gen BRCA1 o el gen BRCA2, que son cambios genéticos que aumentan el riesgo de cáncer de mama y de otros cánceres.

Para obtener más información, consulte la hoja informativa Mutaciones en el gen BRCA: el riesgo de cáncer y las pruebas genéticas y el resumen Exámenes de detección del cáncer de seno (mama) (PDQ®).

Prueba de antígeno del cáncer 125 (CA-125)

La prueba de antígeno del cáncer 125 (CA-125) en la sangre, se suele hacer junto con una ecografía transvaginal para tratar de detectar el cáncer de ovario temprano, en especial, en las mujeres con un riesgo mayor de tener la enfermedad. Aunque esta prueba quizás ayude a diagnosticar el cáncer de ovario en las mujeres con síntomas y se usa para evaluar si el cáncer recidivó (volvió) en las mujeres que ya recibieron un diagnóstico de la enfermedad, no se comprobó su eficacia como examen de detección del cáncer de ovario.

Para obtener más información, consulte el resumen Exámenes de detección del cáncer de ovario (PDQ®).

Examen clínico de la mama y autoexamen de la mama

No está comprobado que el examen clínico de la mama por un profesional médico o el autoexamen de la mama (en casa) hecho con regularidad disminuya las muertes por la enfermedad. Pero si una persona o el profesional médico que la atiende nota un bulto o algo fuera de lo común en la mama, es importante examinarlo.

Para obtener más información, consulte el resumen Exámenes de detección del cáncer de seno (mama) (PDQ®).

Pruebas de detección temprana de varios cánceres

Las pruebas de detección temprana de varios cánceres miden signos biológicos que las células cancerosas liberan en los líquidos del cuerpo. Estos signos también se llaman biomarcadores o marcadores tumorales. Según lo que mida la prueba, es posible detectar varios tipos de cáncer a la vez. Se desconoce si estas pruebas de detección múltiple son eficaces para encontrar cánceres en quienes no tienen síntomas y es necesario evaluarlas mediante estudios clínicos aleatorizados.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aún no aprobó ninguna prueba de detección temprana de varios cánceres. Sin embargo, un profesional médico podría pedirlas para el paciente.

Para obtener más información, consultar Marcadores tumorales y las preguntas y respuestas sobre estas pruebas en inglés Questions and Answers—Cancer Screening with Multi-Cancer Early Detection Tests.

Prueba del antígeno prostático específico (PSA)

La prueba del antígeno prostático específico (PSA) en sangre se suele usar junto con el examen digital del recto para la detección temprana del cáncer de próstata. Pero los grupos de expertos ya no recomiendan el uso habitual de la PSA para la mayoría de los hombres. Esto es porque muchos de los cánceres de próstata detectados por la prueba no son mortales, y además, no se comprobó que la detección y el tratamiento tempranos disminuyan la probabilidad de muerte por cáncer de próstata.

Para obtener más información, consulte la hoja informativa Prueba del antígeno prostático específico (PSA) y el resumen Exámenes de detección del cáncer de próstata (PDQ®).

Exámenes de la piel

Los médicos suelen recomendar que las personas con riesgo de tener cáncer de piel se examinen la piel con regularidad o que le pidan esta revisión a un profesional médico. No está comprobado que estos exámenes disminuyan el riesgo de morir por cáncer de piel, y tal vez lleven al sobretratamiento. Sin embargo, las personas deben estar al tanto de cualquier cambio en la piel, como un lunar que aparece o cambia, y avisar al médico enseguida sobre estos cambios.

Para obtener más información, consulte la hoja informativa Lunares comunes, nevos displásicos y el riesgo de melanoma y el resumen Exámenes de detección del cáncer de piel (PDQ®).

Ecografía transvaginal

La ecografía transvaginal es un procedimiento en el que se crean imágenes de los ovarios y el útero. A veces se usa en las mujeres con un riesgo mayor de cáncer de ovario (porque tienen una mutación dañina en el gen BRCA1 o el gen BRCA2) o cáncer de endometrio (porque tienen una enfermedad llamada síndrome de Lynch). Pero tampoco está comprobado que la ecografía transvaginal disminuya las muertes por ninguno de estos cánceres.

Para obtener más información, consulte los resúmenes Exámenes de detección del cáncer de ovario (PDQ®) y Exámenes de detección del cáncer de endometrio (PDQ®).

Colonoscopia virtual

Con la colonoscopia virtual es posible examinar el colon y el recto desde el exterior del cuerpo. Aunque no se comprobó que el uso de la colonoscopia virtual disminuye las muertes por cáncer colorrectal, y es posible que se descubran otros problemas fuera del colon que haya que investigar, se recomienda cuando es el único procedimiento que la persona aceptaría.

Para obtener más información, consulte la hoja informativa Exámenes para detectar el cáncer colorrectal y los pólipos y el resumen Exámenes de detección del cáncer colorrectal (PDQ®).