Pasar al contenido principal

Marcadores tumorales

¿Qué son los marcadores tumorales?

Un marcador tumoral es una sustancia en las células cancerosas o en otro tipo de células del cuerpo que está presente o se produce en respuesta al cáncer o algunas afecciones benignas (no cancerosas). El marcador tumoral ofrece información sobre el cáncer, como el grado de malignidad, los tratamientos que podrían servir o si el cáncer responde al tratamiento.

Antes los marcadores tumorales en general eran proteínas u otras sustancias que las células cancerosas producían en mayores cantidades que las células normales. Estas sustancias se encuentran en la sangre, la orina, la materia fecal, los tumores o en otros tejidos o líquidos del cuerpo de algunos pacientes con cáncer. Pero cada vez se usan más los marcadores genómicos (como las mutaciones de genes tumorales, patrones de expresión de un gen tumoral y otros cambios no genéticos en el ADN tumoral) que están en los tumores y en fragmentos de tumores que se desprenden en los líquidos del cuerpo.

Ya se determinaron las características de muchos marcadores tumorales y se usan en la clínica. Algunos se relacionan con un solo tipo de cáncer, mientras que otros se relacionan con muchos tipos diferentes de cáncer.

¿Cómo se usan los marcadores tumorales en el tratamiento del cáncer?

Hay dos tipos principales de marcadores tumorales: marcadores de células tumorales circulantes y marcadores de tejido tumoral.

Marcadores tumorales circulantes: estos se encuentran en la sangre, la orina, la materia fecal u otros líquidos del cuerpo de algunos pacientes con cáncer. Los marcadores de células tumorales circulantes se usan para los siguientes propósitos:

  • Determinar el pronóstico
  • Determinar el estadio del cáncer
  • Detectar el cáncer que queda después del tratamiento (enfermedad residual) o que volvió después del tratamiento
  • Evaluar cuán bien funcionan un tratamiento
  • Verificar si el tratamiento dejó de funcionar

Aunque una concentración alta de un marcador tumoral tal vez indique la presencia de cáncer, esto no es suficiente para diagnosticar el cáncer. Por ejemplo, las afecciones no cancerosas a veces producen un aumento en las concentraciones de algunos marcadores tumorales. Además, no todas las personas con un tipo de cáncer en particular tendrán una concentración alta de un marcador tumoral relacionado con ese cáncer. Por lo tanto, las mediciones de los marcadores de células tumorales circulantes se suelen combinar con los resultados de otras pruebas que se usan para diagnosticar el cáncer, como las biopsias o técnicas de obtención de imágenes.

También se miden los marcadores tumorales con regularidad durante el tratamiento del cáncer. En general, estas mediciones en serie permiten observar los cambios en la concentración del marcador a lo largo del tiempo y son más útiles que una sola medición. Por ejemplo, si baja la concentración de un marcador de células tumorales circulantes, tal vez indique que el cáncer responde al tratamiento; pero si aumenta o no cambia, tal vez indique que el tratamiento no está funcionando.

Los marcadores de células tumorales circulantes también se miden después de terminar el tratamiento para determinar si el cáncer recidivó (volvió).

Los ejemplos más comunes de marcadores de células tumorales circulantes son los siguientes: calcitonina (en la sangre) para evaluar la respuesta al tratamiento, detectar si el cáncer recidivó y calcular el pronóstico del cáncer de tiroides medular; CA-125 (en la sangre) para evaluar si funcionan los tratamientos del cáncer y si el cáncer de ovario recidivó; microglobulina beta-2 (en la sangre, la orina o el líquido cefalorraquídeo) para calcular el pronóstico y seguir la respuesta al tratamiento del mieloma múltiple, la leucemia linfocítica crónica y algunos linfomas. Para obtener información sobre otros marcadores de células tumorales circulantes, consulte la lista de marcadores tumorales de uso común.

Marcadores tumorales en tejido: estos se encuentran en los tumores, en general en una muestra del tumor que se saca durante una biopsia. Los marcadores tumorales en tejido se usan para los siguientes propósitos:

  • Diagnosticar, estadificar o clasificar el cáncer
  • Calcular el pronóstico
  • Elegir el tratamiento adecuado (por ejemplo, tratamiento con terapia dirigida)

Los marcadores de tejido tumoral que indican si alguien es apto para una terapia dirigida específica también se llaman biomarcadores para el tratamiento de cáncer. En general, las pruebas para estos biomarcadores son pruebas genéticas que buscan cambios en los genes que influyen en la formación del cáncer. Para obtener más información, consulte Pruebas de biomarcadores para el tratamiento de cáncer y Terapias dirigidas contra el cáncer

Estos son algunos ejemplos de marcadores de tejido tumoral que se usan como biomarcadores para el tratamiento de cáncer: receptor de estrógeno y receptor de progesterona, para saber si alguien con cáncer de seno (mama) debería recibir terapia con hormonas; mutación del gen FGFR3, para decidir el tratamiento de los paciente con cáncer de vejiga; y PD-L1, para saber si las personas con distintos tipos de cáncer son aptas para el tratamiento con un inhibidor de puntos de control inmunitario.

Como algunos tumores liberan células y material genético en la sangre, a veces es posible examinar los biomarcadores en las muestras de sangre. Estas pruebas también se llaman biopsias líquidas. Aunque no se usan de forma habitual, tienen algunas posibles ventajas. Debido a que no requieren cirugía, es posible repetirlas con más frecuencia que las biopsias estándar. Además, se podrían usar en los casos en que no es posible hacer una biopsia con cirugía. Por ejemplo, cuando es difícil llegar al tumor o cuando los pacientes no soportan una cirugía.

Las biopsias líquidas suelen detectar varios biomarcadores relacionados con el cáncer. Por ejemplo, la prueba Foundation One Liquid CDx se aprobó para la detección de mutaciones genéticas en 324 genes y dos firmas genéticas en cualquier tipo de tumor sólido. Esta prueba también identifica a los pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas, melanoma, cáncer de mama, cáncer colorrectal o cáncer de ovario que se podrían beneficiar de 15 opciones de terapias dirigidas que cuentan con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). 

¿Ofrece el Instituto Nacional del Cáncer pautas para el uso de los marcadores tumorales? 

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) no ofrece pautas para el uso de los marcadores tumorales. Sin embargo, varias organizaciones nacionales e internacionales tienen pautas para el uso de marcadores tumorales para algunos tipos de cáncer:

  • La Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO) elaboró y publicó pautas de práctica clínica en inglés (Molecular Testing and Biomarkers) sobre varios temas, incluso los marcadores tumorales para el cáncer de mama, cáncer colorrectal, cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer.
  • La Academia Nacional de Bioquímica Clínica (NACB) publica pautas de práctica médica de laboratorio, incluso la publicación en inglés Use of Tumor Markers in Clinical Practice: Quality Requirements, que se concentra en el uso adecuado de los marcadores tumorales para cánceres específicos.

Debido a que los marcadores tumorales se detectan mediante el uso de muestras biológicas (muestras de tejido y sangre), el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) publica en inglés las mejores prácticas para la recolección, procesamiento y almacenamiento de muestras biológicas.

¿Cuáles son los marcadores tumorales que se usan ahora y para qué tipos de cáncer?

En la actualidad hay varios marcadores tumorales que se usan para distintos tipos de cáncer. Para obtener más información, consulte la lista de marcadores tumorales de uso común. Aunque la mayoría de las pruebas de marcadores tumorales se analizan en laboratorios que satisfacen las normas establecidas por las Enmiendas para la mejora de laboratorios clínicos (CLIA), algunas no cumplen con los requisitos y por lo tanto se consideran experimentales.

¿Es posible usar los marcadores tumorales para detectar el cáncer? 

Debido a que los marcadores tumorales sirven para predecir la respuesta de un tumor al tratamiento y hacer pronósticos, los investigadores tenían la esperanza de que se pudieran usar en las pruebas de detección temprana del cáncer, antes de la aparición de los síntomas.

Sin embargo, en los estudios que se realizaron para determinar si los marcadores de células tumorales circulantes servían para detectar el cáncer se descubrió que estos marcadores no identifican a todas las personas con la enfermedad (sensibilidad insuficiente) o indican la posible presencia del cáncer en personas que no lo tienen (falta de especificidad). Cuando una prueba tiene especificidad baja, las personas necesitan más pruebas para determinar si hay cáncer. Además, se observó que el uso de algunas pruebas de detección con marcadores tumorales llevó al sobrediagnóstico. Esto significa que las personas recibieron el diagnóstico de un cáncer que nunca las hubiera afectado en su vida. 

Por ejemplo, la prueba del antígeno prostático específico (PSA) se usaba de forma habitual antes en la detección del cáncer de próstata en los hombres. Pero a medida que se conocieron las limitaciones de la prueba (como la especificidad relativamente baja), los grupos médicos comenzaron a recomendar que no se usara en la detección rutinaria de la población general.

Hay varios estudios en los que se evalúan biopsias líquidas. El propósito es comprobar la presencia de numerosos marcadores tumorales para detectar el cáncer temprano en las personas sin síntomas.

  • PapSEEK es una prueba que identifica alteraciones en el ADN relacionadas con el cáncer de ovario y endometrio mediante el análisis de líquidos que se obtienen de forma habitual durante una prueba de Papanicolaou. En un estudio que incluyó a mujeres que ya tenían un diagnóstico de cáncer, esta prueba logró detectar algunos cánceres de endometrio y de ovario en estadios tempranos, cuando eran más tratables.
  • CancerSEEK es una prueba de sangre que se usa para detectar mutaciones en el ADN y biomarcadores de proteínas vinculadas con muchos tipos de cáncer. En un estudio grande de mujeres sin antecedentes de cáncer, se combinó el uso de la prueba de sangre con la tomografía por emisión de positrones (TEP) y fue posible detectar el 65 % de los cánceres en estadio temprano.
  • UroSEEK es una prueba de orina que detecta las alteraciones más comunes en 11 genes vinculados con el cáncer de vejiga y el cáncer urotelial en las vías urinarias superiores (que se inicia en las células de transición). En un estudio en el que se incluyeron a pacientes sin diagnóstico de cáncer de vejiga pero con riesgo alto de enfermedad por los síntomas, UroSEEK identificó al 83 % de las personas que luego tuvieron cáncer de vejiga.

Aunque estas pruebas son capaces de detectar cánceres temprano, aún no se sabe si el tratamiento de los cánceres podría disminuir las muertes por estos cánceres. 

¿Qué investigación se hace ahora para crear otros marcadores tumorales? 

La Red de Investigación de Detección Temprana (EDRN) del NCI, un consorcio de colaboración de investigadores académicos y del sector privado, se concentra en el descubrimiento, creación y validación sistemática de biomarcadores y técnicas de obtención de imágenes para detectar los cánceres en estadio temprano y para evaluar el riesgo de tener cáncer. Una de las metas de la EDRN es elaborar biomarcadores que logren diferenciar los cánceres de estadio temprano malignos de los cánceres de crecimiento lento que nunca causarían síntomas y así disminuir el sobretratamiento

Hoy en día, los investigadores del cáncer estudian la estructura, la función y los patrones de las proteínas (proteómica), además de integrar estos estudios con la genómica y el análisis de la expresión de un gen o la transcriptómica (esto se llama proteogenómica). De esta forma, esperan crear biomarcadores novedosos que permitan identificar el cáncer en estadios tempranos, y determinar la eficacia del tratamiento y la probabilidad de que el cáncer recidive.

El Consorcio Clínico y Proteómico para Análisis Tumorales (CPTAC) usa un enfoque proteogenómico para el descubrimiento de marcadores tumorales para un número creciente de cánceres, como el cáncer colorrectal, el cáncer de mama y el cáncer de ovario. Mediante la identificación sistemática de proteínas (y los procesos biológicos asociados) que se originan de alteraciones en los genomas del cáncer, los investigadores del CPTAC descubrieron nuevos subtipos de tumores, variaciones en el microambiente tumoral y las posibles proteínas nuevas para la terapia dirigida con medicamentos. Las innovaciones recientes indican que estos análisis se podrían realizar en microescala, es decir, mediante el uso de cantidades muy pequeñas de tejido tumoral que se obtiene de una biopsia.

Dos estudios clínicos del NCI, Análisis Molecular para Opciones de Terapia (NCI-MATCH) y Análisis Molecular para Opciones de Terapia Infantil del Instituto Nacional del Cáncer y el Grupo Oncológico Pediátrico (NCI-COG Pediatric MATCH) usan la medicina personalizada de precisión para asignar a los pacientes al tratamiento según las mutaciones genéticas de los tumores, en vez del tipo de cáncer. Al analizar la respuesta de los pacientes a las terapias dirigidas y las alteraciones genómicas que se asocian con estas respuestas, los investigadores identifican las posibles moléculas adonde dirigir el tratamiento del cáncer. Otros estudios que acompañan estas investigaciones también permitirán a los científicos identificar nuevos biomarcadores para determinar la respuesta a las terapias y pronosticar la resistencia al tratamiento. 

En el Biobanco de la Misión contra el Cáncer (Cancer MoonshotSM Biobank) se trabaja con los participantes en hospitales comunitarios de todo los Estados Unidos para animarlos a donar muestras de tejido y de sangre durante el tratamiento oncológico. Las muestras se envían a los investigadores que las usan para entender mejor el cáncer e identificar posibles marcadores tumorales.  

Para obtener más información sobre la función del NCI en el apoyo de la investigación sobre nuevas herramientas y métodos de diagnóstico del cáncer, consulte Investigación sobre la detección y el diagnóstico del cáncer.