Pasar al contenido principal

La enfermedad por coronavirus (COVID-19) es una situación nueva y cambiante.

Información para las personas con cáncer: https://www.cancer.gov/espanol/coronavirus

Consulte la información de salud pública más reciente de los CDC: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index-sp.html

Cómo se diagnostica el cáncer

Una mujer preocupada habla con su doctora

Su doctor puede preguntarle sus antecedentes médicos personales y familiares si usted tiene algún síntoma o si los resultados de sus exámenes de detección parecen indicar que hay cáncer.

Crédito: Veer

Si usted presenta algún síntoma o si los resultados de sus exámenes de detección parecen indicar que hay cáncer, su doctor deberá averiguar si la causa es cáncer o alguna otra cosa. Como primer paso, el doctor puede preguntarle sus antecedentes médicos personales y familiares y hacer un examen físico. El doctor puede también ordenar pruebas de laboratorio, pruebas con imágenes (exploraciones con imágenes) o algunas otras pruebas o procedimientos. Quizá deba también hacerse una biopsia, que generalmente es la única manera de saber con certeza si se trata de cáncer.

Esta página brinda información sobre las pruebas que suelen usarse para determinar el diagnóstico de cáncer. Según cuáles sean sus síntomas, quizá deba también hacerse otras pruebas. Para saber más cómo se determina el diagnóstico de cánceres específicos, consulte los resúmenes de tratamiento en PDQ® para cánceres en adultos y en niños. Estos resúmenes incluyen información detallada con ilustraciones sobre pruebas y procedimientos diagnósticos para cada tipo específico de cáncer.  

Pruebas de laboratorio

Las concentraciones altas o bajas de ciertas sustancias en el cuerpo pueden ser un signo de cáncer.  Por lo que los análisis de sangre, de orina u otros fluidos corporales que miden esas sustancias ayudan a los doctores a determinar un diagnóstico. Sin embargo, los análisis de laboratorio anormales no son un signo seguro de cáncer. Infórmese más sobre pruebas de laboratorio y cómo se usan en el proceso de diagnóstico de cáncer.

Algunas pruebas de laboratorio incluyen exámenes de sangre o muestras de tejido para detectar la presencia de marcadores tumorales. Los marcadores tumorales son sustancias producidas por las células cancerosas u otras células del cuerpo como respuesta al cáncer. Tanto las células normales como las células cancerosas generan la mayoría de los marcadores tumorales, pero las células cancerosas se producen en cantidades mucho mayores. Infórmese más sobre los marcadores tumorales y cómo se usan en el diagnóstico de cáncer.

Pruebas con imágenes

Las pruebas con imágenes reproducen áreas internas del cuerpo que ayudan al doctor a detectar la presencia de un tumor. Estas imágenes se pueden hacer de diferentes formas:

Tomografía computarizada (TC)

La exploración con tomografía computarizada usa una máquina de rayos x conectada a una computadora para tomar una serie de imágenes de los órganos desde diferentes ángulos. Estas imágenes se usan para crear imágenes de 3D detalladas del interior del cuerpo. 

En ocasiones debe administrarse un colorante u otro material de contraste antes de realizarse la prueba. Quizá deba tomar el colorante o es posible que se lo inyecten en una vena. El material de contraste ayuda a que las imágenes puedan interpretarse con mayor facilidad porque hace que se destaquen ciertas áreas en el cuerpo. 

Durante la exploración con tomografía computarizada, el paciente debe permanecer inmóvil acostado en una camilla que se desliza dentro de un escáner con forma de dona. La máquina de tomografía computarizada se mueve a su alrededor, tomando imágenes. Infórmese más sobre exploraciones con tomografía computarizada y cómo se usan en el diagnóstico de cáncer.

Resonancia magnética

La resonancia magnética usa un potente imán y ondas de radio para tomar imágenes del cuerpo en secciones. Estas secciones se usan para crear imágenes detalladas del interior del cuerpo, en las que se pueden distinguir los tejidos sanos de los enfermos. 

Cuando se realiza una resonancia magnética, el paciente debe permanecer inmóvil acostado en una camilla que se introduce en una cámara larga y redondeada. La máquina de resonancia magnética produce sonidos rítmicos y golpeteo fuerte. 

En ocasiones, es necesario inyectar un colorante especial en una vena antes o durante la prueba de resonancia magnética. Este colorante, que se dice medio de contraste, puede hacer que los tumores se destaquen más brillantes en las imágenes. 

Tomografía nuclear

La tomografía nuclear usa material radioactivo para tomar imágenes del interior del cuerpo. Este tipo de exploración puede llamarse también gammagrafía.

Antes de esta exploración, usted recibe una inyección de una pequeña cantidad de material radioactivo, al que a veces se le llama marcador radioactivo. Este material fluye por el torrente sanguíneo y se acumula en algunos huesos u órganos. 

Durante la exploración, el paciente debe mantenerse inmóvil en una camilla mientras la máquina, llamada escáner, detecta y mide la radioactividad del cuerpo, y así crea imágenes de huesos u órganos en la pantalla de una computadora o en una filmación. 

Después de la exploración, el material radioactivo en el cuerpo perderá su radioactividad con el pasar del tiempo. Es también posible que el cuerpo lo elimine por la orina o las heces.  

Gammagrafía ósea

La gammagrafía ósea es un tipo de tomografía nuclear que estudia la presencia de áreas dañadas o anormales en los huesos. Puede usarse para diagnosticar cáncer de hueso u otro cáncer que se haya diseminado a los huesos (llamado también tumor metastático de hueso). 

Antes de esta prueba, se inyecta una pequeña cantidad de material radioactivo en una vena. A medida que se traslada a través de la sangre, el material se va acumulando en las áreas anormales de los huesos. Las áreas donde el material se acumula aparecen en las imágenes tomadas por un escáner especial. A estas áreas se les llama "puntos calientes".

Tomografía por emisión de positrones (TEP)

La tomografía por emisión de positrones es un tipo de tomografía nuclear que produce imágenes en 3-D detalladas del interior del cuerpo donde se absorbe la glucosa. Debido a que las células cancerosas a menudo usan más glucosa que las células normales, las imágenes se pueden usar para encontrar el cáncer en el cuerpo. 

Antes del escanograma, el paciente recibe una inyección de un marcador radioactivo llamado glucosa radioactiva. Durante el escanograma, el paciente debe permanecer inmóvil en una camilla que se mueve hacia adelante y hacia atrás en el interior de un escáner. 

Ecografía

La ecografía usa ondas de sonido de alta energía que las personas no pueden escuchar. Las ondas de sonido "hacen eco" en los tejidos dentro del cuerpo. Una computadora usa el eco producido para generar imágenes de áreas del interior del cuerpo. A esta técnica se le llama ultrasonido o sonograma.

Durante la ecografía, el paciente debe permanecer recostado en una camilla mientras un auxiliar técnico mueve un dispositivo llamado transductor sobre la piel en la parte del cuerpo que debe examinarse. El transductor se cubre con un gel tibio para que sea más fácil deslizarlo sobre la piel.

Rayos x

Los rayos x usan dosis bajas de radiación para generar imágenes del interior del cuerpo. Un auxiliar técnico de rayos x coloca al paciente en posición y dirige el haz de rayos x a la parte pertinente del cuerpo. Mientras se toman las imágenes, el paciente debe permanecer inmóvil y quizá deba dejar de respirar por uno o dos segundos.

Biopsia

En la mayoría de los casos, los doctores deben hacer biopsias para diagnosticar el cáncer. Una biopsia es un procedimiento en el que el doctor extrae una muestra de tejido. Un patólogo observa el tejido al microscopio y realiza otras pruebas para ver si el tejido es canceroso. El patólogo describe los hallazgos en un informe de patología, el cual contiene los detalles del diagnóstico. Los informes de patología cumplen una función importante en el diagnóstico de cáncer y ayudan a decidir entre las opciones de tratamiento. Infórmese más sobre los informes de patología y el tipo de datos que contienen. 

Las muestras para biopsia pueden obtenerse de varias maneras:

Con una aguja: El doctor usa una aguja para extraer tejido o fluido. Este método se usa para realizar aspiración de médula ósea, punciónes lumbares y algunas biopsias de seno, de próstata y de hígado.
Con endoscopia: El doctor usa una sonda iluminada, delgada, denominada endoscopio para examinar áreas del interior del cuerpo. El endoscopio se inserta a través de las aberturas naturales del cuerpo, como la boca o el ano. Si durante el examen el doctor observa que hay tejido anormal, lo extirpa por el endoscopio junto con algo de tejido normal circundante. 

Ejemplos de pruebas con endoscopios:

  • Colonoscopia: Es un examen del colon y del recto. En este tipo de examen, se inserta un endoscopio a través del ano para que el doctor pueda examinar el recto y el colon. Si el doctor observa la presencia de pólipos, los extirpa y envía al laboratorio para su análisis. 
  • Broncoscopia: Es un examen de la tráquea, los bronquios y los pulmones. Durante este tipo de examen, el endoscopio pasa a través de la boca o la nariz y baja por la garganta. 

Con cirugía: El cirujano extirpa el área con células anormales durante una operación quirúrgica. La cirugía puede ser de escisión o de incisión.  

Si la biopsia es de escisión, el cirujano extirpa toda el área de células anormales. Generalmente, se extirpa también algo del tejido normal alrededor de estas células.

Si la biopsia es de incisión, el cirujano extirpa solo una parte del área de células anormales.

Algunas biopsias pueden requerir el uso de sedantes o de anestesia

Los sedantes son medicamentos calmantes que ayudan a que el paciente se mantenga inmóvil o se duerma durante la biopsia.

La anestesia evita que se sienta dolor. Se refiere a fármacos o a otras sustancias que producen insensibilidad o pérdida del conocimiento. Hay tres tipos de anestesia:

  • Anestesia local, que produce insensibilidad en una área pequeña del cuerpo
  • Anestesia regional, que produce insensibilidad en una parte del cuerpo, como un brazo o una pierna
  • Anestesia general, que produce insensibilidad y pérdida completa del conocimiento que parece como un sueño profundo

Después de que se determina el diagnóstico de cáncer

Si la biopsia y otras pruebas muestran que el paciente tiene cáncer, quizá deban realizarse más pruebas para que el doctor decida el plan de tratamiento. Por ejemplo, el doctor deberá determinar el estadio del cáncer. En algunos casos de cáncer, saber el grado del tumor o el grupo de riesgo al que pertenece es importante para decidir cuál es el mejor tratamiento. Es posible que se hagan también más pruebas del tumor para detectar otros  marcadores genéticos o tumorales. 

Para obtener más información sobre otras pruebas que podrían usarse para el plan de tratamiento del tipo específico de cáncer, consulte los resúmenes de tratamiento en PDQ® para cánceres en adultos y en niños.