Diagnóstico

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
Una mujer preocupada habla con su doctora

Si usted presenta algún síntoma o si los resultados de sus exámenes de detección sugieren que hay cáncer, el doctor deberá buscar si la causa es cáncer o alguna otra cosa. El doctor puede preguntarle sus antecedentes médicos personales y familiares y hacerle un examen físico. El doctor puede también ordenar pruebas de laboratorio, exploraciones, o algunas otras pruebas o procedimientos.

Pruebas de laboratorio

Las concentraciones altas o bajas de ciertas sustancias en su cuerpo pueden ser un signo de cáncer. Por lo que los análisis de sangre, de orina, o de otros fluidos del cuerpo en el laboratorio para medir esas sustancias pueden ayudar a los doctores a determinar un diagnóstico. Sin embargo, los análisis de laboratorio anormales no son un signo seguro de cáncer. Los análisis de laboratorio son una herramienta importante, pero los médicos no pueden confiar solo en ellos para diagnosticar el cáncer.

Estudios de imágenes

Los procedimientos con imágenes generan representaciones gráficas de las regiones internas de su cuerpo que ayudan a los médicos a ver si existe un tumor. Estas imágenes se pueden hacer de diferentes formas:

  • Tomografía computarizada (TC):
    Una máquina de rayos X conectada a una computadora toma una serie de imágenes detalladas de sus órganos. Es posible que le den un tinte o un material de contraste para hacer destacar las zonas internas del cuerpo. El material de contraste ayuda para que esas imágenes puedan verse mejor.
  • Exploración nuclear:
    Para esta exploración, usted recibe una inyección de una pequeña cantidad de material radiactivo, que algunas veces se llama marcador radiactivo. Este material fluye por el torrente sanguíneo y se acumula en algunos huesos u órganos. Una máquina llamada escáner detecta la radiactividad y la mide. El escáner genera imágenes de los huesos y órganos en la pantalla de una computadora o en una película. Su cuerpo se deshace rápidamente de la sustancia radiactiva. Este tipo de exploración puede llamarse también gammagrafía con radionúclido.
  • Ecografía:
    Un aparato de ecografía emite ondas de sonido que no se pueden oír. Las ondas rebotan en los tejidos internos de su cuerpo como un eco. Una computadora usa estos ecos para generar una imagen de zonas internas de su cuerpo. Esta imagen puede llamarse sonograma.
  • Resonancia magnética (RM):
    Un imán potente conectado a una computadora crea imágenes detalladas de zonas internas de su cuerpo. Su médico puede ver esas imágenes en un monitor o imprimirlas en película.
  • Tomografía por emisión de positrones (TEP):
    Para esta exploración, usted recibe una inyección de un marcador radiactivo. Luego, una máquina crea imágenes de tercera dimensión que muestran en dónde se acumula el marcador en el cuerpo. Estas exploraciones muestran cómo están funcionando los tejidos y los órganos.
  • Rayos X:
    Los rayos X usan dosis bajas de radiación para crear imágenes del interior de su cuerpo.

Biopsia

En muchos casos, los doctores necesitan hacer una biopsia para diagnosticar el cáncer. Una biopsia es un procedimiento en el que el doctor extrae una muestra de tejido. Luego, un patólogo examina el tejido al microscopio para ver si hay células cancerosas. La muestra puede obtenerse de varias maneras:

  • Con una aguja: El doctor usa una aguja para extraer tejido o fluido.
  • Con un endoscopio: El doctor ve las partes internas del cuerpo mediante un tubo delgado y luminoso llamado endoscopio. El endoscopio se inserta por un orificio natural, como lo es la boca. Luego, el médico usa un instrumento especial para extraer tejido o células por el tubo.
  • Con cirugía: La cirugía puede ser de escisión o de incisión.
    • En la biopsia de escisión, el cirujano extrae todo el tumor. Con frecuencia, se extrae también tejido sano que rodea al tumor.
    • En la cirugía de incisión, el cirujano extrae solo una parte del tumor.