Pasar al contenido principal

Investigación sobre la detección y el diagnóstico del cáncer

El diagnóstico de cáncer ha confiado bastante en el examen microscópico de las células para ver si tienen la apariencia de células cancerosas.

Fuente: iStock

La importancia de la investigación sobre la detección y el diagnóstico del cáncer

Para detectar y diagnosticar el cáncer es necesario identificar la presencia del cáncer en el cuerpo y evaluar el alcance de la enfermedad. Esto se hace tanto durante el diagnóstico inicial del cáncer como durante la detección del cáncer que recidivó (volvió). Para algunos tipos de cáncer, este proceso incluye identificar las lesiones precancerosas que quizás se conviertan en cáncer, lo cual ofrece la oportunidad de intervenir temprano y evitar el cáncer por completo.

Por desgracia, no hay exámenes de detección temprana que sean eficaces para todos los tipos de cáncer. Además, en algunos estudios se indica que es claro que si bien los exámenes de detección ofrecen beneficios, también tienen desventajas. Hay un riesgo de sobrediagnóstico y sobretratamiento: la detección y el tratamiento de cánceres que no ponen en peligro la vida ni causan síntomas. El sobrediagnóstico significa que los pacientes se exponen de forma innecesaria a posibles daños físicos por pruebas y tratamientos que no hacen falta y que suelen ser invasivos, además del estrés psicológico del diagnóstico del cáncer.

La detección temprana del cáncer es la estrategia comprobada para salvar vidas. Algunos pacientes, cuando el cáncer se detecta y se trata temprano, tal vez sobrevivan más tiempo que los pacientes cuyo cáncer no se encuentra hasta que aparecen los síntomas.

Una vez que se comprueba la presencia del cáncer, se usan pruebas diagnósticas que identifican anomalías moleculares específicas en los tumores. Esto forma parte de lo que se llama medicina personalizada o de precisión. Con esta información, los médicos determinan si un paciente podría recibir una terapia específica.

El NCI financia una variedad de proyectos de investigación para mejorar la detección y el diagnóstico del cáncer y los cambios precancerosos. La investigación incluye estudios para mejorar la detección temprana del cáncer y evaluar con exactitud cuán probable es que las células precancerosas se conviertan en una enfermedad potencialmente mortal.

Los fondos del NCI han aportado grandes avances en la detección y el diagnóstico del cáncer. Por ejemplo:

El futuro de la investigación sobre la detección y el diagnóstico del cáncer

La investigación que financia el NCI promueve el desarrollo de tecnologías innovadoras que cambiarán la detección y el diagnóstico del cáncer en el futuro. Es posible que algún día una simple extracción de sangre (una biopsia líquida) en el consultorio médico sirva para detectar, diagnosticar y controlar muchos tipos de cáncer. Además, es posible que el uso de las técnicas de imagen en combinación con la inteligencia artificial permita identificar la presencia, el tipo, el estadio y otras características genéticas del cáncer sin hacer una biopsia que invada el cuerpo.

Ampliar la capacidad de identificar lesiones precancerosas destinadas a convertirse en un cáncer mortal daría la oportunidad de intervenir temprano para evitar por completo que el cáncer se forme. Identificar con exactitud las anomalías que no progresarán a un cáncer potencialmente mortal evitaría que los pacientes sufran daños físicos o financieros debido al tratamiento innecesario y daños psicológicos por un diagnóstico de cáncer.

Continuar la investigación permitirá elaborar métodos más sensibles, exactos y rentables para detectar, diagnosticar y, en algunos casos, prevenir el cáncer en el futuro.

Visión

Menos personas sufrirán y morirán por cáncer porque podemos detectar y diagnosticar los cambios precancerosos en el estadio más temprano posible.

Enfoque

Los avances en técnicas de biomedicina permiten crear herramientas nuevas para la detección y el diagnóstico del cáncer. Nuestras metas son las siguientes:

1) Mejorar los métodos actuales y crear métodos nuevos que detecten el cáncer y los cambios precancerosos

Las inversiones del NCI incluyen mejorar o crear nuevos métodos de detección y diagnóstico que sean más exactos y de más utilidad clínica que los existentes y perfeccionar el uso de métodos comprobados por médicos y sistemas de atención de salud. Además, la producción de tecnologías y pruebas rentables que se puedan usar como recurso en cualquier entorno es esencial. Los objetivos principales del NCI son los siguientes:

  • Mejorar las técnicas existentes de obtención de imágenes del cáncer para mejorar la capacidad de detectar el cáncer o los cambios precancerosos en el estadio más temprano posible.
  • Elaborar y probar nuevas técnicas moleculares que permitan identificar las células cancerosas y precancerosas y que ofrezcan datos sobre la actividad biológica.
  • Buscar nuevas formas de combinar técnicas para mejorar la detección y el diagnóstico del cáncer.
  • Formular y refinar pruebas no invasivas para detectar y diagnosticar el cáncer temprano y con exactitud.

2) Identificar y confirmar la validez de nuevos marcadores biológicos (biomarcadores) que se usen en la detección y el diagnóstico tempranos del cáncer y de los cambios precancerosos

En la oncología, el uso de los biomarcadores tumorales (proteínas específicas u otras moléculas en los tumores) y los biomarcadores de imagen (sustancias radiactivas que absorben los tumores y se observan en las tomografías por emisión de positrones) es generalizado. Los objetivos del NCI para producir otros biomarcadores son los siguientes:

  • Identificar nuevos biomarcadores, como los cambios en los metabolitos celulares que se miden en el aire que se exhala.
  • Identificar y confirmar la validez de nuevos tipos de biomarcadores sanguíneos, como los patrones de los fragmentos de ADN libre en plasma.
  • Identificar nuevos tipos de biomarcadores de tejidos según las diferencias en las propiedades eléctricas o mecánicas de las células o los tejidos.