Pasar al contenido principal

Investigación sobre la biología del cáncer

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer

Investigación sobre la biología del cáncer

La investigación sobre la biología del cáncer comienza con preguntas muy sencillas: ¿Qué es normal y qué no es normal? Para entender cómo se forma y progresa el cáncer, los investigadores estudian primero las diferencias entre las células normales y las células cancerosas. Estudian el funcionamiento de procesos importantes: multiplicación de las células, transformación de las células normales en células cancerosas y la diseminación (metástasis) de células cancerosas.

Casi todos los avances más importantes sobre el cáncer se originaron de los descubrimientos en las ciencias básicas. La investigación básica revela nuevos conceptos sobre las causas del cáncer, su formación, progresión y respuesta al tratamiento.

El apoyo del NCI a la investigación básica sobre el cáncer es esencial. El sector industrial no suele invertir a largo plazo en la investigación que no son de uso clínico inmediato. El beneficio de la inversión continua del NCI en la investigación científica básica es extraordinario. Por ejemplo:

  • Hace más de 40 años, los científicos que estudiaban la forma en que los retrovirus causaban cáncer descubrieron el primer oncogén humano (un gen que transforma una célula normal en una célula cancerosa). Este nuevo e inesperado descubrimiento sobre la formación del cáncer y otros conocimientos que se adquirieron después condujeron a la exploración de otras áreas nuevas de la biología del cáncer: la era de la oncología de precisión y los nuevos enfoques para la prevención, detección y tratamiento del cáncer.
  • Con el Atlas del Genoma del Cáncer (TCGA) se creó un catálogo de los cambios genómicos relacionados con 33 tipos de cáncer. Este trabajo da a conocer mucha información sobre las bases genéticas del cáncer. Por ejemplo, identificar lo que tenían en común los genes de distintos tipos de tumores llevó a que se diseñaran tratamientos según las características de las células tumorales (es decir, las características moleculares) y no el lugar del cuerpo adonde comienza el cáncer. A partir de esta información, el Consorcio Clínico y Proteómico para Análisis Tumorales (CPTAC) del NCI es pionero en el análisis proteogenómico integral de cada vez más tipos de cáncer.
  • Más de 30 años de investigación básica en la inmunología y la genética del cáncer subvencionada por el NCI contribuyeron a la primera medicina personalizada oncológica. Este tipo de medicina se usa para diagnosticar y tratar tumores con precisión, sin importar el origen ni la ubicación del tumor primario. El pembrolizumab (Keytruda) es un inhibidor de puntos de control inmunitario, una clase de medicamento que se usa para tratar más de 15 tipos de cáncer. En 2017, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó el uso del pembrolizumab para tratar a pacientes con cualquier tipo de cáncer cuyo tumor presenta una determinada característica genética (inestabilidad microsatelital alta o deficiencia en la reparación de errores de emparejamiento).

El futuro de la investigación sobre la biología del cáncer

La creatividad de los investigadores y las tecnologías innovadoras que financia el NCI promoverá nuevos descubrimientos que antes se consideraban imposibles. Estos tal vez incluyan nuevos conocimientos sobre las causas del cáncer y la investigación básica que lleva a grandes adelantos en los tratamientos. Es posible que surjan tecnologías nuevas que revolucionarán la investigación del cáncer. Los conocimientos que se obtienen de la inversión en la investigación básica que se realiza hoy generará los avances futuros para ayudar a los pacientes de cáncer y a las personas con riesgo de tener la enfermedad.

Visión

Los investigadores tendrán un entendimiento integral de la biología del cáncer que acelera la creación de formas nuevas y más seguras de prevenir, detectar, diagnosticar y tratar el cáncer.

Enfoque

A fin de comprender mejor todas las enfermedades que se llaman cáncer, debemos descifrar la forma en que las células normales se vuelven cancerosas y la forma en que las células cancerosas se multiplican, sobreviven y se diseminan por el cuerpo. Para lograr esto, las metas del NCI son las siguientes:

1) Lograr un entendimiento integral de las bases moleculares y celulares del cáncer.

Entender por completo la biología de la célula cancerosa permitirá crear nuevas formas de prevenir, detectar y tratar el cáncer aprovechando los puntos débiles que se identifican en las células cancerosas y las lesiones precancerosas. Algunos de nuestros objetivos principales son:

  • Entender los cambios genéticos que originan el cáncer y los mecanismos por los que se producen estos cambios, además de los cambios epigenéticos (es decir, cambios que producen actividad anormal en la regulación de los genes).
  • Investigar los procesos biológicos que inician el cáncer, la progresión y la metástasis.
  • Identificar la forma en que los tumores evolucionan y responden o resisten el tratamiento.
  • Estudiar la forma en que los procesos celulares (como el metabolismo de las células cancerosas, las respuestas de estrés y la regulación del ciclo celular) contribuyen a que el cáncer se forme y progrese.

2) Entender la forma en que las células cancerosas interactúan con las células normales del cuerpo para favorecer o inhibir la formación y la progresión de tumores.

El cáncer comienza en casi cualquier tejido del cuerpo y el tejido en el que el cáncer se forma y se disemina afecta las características moleculares. Esto destaca la importancia de comprender la forma en que las células cancerosas y las células normales interactúan para crear nuevos métodos de prevención y tratamiento. Los objetivos principales del NCI son los siguientes:

  • Determinar las características de los componentes del microambiente tumoral (incluso las células cancerosas, las células de tejido conjuntivo [fibroblastos], las células inmunitarias, las células bacterianas [microbioma tumoral], vasos sanguíneos y nervios) y determinar la forma en que cada uno de estos componentes influyen solos o en conjunto en la progresión y la regresión tumoral.
  • Entender los mecanismos mediante los que las células cancerosas se comunican con las células normales e interactúan con estas para que crezcan los tumores.
  • Aclarar la forma en que las células y los tejidos de otras partes del cuerpo interactúan con las células cancerosas para evitar o promover la metástasis.