Pasar al contenido principal

Iniciativas del NCI de investigación sobre la COVID-19

Debido a que el coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave de tipo 2 (SARS-CoV-2) es un virus nuevo, aún queda mucho que aprender acerca de las formas en que afecta a las personas, incluso a los pacientes de cáncer, y acerca del tratamiento de la enfermedad que causa. El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) aporta al esfuerzo mundial para responder a la enfermedad por el coronavirus de 2019 (COVID-19) mediante la movilización de sus científicos expertos y los recursos más avanzados para llevar a cabo la investigación sobre la COVID-19.

Estudios clínicos del NCI sobre el coronavirus

El NCI financia estudios clínicos de la COVID-19, que incluyen estudios específicos para pacientes de cáncer. La información sobre estudios clínicos solo se encuentra disponible en inglés.

Para obtener ayuda en español, comuníquese con el Servicio de Información de Cáncer del NCI.

Estudio del NCI sobre Pacientes de Cáncer con COVID-19 (NCCAPS)

El NCI lleva a cabo un estudio clínico grande de cohortes llamado Estudio del NCI sobre Pacientes de Cáncer con COVID-19 (NCCAPS), en el que participan todos los programas de estudios clínicos del NCI, incluso la Red Nacional de Ensayos Clínicos (NCTN) y el Programa de Investigación Oncológica Comunitaria (NCORP).

La meta del estudio es inscribir a más de 2000 pacientes de todas las edades para recopilar datos detallados (sobre el tipo de cáncer, los tratamientos y los síntomas) y seguirlos durante un período prolongado para entender mejor el efecto del SARS-CoV-2 en las personas con cáncer.

Investigación de las características serológicas del SARS-CoV-2

El NCI formó una Red de Ciencias Serológicas (SeroNet) que colaborará para ampliar la capacidad de análisis serológico en todo el país lo antes posible, crear nuevos ensayos y entender mejor la respuesta inmunitaria frente al SARS-CoV-2. Las pruebas serológicas se usan para medir la respuesta inmunitaria, en la forma de anticuerpos en la sangre, cuando una persona tiene una infección.

El NCI también colabora con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para establecer la Base de Datos Central sobre Estudios de Seroprevalencia de la COVID-19 (COVID-19 SeroHub). Se trata de un catálogo en línea de estudios que examinan la proporción de personas que tienen anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en la sangre. Se incluyen estudios que se hacen ahora, en el futuro o que ya terminaron. El propósito de la COVID-19 SeroHub es proveer datos de comprobación científica para facilitar la toma de decisiones por parte de los investigadores, autoridades que formulan políticas y los funcionarios de salud pública locales y estatales. Además, sirve de base para estudios futuros e identifica necesidades y desigualdades en los estudios científicos.

Además, los investigadores del Laboratorio Nacional de Investigación Oncológica de Frederick (FNLCR) trabajan con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y otros organismos gubernamentales para evaluar las pruebas serológicas del SARS-CoV-2 que están en venta. Es importante contar con pruebas serológicas precisas para identificar a las personas que tuvieron la infección por este virus y quizás tengan inmunidad a la reinfección. El personal del  Laboratorio de Serología del VPH del FNLCR trabaja con la FDA a fin de validar las pruebas serológicas que el organismo recibe de científicos externos y empresas, y establecer normas para pruebas estándar. Una de estas pruebas estándar, en la que se usa una mezcla de plasmas de cuatro donantes con anticuerpos contra la espiga del SARS-CoV-2 y las proteínas nucleocápsides, ahora se ofrece a los laboratorios que la soliciten para las pruebas de detección de anticuerpos contra la COVID-19. Contar con una prueba estándar mejora las comparaciones entre los estudios. 

Estudios genómicos sobre los desenlaces de la COVID-19

Los investigadores de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del NCI participan en una serie de estudios en los que se busca identificar las variantes genéticas relacionadas con los desenlaces de la COVID-19.

En el Estudio COVIDcode, se examina el modo en que las variantes de los genes influyen en la gravedad de la COVID-19 en distintas personas. Es un proyecto de colaboración entre el NCI, el Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano (NHGRI) y el NIAID. Los investigadores esperan aplicar los hallazgos del estudio para crear terapias que ayuden a aliviar los síntomas graves de COVID-19 que tienen algunas personas. Cualquier persona con un resultado positivo en la prueba de infección por SARS-CoV-2 es apta para participar.

COVNET es un estudio grande de asociación de genoma completo para identificar variantes de línea germinal comunes y poco frecuentes que se relacionan con una susceptibilidad a la COVID-19 grave o mortal. A fin de compartir los datos lo antes posible, se estableció una colaboración académica masiva para obtener muestras de hasta 40 000 personas con COVID-19 de distintos centros y estudios en los Estados Unidos y Canadá.

Los hallazgos de ambos estudios servirán para fundamentar la asignación del orden de prioridad terapéutica (triaje) a los pacientes con diagnóstico reciente de COVID-19, sugerir tratamientos nuevos o identificar segmentos de la población que corren mayor riesgo de consecuencias graves por la enfermedad.

Otro de los estudios genómicos se concentra en particular en las personas con cáncer. La meta es entender mejor las características biológicas de la infección por el SARS-CoV-2, además de identificar posibles blancos adonde dirigir los nuevos tratamientos y proponer ideas que sirvan para identificar a quienes corren un mayor riesgo de presentar un caso grave de la enfermedad.

Además, los investigadores del NCI llevan a cabo estudios epidemiológicos de pacientes y sobrevivientes de cáncer para calcular el riesgo de complicaciones y muerte por COVID-19.

En busca de tratamientos de la COVID-19

En el NCI se están usando algunos de los avances en la Iniciativa RAS para identificar nuevos tratamientos de la COVID-19. Los investigadores que trabajan en la Iniciativa RAS usaron una colección de pruebas de detección para identificar los compuestos químicos que bloquean la actividad de las mutaciones en las proteínas RAS que dan comienzo a los tumores. Ahora esta colección de pruebas de detección se usa para identificar los posibles compuestos químicos que bloquean la actividad de una enzima clave que el SARS-CoV-2 necesita para infectar las células.

Los compuestos que se identificaron mediante esta colección de pruebas que bloquean la actividad de esta enzima se someterán a más pruebas y se perfeccionarán, en colaboración con el Laboratorio Nacional de Argonne y la Universidad de Chicago, para crear posibles tratamientos de la COVID-19.

  • Actualización:

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Iniciativas del NCI de investigación sobre la COVID-19 publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”