Pasar al contenido principal

Misión contra el Cáncer

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer

En 2016, mientras Joe Biden era vicepresidente, inauguró la Misión contra el Cáncer (Cancer Moonshot℠) con el propósito de acelerar el ritmo de los avances contra el cáncer. Las comunidades interesadas en el cáncer, como los pacientes y los investigadores médicos, respondieron a la misión con muchísima energía e ingenio.

La Misión contra el Cáncer consta de tres metas ambiciosas: acelerar el descubrimiento científico sobre el cáncer, promover una mayor colaboración y mejorar el intercambio de datos.

El 2 de febrero de 2022, el presidente Biden anunció que se volverá a impulsar la Misión contra el Cáncer y destacó metas nuevas: disminuir al menos en un 50 por ciento las muertes por cáncer en los próximos 25 años; mejorar la experiencia de las personas y familiares que viven con cáncer y lo sobreviven; y al lograr estas y otras metas, acabar con el cáncer que conocemos hoy en día.

Al invertir nuevos fondos en áreas de investigación del cáncer que tienen más probabilidad de beneficiar a los pacientes, la Misión contra el Cáncer agrupó a una enorme comunidad de investigadores y profesionales clínicos que se dedican a acelerar la investigación para mejorar la vida de las personas con cáncer y la de sus seres queridos.

En diciembre de 2016, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Ley de Curas del Siglo XXI (21st Century Cures Act). Se autorizaron $1,8 mil millones para financiar la Misión contra el Cáncer por 7 años. Durante estos 7 años, la provisión de estos fondos se deben asignar cada año fiscal. En los años fiscales (FY) recientes, el Congreso asignó al Instituto Nacional del Cáncer (NCI): $300 millones (FY 2017), $300 millones (FY 2018), $400 millones (FY 2019), $195 millones (FY 2020) y $195 millones (FY 2021).