Pasar al contenido principal

Una fuerza laboral diversa con una misión compartida

Miles de personas con una meta: acabar con el cáncer que conocemos hoy en día. Desde el laboratorio, el aula o la oficina, las personas que forman parte de la fuerza laboral de investigación del cáncer, colaboran en distintas disciplinas, sirven de mentores de la próxima generación con diversidad de talento y crean una trayectoria inclusiva para impulsar la investigación del cáncer hacia el futuro.

De izquierda a derecha: Robert Yarchoan, Ana Consuelo Matiella, Keven Stonewall y Perisa Ashar

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer

Doctor Robert Yarchoan

Colabora con otras disciplinas para mejorar la investigación sobre el VIH y el cáncer

¿Cómo se relacionan el VIH y el SIDA con la investigación del cáncer? Como primer director de la Oficina de Neoplasias Malignas Relacionadas con el VIH y el SIDA (OHAM), el doctor Robert Yarchoan investigó ambos temas y considera que hay muchas ideas que intercambiar entre estas disciplinas. La investigación del cáncer sobre los retrovirus y la inmunología tuvieron una repercusión importante en la investigación sobre el SIDA. El SIDA, a su vez, ayudó a entender los cánceres causados por virus, la inmunidad de las células T y la forma en que la inmunodeficiencia influye en la aparición de tumores. El doctor Yarchoan pudo observar estos avances al comenzar su carrera, antes de que se reconociera el SIDA como enfermedad. Aunque muchos dudaron que fuera posible descubrir un medicamento para combatir el SIDA, trabajó con Samuel Broder e Hiroaki Mitsuya en los primeros medicamentos para el SIDA, como la azidotimidina (AZT), que hicieron que la enfermedad mortal se convirtiera en una enfermedad crónica. También creó terapias para tratar cánceres relacionados con el SIDA, como el sarcoma de Kaposi. A lo largo de su carrera, se mantiene activo al correr (incluso entrena para maratones), ir de caminata y esquiar.

Ana Consuelo Matiella

Ejemplifica cómo la fuerza laboral relacionada con el cáncer incorpora disciplinas distintas, como la comunicación y el espíritu emprendedor

Cuando era pequeña, Ana Consuelo Matiella aprendió a escribir cuentos gracias a su tía, que era maestra en México. Ana adquirió el talento de escribir y nunca lo dejó. Desde hace más de 30 años, se dedica a mejorar la salud de las comunidades latinas como autora y especialista bilingüe en comunicación de la salud. Junto con su hija, fundó “De las mías”, una plataforma digital para mujeres latinas con un sitio web y aplicaciones en español e inglés. El propósito de este emprendimiento es promover una vida sana para ayudar a evitar enfermedades crónicas, como la diabetes, además del cáncer por factores de riesgo relacionados con el estilo de vida. Esto incluye el cáncer de seno (mama), que es la causa principal de muerte en las mujeres latinas. La idea de la aplicación surgió porque Ana notó que el diseño de las plataformas de contenido sobre salud y ejercicio no tenían en cuenta las necesidades de las mujeres latinas. Quiso cambiar esto, y tras obtener fondos de un programa del Instituto Nacional del Cáncer para la participación de pequeñas empresas en la investigación innovadora, creó una herramienta de educación para la salud que recalca la imagen positiva del cuerpo y promueve hábitos saludables que incorporan los alimentos y la cultura de las personas.

Keven Stonewall

Hizo investigación innovadora sobre el cáncer de colon mientras era adolescente y ahora inspira a otros en las comunidades desatendidas

Keven Stonewall está en su tercer año de estudios de Medicina y comenzó a soñar con ser investigador en un laboratorio cuando le mostraron un microscopio por primera vez a los 10 años. Cuatro años después, el tío de un amigo murió de cáncer de colon y quiso aprender más sobre la enfermedad. A los 17, quería combinar el interés por la oncología y la investigación, pero no sabía por dónde empezar. Buscó en Google cómo escribir una propuesta de investigación y envió mensajes por correo electrónico a 200 profesores de investigación con sus ideas. Solo uno le contestó y le ofreció un puesto. Durante su pasantía con el doctor Carl Ruby en la Universidad Rush, hizo investigación innovadora que ayudó a poner en marcha una vacuna contra el cáncer de colon para adultos. Hoy en día, usa su plataforma para inspirar a los jóvenes y destacar la importancia de la alfabetización sobre la salud en las comunidades desatendidas.

Perisa Ashar

Investigó el cáncer mientras estaba en la secundaria y promueve el interés de los jóvenes en la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas

Perisa Ashar hizo su primer proyecto de investigación en el laboratorio cuando estaba en octavo grado. Entonces quiso probar si las soluciones de las enzimas de hongos y piña que había hecho en su casa disminuían la supervivencia de las células de cáncer de próstata. Hace poco, usó biomarcadores y biopsias de bases de datos de acceso libre para ayudar en la detección rápida del cáncer de pulmón mediante pruebas baratas y no invasivas. Con esta curiosidad científica y determinación, no es sorprendente que recibiera la beca Regeneron 2021 para la búsqueda de talento científico, entre otros logros. Además, fundó STEMinate, para inspirar a generaciones futuras mediante talleres de codificación, robótica y química destinados a alumnos de la escuela primaria e intermedia en áreas desatendidas. La organización ahora cuenta con más de 10 oficinas locales, que incluye sedes en los Estados Unidos, Corea del Sur, Nigeria y otros países. Tiene la esperanza de que su labor sirva para inspirar a que los alumnos jóvenes, en especial las niñas y las personas afroamericanas, se dediquen a la carrera de investigación.

Las personas que integran la fuerza laboral de investigación del cáncer cumplen con el compromiso que comenzó con la aprobación de la Ley Nacional del Cáncer de 1971. Infórmese más sobre la importancia de esta ley.

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Una fuerza laboral diversa con una misión compartida publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”