Pasar al contenido principal

Ley Nacional del Cáncer: 50 aniversario

Hay pocos acontecimientos comparables a la Ley Nacional del Cáncer de 1971 con efectos tan extraordinarios y duraderos en cómo se estudia, trata y considera el cáncer.

Días antes de la Navidad, el presidente Richard Nixon firmó la ley que estableció un compromiso nacional para avanzar contra el cáncer al anticipar y crear la infraestructura y los mecanismos necesarios para realizar una iniciativa de investigación del cáncer a gran escala y de la máxima calidad. 

El regalo del tiempo - 50 aniversario de la Ley Nacional del Cáncer

Una estrategia nueva y coordinada para luchar contra el cáncer

En aquel tiempo, no todos estaban satisfechos con la ley. Algunos pensaban que era demasiado ambiciosa, y otros que era poco ambiciosa. El presidente Nixon, al firmar la ley, declaró que “La aprobación de este proyecto de ley cuenta con el compromiso pleno del Congreso de otorgar los fondos necesarios, lo que sea necesario, para vencer el cáncer”.

Con el paso de los años, esta ley única puso en marcha una serie de actividades que crearon una iniciativa de investigación de complejidad y detalle inimaginables. Entre los muchos logros, la Ley Nacional del Cáncer de 1971 estableció el Programa de Centros Oncológicos del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), además de ampliar la Red Nacional de Estudios Clínicos. Mediante estos logros, fue posible idear sistemas de recolección y almacenamiento de datos amplios de los pacientes. Además, consolidó el compromiso de nuestra nación con la investigación básica, sin la cual no se hubiesen logrado muchos descubrimientos.

Los avances en la investigación hacen posible el regalo del tiempo

La historia del cáncer es muy dolorosa y trágica. El cáncer ha cobrado más vidas que las que podemos imaginar, dejando un dolor inmenso a su paso. Pero también se caracteriza por historias de perseverancia, ingenio y descubrimiento.

Contamos con una comunidad de investigadores que tienen un profundo compromiso de buscar nuevas ideas y generar otras a partir de descubrimientos anteriores. Contamos con oncólogos, personal de enfermería y muchísimos profesionales de la salud en todo el  país que, día a día, se dedican a ofrecer la mejor atención posible. Contamos con una comunidad de defensores que incansablemente apoya estas iniciativas y se asegura de que la voz del paciente no se pierda en las estadísticas o la burocracia del sistema de salud.

A partir de la labor conjunta y la dedicación de estos investigadores, profesionales médicos, pacientes y defensores, entendemos muchísimo mejor la complejidad del cáncer y lo que contribuye a la enfermedad. Hace 50 años, nadie en aquel acto en Washington, D. C. podría haber imaginado estos logros. Estos conocimientos se convirtieron en avances que cambiaron lo que significa recibir un diagnóstico de cáncer.

Desde aprender a usar el sistema inmunitario para luchar contra el cáncer hasta crear programas basados en la ciencia para disminuir de forma drástica el consumo del cigarrillo y otros productos de tabaco, los avances no surgieron por el esfuerzo de una persona, un equipo de investigación ni una organización. Fueron el fruto de la colaboración que produjo acciones, iniciativas e ideas a escala pequeña y grande.

Con la mirada en el futuro, nada nos detendrá

En el NCI, al comenzar el año del 50 aniversario de esta ley transcendental, aprovechamos la oportunidad para conmemorar a quienes abrieron el camino al progreso científico. A lo largo de 2021, compartiremos algunas de estas historias sobre avances. También nos uniremos a la comunidad interesada en el cáncer para compartir estas historias y describir los últimos 50 años de la investigación del cáncer. 

De esta forma, esperamos dar un panorama claro de nuestra trayectoria como parte de la comunidad. Por supuesto, no subestimamos los desafíos que quedan por delante. Sin embargo, tenemos la esperanza de que este vistazo a los últimos 50 años nos ayude a valorar aún más el progreso y contemplar lo que promete el futuro. Y esto es posible, en gran medida, gracias a la Ley Nacional del Cáncer.

  • Publicación:

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Ley Nacional del Cáncer: 50 aniversario publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”