In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Trastornos del sueño (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 20 de diciembre de 2013

Evaluación de los trastornos del sueño



Cuando los pacientes presentan trastornos del sueño, se realiza una evaluación.

Se realiza una evaluación para encontrar los problemas que pueden causar los trastornos del sueño y el modo en que afectan la vida del paciente. Los pacientes con trastornos del sueño leves pueden estar irritables y ser incapaces de concentrarse; los pacientes con trastornos del sueño moderados pueden estar deprimidos y ansiosos. Estos trastornos del sueño hacen que resulte difícil estar atento y participar en actividades durante el día. El paciente puede ser incapaz de recordar las instrucciones para el tratamiento y tener problemas para tomar decisiones. El estar bien descansado puede mejorar el nivel de energía y ayudar a enfrentar mejor los efectos secundarios del cáncer y el tratamiento.

Los pacientes de cáncer se deben someter a evaluaciones de vez en cuando ya que los trastornos del sueño pueden volverse más o menos graves con el tiempo.

Una evaluación de un trastorno del sueño incluye un examen físico, los antecedentes de médicos y del sueño.

El médico realizará un examen físico y tomará nota de los antecedentes médicos, que incluyen:

El paciente y la familia le pueden informar al médico sobre los antecedentes y los patrones de sueño del paciente.

Se puede utilizar un polisomnograma para ayudar a diagnosticar los trastornos del sueño.

Un polisomnograma es un grupo de grabaciones que se realizan cuando la persona duerme y que muestran los siguientes aspectos:

  • Cambios en las ondas cerebrales.
  • Movimientos de los ojos.
  • Frecuencia respiratoria.
  • Presión arterial.
  • Frecuencia cardíaca y actividad eléctrica del corazón y otros músculos.

Esta información ayuda al médico a determinar la causa de los trastornos del sueño.