In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Cáncer de cuello uterino: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 21 de marzo de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Estadios del cáncer de cuello uterino



Después de diagnosticarse el cáncer de cuello uterino, se realizan pruebas para determinar si las células cancerosas se diseminaron dentro del cuello uterino o hasta otras partes del cuerpo.

El proceso utilizado para determinar si el cáncer se diseminó dentro del cuello uterino o hasta otras partes del cuerpo se llama estadificación. La información obtenida en el proceso de estadificación determina el estadio de la enfermedad. Es importante conocer el estadio de la enfermedad para planificar el tratamiento. En el proceso de estadificación, se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el que se toma una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos x. Se puede inyectar un tinte en una vena o ingerirlo para que los órganos o tejidos se destaquen más claramente en la radiografía. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computadorizada o tomografía axial computarizada.

  • Exploración con TEP (exploración con tomografía por emisión de positrones): procedimiento para encontrar células de tumores malignos en el cuerpo. Se inyecta en una vena una cantidad pequeña de glucosa (azúcar) radiactiva. El escáner de TEP rota alrededor del cuerpo y toma una imagen de los lugares del cuerpo que absorben la glucosa. Las células de tumores malignos tienen aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales.

  • Ecografía : procedimiento para el que se hacen rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasónicas) en tejidos u órganos internos y se crean ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales que se llama sonograma.

  • Radiografía del tórax : radiografía de los órganos y huesos del interior del pecho. Un rayo X es un tipo de haz de energía que atraviesa el cuerpo y se plasma en una película, logrando una imagen de áreas del interior del cuerpo.

  • Cistoscopia : procedimiento para observar el interior de la vejiga y la uretra para verificar si hay áreas anormales. Se introduce un cistoscopio a través de la uretra hacia la vejiga. Un cistoscopio es un instrumento delgado con forma de tubo, con una luz y una lente para observar. También puede tener una herramienta para extraer muestras de tejido que se estudian bajo un microscopio para verificar si hay signos de cáncer.

  • Laparoscopia : procedimiento quirúrgico para observar los órganos del interior del abdomen y determinar si hay signos de enfermedad. Se realizan pequeñas incisiones (cortes) en la pared del abdomen y se introduce un laparoscopio (un tubo delgado, con iluminación) en una de las incisiones. Se pueden introducir otros instrumentos en la misma incisión o en otras para realizar procedimientos tales como extirpar órganos o tomar muestras de tejido para observarlas bajo un microscopio y verificar si hay signos de enfermedad.

  • Estadificación quirúrgica pretratamiento: se realiza una cirugía (operación) para determinar si el cáncer se diseminó dentro del cuello uterino o hasta otras partes del cuerpo. En algunos casos, el cáncer de cuello uterino se puede extirpar al mismo tiempo. La estadificación quirúrgica pretratamiento habitualmente se realiza solo como parte de un ensayo clínico.

Los resultados de estas pruebas se consideran junto con los resultados de la biopsia original del para determinar el estadio del cáncer de cuello uterino.

El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.

El cáncer se puede diseminar a través del tejido, el sistema linfático y la sangre:

  • Tejido. El cáncer se disemina desde donde comenzó y se extiende hacia las áreas cercanas.
  • Sistema linfático. El cáncer se disemina desde donde comenzó hasta entrar en el sistema linfático. El cáncer se desplaza a través de los vasos linfáticos a otras partes del cuerpo.
  • Sangre. El cáncer se disemina desde donde comenzó y entra en la sangre. El cáncer se desplaza a través de los vasos sanguíneos a otras partes del cuerpo.

El cáncer se puede diseminar desde donde comenzó a otras partes del cuerpo.

Cuando el cáncer se disemina a otra parte del cuerpo, se llama metástasis. Las células cancerosas se desprenden de donde se originaron (tumor primario) y se desplazan a través del sistema linfático o la sangre.

  • Sistema linfático. El cáncer penetra el sistema linfático, se desplaza a través de los vasos linfáticos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.
  • Sangre. El cáncer penetra la sangre, se desplaza a través de los vasos sanguíneos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.

El tumor metastásico es el mismo tipo de cáncer del tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer de cuello uterino se disemina al pulmón, las células cancerosas del pulmón son en realidad células cancerosas de cuello uterino. La enfermedad es cáncer de metastásico de cuello uterino, no cáncer de pulmón.

Se utilizan los siguientes estadios para el cáncer de cuello uterino:

Carcinoma in situ (estadio 0)

En el carcinoma in situ (estadio 0), se encuentran células anormales en el revestimiento más interno del cuello uterino. Estas células anormales se pueden volver cancerosas y diseminarse hasta el tejido cercano normal.

Ampliar
Milímetros; el dibujo muestra los milímetros (mm) usando objetos comunes. La punta de un lápiz afilado mide 1 mm, la punta de un lápiz de cera mide 2 mm y la goma de borrar nueva de un lápiz mide 5 mm.
Milímetros (mm). La punta de un lápiz afilado mide 1 mm, la punta de un lápiz de cera nuevo mide 2 mm y la goma de borrar nueva de un lápiz mide 5 mm.

Estadio I

En el estadio I, el cáncer se encuentra solamente en el cuello uterino. El estadio I se divide en estadios IA y IB, según la cantidad de cáncer que se encuentre.

  • Estadio IA:
    Ampliar
    Cáncer de cuello uterino en estadios IA1 y IA2; el dibujo muestra un corte transversal del cuello uterino y la vagina. Un recuadro interior muestra un cáncer en el cuello uterino que mide hasta 5 mm en profundidad, pero no más de 7 mm de ancho.
    Cáncer de cuello uterino en estadios IA1 y IA2. En los tejidos del cuello uterino se encuentra una muy pequeña cantidad de cáncer que solo se puede ver bajo un microscopio. En el estadio IA1, el cáncer no mide más de 3 mm de profundidad y no más de 7 mm de ancho. En el estadio IA2, el cáncer mide más de 3 mm de profundidad, pero no más de 5 mm, y no mide más de 7 mm de ancho.
    Se detecta una cantidad muy pequeña de cáncer en los tejidos del cuello uterino que solo se puede ver con un microscopio. El estadio IA se divide en estadios IA1 y IA2 de acuerdo con el tamaño del tumor.
    • En el estadio IA1, el cáncer no está a más de tres milímetros de profundidad y no mide más de siete milímetros de ancho.
    • En el estadio IA2, el cáncer está a más de tres milímetros de profundidad, pero no a más de cinco milímetros de profundidad, y no mide más de siete milímetros de ancho.
  • Estadio IB: el estadio IB se divide en estadios IB1 y IB2.
    Ampliar
    Se muestran los estadios IB1 y IB2 del cáncer de cuello uterino en tres cortes transversales del cuello uterino y la vagina. En el recuadro de la izquierda, se muestra un cáncer en estadio IB1 que mide 7 mm de ancho y no más de 5 mm de profundidad. El dibujo del medio muestra un cáncer en estadio IB1 que mide menos de 4 cm. El dibujo de la derecha muestra un cáncer en estadio IB2 que mide más de 4 cm.
    Cáncer del cuello uterino en estadios IB1 y IB2. En el estadio IB1, el cáncer es microscópico y no mide más de 5 mm de profundidad o mide más de 7 mm de ancho, O se puede ver el cáncer sin un microscopio y mide 4 cm o menos. En el estadio IB2, el cáncer mide más de 4 cm.
    • En el estadio IB1:
      • El cáncer solo se puede ver con un microscopio y mide más de cinco milímetros de profundidad y más de siete milímetros de ancho; o
      • El cáncer se puede ver sin un microscopio y mide cuatro centímetros o menos.
    • En el estadio IB2, el cáncer se puede ver sin un microscopio y mide más de cuatro centímetros.

Estadio II

Ampliar
Cáncer de cuello uterino en estadio II; el dibujo muestra un corte transversal del útero, el cuello uterino y la vagina. En los estadios IIA1 y IIA2, se ve el cáncer que mide 4 cm en el cuello uterino y en el tercio superior de la vagina. En el estadio IIB, se ve el cáncer en el cuello uterino, los dos tercios superiores de la vagina y los tejidos que rodean el útero.
Cáncer de cuello uterino en estadio II. El cáncer se diseminó más allá del cuello uterino, pero no hasta la pared pélvica o el tercio inferior de la vagina. En los estadios IIA1 y IIA2, el cáncer se diseminó más allá del cuello uterino hasta la vagina. En el estadio IIA1, se puede ver el tumor sin un microscopio y el tumor mide cuatro centímetros o menos. En el estadio IIA2, el tumor se puede ver sin un microscopio y mide más de cuatro centímetros. En el estadio IIB, el cáncer se diseminó más allá del cuello uterino hasta los tejidos que rodean el útero.

En el estadio II, el cáncer se diseminó más allá del cuello uterino, pero no hasta la pared de la pelvis (tejidos que revisten la parte del cuerpo entre las caderas) o hasta el tercio inferior de la vagina. El estadio II se divide en estadios IIA y IIB, según la distancia a la que el cáncer se diseminó.

Estadio III

En el estadio III, el cáncer se diseminó al tercio inferior de la vagina, se puede haber diseminado o a la pared de la pelvis, o puede haber causado problemas en los riñones. El estadio III se divide en estadios IIIA y IIIB, según la distancia hasta la que el cáncer se diseminó.

  • Estadio IIIA:
    Ampliar
    Cáncer de cuello uterino en estadio IIIA; el dibujo muestra un corte transversal del cuello uterino y la vagina. Se muestra el cáncer en el cuello uterino y a todo lo largo de la vagina.
    Cáncer de cuello uterino en estadio IIIA. El cáncer se diseminó hasta el tercio inferior de la vagina, pero no hasta la pared pélvica.
    El cáncer se diseminó al tercio inferior de la vagina, pero no a la pared de la pelvis.
  • Estadio IIIB:
    Ampliar
    Cáncer de cuello uterino en estadio IIIB; el dibujo muestra el cáncer en el cuello uterino, la vagina y la pared pélvica, y bloquea el uréter  derecho. También se muestran el útero y los riñones.
    Cáncer de cuello uterino en estadio IIIB. El cáncer se diseminó hasta la pared pélvica o el tumor se volvió lo suficientemente grande como para bloquear los uréteres (los tubos que conectan los riñones con la vejiga). El dibujo muestra el uréter derecho bloqueado por el cáncer. El bloqueo puede hacer que el riñón se agrande o deje de funcionar.

Estadio IV

En el estadio IV, el cáncer se diseminó a la vejiga, el recto u otras partes del cuerpo. El estadio IV se divide en estadios IVA y IVB, según el lugar donde se encuentre el cáncer.

  • Estadio IVA:
    Ampliar
    Cáncer de cuello uterino en estadio IVA; dibujo y recuadro que muestran que el cáncer se diseminó desde el cuello uterino hasta la vejiga y la pared del recto.
    Cáncer de cuello uterino en estadio IVA. El cáncer se diseminó hasta órganos cercanos, como la vejiga o el recto.
    El cáncer se diseminó a órganos cercanos, como la vejiga o el recto.
  • Estadio IVB:
    Ampliar
    Cáncer de cuello uterino en estadio IVB; el dibujo muestra las partes del cuerpo hasta donde se puede haber diseminado el cáncer de cuello uterino en estadio IVB, incluso los ganglios linfáticos, el pulmón, el hígado, el tracto intestinal, el cuello uterino, la pared abdominal y el hueso. En un recuadro, también se muestra el cáncer que se diseminó hasta un ganglio linfático y, a través de la sangre, hasta otras partes del cuerpo.
    Cáncer de cuello uterino en estadio IVB. El cáncer se diseminó hasta otras partes del cuerpo alejadas del cuello uterino, como el hígado, los intestinos, los pulmones o los huesos.
    El cáncer se diseminó a otras partes del cuerpo, como el hígado, los pulmones, los huesos o ganglios linfáticos distantes.