In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Tumores extracraneales de células germinativas en la niñez: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 5 de septiembre de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Información general sobre los tumores extracraneales de células germinativas en la niñez



Los tumores extracraneales de células germinativas en la niñez se forman a partir de espermatozoides u óvulos en desarrollo que circulan hasta otras partes del cuerpo que no incluyen el cerebro.

A medida de que el feto se desarrolla, ciertas células forman espermatozoides en los testículos u óvulos en los ovarios. A veces, estas células circulan a otras partes del cuerpo y forman tumores de células germinativas. Este sumario trata sobre tumores de células germinativas que se forman en partes del cuerpo que son extracraneales (fuera del cerebro). Los tumores extracraneales de células germinativas son más comunes en los adolescentes de 15 a 19 años de edad.

Los tumores extracraneales de células germinativas pueden ser benignos o malignos.

Los tumores extracraneales de células germinativas pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos).

Hay tres tipos de tumores extracraneales de células germinativas.

Los tumores extracraneales de células germinativas se agrupan en teratomas maduros, teratomas inmaduros o tumores de células germinativas malignos:

Teratomas maduros

Los teratomas maduros son el tipo más común de tumor extracraneal de células germinativas. El aspecto de las células de los teratomas maduros es muy parecido al de las células normales. Los teratomas maduros son benignos y no es muy probable que se conviertan en cáncer.

Teratomas inmaduros

Las células de los teratomas inmaduros tienen un aspecto muy diferente al de las células normales. Los teratomas inmaduros no son cancerosos. A menudo contienen varios tipos distintos de tejido, como pelo, músculo o hueso.

Tumores de células germinativas malignos

Los tumores de células germinativas malignos son cancerosos. Hay tres tipos de tumores de células germinativas malignos:

Los tumores extracraneales de células germinativas en la niñez se clasifican como gonadales o extragonadales.

Los tumores extracraneales de células germinativas en la niñez malignos se clasifican como gonadales y extragonadales.

Tumores de células germinativas gonadales

Los tumores de células germinativas gonadales se forman en los testículos o los ovarios.

Tumores de células germinativas de testículo

Los tumores de células germinativas de testículo habitualmente se presentan antes de los 4 años de edad, o en adolescentes y adultos jóvenes.

Los tumores de células germinativas de testículo en los adolescentes y adultos jóvenes son distintos a los que se forman en la niñez temprana. Son más parecidos al cáncer de testículo en adultos. Los tumores de células germinativas de testículo se dividen en dos tipos principales: seminomas y no seminomas. (Para obtener mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Tratamiento del cáncer de testículo).

  • Seminoma: estos tumores elaboran una hormona que se llama gonadotropina coriónica humana beta (GCH-β).
  • No seminomas: estos tumores habitualmente son grandes y causan síntomas. Tienden a crecer y diseminarse más rápidamente que los seminomas.

Los varones mayores de 14 años con tumores de células germinativas de testículo se tratan en centros pediátricos de cáncer, pero el tratamiento es similar al que se usa en los adultos. (Para obtener mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Tratamiento del cáncer de testículo.)

Tumores de células germinativas del ovario

Los tumores de células germinativas del ovario se forman en las células que elaboran los óvulos dentro del ovario. Estos tumores son más comunes en las niñas adolescentes y las mujeres jóvenes. La mayoría de los tumores de células germinativas del ovario son teratomas benignos. (Para obtener mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Tratamiento de tumores de células germinativas del ovario).

Tumores extracraneales de células germinativas extragonadales

Los tumores de células germinativas extragonadales extracraneales se forman en áreas distintas a los testículos o los ovarios.

La mayoría de los tumores extracraneales de células germinativas no están en los testículos, ni en los ovarios ni en el cerebro: se forman a lo largo de la línea media del cuerpo, como en los siguientes lugares:

En los niños pequeños, los tumores extragonadales extracraneales de células germinativas habitualmente se presentan en el nacimiento o en la niñez temprana. La mayoría de estos tumores son teratomas del sacro o cóccix.

En los niños mayores, los adolescentes y los adultos jóvenes, los tumores extracraneales de células germinativas a menudo se encuentran en el mediastino.

No se conoce la causa de la mayoría de los tumores extracraneales de células germinativas en la niñez.

Ciertos trastornos hereditarios pueden aumentar el riesgo de presentar un tumor extracraneal de células germinativas.

Cualquier cosa que aumente el riesgo de presentar una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a tener cáncer; no tener un factor de riesgo no significa que no va a tener cáncer. Consulte con el médico de su niño si piensa que el niño puede estar en riesgo. Los posibles factores de riesgo de presentar tumores extracraneales de células germinativas incluyen los siguientes:

  • Presentar ciertos síndromes genéticos puede aumentar el riesgo de presentar tumores extracraneales de células germinativas:
    • El síndrome de Klinefelter puede aumentar el riesgo de que se formen tumores de células germinativas en el mediastino.
    • El síndrome de Swyer puede aumentar el riesgo de que se formen tumores de células germinativas en los testículos o los ovarios.
  • Tener un testículo no descendido puede aumentar el riesgo de que se forme un tumor de células germinativas de testículo.

Los signos de los tumores extracraneales de células germinativas en la niñez dependen del tipo de tumor y de su ubicación en el cuerpo.

Diferentes tipos de tumores pueden causar los siguientes signos y síntomas. Otras afecciones pueden causar los mismos síntomas. Consulte con un médico si su niño tiene alguno de los problemas siguientes:

  • La mayoría de los tumores del sacro y el cóccix semejan un bulto.
  • Un tumor de testículo puede causar un bulto indoloro en los testículos.
  • Un tumor de células germinativas del ovario puede causar los siguientes problemas:

Para detectar (encontrar) y diagnosticar los tumores extracraneales de células germinativas en la niñez se utilizan pruebas con imágenes y análisis de sangre.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar los signos generales de salud, para verificar si hay signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. Se pueden revisar los testículos para comprobar si hay bultos, inflamación o dolor. También se anotan los antecedentes de los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes médicos de sus enfermedades y tratamientos anteriores.

  • Prueba sérica de marcadores tumorales : procedimiento en el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas en la sangre por los órganos, los tejidos o las células tumorales del cuerpo. Ciertas sustancias están relacionadas con tipos específicos de cáncer cuando se encuentran en concentraciones altas en la sangre. Estas sustancias se llaman marcadores tumorales.

    La mayoría de los tumores de células germinativas malignos liberan marcadores tumorales. Para detectar tumores extracraneales de células germinativas, se utilizan los siguientes marcadores tumorales:

    • Alfafetoproteína (AFP).
    • Gonadotropina coriónica humana beta (GCh-β).
    En los tumores de células germinativas de testículo, las concentraciones de marcadores tumorales en la sangre ayudan a mostrar si el tumor es un seminoma o un no seminoma.

  • Estudio químico de la sangre : procedimiento por el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias que los órganos y tejidos del cuerpo liberan en la sangre. Una cantidad anormal (mayor o menor que la normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad en el órgano o el tejido que la elabora.

  • Análisis citogenético : prueba de laboratorio en la que se observan las células de una muestra de tejido al microscopio para verificar si hay ciertos cambios en los cromosomas.

  • Estudio inmunohistoquímico : prueba de laboratorio en la que se agrega una sustancia, como un anticuerpo, un tinte o un radioisótopo, a una muestra de tejido canceroso para verificar si tiene ciertos antígenos. Este tipo de estudio se usa para determinar la diferencia entre distintos tipos de cáncer.

  • Radiografía del tórax : radiografía de los órganos y huesos del interior del tórax. Un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra una imagen de áreas del interior del cuerpo.

  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen de forma más clara. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.

  • Ecografía : procedimiento en el que se hacen rebotar ondas de sonido de alta energía en los tejidos u órganos internos para producir ecos. Los ecos se reflejan en la pantalla de una máquina de ecografía y forman una imagen de los tejidos del cuerpo que se llama ecograma. La imagen se puede imprimir para observar más tarde.

  • Biopsia : extracción de células o tejidos para que un patólogo las pueda observar al microscopio y verificar si hay signos de cáncer. En algunos casos, se extirpa el tumor durante la cirugía y luego se realiza la biopsia.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • Tipo de tumor de células germinativas.
  • Lugar donde el tumor empezó a crecer.
  • Estadio del cáncer (si se diseminó a áreas cercanas o a otras partes del cuerpo).
  • Si el tumor se puede extirpar completamente mediante cirugía.
  • Edad y estado general de salud del paciente.
  • Si el cáncer recién se diagnosticó o recidivó (volvió).

El pronóstico de los tumores extracraneales de células germinativas en la niñez es bueno, especialmente el de los tumores de células germinativas del ovario.