English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Linfoma de Hodgkin infantil: Tratamiento (PDQ®)

Clasificación celular y correlaciones biológicas

El linfoma de Hodgkin se caracteriza por un número variable de células gigantes multinucleadas características (células de Reed-Sternberg) o variantes celulares mononucleares grandes (células linfocíticas e histiocítica) con un fondo de células inflamatoria que comprenden linfocitos, histiocitos, histiocitos epitelioides, neutrófilos, eosinófilos, células plasmáticas y fibroblastocitos. Las células inflamatorias se presentan en diferentes proporciones según el subtipo histológico. Se observó de manera concluyente que las células de Reed-Sternberg, o los linfocitos e histiocitos representan una población clonal. Casi todos los casos de linfoma de Hodgkin surgen de células B del centro germinal que no pueden sintetizar inmunoglobulina.[1,2] Las características histológicas y los síntomas clínicos del linfoma de Hodgkin se atribuyeron a numerosas citocinas, quimiocinas y productos de la familia de receptores del factor de necrosis tumoral (R-FNT) secretados por las células de Reed-Sternberg.[3]

El sello distintivo del linfoma de Hodgkin es la célula de Reed-Sternberg,[4] que tiene las siguientes características:

  • La célula de Reed-Sternberg es binucleada o multinucleada gigante con un núcleo bilobulado y dos nucléolos grandes que dan la apariencia característica de ojos de lechuza.[4]
  • La célula de Reed-Sternberg maligna contiene solo cerca de 1% del abundante infiltrado celular reactivo de linfocitos, macrófagos, granulocitos y eosinófilos en las muestras implicadas.[4]
  • Las células de Reed-Sternberg casi siempre expresan CD30 y aproximadamente en 70% de los pacientes expresan CD15. CD20 se expresa en aproximadamente 6 a 10% de los casos y, en general, las células de Reed-Sternberg no expresan antígenos de células B como CD45, CD19 y CD79A.[5-7]
  • La mayoría de los casos de linfoma de Hodgkin clásico se caracterizan por expresión de R-FNT y sus ligandos, así como una producción desequilibrada de citocinas y quimiocinas de Th2. La activación de R-FNT resulta en la activación constitutiva del factor nuclear κ B.[8]
  • Las células de Reed-Sternberg exhiben una activación constitutiva del factor nuclear κ B, que puede prevenir la apoptosis y proporcionar una ventaja de supervivencia.[8]

El linfoma de Hodgkin se puede dividir en las dos amplias clases patológicas siguientes:[9,10]

Linfoma de Hodgkin clásico

El linfoma de Hodgkin clásico se divide en los cuatro subtipos siguientes:

  • Linfoma de Hodgkin clásico rico en linfocitos.
  • Linfoma de Hodgkin con esclerosis nodular.
  • Linfoma de Hodgkin con celularidad mixta.
  • Linfoma de Hodgkin con depleción linfocitaria.

Estos subtipos se definen de acuerdo con el número de células de Reed-Sternberg, las características del medio inflamatorio y la presencia o la ausencia de fibrosis.

Las características de los subtipos histológicos del linfoma de Hodgkin clásico son las siguientes:

  • El linfoma de Hodgkin clásico rico en linfocitos puede tener una apariencia nodular, pero el análisis inmunofenotípico permite distinguir esta forma del linfoma de Hodgkin del linfoma de Hodgkin nodular con predominio linfocítico.[11] Las células del linfoma de Hodgkin clásico rico en linfocitos expresan CD15 y CD30, mientras que el linfoma de Hodgkin nodular con predominio linfocítico casi nunca expresa CD15.
  • En los Estados Unidos, el linfoma de Hodgkin con histología de esclerosis nodular representa aproximadamente 80% de casos de linfoma de Hodgkin en los niños mayores y adolescentes, pero solo 55% de casos en los niños más pequeños.[12] Este subtipo se distingue por la presencia de bandas colágenas que dividen el ganglio linfático en nódulos que, a menudo, contiene una variante de células Reed-Sternberg llamadas células lagunares. Algunos patólogos subdividen la esclerosis nodular en dos subgrupos (EN-1 y EN-2) sobre la base del número de células de Reed-Sternberg presentes. La transformación del factor de crecimiento β puede ser la causa de la fibrosis en el subtipo del linfoma de Hodgkin con esclerosis nodular.

    En un estudio de más de 600 pacientes de linfoma de Hodgkin con esclerosis nodular realizados en tres hospitales universitarios diferentes de los Estados Unidos, se observó que se identificaron dos haplotipos de ALH en la región de clase II, que se correlacionaron con 70% de riesgo presentar un linfoma de Hodgkin con esclerosis nodular.[13] Otro haplotipo se relacionó con una disminución del riesgo de 60%. Se formuló la hipótesis de que estos haplotipos producen respuestas inmunitarias atípicas que conducen al linfoma de Hodgkin.

  • El linfoma de Hodgkin con celularidad mixta es más común en niños pequeños que en adolescentes y adultos; el linfoma de Hodgkin con celularidad mixta representa aproximadamente 20% de los casos en niños menores de 10 años, pero aproximadamente 9% en niños mayores y adolescentes de 10 a 19 años en los Estados Unidos.[12] Las células de Reed-Sternberg son frecuentes en un trasfondo de abundantes células reactivas normales (linfocitos, células plasmáticas, eosinófilos e histiocitos). La interleucina 5 puede ser la causa de la eosinofilia en el linfoma de Hodgkin con celularidad mixta. Este subtipo se puede confundir con un linfoma no Hodgkin.
  • El linfoma de Hodgkin con depleción linfocitaria es poco frecuente en los niños. Es común en pacientes adultos con el virus de la inmunodeficiencia humana. Este subtipo se caracteriza por la presencia de numerosas células de grandes, extrañas y malignas, muchas células de Reed-Sternberg y escasos linfocitos. La fibrosis difusa y la necrosis son comunes. Muchos casos que se diagnosticaban antes como linfoma de Hodgkin con depleción linfocítica, ahora se reconocen como linfoma de células B grandes difuso, linfoma anaplásico de células grandes o linfoma de Hodgkin clásico con esclerosis nodular y depleción linfocitaria.[14]

Linfoma de Hodgkin, predominio linfocítico, nodular

  • Hay cálculos variables sobre la frecuencia relativa del linfoma de Hodgkin, predominio linfocítico, nodular en la población pediátrica, que oscilan entre 5 y 10%. La frecuencia relativa es más alta en niños menores de 10 años, en comparación con los niños de 10 a 19 años.[12] El linfoma de Hodgkin, predominio linfocítico, nodular es más común en los varones menores de 18 años.[15] Se publicó una revisión integral del linfoma de Hodgkin, predominio linfocítico, nodular, en la que se aborda la biología, la evaluación y el tratamiento.[16]
  • Los pacientes de linfoma de Hodgkin, predominio linfocítico, nodular generalmente se presentan con enfermedad localizada no voluminosa que, con poca frecuencia compromete el mediastino.[15] Casi todos los pacientes son asintomáticos.
  • El linfoma de Hodgkin, predominio linfocítico, nodular se caracteriza por pruebas moleculares e inmunofenotípicas de diferenciación de linaje B, con las siguientes características distintivas:
    • El linfoma de Hodgkin, predominio linfocítico, nodular se caracteriza por células grandes con núcleos multilobulados, conocidos como células palomitas de maíz. Estas células expresan antígenos de células B, como CD19, CD20, CD22 y CD79A, y son negativas para CD15; pueden expresar CD30 o no expresarlo.[16]
    • Los oncogenes OCT-2 y BOB.1 se expresan ambos en el linfoma de Hodgkin, predominio linfocítico, nodular; no se expresan en las células de pacientes con linfoma de Hodgkin clásico.[17]
    • Una distinción confiable del linfoma no Hodgkin es problemática en los subtipos difusos con células linfocíticas e histiocíticas contra un fondo difuso de células T reactivas.[18]
    • Puede ser difícil distinguir el linfoma de Hodgkin, predominio linfocítico, nodular de la transformación evolutiva de los centros germinales o el linfoma de células B rico en células T.[19]
  • La quimioterapia o la radioterapia producen una supervivencia sin evolución a largo plazo y supervivencia general en pacientes de linfoma de Hodgkin, predominio linfocítico, nodular; sin embargo, se notificaron recidivas tardías hasta 10 años después del tratamiento inicial.[20-22]
  • Las muertes de personas con linfoma de Hodgkin, predominio linfocítico, nodular se observan con más frecuencia por complicaciones del tratamiento o la presentación de neoplasias subsiguientes (incluso linfoma no Hodgkin); ello recalca la importancia del uso sensato de la quimioterapia y la radioterapia en la presentación inicial y después de la recidiva de la enfermedad.[20,21]

Bibliografía

  1. Bräuninger A, Schmitz R, Bechtel D, et al.: Molecular biology of Hodgkin's and Reed/Sternberg cells in Hodgkin's lymphoma. Int J Cancer 118 (8): 1853-61, 2006. [PUBMED Abstract]
  2. Mathas S: The pathogenesis of classical Hodgkin's lymphoma: a model for B-cell plasticity. Hematol Oncol Clin North Am 21 (5): 787-804, 2007. [PUBMED Abstract]
  3. Re D, Küppers R, Diehl V: Molecular pathogenesis of Hodgkin's lymphoma. J Clin Oncol 23 (26): 6379-86, 2005. [PUBMED Abstract]
  4. Küppers R, Schwering I, Bräuninger A, et al.: Biology of Hodgkin's lymphoma. Ann Oncol 13 (Suppl 1): 11-8, 2002. [PUBMED Abstract]
  5. Portlock CS, Donnelly GB, Qin J, et al.: Adverse prognostic significance of CD20 positive Reed-Sternberg cells in classical Hodgkin's disease. Br J Haematol 125 (6): 701-8, 2004. [PUBMED Abstract]
  6. von Wasielewski R, Mengel M, Fischer R, et al.: Classical Hodgkin's disease. Clinical impact of the immunophenotype. Am J Pathol 151 (4): 1123-30, 1997. [PUBMED Abstract]
  7. Tzankov A, Zimpfer A, Pehrs AC, et al.: Expression of B-cell markers in classical Hodgkin lymphoma: a tissue microarray analysis of 330 cases. Mod Pathol 16 (11): 1141-7, 2003. [PUBMED Abstract]
  8. Skinnider BF, Mak TW: The role of cytokines in classical Hodgkin lymphoma. Blood 99 (12): 4283-97, 2002. [PUBMED Abstract]
  9. Pileri SA, Ascani S, Leoncini L, et al.: Hodgkin's lymphoma: the pathologist's viewpoint. J Clin Pathol 55 (3): 162-76, 2002. [PUBMED Abstract]
  10. Harris NL: Hodgkin's lymphomas: classification, diagnosis, and grading. Semin Hematol 36 (3): 220-32, 1999. [PUBMED Abstract]
  11. Anagnostopoulos I, Hansmann ML, Franssila K, et al.: European Task Force on Lymphoma project on lymphocyte predominance Hodgkin disease: histologic and immunohistologic analysis of submitted cases reveals 2 types of Hodgkin disease with a nodular growth pattern and abundant lymphocytes. Blood 96 (5): 1889-99, 2000. [PUBMED Abstract]
  12. Bazzeh F, Rihani R, Howard S, et al.: Comparing adult and pediatric Hodgkin lymphoma in the Surveillance, Epidemiology and End Results Program, 1988-2005: an analysis of 21 734 cases. Leuk Lymphoma 51 (12): 2198-207, 2010. [PUBMED Abstract]
  13. Cozen W, Li D, Best T, et al.: A genome-wide meta-analysis of nodular sclerosing Hodgkin lymphoma identifies risk loci at 6p21.32. Blood 119 (2): 469-75, 2012. [PUBMED Abstract]
  14. Slack GW, Ferry JA, Hasserjian RP, et al.: Lymphocyte depleted Hodgkin lymphoma: an evaluation with immunophenotyping and genetic analysis. Leuk Lymphoma 50 (6): 937-43, 2009. [PUBMED Abstract]
  15. Hall GW, Katzilakis N, Pinkerton CR, et al.: Outcome of children with nodular lymphocyte predominant Hodgkin lymphoma - a Children's Cancer and Leukaemia Group report. Br J Haematol 138 (6): 761-8, 2007. [PUBMED Abstract]
  16. Shankar A, Daw S: Nodular lymphocyte predominant Hodgkin lymphoma in children and adolescents--a comprehensive review of biology, clinical course and treatment options. Br J Haematol 159 (3): 288-98, 2012. [PUBMED Abstract]
  17. Stein H, Marafioti T, Foss HD, et al.: Down-regulation of BOB.1/OBF.1 and Oct2 in classical Hodgkin disease but not in lymphocyte predominant Hodgkin disease correlates with immunoglobulin transcription. Blood 97 (2): 496-501, 2001. [PUBMED Abstract]
  18. Boudová L, Torlakovic E, Delabie J, et al.: Nodular lymphocyte-predominant Hodgkin lymphoma with nodules resembling T-cell/histiocyte-rich B-cell lymphoma: differential diagnosis between nodular lymphocyte-predominant Hodgkin lymphoma and T-cell/histiocyte-rich B-cell lymphoma. Blood 102 (10): 3753-8, 2003. [PUBMED Abstract]
  19. Kraus MD, Haley J: Lymphocyte predominance Hodgkin's disease: the use of bcl-6 and CD57 in diagnosis and differential diagnosis. Am J Surg Pathol 24 (8): 1068-78, 2000. [PUBMED Abstract]
  20. Chen RC, Chin MS, Ng AK, et al.: Early-stage, lymphocyte-predominant Hodgkin's lymphoma: patient outcomes from a large, single-institution series with long follow-up. J Clin Oncol 28 (1): 136-41, 2010. [PUBMED Abstract]
  21. Jackson C, Sirohi B, Cunningham D, et al.: Lymphocyte-predominant Hodgkin lymphoma--clinical features and treatment outcomes from a 30-year experience. Ann Oncol 21 (10): 2061-8, 2010. [PUBMED Abstract]
  22. Appel BE, Chen L, Buxton A, et al.: Impact of low-dose involved-field radiation therapy on pediatric patients with lymphocyte-predominant Hodgkin lymphoma treated with chemotherapy: a report from the Children's Oncology Group. Pediatr Blood Cancer 59 (7): 1284-9, 2012. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 28 de agosto de 2014