Sílice cristalina

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
Cantera de cuarzo.

El cuarzo es la forma más común de la sílice cristalina.

¿Qué es la sílice cristalina?

La sílice cristalina es un componente natural que se encuentra en forma abundante en rocas, suelo y arena. También se encuentra en el hormigón, el ladrillo, el mortero y en otros materiales para la construcción. La sílice cristalina puede presentarse en varias formas, el cuarzo es la más común. El polvo de cuarzo es la sílice cristalina respirable, lo que significa que puede inhalarse al respirar.

¿Cómo se exponen las personas a la sílice cristalina?

La exposición a partículas pequeñas de sílice que se encuentran en el aire, principalmente el polvo de cuarzo, sucede mayormente en entornos industriales y ocupacionales. Por ejemplo, los trabajadores que usan sierras de mano de albañilería para cortar materiales como hormigón y ladrillo pueden estar expuestos a la sílice en el aire. Al inhalarse, estas partículas pueden penetrar profundamente en los pulmones.

La principal ruta de exposición en la población general es por inhalación de sílice cristalina en el aire al usar productos comerciales que contienen cuarzo. Estos productos son entre otros, artículos de limpieza, cosméticos, arcillas y esmaltes para arte, arenas utilizadas para evacuaciones de animales domésticos, talco, masilla y pintura.

¿Cuáles son los cánceres relacionados con la exposición a la sílice cristalina?

La exposición de los trabajadores a la sílice cristalina respirable está relacionada con índices elevados de cáncer de pulmón. El vínculo más fuerte entre el cáncer de pulmón en seres humanos y la exposición a la sílice cristalina respirable se ha determinado en estudios con trabajadores de canteras y granito y con personas que trabajan con cerámica, alfarería, ladrillos refractarios y ciertas industrias de explotación minera.

¿Cómo se puede reducir la exposición?

La Administración de Salud y Seguridad en Minas (Mine Safety and Health Administration) y la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional de EE. UU. (U.S. Occupational Safety and Health Administration, OSHA) tienen normas que regulan el uso de la sílice. Por ejemplo, OSHA tiene una hoja informativa en inglés sobre el Control de la exposición a la sílice en la construcción por el uso de sierras de mano para albañilería.

Bibliografía selecta:

  • International Agency for Research on Cancer. Silica Dust, Crystalline, In the Form of Quartz or Cristobalite, IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans, Volume 100C. Lyon, France: World Health Organization, 2012. Disponible también en línea. Fecha más reciente de consulta: 12 de diciembre de 2014.
  • National Institute for Occupational Safety and Health. Preventing Silicosis and Deaths in Construction Workers. Atlanta, GA: Centers for Disease Control and Prevention, 2014. Disponible también en línea. Fecha más reciente de consulta: 16 de diciembre de 2014.
  • National Institute of Occupational Safety and Health. Silica, Crystalline (as respirable dust), NIOSH Pocket Guide to Chemical Hazards. Atlanta, GA: Centers for Disease Control and Prevention, 2010. Disponible también en línea. Fecha más reciente de consulta: 16 de diciembre de 2014.
  • National Toxicology Program.: Silica, Crystalline (Respirable Size), Report on Carcinogens, Thirteenth Edition. Triangle Park, NC: National Institute of Environmental Health and Safety, 2014. Disponible también en línea. Fecha más reciente de consulta: 12 de diciembre de 2014.
  • Occupational Safety and Health Administration. OSHA Fact Sheet: Crystalline Silica Exposure Health Hazard Information. Washington, DC: U.S. Department of Labor, 2002. Disponible también en línea. Fecha más reciente de consulta: 16 de diciembre de 2014.
  • Occupational Safety and Health Administration. Silica, Crystalline. Washington, DC: U.S. Department of Labor. Disponible también en línea. Fecha más reciente de consulta: 16 de diciembre de 2014.
  • Publicación: 20 de marzo de 2015