Instantánea del cáncer de vejiga

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Incidencia y mortalidad

Si bien la incidencia del cáncer de vejiga urinaria es mucho más elevada en los blancos que en los afroamericanos, los índices de mortalidad son solo ligeramente más altos debido, en gran parte, a que los afroamericanos tienden a ser diagnosticados en los estadios más avanzados de la enfermedad. Los índices de incidencia y mortalidad en hispanos, indígenas americanos y nativos de Alaska, y asiáticos y nativos de las Islas del Pacífico son más bajos que los de blancos y afroamericanos. En los últimos 20 años, no ha habido mayor cambio en los índices de incidencia y mortalidad en la mayoría de los grupos raciales y étnicos, con excepción de los afroamericanos, en quienes ha disminuido la mortalidad. En general, los hombres tienen aproximadamente cuatro veces más probabilidad de ser diagnosticados con cáncer de vejiga que las mujeres. Desde 2001, los índices de mortalidad se han mantenido estables en los hombres y han disminuido lentamente en las mujeres.

El factor de riesgo más importante de cáncer de vejiga es el tabaquismo. Otros factores de riesgo son tener antecedentes familiares o mutaciones genéticas relacionadas con el cáncer de vejiga; la exposición ocupacional a ciertas sustancias químicas usadas en la fabricación de pinturas, tintes, metales y productos derivados del petróleo; recibir ciertos medicamentos de quimioterapia; tomar agua de pozo contaminada con arsénico; tomar la hierba china Aristolochia fangchi; y tener infecciones urinarias crónicas (como las causadas por Schistosoma haematobium). No hay exámenes de detección convencionales o de rutina para el cáncer de vejiga, pero existen dos pruebas, la cistoscopia (procedimiento usado para observar el interior de la vejiga y la uretra) y la citología de la orina (prueba para detectar células anormales en la orina) que se usan en pacientes que tuvieron cáncer de vejiga. Los tratamientos convencionales para el cáncer de vejiga son la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y la terapia biológica.

Si los índices de incidencia y supervivencia siguen las tendencias recientes, se calcula que en Estados Unidos se gastarán USD 4,1 mil millones1 en 2014 en el tratamiento del cáncer de vejiga.

Gráficos lineales de incidencia y mortalidad por cáncer de vejiga en EE. UU. por cada 100 000 personas, por raza y etnicidad, entre 1991 y 2011. En 2011, los blancos tuvieron la incidencia más alta, seguidos por los afroamericanos, hispanos, asiáticos y nativos de islas del Pacífico, e indígenas americanos y nativos de Alaska. En 2011, los blancos tuvieron la mortalidad más alta, seguidos por los afroamericanos, indígenas americanos y nativos de Alaska, hispanos, y asiáticos y nativos de islas del Pacífico.

Fuente: Programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEER) y el Centro Nacional de Estadísticas de Salud. Estadísticas y gráficos adicionales están disponibles en el sitio web de SEER.

Inversión del NCI en la investigación de cáncer de vejiga

Para saber más acerca de la investigación que dirige y apoya el NCI en cáncer de vejiga, visite el Portafolio de Investigación Financiada por el NCI (NFRP). El Portafolio incluye información acerca de las subvenciones para investigación, de los contratos otorgados y de proyectos de intramuros para investigación financiados por el NCI. Al examinar esta información, se deberá tener en cuenta que casi la mitad del presupuesto del NCI apoya la investigación básica que puede no ser específica para un tipo de cáncer. Por naturaleza, la investigación básica incluye muchas áreas de enfermedades, contribuyendo a nuestros conocimientos de la biología fundamental del cáncer y haciendo posible que la comunidad investigadora avance contra muchos tipos de cáncer. Por estas razones, los niveles de financiamiento indicados en el NFRP pueden no informar definitivamente de toda la investigación relevante a una categoría dada.

Gráfico circular de la Cartera de investigación del Instituto Nacional del Cáncer para el cáncer de vejiga. Porcentaje del total de dólares por área científica. Año fiscal 2013. Biología, 28%. Etiología o causas del cáncer, 19%. Prevención, 3%. Detección temprana, diagnóstico y pronóstico, 18%. Tratamiento, 24%. Control del cáncer, supervivencia e investigación de resultados, 7%. Sistemas de modelos científicos, 1%.

Fuente: Cartera de Investigación Financiada por el NCI. Solo se incluyen aquellos proyectos que tuvieron asignados códigos del esquema científico común. Una descripción de proyectos de investigación relevantes se encuentra en el sitio web de la Cartera de Investigación Financiada por el NCI.

Selección de adelantos en la investigación del cáncer de vejiga

  • Una variante genética del gen SLC14A1 asociado a la predisposición al cáncer de vejiga se relaciona con una menor concentración de orina, lo que indicaría una posible relación entre la concentración de orina y la predisposición al cáncer de vejiga. Publicación: julio de 2013. [Resumen de PubMed]
  • El microARN miR-23b actúa como un supresor de tumores en el cáncer de vejiga al suprimir la proliferación, la migración y la invasión de las células del cáncer de vejiga generadas por el oncogén ZEB1. Publicación: julio de 2013. [Resumen de PubMed]
  • Los ratones alimentados con un medicamento de quimioprevención, CP-31398, que estabiliza al gen supresor de tumores p53, presentaron una reducción del peso de los tumores y de la invasión tumoral en un modelo murino preclínico de cáncer de vejiga invasivo. Publicación: agosto de 2013. [Resumen de PubMed]
  • Un análisis de pacientes con cáncer de vejiga identificó las variantes genéticas que modifican la recidiva del cáncer de vejiga y la supervivencia a la enfermedad, que podrían ser usadas para guiar la vigilancia y el tratamiento personalizados de los pacientes. Publicación: marzo de 2014. [Resumen de PubMed]

Recursos adicionales sobre el cáncer de vejiga


Nota: En esta página hay enlaces que llevan a información que solamente está disponible en inglés.
  • Publicación: 5 de noviembre de 2014