Pasar al contenido principal

Prevención del cáncer de hígado (hepatocelular) (PDQ®)–Versión para pacientes

¿Qué es la prevención?

La prevención del cáncer consiste en las medidas que se toman para reducir la probabilidad de enfermar de cáncer. Con la prevención del cáncer, se reduce el número de casos nuevos en un grupo o población. Se espera que esto reduzca el número de muertes causadas por el cáncer.

Los científicos analizan los factores de riesgo y los factores de protección para prevenir el inicio de cánceres nuevos. Cualquier cosa que aumenta su riesgo de tener cáncer se llama factor de riesgo de cáncer; cualquier cosa que disminuye su riesgo de tener cáncer se llama factor de protección de cáncer.

Aunque algunos factores de riesgo de cáncer se pueden evitar, no es posible evitar muchos otros. Por ejemplo, tanto fumar como heredar ciertos genes son factores de riesgo de algunos tipos de cáncer, pero solo se puede evitar fumar. Hacer ejercicio con regularidad y consumir alimentos saludables son factores de protección para algunos tipos de cáncer. Es posible que, al evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección, disminuya su riesgo; sin embargo, esto no significa que no enfermará de cáncer.

Están en estudio diferentes formas de prevenir el cáncer. Por ejemplo:

  • Cambiar el estilo de vida o los hábitos de alimentación.
  • Evitar cosas que se sabe que causan cáncer.
  • Tomar medicamentos para tratar una afección precancerosa o para evitar que comience el cáncer.

Información general sobre el cáncer de hígado (hepatocelular)

Puntos importantes

  • El cáncer de hígado es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del hígado.
  • El cáncer de hígado no es común en los Estados Unidos, pero sí lo es en otras partes del mundo.
  • Es posible que la infección por ciertos tipos de virus de la hepatitis cause hepatitis que luego resulta en cáncer de hígado.
    • Hepatitis B
    • Hepatitis C

El cáncer de hígado es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del hígado.

El hígado es uno de los órganos más grandes del cuerpo. Tiene dos lóbulos y se encuentra en el lado superior derecho del abdomen dentro de la cavidad torácica. Las siguientes son tres de las múltiples funciones importantes del hígado:

  • Filtrar sustancias dañinas de la sangre para que salgan del cuerpo en la materia fecal y la orina.
  • Producir bilis para ayudar a digerir la grasa de los alimentos.
  • Almacenar glucógeno (azúcar), que el cuerpo usa para tener energía.
AmpliarAnatomía del hígado; en la figura se muestran los  lóbulos derecho e izquierdo del hígado. También se observan los conductos biliares, la vesícula biliar, el estómago, el bazo, el páncreas, el intestino delgado y el colon.
Anatomía del hígado. El hígado está en la parte superior del abdomen, cerca del estómago, los intestinos, la vesícula biliar y el páncreas. El hígado tiene un lóbulo derecho y un lóbulo izquierdo. Cada lóbulo se divide en dos secciones (que no se muestran).

Para obtener más información sobre el cáncer de hígado (hepatocelular), consulte los siguientes sumarios del PDQ:

El cáncer de hígado no es común en los Estados Unidos, pero sí lo es en otras partes del mundo.

Se trata del quinto cáncer más común en los varones, el noveno más común en las mujeres y la segunda causa principal de muerte por cáncer en el mundo. Es más común en África subsahariana y en partes del este asiático, como China, Hong Kong y Taiwán. En los Estados Unidos, los hombres, en especial las personas asiáticas y de las islas del Pacífico, indígenas de los Estados Unidos o nativos de Alaska y los hombres hispanos, tienen un riesgo más alto de tener cáncer de hígado. El número de casos nuevos de cáncer de hígado sigue en aumento y es la quinta causa principal de muertes por cáncer en los Estados Unidos.

La detección y el tratamiento tempranos del cáncer de hígado pueden evitar la muerte por este tipo de cáncer.

Es posible que la infección por ciertos tipos de virus de la hepatitis cause hepatitis que luego resulta en cáncer de hígado.

La causa más común de la hepatitis es un virus de la hepatitis. Esta enfermedad produce inflamación (hinchazón) del hígado. El daño del hígado por una hepatitis prolongada aumenta el riesgo de cáncer de hígado.

Los virus de la hepatitis B (VHB) y de la hepatitis C (VHC) son dos tipos de virus de la hepatitis. La infección crónica por el VHB o el VHC aumenta el riesgo de cáncer de hígado.

Hepatitis B

La hepatitis B se contrae por el contacto con la sangre, el semen u otro líquido corporal de una persona infectada por el VHB. La infección se transmite de la madre al niño durante el nacimiento, el contacto sexual o el uso compartido de agujas para inyectarse drogas. Es posible que cause cicatrices en el hígado (cirrosis) que, en ocasiones, resulta en cáncer de hígado.

Hepatitis C

La hepatitis C se contrae por el contacto con la sangre de una persona infectada por el VHC. La infección se disemina mediante el uso compartido de agujas para inyectarse drogas o, con menos frecuencia, mediante el contacto sexual. Antes se diseminaba durante las transfusiones sanguíneas o los trasplantes de órganos. En la actualidad, los bancos de sangre analizan toda la sangre donada para detectar el VHC, lo que reduce mucho el riesgo de infección por este virus mediante las transfusiones de sangre. La infección por VHC puede producir cicatrices en el hígado (cirrosis) que tal vez causen cáncer de hígado.

Prevención del cáncer de hígado (hepatocelular)

Puntos importantes

  • Evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección puede ayudar a prevenir el cáncer.
  • Las infecciones crónicas por el virus de la hepatitis B y el virus de la hepatitis C son factores de riesgo del cáncer de hígado.
  • Otros factores de riesgo que aumentan el riesgo de padecer cáncer de hígado son los siguientes:
    • Cirrosis
    • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas
    • Aflatoxina B1
    • Esteatohepatitis no alcohólica
    • Tabaquismo
    • Otras afecciones
  • Los siguientes factores de protección disminuyen el riesgo de cáncer de hígado:
    • Vacuna contra la hepatitis B
    • Tratamiento de la infección crónica por el virus de la hepatitis B
    • Exposición reducida a la aflatoxina B1
  • Los ensayos clínicos de prevención del cáncer tienen como objetivo estudiar maneras de prevenir esta enfermedad.
  • En los ensayos clínicos se estudian nuevas maneras de prevenir el cáncer de hígado.

Evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección puede ayudar a prevenir el cáncer.

Evitar los factores de riesgo del cáncer, como fumar, tener sobrepeso y no hacer suficiente ejercicio quizá ayude a prevenir ciertos tipos de cáncer. Es posible que aumentar los factores de protección, como dejar de fumar y hacer ejercicio, también ayude a prevenir algunos tipos de cáncer. Consulte con su médico u otro profesional de atención de la salud sobre las formas de disminuir el riesgo de cáncer.

Las infecciones crónicas por el virus de la hepatitis B y el virus de la hepatitis C son factores de riesgo del cáncer de hígado.

La hepatitis B crónica o la hepatitis C crónica aumentan el riesgo de padecer cáncer de hígado. El riesgo es más alto para las personas con ambas infecciones, y para las personas que presentan otros factores de riesgo además del virus de la hepatitis. Los hombres con infección crónica por el VHB o el VHC tienen más probabilidades de presentar cáncer de hígado que las mujeres con la misma infección crónica.

La infección crónica por el VHB es la causa principal de cáncer de hígado en Asia y África. La infección crónica por el VHC es la causa principal del cáncer de hígado en América del Norte, Europa y Japón.

Otros factores de riesgo que aumentan el riesgo de padecer cáncer de hígado son los siguientes:

Cirrosis

El riesgo de padecer cáncer de hígado aumenta para las personas con cirrosis, una enfermedad en la que el tejido sano del hígado se reemplaza con tejido cicatricial. El tejido cicatricial bloquea el flujo de sangre a través del hígado y evita el funcionamiento normal. El alcoholismo crónico y las infecciones crónicas por hepatitis son causas comunes de cirrosis. Las personas con cirrosis por el VHC tienen un riesgo más alto de presentar cáncer de hígado que las personas con cirrosis por el VHB o cirrosis por el consumo de alcohol.

Consumo excesivo de bebidas alcohólicas

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas puede producir cirrosis, que es un factor de riesgo para el cáncer de hígado. El cáncer de hígado también se presenta en personas que consumen bebidas alcohólicas en exceso que no tienen cirrosis. Las personas que consumen bebidas alcohólicas en exceso y tienen cirrosis presentan una probabilidad diez veces superior de cáncer de hígado, en comparación con las que consumen bebidas alcohólicas en exceso pero no tienen cirrosis.

En los estudios se demostró que el riesgo de cáncer de hígado también es más alto en personas con la infección por el VHB o el VHC que consumen grandes cantidades de bebidas alcohólicas.

Aflatoxina B1

El riesgo de padecer cáncer de hígado en ocasiones aumenta con el consumo de alimentos que contienen aflatoxina B1 (veneno de un hongo que crece en los alimentos, como el maíz y los frutos secos, almacenados en lugares calientes y húmedos). Es más común en África subsahariana, el sudeste asiático y China.

Esteatohepatitis no alcohólica

La esteatohepatitis no alcohólica es una afección que provoca cirrosis (deformación del tejido cicatricial) que, en ocasiones, produce cáncer de hígado. Es la forma más grave de enfermedad de hígado graso no alcohólico (EHGNA), en la que hay una cantidad anormal de grasa en el hígado. En algunas personas, esto causa inflamación (hinchazón) y lesión de las células del hígado.

La cirrosis por esteatohepatitis no alcohólica aumenta el riesgo de padecer cáncer de hígado. También se ha detectado cáncer de hígado en personas con esteatohepatitis no alcohólica que no tienen cirrosis.

Tabaquismo

El consumo de cigarrillos se ha vinculado con un riesgo más alto de cáncer de hígado. El riesgo aumenta con el número de cigarrillos que se consumen por día y el número de años que la persona ha fumado.

Otras afecciones

Ciertas afecciones médicas y genéticas poco frecuentes a veces aumentan el riesgo de cáncer de hígado. Estas afecciones son las siguientes:

Los siguientes factores de protección disminuyen el riesgo de cáncer de hígado:

Vacuna contra la hepatitis B

Se demostró que la prevención de la infección por el VHB (mediante la vacunación contra el VHB del recién nacido) reduce el riesgo de cáncer de hígado en los niños. Todavía no se sabe si estar vacunado disminuye el riesgo de cáncer de hígado en los adultos.

Tratamiento de la infección crónica por el virus de la hepatitis B

Las opciones de tratamiento para las personas con infección crónica por el virus de la hepatitis B (VHB) son la terapia con interferón y la terapia con análogos de nucleótidos. Es posible que estos tratamientos disminuyan el riesgo de tener cáncer de hígado.

Exposición reducida a la aflatoxina B1

Sustituir los alimentos con cantidades altas de aflatoxina B1 por alimentos con un nivel mucho más bajo del veneno puede reducir el riesgo de cáncer de hígado.

Los ensayos clínicos de prevención del cáncer tienen como objetivo estudiar maneras de prevenir esta enfermedad.

Los ensayos clínicos de prevención del cáncer sirven para estudiar formas de disminuir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. En algunos ensayos de prevención del cáncer participan personas sanas que nunca tuvieron cáncer, pero que presentan más riesgo de tenerlo. En otros ensayos de prevención, los participantes tuvieron cáncer y buscan evitar otro cáncer del mismo tipo o disminuir las probabilidades de tener un tipo nuevo de cáncer. También hay ensayos con voluntarios sanos de quienes no se conoce ningún factor de riesgo de cáncer.

El propósito de algunos ensayos clínicos de prevención es saber si las personas pueden hacer algo para evitar el cáncer. Por ejemplo, hacer más ejercicio, dejar de fumar o tomar ciertos medicamentos, vitaminas, minerales o suplementos alimentarios.

En los ensayos clínicos se estudian nuevas maneras de prevenir el cáncer de hígado.

La información en inglés sobre los ensayos clínicos patrocinados por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) se encuentra en la página de Internet clinical trials search. Para obtener información en inglés sobre ensayos clínicos patrocinados por otras organizaciones, consulte el portal de Internet ClinicalTrials.gov.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). La base de datos del PDQ contiene sumarios de la última información publicada sobre prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se redactan en dos versiones. En las versiones para profesionales de la salud se ofrece información detallada en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se presentan en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones contienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. También es posible consultar estos sumarios en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los NIH son el centro de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en un análisis independiente de las publicaciones médicas. No constituyen declaraciones de la política del NCI ni de los NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ sobre el cáncer contiene información actualizada sobre la prevención del cáncer de hígado (hepatocelular). El propósito es informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas encargadas de cuidar a los pacientes. No provee pautas ni recomendaciones formales para tomar decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están integrados por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con esta enfermedad. Los sumarios se revisan con regularidad y se modifican si surge información nueva. La fecha de actualización al pie de cada sumario indica cuándo se hizo el cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se basa en la versión para profesionales de la salud, que el Consejo editorial del PDQ sobre los exámenes de detección y la prevención revisa con regularidad y actualiza en caso necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar formas nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recopila información sobre los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes podrían considerar la participación en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos solo aceptan a pacientes que aún no comenzaron un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos está disponible en el portal de Internet del NCI. Para obtener más información, llamar al Servicio de Información de Cáncer (CIS), centro de contacto del NCI, al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre los exámenes de detección y la prevención. PDQ Prevención del cáncer de hígado (hepatocelular). Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/tipos/higado/paciente/prevencion-higado-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 3000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no debe fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante el formulario de comunicación.

  • Actualización:

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Prevención del cáncer de hígado (hepatocelular) (PDQ®)–Versión para pacientes publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”