Significado de cambios y afecciones de los senos

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Acerca de los cambios en los senos

Algunos cambios en los senos pueden sentirlos la mujer o su proveedor de servicios médicos, pero la mayoría pueden detectarse solo por medio de un procedimiento de imágenes como una mamografía, una resonancia magnética o una ecografía. Ya sea que el cambio en el seno lo haya encontrado su doctor o usted, es importante que lo reporte al doctor para que lo revise y diagnostique adecuadamente.

Cambios en los senos que preocupan

Si su seno se ve o se siente diferente, pregunte a su proveedor de servicios médicos, o si nota alguno de estos síntomas:

  • Siente un bulto o algo sólido en su seno o en su axila.  Los bultos aparecen de diferentes formas y tamaños. El tejido normal del seno se siente algunas veces con bultos. Cuando usted misma se examina sus senos, puede ayudarle para saber cómo se sienten sus senos normalmente y a facilitarle que note y encuentre cualquier cambio, pero esos exámenes que se haga usted no sustituyen las mamografías.
  • Cambios o secreción del pezón.  La secreción del pezón puede tener diferentes colores y texturas. Puede ser causada por las píldoras anticonceptivas, por algunas medicinas o por infecciones. Pero, ya que puede también ser un signo de cáncer, la secreción deberá ser examinada.
  • Piel con comezón, enrojecida, con escamas, hoyuelos o arrugas

Cambios en los senos a lo largo de su vida que no son cancerosos

La mayoría de las mujeres tienen cambios en los senos en momentos diferentes de sus vidas.

  • Antes o durante sus períodos menstruales, sus senos pueden sentirse inflamados, sensibles o dolorosos. Usted puede sentir también uno o varios bultos en este tiempo debido al exceso de líquido en sus senos. Su proveedor de servicios médicos puede pedirle que regrese a consulta un día diferente de su período menstrual para ver si cambió el bulto.
  • Durante el embarazo, sus senos pueden sentirse con bultos. Esto sucede de ordinario porque las glándulas que producen la leche están aumentando y están creciendo. Durante la lactancia, usted puede presentar una afección llamada mastitis. Esto sucede cuando se bloquea un conducto de leche. La mastitis causa que el seno se vea rojo y se sienta con bultos, caliente y sensible. Puede ser causada por una infección y a menudo se trata con antibióticos. Algunas veces es necesario drenar el conducto.
  • Al acercarse usted a la menopausia, las concentraciones de hormonas cambian. Esto puede hacer que sus senos se sientan sensibles, aun cuando usted no esté teniendo su período menstrual. Sus senos pueden sentirse con más bultos que antes.
  • Si usted toma hormonas (como terapia hormonal para la menopausia, píldoras anticonceptivas o inyecciones) sus senos pueden volverse más densos. Esto puede dificultar la interpretación de la mamografía. Asegúrese de hacer saber a su proveedor de servicios médicos si usted está tomando hormonas.
  • Después de la menopausia, sus concentraciones de hormonas bajan. Puede ser que deje de tener bultos, dolor o secreciones del pezón que acostumbraba tener.

Diagnóstico de los cambios en los senos

Resultados de mamografías

Mamografías son imágenes (radiografías) del seno, que se usan para buscar cáncer de seno. Los resultados posibles de mamografías pueden ser:

  • Bultos (masa o tumor). Los bultos aparecen en diferentes tamaños y formas. Los quistes llenos de líquido suelen ser lisos y redondeados, con bordes definidos y no son cancerosos. Los bultos que tienen un contorno y forma irregulares preocupan más.
  • Calcificaciones. Hay dos tipos de calcificaciones o depósitos de calcio en los senos:
    • Macrocalcificaciones, las cuales se ven como pequeños puntos blancos en una mamografía. Con frecuencia son causadas por el envejecimiento, por una lesión antigua o por inflamación y, en general, son benignas.
    • Microcalcificaciones, las cuales se ven como puntitos blancos en una mamografía. Si se encuentran en una zona de células que se dividen con rapidez, o si están agrupadas de una determinada forma, pueden ser un signo de  CDIS  o de cáncer de seno.
  • Tejido denso de seno:  Un seno denso tiene relativamente menos grasa y más tejido glandular y conectivo. Este resultado de una mamografía es tan común como normal, especialmente entre las mujeres jóvenes y mujeres que usan terapia hormonal para la menopausia. El tejido denso de seno puede dificultar más la interpretación de una mamografía porque tanto el tejido denso de seno como los tumores de seno aparecen como zonas sólidas blancas en la imagen.

Estas imágenes son ejemplos de cambios en los senos que se pueden ver en una mamografía. Puede saber más sobre mamografías en nuestra hoja informativa de Mamografías.

Pruebas de seguimiento

Los procedimientos y pruebas que se enumeran a continuación los puede recomendar su proveedor de servicios médicos para ayudar a diagnosticar un cambio en el seno que se encontró en una mamografía o que usted o su proveedor de servicios médicos sintió.

Mamografía de diagnóstico: Un tipo de mamografía en la que se toman más imágenes de radiografía desde diferentes ángulos para permitir que una posible anomalía sea examinada con más atención.

Ecografía: Un procedimiento que produce una imagen (llamada ecografía) de tejido del seno para determinar si un bulto es sólido o está lleno de líquido (es decir, un quiste). Las imágenes se producen al usar ondas de sonido.

IRM (también llamada imágenes de resonancia magnética): Un procedimiento que usa un imán potente, ondas de radio y una computadora para tomar imágenes detalladas de zonas internas del seno. Una RM puede usarse para saber más acerca de los bultos del seno o ganglios linfáticos grandes que se encuentren durante un examen clínico del seno o en el examen que se hace la mujer a sí misma pero que no se ven en una mamografía o ecografía.

Ductografía (llamada también galactografía): Un procedimiento que produce imágenes de los conductos del seno, para que los doctores puedan saber más acerca de algunas clases de secreciones anormales de pezón o de masas como papilomas intraductales (tumores como verrugas que son benignos). Las imágenes de los conductos de los senos se toman usando un material de contraste que se aplica por inyección para ayudar a que se vean claramente los conductos del seno.

Biopsia: Un procedimiento que extrae una muestra de tejido del seno o todo un bulto para que pueda ser revisado para signos de enfermedad. Los procedimientos de imágenes (como ecografía, RM o rayos X) se usan con frecuencia durante una biopsia para guiar al cirujano. Un patólogo examina entonces la muestra al microscopio o efectúa otras pruebas en ella. Los tipos comunes de biopsias de seno son:

  • Biopsia con aguja gruesa: El uso de una aguja ancha para extraer muestras pequeñas de tejido que tienen el tamaño de un grano de arroz. Esto puede causar un moretón temporal. En inglés se llama también core biopsy.
  • Biopsia con aguja fina: El uso de una aguja delgada para drenar líquido o extraer células.
  • Biopsia quirúrgica: La extracción de todo un bulto o solo una parte, para buscar signos de cáncer. Una biopsia de incisión extrae una muestra de tejido del seno. Una biopsia de escisión extrae todo un bulto o una zona sospechosa. La localización con alambre (también llamada localización con aguja) puede usarse para marcar la zona de tejido anormal antes de la biopsia.
  • Biopsia asistida por vacío: La extracción de una pequeña muestra de tejido mediante una sonda conectada a un aparato de vacío. La pequeña incisión hecha en el seno es mucho menor que la que se hace en una biopsia quirúrgica. Este procedimiento causa poca cicatrización y no se necesitan suturas. Se puede llamar también biopsia de aguja con asistencia de vacío.

Las biopsias se efectúan ordinariamente en el consultorio del médico o en una clínica ambulatoria. Esto significa que usted regresará a su casa el mismo día del procedimiento. La anestesia local se usa para muchas biopsias, por lo que usted estará despierta pero no sentirá dolor durante el procedimiento. La anestesia general se usa ordinariamente para biopsias quirúrgicas, lo que significa que usted estará dormida durante el procedimiento.

Afecciones de los senos y tratamiento

La lista alfabética a continuación de afecciones del seno incluye pasos a seguir y tratamientos que podría recomendarle su proveedor de servicios médicos. Algunas de estas afecciones del seno están asociadas con un riesgo mayor de cáncer de seno, aunque la mayoría son benignas.

AdenosisUna afección benigna de tejido glandular en el seno que puede resultar en pequeños bultos redondos, en abolladuras o en bultos que son demasiado pequeños para poder sentirse. Si hay tejido fibroso como de cicatriz, la afección se llama adenosis esclerosante.

Adenosis esclerosanteUn tipo de adenosis en el que tejido fibroso como cicatriz se encuentra en las glándulas del seno. Puede causar dolor y aumentar ligeramente el riesgo de cáncer de seno en una mujer. Aunque en general no es necesario el tratamiento, su doctor puede aconsejarle que tome medicina para el dolor, que haga algunos cambios en la dieta o que use un sosten con soporte adicional.

Cambios fibroquísticos en los senos (llamados también fibrosis o enfermedad fibroquística de seno): Una afección común del seno que causa bultos y dolor en los senos. Con frecuencia, los síntomas empiezan antes o durante su período menstrual. Otros cambios pueden incluir pezones sensibles y picazón. La fibrosis es más común en mujeres menores de 45 años de edad y en mujeres que toman terapia de remplazo hormonal. Tanto como la mitad de todas las mujeres pueden tener cambios fibroquísticos en los senos en algún momento de sus vidas. Aunque estos cambios no reciben tratamiento en general, su proveedor de servicios médicos puede recomendarle que tome medicamento para el dolor, que se aplique compresas de hielo o de calor, o que use un sostén más ajustado.

Carcinoma ductal in situ (CDIS): Una afección en la que células anormales se encuentran en el revestimiento de un conducto del seno. El CDIS se conoce también como carcinoma intraductal. En algunos casos, el CDIS puede convertirse en cáncer invasor. El tratamiento se basa en qué tanto y qué parte del seno está afectada y qué tan anormales se ven las células (grado). La mayoría de las mujeres con CDIS se curan con el tratamiento adecuado. El tratamiento puede ser:

  • Mastectomía. Cirugía para extirpar el seno o tanto tejido del seno como sea posible.
  • Tamoxifeno. Este fármaco se puede tomar también para hacer que disminuya la posibilidad de que regrese el CDIS después de tratamiento o para prevenir un cáncer invasor de seno.
  • Tumorectomía. Este es un tipo de cirugía conservadora de seno (llamada también cirugía preservadora del seno). Se puede usar radioterapia después de esto.

Carcinoma lobulillar in situ (CLIS):  Una afección en la que células anormales se encuentran en los lobulillos del seno. Hay más células anormales en los lobulillos con CLIS que con hiperplasia lobulillar atípica (HLA). Las mujeres con CLIS tienen un riesgo mayor de presentar cáncer de seno en cualquier seno.

  • Si se encuentra CLIS después de biopsia con aguja gruesa, se hará una biopsia escisional.
  • Si se diagnostica y extirpa un CLIS durante una biopsia escisional, el seguimiento incluye mamografías más frecuentes. Su médico puede aconsejar también exámenes clínicos más frecuentes de los senos y autoexámenes del seno.
  • Su doctor puede recetar fármacos como tamoxifeno (para todas las mujeres) o raloxifeno o un inhibidor de aromatasa (para mujeres posmenopáusicas).

Ectasia ductal (llamada también ectasia ductal de seno):  Una afección de los senos en la que los conductos en el seno se hacen gruesos y se bloquean con líquido, lo que causa secreción del pezón, pezones sensibles o rojos y pezones invertidos. Si el conducto bloqueado se infecta, podría sentir un bulto bajo el pezón. Más a menudo, esta afección desaparece por sí sola y no requiere de tratamiento. Es posible que su proveedor de servicios médicos le sugiera que tome medicina para el dolor; que se aplique una compresa húmeda y tibia a su seno; que use un protector del seno para secreción del pezón; y que tome antibióticos.

FibroadenomaUn tumor benigno que se siente como un bulto duro, redondo en el seno. Estos bultos se mueven con facilidad y no duelen en general. Los fibroadenomas son los tumores benignos de seno más comunes en mujeres menores de 30 años de edad. Fibroadenomas complejos pueden aumentar ligeramente su riesgo de cáncer de seno. Estos bultos pueden desaparecer, o su doctor puede aconsejarle que se extirpen.

Hiperplasia ductal atípica (HDA): Una afección en la que hay más células de lo normal en los conductos del seno y las células se ven anormales al microscopio. Las mujeres con hiperplasia ductal atípica tienen un riesgo mayor de cáncer de seno.

  • Si se encuentra HDA después de una biopsia con aguja gruesa, entonces se recomienda con frecuencia una biopsia quirúrgica como siguiente paso.
  • Si se encuentra y diagnostica HDA después de una biopsia quirúrgica que abarca toda la zona de la HDA, los cuidados de seguimiento incluyen mamografías más frecuentes. Algunas veces, su médico puede aconsejar exámenes clínicos más frecuentes de los senos y exámenes del seno que se haga usted.
  • Se pueden recetar también fármacos como tamoxifeno (para todas las mujeres) o raloxifeno o un inhibidor de aromatasa (para mujeres posmenopáusicas).

Hiperplasia lobulillar atípica (HLA): Una afección en la que hay más células de lo normal en los lobulillos del seno y las células se pueden ver anormales. Las mujeres con HLA tienen un riesgo mayor de cáncer de seno.

  • Si se encuentra HLA después de una biopsia con aguja gruesa, como suele ser el caso, su doctor hablará con usted acerca de si se recomiendan una biopsia quirúrgica o mamografías más frecuentes.
  • Si se encuentra HLA durante una biopsia quirúrgica que abarca toda la zona de la HLA, los cuidados de seguimiento incluyen solo mamografías más frecuentes.
  • Se pueden recetar fármacos como tamoxifeno (para todas las mujeres) o raloxifeno o un inhibidor de aromatasa (para mujeres posmenopáusicas).

Mastitis: Una afección del seno en el que el seno se ve rojo y se siente con bultos, caliente y sensible. Es más común entre las mujeres que están amamantando y es causado cuando un conducto de leche se bloquea e infecta. La mastitis comúnmente se trata con antibióticos y se puede evitar con un cambio en las técnicas de lactancia que su doctor, su enfermera o un asesor de lactancia pueden sugerir.

Necrosis grasa: Una afección del seno que puede causar bultos redondos, sólidos, generalmente indoloros. Puede aparecer después de una lesión en el seno, después de una operación o de radioterapia. La piel alrededor del bulto puede verse roja, magullada o con hoyuelos. Una biopsia puede usarse tanto para diagnosticar como para extirpar una necrosis grasa.

Papiloma intraductal: Un tumor como verruga que casi siempre está cerca del pezón. Puede causar dolor, un bulto y secreción clara, pegajosa o sanguinolenta. Los papilomas solos no aumentan el riesgo de una mujer de cáncer de seno. Sin embargo, las mujeres con muchos papilomas tienen un riesgo mayor de cáncer de seno. Una biopsia puede usarse tanto para diagnosticar como para extirpar estos tumores.

QuistesBultos llenos de líquido que se encuentran a menudo en ambos senos. Pueden ser dolorosos justo antes de que empiece su período menstrual. Algunos quistes pueden sentirse, mientras que otros son muy pequeños para sentirlos. Los quistes son más comunes en mujeres premenopáusicas que toman terapia hormonal para la menopausia. Los quistes son diagnosticados con ecografía o con aspiración con aguja fina y generalmente no requieren tratamiento adicional.

 Tumores de células granulares: Estos tumores raros son casi siempre benignos. Los síntomas pueden incluir un bulto sólido en el seno. Puede ser necesaria la cirugía para extirpar estos tumores.

Tumor filoide (llamado también CSF y cistosarcoma filoides). Un tipo raro de tumor de seno que es generalmente benigno, pero puede ser canceroso. En raros casos, puede diseminarse a otras partes del cuerpo. Estos tumores se extirpan quirúrgicamente.