In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Feocromocitoma y paraganglioma: Tratamiento (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 9 de julio de 2014

Información general sobre el feocromocitoma y el paraganglioma



Los feocromocitomas y paragangliomas son tumores poco frecuentes que se originan en el mismo tipo de tejido.

Los paragangliomas se forman en el tejido nervioso de las glándulas suprarrenales, y cerca de ciertos vasos sanguíneos y nervios. Los paragangliomas que se forman en las glándulas suprarrenales se llaman feocromocitomas. Los paragangliomas que se forman fuera de las glándulas suprarrenales se llaman paragangliomas extrasuprarrenales. En este sumario, los paragangliomas extrasuprarrenales se llaman paragangliomas.

Los feocromocitomas y los paragangliomas pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos).

El feocromocitoma es un tumor poco frecuente que se forma en la médula suprarrenal (el centro de la glándula suprarrenal).

El feocromocitoma se forma en las glándulas suprarrenales. Hay dos glándulas suprarrenales, una encima de cada riñón en la parte posterior y superior del abdomen. Cada glándula suprarrenal tiene dos partes. La capa externa de la glándula suprarrenal es la corteza suprarrenal. El centro de la glándula suprarrenal es la médula suprarrenal.

El feocromocitoma es un tumor poco frecuente de la médula suprarrenal. Habitualmente, el feocromocitoma afecta una glándula suprarrenal, pero puede afectar ambas glándulas suprarrenales. A veces, hay más de un tumor en una glándula suprarrenal.

Las glándulas suprarrenales producen hormonas importantes que se llaman catecolaminas. La adrenalina (epinefrina) y la noradrenalina (norepinefrina) son dos tipos de catecolaminas que ayudan a controlar la frecuencia cardíaca, la presión arterial, el azúcar en la sangre y la forma en que el cuerpo reacciona ante la tensión. A veces, un feocromocitoma liberará una cantidad adicional de adrenalina y noradrenalina hacia la sangre y causará signos o síntomas de enfermedad.

Los paragangliomas se forman fuera de la glándula suprarrenal.

Los paragangliomas son tumores poco frecuentes que se forman cerca de la arteria carótida, a lo largo de las vías nerviosas de la cabeza y el cuello, y en otras partes del cuerpo. Algunos paragangliomas producen una cantidad adicional de catecolaminas que se llaman adrenalina y noradrenalina. La liberación de estas catecolaminas adicionales hacia la sangre puede causar signos o síntomas de enfermedad.

Ampliar
Paraganglioma de la cabeza y el cuello; la imagen muestra el tumor cerca de la arteria carótida en la cabeza y el cuello.
Paraganglioma de la cabeza y el cuello. Tumor poco común que con frecuencia se forma cerca de la arteria carótida. También se puede formar sobre las vías nerviosas en la cabeza y el cuello y otras partes del cuerpo.


Ciertas afecciones heredadas y cambios en ciertos genes aumentan el riesgo de presentar un feocromocitoma o un paraganglioma.

Cualquier cosa que aumenta el riesgo de padecer de una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a padecer de cáncer; no tener factores de riesgo no significa que no se va a padecer de cáncer. Las personas que piensan que pueden estar en riesgo deben consultar el tema con su médico.

Los siguientes síndromes hereditarios o cambios en los genes aumentan el riesgo de padecer de feocromocitoma o paraganglioma:

Los signos y síntomas de feocromocitoma y paraganglioma incluyen presión arterial alta y dolor de cabeza.

Algunos tumores no producen más adrenalina o noradrenalina, y no causan signos y síntomas. Estos tumores se encuentran algunas veces en una masa en el cuello o cuando se realiza una prueba o procedimiento por otra razón. Los signos y síntomas de feocromocitoma o paraganglioma se presentan cuando se libera demasiada adrenalina o noradrenalina hacia la sangre. La causa de estos, y otros signos y síntomas puede ser un feocromocitoma o un paraganglioma. El feocromocitoma, el paraganglioma u otras afecciones pueden causar estos u otros signos y síntomas. Consulte con su médico si presenta algo de lo siguiente:

  • Presión arterial alta.
  • Dolor de cabeza.
  • Mucha sudación sin razón conocida.
  • Latidos cardíacos rápidos y fuertes o irregulares
  • Inestabilidad.
  • Palidez extrema.

El signo más común es la presión arterial alta. Puede ser difícil controlarla. La presión arterial muy alta puede ocasionar problemas graves de salud como latidos cardíacos irregulares o infarto del miocardio, derrame cerebral o muerte.

Los signos o síntomas del feocromocitoma o el paraganglioma se pueden presentar en cualquier momento o ser consecuencia de ciertas situaciones.

Los signos o síntomas de feocromocitoma y paraganglioma se pueden presentar ante una de las siguientes situaciones:

  • Actividad física muy enérgica.
  • Lesión física o mucha tensión emocional.
  • Parto.
  • Estar bajo anestesia.
  • Cirugía, como en los procedimientos para extirpar el tumor.
  • Comer alimentos ricos en tiramina (como vino rojo, chocolate y queso).

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el feocromocitoma y el paraganglioma, se utilizan pruebas que examinan la sangre y la orina.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, e identificar cualquier signo de enfermedad, como presión arterial alta o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.

  • Análisis de orina durante 24 horas: prueba para la que se toma una muestra de orina durante 24 horas para medir las cantidades de ciertas sustancias en la orina. También se miden las sustancias producidas por la descomposición de catecolaminas. Una cantidad poco habitual (más alta o baja de lo normal) de una sustancia puede ser un signo de enfermedad en el órgano o tejido que la elabora. Una cantidad superior a la normal de ciertas catecolaminas pueden ser un signo de un feocromocitoma.

  • Estudios de la catecolamina en la sangre: procedimiento por el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas catecolaminas liberadas en esta. También se miden las sustancias producidas por la descomposición de estas catecolaminas. Una cantidad no habitual (mayor o menor de la normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad en el órgano o el tejido que la elabora. Las cantidades mayores a las normales de ciertas catecolaminas pueden ser un signo de un feocromocitoma.

  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, como el cuello, el pecho, el abdomen y la pelvis, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen de forma más clara. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.

  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo, como el cuello, el pecho, el abdomen y la pelvis. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).

El asesoramiento genético es parte del plan de tratamiento para los pacientes de feocromocitoma o paraganglioma.

Todos los pacientes diagnosticados con feocromocitoma o paraganglioma deberán recibir orientación genética para determinar su riesgo de tener un síndrome heredado y otros cánceres relacionados.

Un orientador genético puede recomendar orientación genética para los pacientes con las siguientes características:

  • Presentan antecedentes personales o antecedentes familiares de rasgos relacionados con un síndrome de feocromocitoma o paraganglioma.
  • Tienen tumores en ambas glándulas suprarrenales.
  • Tienen más de un tumor en una glándula suprarrenal.
  • Presentan signos o síntomas de catecolaminas adicionales que se liberan en la sangre o paraganglioma maligno (canceroso).
  • Se diagnostican antes de los 40 años de edad.

A veces, se recomienda orientación genética para pacientes de feocromocitoma con las siguientes características:

  • Tienen entre 40 y 50 años de edad.
  • Tienen un tumor en una glándula suprarrenal.
  • No presentan antecedentes personales o familiares de un síndrome hereditario.

Cuando se encuentran cambios en ciertos genes durante las pruebas genéticas, por lo habitual se ofrece a los familiares que tienen riesgo, pero no tienen signos o síntomas, que se sometan a esas pruebas.

No se recomiendan las pruebas genéticas para pacientes mayores de 50 años.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) depende de los siguientes aspectos:

  • Si el tumor es benigno o maligno.
  • Si el tumor está solo en un área o se diseminó hasta otras partes del cuerpo.
  • Si hay signos o síntomas causados por una cantidad de catecolaminas más altas de lo normal.
  • Si el tumor fue recién diagnosticado o recidivó (volvió).