¿Prequntas sobre el cáncer?

Linfoma de Hodgkin en adultos: Tratamiento (PDQ®)

Versión para pacientes

Información general sobre el linfoma de Hodgkin en adultos

El linfoma de Hodgkin en adultos es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en el sistema linfático.

El linfoma de Hodgkin en adultos es un tipo de cáncer que se presenta en el sistema linfático, que forma parte del sistema inmunitario del cuerpo.

El sistema linfático se compone de los siguientes elementos:

  • Linfa: líquido incoloro y acuoso que recorre el sistema linfático y transporta glóbulos blancos que se llaman linfocitos. Los linfocitos protegen el cuerpo contra las infecciones y el crecimiento de tumores.
  • Vasos linfáticos: red de tubos delgados que recogen linfa de diferentes partes del cuerpo y la devuelven al torrente sanguíneo.
  • Ganglios linfáticos: estructuras pequeñas, en forma de frijol, que filtran linfa y almacenan glóbulos blancos que ayudan a combatir las infecciones y enfermedades. Los ganglios linfáticos están ubicados a lo largo de la red de vasos linfáticos en todo el cuerpo. Están presentes en grupos en las axilas, la pelvis, el cuello, el abdomen y la ingle.
  • Bazo: órgano que elabora linfocitos, filtra la sangre, almacena glóbulos y destruye células sanguíneas viejos. Se ubica en el costado izquierdo del abdomen, cerca del estómago.
  • Timo: órgano en el cual crecen y se multiplican los linfocitos. El timo está en el pecho, detrás del esternón.
  • Amígdalas: dos masas pequeñas de tejido linfático en la parte de atrás de la garganta. Las amígdalas elaboran linfocitos.
  • Médula ósea: tejido suave, esponjoso, en el centro de huesos grandes. Elabora glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas.
Sistema linfático; el dibujo muestra los vasos linfáticos y los órganos linfáticos, incluso los ganglios linfáticos, las amígdalas, el timo, el bazo y la médula ósea. Un recuadro muestra la estructura interior de un ganglio linfático y de los vasos linfáticos adjuntos, con flechas que indican cómo circula la linfa (un líquido claro) hacia adentro y afuera del ganglio linfático. Otro recuadro muestra una vista ampliada de la médula ósea con células sanguíneas.
Anatomía del sistema linfático; se muestran los vasos linfáticos y los órganos linfáticos, incluidos los ganglios linfáticos, las amígdalas, el timo, el bazo y la médula ósea. La linfa (un líquido claro) y los linfocitos se desplazan a través de los vasos linfáticos hasta los ganglios linfáticos, donde los linfocitos destruyen las sustancias que son dañinas. La linfa entra en la sangre a través de una vena grande cerca del corazón.

Dado que el tejido linfático se encuentra en todo el cuerpo, el linfoma de Hodgkin puede comenzar en prácticamente cualquier parte del cuerpo y propagarse a casi todo tejido u órgano corporal.

Los linfomas se dividen en dos tipos generales: linfoma de Hodgkin y linfoma no Hodgkin. Este sumario se refiere al tratamiento del linfoma de Hodgkin en adultos. (Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Tratamiento del linfoma no Hodgkin en adultos).

El linfoma de Hodgkin se puede presentar tanto en adultos como en niños; sin embargo, el tratamiento para los adultos puede ser diferente del tratamiento para los niños. Se manifiesta también en pacientes con síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida); estos pacientes necesitan tratamiento especial.

Para mayor información, consulte los siguientes sumarios del PDQ:

El linfoma de Hodgkin en mujeres embarazadas es la misma enfermedad que la de mujeres no embarazadas en edad de procrear. Sin embargo, el tratamiento es diferente para las mujeres embarazadas. Este sumario incluye información sobre el tratamiento del linfoma de Hodgkin durante el embarazo.

Hay dos tipos principales de linfoma de Hodgkin: clásico y nodular con predominio linfocítico.

La mayoría de los linfomas de Hodgkin son de tipo clásico. El tipo clásico se subdivide en los siguientes subtipos:

  • Linfoma de Hodgkin con esclerosis nodular.
  • Linfoma de Hodgkin con celularidad mixta.
  • Linfoma de Hodgkin con depleción linfocítica.
  • Linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico clásico.

La edad, el sexo y la infección por el virus de Epstein-Barr pueden afectar el riesgo de linfoma de Hodgkin en adultos.

Cualquier cosa que aumenta el riesgo de una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a padecer de cáncer; no tener un factor de riesgo no significa que no se va a padecer de cáncer. Hable con su médico si cree que está en riesgo. Los factores de riesgo para el linfoma de Hodgkin en adultos son los siguientes:

El embarazo no es un factor de riesgo de linfoma de Hodgkin.

Entre los signos del linfoma de Hodgkin en adultos se incluyen ganglios linfáticos inflamados, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso.

Estos y otros signos y síntomas pueden ser ocasionados por un linfoma de Hodgkin en adultos o por otras afecciones. Consulte con su médico si no desaparece cualquiera de los siguientes problemas:

  • Inflamación indolora de los ganglios linfáticos del cuello, las axilas o la ingle.
  • Fiebre sin razón conocida.
  • Sudores nocturnos excesivos.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • Picazón en la piel.
  • Sensación de mucho cansancio.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el linfoma de Hodgkin en adultos, se usan pruebas para examinar los ganglios linfáticos.

Pueden usarse las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar los signos generales de salud, incluso verificar si hay signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se anotan los antecedentes médicos de las enfermedades y los tratamientos anteriores del paciente.
  • Recuento sanguíneo completo (RSC): procedimiento por el cual se toma una muestra de sangre para verificar los siguientes elementos:
    • La cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.
    • La cantidad de hemoglobina (la proteína que transporta oxígeno) en los glóbulos rojos.
    • La parte de la muestra compuesta por glóbulos rojos.
    Recuento sanguíneo completo (RSC); el panel de la izquierda muestra la sangre cuando se extrae de una vena de la parte anterior del codo mediante un tubo conectado a una jeringa; el panel de la derecha, muestra un tubo de ensayo de laboratorio con células sanguíneas separadas en capas: plasma, glóbulos blancos, plaquetas y glóbulos rojos.
    Recuento sanguíneo completo (RSC). Se extrae sangre introduciendo una aguja en una vena y se permite que la sangre fluya hacia un tubo. La muestra de sangre se envía al laboratorio y se cuentan los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas. El RSC se usa para examinar, diagnosticar y vigilar muchas afecciones distintas.
  • Estudios químicos de la sangre : procedimientos por los que se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias que los órganos y tejidos del cuerpo liberan en la sangre. Una cantidad anormal (mayor o menor que la normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad en el órgano o el tejido que la elabora.
  • Tasa de sedimentación : procedimiento en el que se toma una muestra de sangre y se analiza la rapidez con que los glóbulos rojos se asientan en el fondo del tubo de ensayo.
  • Biopsia de ganglio linfático: extracción total o parcial de un ganglio linfático. Se puede realizar uno de los siguientes tipos de biopsia:

    Un patólogo observa el tejido al microscopio en busca de células cancerosas, especialmente células de Reed-Sternberg. Las células de Reed-Sternberg son comunes en el caso del linfoma de Hodgkin clásico.

    Célula de Reed-Sternberg; la fotografía muestra los linfocitos normales comparados con una célula de Reed-Sternberg.
    Célula de Reed-Sternberg. Las células de Reed-Sternberg son linfocitos grandes y anormales que pueden contener más de un núcleo. Estas células se encuentran en el linfoma de Hodgkin.


    Se puede realizar la prueba siguiente con el tejido que se extrajo:

Ciertos factores afectan el pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

En el caso del linfoma de Hodgkin durante el embarazo, las opciones de tratamiento también dependen de los siguientes aspectos:

  • Los deseos de la paciente.
  • La edad del feto.

El linfoma de Hodgkin en adultos habitualmente se puede curar si se detecta y trata temprano.

  • Actualización: 2 de mayo de 2014