English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Linfoma primario del sistema nervioso central: Tratamiento (PDQ®)

Información general sobre el linfoma primario del sistema nervioso central

El linfoma primario del sistema nervioso central (SNC) es una enfermedad por la cual se forman células malignas (cancerosas) en el tejido linfático del cerebro o de la médula espinal.

El linfoma es una enfermedad en la cual se forman células malignas (cancerosas) en el sistema linfático. El sistema linfático es parte del sistema inmunitario y está compuesto por la linfa, los vasos linfáticos, los ganglios linfáticos, el bazo, el timo, las amígdalas y la médula ósea. Los linfocitos (transportados en la linfa) entran y salen del sistema nervioso central (SNC). Se cree que algunos de estos linfocitos se tornan malignos y forman el linfoma en el sistema nervioso central. El linfoma primario del SNC se origina en el cerebro, la médula espinal o las meninges (las capas que forman la cubierta externa del cerebro). Dado que el ojo se encuentra tan cerca del cerebro, el linfoma primario del SNC puede comenzar también en el ojo (llamado linfoma ocular).

Sistema linfático; el dibujo muestra los vasos linfáticos y los órganos linfáticos, incluso los ganglios linfáticos, las amígdalas, el timo, el bazo y la médula ósea. Un recuadro muestra la estructura interior de un ganglio linfático y de los vasos linfáticos adjuntos, con flechas que indican cómo circula la linfa (un líquido claro) hacia adentro y afuera del ganglio linfático. Otro recuadro muestra una vista ampliada de la médula ósea con células sanguíneas.
Anatomía del sistema linfático; se muestran los vasos linfáticos y los órganos linfáticos, incluidos los ganglios linfáticos, las amígdalas, el timo, el bazo y la médula ósea. La linfa (un líquido claro) y los linfocitos se desplazan a través de los vasos linfáticos hasta los ganglios linfáticos, donde los linfocitos destruyen las sustancias que son dañinas. La linfa entra en la sangre a través de una vena grande cerca del corazón.


Un sistema inmunitario débil puede aumentar el riesgo de padecer de un linfoma primario del SNC.

Cualquier cosa que aumenta la posibilidad de padecer de una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a padecer de cáncer; no tener factores de riesgo no significa que no se va a padecer de cáncer. Consultar con el médico si piensa que puede estar en riesgo.

El linfoma primario del SNC afecta a pacientes con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), otros trastornos del sistema inmunitario o que se han sometido a un trasplante renal. Para mayor información sobre el linfoma en pacientes con SIDA, consultar el sumario del PDQ sobre Tratamiento del linfoma relacionado con el sida.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el linfoma primario del sistema nervioso central se utilizan pruebas que examinan los ojos, el cerebro y la médula espinal.

Se puede utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para chequear los signos generales de salud, incluso verificar si hay signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se toman los antecedentes médicos de las enfermedades y los tratamientos anteriores del paciente.
  • Examen neurológico : serie de preguntas y pruebas para chequear el cerebro, la médula espinal y el funcionamiento de los nervios. El examen verifica el estado mental de la persona, la coordinación y la capacidad de caminar normalmente, así como el funcionamiento de los músculos, los sentidos y los reflejos. Este procedimiento también se puede llamar examen neurológico.
  • Examen del ojo con lámpara de hendidura : examen para el que se usa un microscopio especial, con una hendidura que deja pasar un haz de luz brillante y estrecho, para examinar el exterior y el interior del ojo.
  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento que utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear una serie de fotografías detalladas de zonas internas del cerebro y la médula espinal. Se inyecta en una vena del paciente una sustancia denominada gadolinio. El gadolinio se acumula en torno a las células cancerosas de manera que se ven más brillantes en la fotografía. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • Exploración con TEP (tomografía por emisión de positrones): procedimiento para encontrar células de tumores malignos en el cuerpo. Se inyecta en una vena una cantidad pequeña de glucosa (azúcar) radiactiva. El explorador por TEP rota alrededor del cuerpo y toma una imagen de los lugares del cuerpo que absorben la glucosa. Las células de tumores malignos tienen aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales.
  • Punción lumbar : procedimiento utilizado para recoger líquido cefalorraquídeo (el líquido en los espacios en torno al cerebro y la médula espinal) de la columna vertebral. Para ello se coloca una aguja en la columna vertebral. Este procedimiento también se llama PL o punción espinal. Las pruebas para diagnosticar el linfoma primario del SNC incluyen la verificación de la concentración de proteínas y de signos de cáncer en el líquido cefalorraquídeo.
    Punción lumbar; la imagen muestra a un paciente acostado sobre una camilla en posición encorvada y una aguja intrarraquídea o espinal, la cual es larga y fina, que se inserta en la parte inferior de la espalda. El recuadro muestra una vista de cerca de esta aguja insertada en el líquido cefalorraquídeo (LCR), en la parte inferior de la columna vertebral.
    Punción lumbar. El paciente se acuesta sobre una camilla en posición encorvada. Después que se adormece un área pequeña en la parte inferior de la espalda, se inserta una aguja intrarraquídea o espinal, la cual es larga y fina, en la parte inferior de la columna vertebral para extraer líquido cefalorraquídeo (LCR, se muestra en azul). El líquido se puede enviar a un laboratorio para analizarse.
  • Biopsia estereotáctica : procedimiento de biopsia que utiliza una computadora y un dispositivo de exploración tridimensional (3 D) para encontrar el lugar de un tumor y guiar la extracción de tejido de manera que pueda observarse bajo un microscopio a fin de verificar si hay signos de cáncer.

    Las pruebas siguientes se pueden realizar a partir de las muestras de tejido que se extraen:

    • Citometría de flujo : prueba de laboratorio que mide el número de células en una muestra, el porcentaje de células vivas en una muestra y ciertas características de dichas células, como el tamaño, la forma y la presencia de marcadores tumorales en la superficie de la célula. Las células se tiñen con un tinte sensible a la luz, se sumergen en un líquido y se pasan en un flujo a través de un láser u otro tipo de luz. Las mediciones se basan en la forma en que el tinte reacciona a la luz.
    • Estudio inmunohistoquímico : prueba de laboratorio en la que se agrega una sustancia, como un anticuerpo, un tinte o un radioisótopo, a una muestra de tejido canceroso para verificar si tiene ciertos antígenos. Este tipo de estudio se usa para determinar la diferencia entre distintos tipos de cáncer.
    • Análisis citogenético : prueba de laboratorio en la que se observan las células de una muestra de tejido bajo un microscopio para verificar si hay ciertos cambios en los cromosomas. También se pueden realizar otras pruebas, como la hibridación fluorescente in situ (HFIS), para detectar ciertos cambios en los cromosomas.
  • Recuento sanguíneo completo (RSC) con diferencia l: procedimiento en el cual se extrae una muestra de sangre para verificar lo siguiente:
    Recuento sanguíneo completo (RSC); el panel de la izquierda muestra la sangre cuando se extrae de una vena de la parte anterior del codo mediante un tubo conectado a una jeringa; el panel de la derecha, muestra un tubo de ensayo de laboratorio con células sanguíneas separadas en capas: plasma, glóbulos blancos, plaquetas y glóbulos rojos.
    Recuento sanguíneo completo (RSC). Se extrae sangre introduciendo una aguja en una vena y se permite que la sangre fluya hacia un tubo. La muestra de sangre se envía al laboratorio y se cuentan los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas. El RSC se usa para examinar, diagnosticar y vigilar muchas afecciones distintas.
  • Estudios de la química de la sangre : procedimiento por el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas a la sangre por los órganos y tejidos del cuerpo. Una cantidad anormal (mayor o menor que lo normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad en el órgano o el tejido que la elabora.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) depende de lo siguiente:

  • La edad y la salud general del paciente.
  • La concentración de ciertas sustancias en la sangre y el líquido cefalorraquídeo (LCR).
  • El lugar en el que se encuentra el tumor en el sistema nervioso central.
  • Si el paciente padece SIDA.

Las opciones de tratamiento dependen de lo siguiente:

  • El estadio del cáncer.
  • El lugar en el que se encuentra el tumor en el sistema nervioso central.
  • La edad y la salud general del paciente.
  • Si el tumor se ha diagnosticado recientemente o es recidivante (volvió).

El tratamiento del linfoma primario del SNC es más eficaz cuando el tumor no se ha diseminado fuera de la corteza cerebral (la parte más grande del cerebro) y el paciente tiene menos de 60 años de edad, puede realizar la mayoría de las actividades cotidianas y no padece SIDA u otras enfermedades que debiliten el sistema inmunitario.

  • Actualización: 27 de septiembre de 2013