In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Rabdomiosarcoma infantil: Tratamiento (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 16 de octubre de 2014

Información general sobre el rabdomiosarcoma infantil



El rabdomiosarcoma infantil es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en el tejido muscular.

El rabdomiosarcoma es un tipo de sarcoma. El sarcoma es un cáncer del tejido blando (por ejemplo, un músculo), el tejido conjuntivo (por ejemplo, tendones o cartílagos) o huesos. Habitualmente, el rabdomiosarcoma comienza en los músculos que se insertan en los huesos y que ayudan a mover el cuerpo. El rabdomiosarcoma es el tipo más común de sarcoma de tejido blando que se presenta en los niños. Puede empezar en muchos lugares del cuerpo.

Hay tres tipos principales de rabdomiosarcoma:

  • Embrionario. Este tipo se presenta con frecuencia en el área de la cabeza y el cuello, o en los órganos genitales o urinarios. Es el tipo más común.
  • Alveolar. Este tipo se presenta con más frecuencia en los brazos o piernas, pecho, abdomen, el área de los órganos genitales o el ano. Habitualmente, se presenta en la adolescencia.
  • Anaplásico. Este tipo se presenta con poca frecuencia en los niños.

Para obtener mayor información sobre los sarcomas de tejido blando, consultar los siguientes sumarios de tratamiento del PDQ:

Ciertas afecciones genéticas pueden aumentar el riesgo de rabdomiosarcoma infantil.

Cualquier cosa que aumenta el riesgo de presentar una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que usted tendrá un cáncer; no tener factores de riesgo no significa que usted no tendrá un cáncer. Consulte con el médico de su niño si piensa que puede estar está en riesgo. Los factores de riesgo de rabdomiosarcoma incluyen las siguientes enfermedades heredadas:

Los niños que tuvieron mucho peso al nacer y tamaño más grande de lo esperado al nacer pueden tener un aumento en el riesgo de rabdomiosarcoma embrionario.

En la mayoría de los casos se desconoce la causa del rabdomiosarcoma.

Un signo del rabdomiosarcoma infantil es una masa o inflamación que crece cada vez más.

Los signos y síntomas se pueden deber a un rabdomiosarcoma infantil o a otras afecciones. Los signos y síntomas que se presentan dependen del lugar donde se forma el cáncer. Consulte con el médico de su niño si el niño tiene algo de lo siguiente:

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el rabdomiosarcoma infantil se utilizan pruebas diagnósticas y una biopsia.

Se puede utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para verificar los signos generales de salud, como los signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se toman los antecedentes médicos de las enfermedades y los tratamientos anteriores del paciente.

  • Radiografía : radiografía de los órganos y los huesos del interior del cuerpo, como los del pecho. Un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra una imagen de áreas del interior del cuerpo.

  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, como el abdomen o la pelvis, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.

  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que se usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).

  • Exploración ósea : procedimiento utilizado para verificar si hay células en los huesos que se multiplican rápidamente, tales como las cancerosas. Se inserta una cantidad muy pequeña de material radiactivo en una vena, que recorre todo el torrente sanguíneo. Cuando el material radiactivo se acumula en los huesos, se puede detectar con un escáner.

  • Aspiración y biopsia de médula ósea : extracción de una muestra de médula ósea, sangre y un trozo pequeño de hueso mediante la inserción de una aguja hueca en el hueso de la cadera. Se toman muestras de ambas caderas. Un patólogo observa las muestras de médula ósea, sangre y hueso al microscopio para verificar si hay signos de cáncer.

  • Punción lumbar : procedimiento para el que se recoge líquido cefalorraquídeo (LCR) de la columna vertebral para verificar si hay células cancerosas. Se realiza introduciendo una aguja entre dos huesos del espinazo y hacia la columna vertebral para extraer una muestra de LCR. Este procedimiento también se llama PL o punción espinal.

Si estas pruebas muestran que puede haber rabdomiosarcoma, se realiza una biopsia, que consiste en la extracción de células o tejidos para que un patólogo los pueda observar al microscopio y determinar si hay signos de cáncer. Ya que el tratamiento depende del tipo de rabdomiosarcoma, un patólogo con experiencia en el diagnóstico de este tipo de cáncer debe examinar las muestras de biopsia.

Si estas pruebas muestran que puede haber un rabdomiosarcoma, se hace una biopsia. Una biopsia es la extracción de células o tejido para que un patólogo los observe al microscopio y determine si hay signos de cáncer. Dado que el tratamiento depende del tipo de rabdomiosarcoma, un patólogo con experiencia en el diagnóstico de rabdomiosarcoma debe revisar las muestras de biopsia.

Se puede realizar uno de los siguientes tipos de biopsia:

Se pueden realizar las siguientes pruebas en la muestra de tejido que se extrae:

  • Microscopía óptica : prueba de laboratorio en la que se observan las células de una muestra de tejido con microscopios comunes y de alta potencia para verificar si hay ciertos cambios en las células.
  • Inmunohistoquímica : prueba para la que usan anticuerpos para identificar ciertos antígenos en una muestra de tejido. Por lo general, el anticuerpo está unido a una sustancia radiactiva o a un tinte que hace que el tejido se ilumine al microscopio. Este tipo de estudio se usa para determinar la diferencia entre distintos tipos de cáncer.
  • Inmunocitoquímica : prueba para la que se usan anticuerpos para identificar ciertos antígenos en una muestra de células. Por lo general, el anticuerpo está unido a una sustancia radiactiva o a un tinte que hace que las células se iluminen al microscopio. Este tipo de estudio se usa para determinar la diferencia entre distintos tipos de sarcomas de tejido blando.
  • Prueba de reacción en cadena de la polimerasa con retrotranscriptasa (RCP-RT): prueba de laboratorio en la que se estudian las células de una muestra de tejido mediante sustancias químicas para verificar si hay ciertos cambios en la estructura o funcionamiento de los genes.
  • Análisis citogenético : prueba de laboratorio en la que se observan las células de una muestra de tejido al microscopio para verificar si hay ciertos cambios en los cromosomas.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) depende de los siguientes aspectos:

  • Lugar del cuerpo donde comenzó el tumor.
  • Ancho del tumor cuando se diagnosticó el cáncer.
  • Si el tumor se diseminó a los ganglios linfáticos cercanos o a partes distantes del cuerpo.
  • Si hay ciertos cambios en los genes.
  • Tipo de rabdomiosarcoma.
  • Si el tumor se extirpó en su totalidad mediante cirugía.
  • Si el tumor responde a la radioterapia.
  • Edad y estado general de salud del paciente.
  • Si el tumor recién se diagnosticó o recidivó (volvió).

Para los pacientes de cáncer recidivante, el pronóstico y el tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • Lugar del cuerpo donde recidivó (volvió) el tumor.
  • Si el tumor se trató con radioterapia.
  • El tamaño del tumor cuando se diagnosticó el cáncer.
  • El tiempo transcurrido entre la terminación del tratamiento del cáncer y el momento en que el cáncer recidivó.