Pasar al contenido principal

Cómo encontrar recursos confiables sobre el cáncer

Es importante obtener información sobre el cáncer y otros temas de salud de fuentes confiables como los sitios web del gobierno y las asociaciones profesionales médicas.

Fuente: iStock

La información médica sobre el cáncer y otros temas, en publicaciones impresas o en Internet, debe provenir de fuentes fiables. Podrá confiar en las fuentes que ofrecen información basada en recomendaciones científicas, como los organismos de gobierno, hospitales, universidades y publicaciones y libros médicos. Por desgracia, ahora es muy común que haya desinformación (información errónea o engañosa) en Internet y en los materiales impresos. Algunos sitios web y medios impresos incluyen datos incorrectos o engañosos. Si una fuente promete algo que parece demasiado bueno para ser cierto, desconfíe.

Hay muchos sitios web, libros y revistas que ofrecen información sobre el cáncer y otros temas médicos al público, pero no son confiables. Para protegerse, cuando busque fuentes de información sobre temas de salud, consulte los siguientes los recursos.

Cuándo confiar en los sitios web

Debería ser fácil encontrar quién publica la información en Internet sobre el cáncer y otros temas de salud. Los sitios deben indicar con claridad la fuente original de la información, además de la trayectoria profesional de quienes preparan o revisan el material publicado.

Guíese con estas preguntas para determinar la credibilidad de la información sobre salud que se publica en Internet.

  • ¿Quién está a cargo de esta información?

El nombre de la persona o el grupo que publicó la información se debe encontrar en la página con facilidad.

  • ¿Qué letras tiene al final de la dirección web?

Los sitios que terminan en ".gov" son del gobierno. Los sitios que terminan en ".edu" son de una universidad u otra institución educativa. En general, estas son fuentes confiables. Es posible que los sitios que terminan en ".org" o ".com" también sean confiables,  pero tendrá que mirar con cuidado para asegurarse.

  • ¿Quién paga por el proyecto y para qué?

Esta información debería estar en la sección "Quiénes somos". ¿Venden algo o promocionan una "cura"? Si es así, ¡tenga mucho cuidado! 

  • ¿Cuál es la fuente original de la información que publicaron?

Si la información se publicó originalmente en un libro o revista de investigación, se deben citar para que pueda consultarlos.

  • ¿Cómo se revisó la información antes de publicar?

La mayoría de las publicaciones de salud tienen a un profesional titulado en Medicina o investigación (por ejemplo, licenciados en Medicina, Osteopatía u otros doctorados) que revisa las publicaciones antes de que se publiquen para asegurarse de que la información es correcta.

  • ¿Está actualizada la información?

Las fuentes de información sobre salud en Internet deberían indicar la fecha de publicación o de la última revisión.

  • Si solicitan información personal, ¿cómo usarán la información y cómo protegerán su privacidad?

Esto es muy importante. No envíe datos personales hasta que entienda las políticas que rigen el uso de la información y se sienta cómodo con los riesgos de compartir su información.

Cómo usar las redes sociales y el correo electrónico sin peligro

Es común consultar las redes sociales para encontrar información sobre el cáncer. Es posible que estos sitios (como Facebook, YouTube, Twitter) sean útiles cuando son confiables y están actualizados. También ofrecen a las personas con dudas y problemas médicos similares la oportunidad de comunicarse. Del mismo modo, las aplicaciones móviles sirven para controlar actividades como la dieta y el ejercicio. Algunas personas incluso las usan para llevar un registro de los horarios de los medicamentos o de las consultas médicas. Estas aplicaciones podrían ser muy útiles. Pero no todas son confiables y algunas son peligrosas.

Es importante seguir solo las redes sociales de fuentes de confianza. Cuando consulte las redes sociales, hágase las mismas preguntas que cuando usa un sitio web. Muchas organizaciones confiables tienen cuentas en las redes sociales con enlaces al sitio web. Por ejemplo, estas son las redes sociales del Instituto Nacional del Cáncer en español. Si desea podrá seguirnos en Facebook, Twitter y YouTube.

Siempre tenga cuidado cuando use su correo electrónico o envíe mensajes de texto. No haga clic en un mensaje salvo que reconozca y confíe en quien lo envía. Nunca abra un adjunto si no es de una fuente confiable. Las precauciones son las mismas cuando use la computadora, el móvil o cualquier otro dispositivo electrónico.

Historias personales sobre el cáncer

Es común que en las redes sociales los usuarios compartan sus experiencias con el cáncer. Por ejemplo, a veces cuentan sobre estos temas:

  • cómo se sienten físicamente
  • los tratamientos que reciben
  • las terapias complementarias (alimentación o suplementos)
  • cómo se sienten emocionalmente

Pero no se olvide que cada persona es diferente. Aunque alguien tenga el mismo tipo de cáncer, el cuerpo y los antecedentes médicos no serán iguales a los suyos. Nunca acepte recomendaciones de tratamiento ni medicamentos de alguien que no sea su médico. No sabe dónde ni cómo esa persona encontró la información. Tampoco sabe si la información está vigente ni cuánto sabe esa persona sobre el cáncer.

Para obtener más detalles e información sobre cómo evaluar los recursos en línea, como sitios web, redes sociales, aplicaciones móviles y sitios de noticias falsas, vea Cómo encontrar y evaluar recursos en línea en el sitio web del Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral (NCCIH) de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH).

Libros sobre cáncer

Hay muchos libros sobre cáncer, tratamientos de cáncer y medicina complementaria y alternativa (MCA). Algunos libros tienen contenido confiable, pero otros no.

Sepa que la información cambia de forma constante y que todos los días hay nuevos resultados de investigaciones. Tenga presente que si un libro lo escribió solo una persona, significa que solo leerá un punto de vista.

Si va a la biblioteca, pida sugerencias. Si vive cerca de una universidad, averigüe si tiene una biblioteca de medicina. Las librerías locales quizás tengan también personal que podría ayudarlo. Si encuentra un libro en Internet, revise con cuidado quién es el autor, sus antecedentes y experiencia. Hágase estas preguntas:

  • ¿Es el autor un experto en este tema?
  • ¿Conoce a alguien más que haya leído el libro?
  • ¿Hay otros expertos que hayan opinado sobre el libro?
  • ¿Se publicó en los últimos 5 años?
  • ¿Ofrece el libro otros puntos de vista o solo da una opinión?
  • ¿Investigó el autor el tema a fondo?
  • ¿Hay una lista de referencias bibliográficas al final?

Artículos sobre el cáncer en las revistas

Si desea encontrar artículos sobre el cáncer confiables, busque en las bases de datos de Internet de publicaciones médicas o pida ayuda a los bibliotecarios. Los bibliotecarios podrán buscar en publicaciones médicas, libros y otras fuentes de investigación sobre el cáncer revisadas por expertos.

Los artículos en revistas populares no suelen ser de expertos. Suelen ser personas que hablan con expertos, juntan la información y luego escriben el artículo. Recuerde lo siguiente cuando lea los artículos de revistas:

  • Los autores quizás no tengan muchos conocimientos sobre el tema.
  • A veces no dicen dónde encontraron la información.
  • Es muy probable que los artículos no hayan sido revisados por expertos.
  • El editor podría tener intereses económicos con los anunciantes u otras organizaciones. Por lo tanto, es posible que la información o la opinión del artículo favorezca un punto de vista.

Cuando lea este tipo de artículos, aplique el mismo proceso que usan los escritores de las revistas:

  • Hable con los expertos
  • Haga muchas preguntas
  • Decida si la información es adecuada en su caso
     

El fraude en la salud

El fraude en la salud

En este video de la FDA se habla sobre el fraude en la salud, el cual hace referencia a productos que dicen prevenir, tratar o curar enfermedades u otros problemas de salud, pero que no han probado ser seguros ni efectivos para esos usos.

Para obtener más información

Estafas de tratamiento contra el cáncer
Página de la Comisión Federal de Comercio (FTC) en la que se aconseja a las personas a preguntar a sus proveedores de atención de la salud sobre los productos que aseguran curar o tratar el cáncer. También se ofrecen recomendaciones sobre cómo detectar las estafas de tratamientos.

El fraude en la salud
Página de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en la que se describen los fraudes médicos y consejos sobre cómo evitarlos. 

Quick Tips for Buying Medicines Over the Internet
También de la FDA, en esta página en inglés se explica cómo comprar medicamentos por Internet en forma segura, incluye un enlace a su fuente de información de farmacias en línea, BeSafeRx.

Evaluating Cancer Information on the Internet 
Elaborada por la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO), Cancer.Net provee información en inglés sobre las ideas falsas frecuentes acerca del cáncer y consejos para evaluar la credibilidad de la información en línea sobre el cáncer.

Is This Legit?Accessing Valid and Reliable Health Information
Un plan educativo en inglés creado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) para ayudar a que los alumnos del 9.o al 12.o grado sepan cómo obtener información médica válida y confiable.