Regreso al trabajo

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
Un hombre y dos mujeres en un ambiente de trabajo.

Las personas con cáncer a menudo quieren regresar al trabajo. Sus empleos no solo les proporcionan un ingreso sino también un sentido de rutina. El trabajo ayuda a la gente a sentirse bien consigo misma.

Antes de regresar a trabajar, hable con su médico y también con su jefe. Todos querrán asegurarse de que usted esté suficientemente bien como para hacer su trabajo. Puede necesitar trabajar menos horas o hacer su trabajo de una manera diferente. Algunas personas se sienten suficientemente bien como para trabajar mientras están recibiendo quimioterapia o radioterapia. Otras necesitan tomarse días libres hasta haber terminado los tratamientos.

Conversaciones con el jefe y con los compañeros de trabajo

"Estaba nerviosa al regresar al trabajo. Sabía que mi supervisor y compañeros de trabajo serían comprensivos, pero temía que pensaran que no podía hacer mi trabajo como solía hacerlo".

Lina

La reacción de sus compañeros de trabajo hacia su tratamiento de cáncer puede variar. Algunas personas pueden ser una gran fuente de apoyo, mientras que otras pueden ser una fuente de enojo y frustración. Algunas personas tienen buenas intenciones, pero no saben qué es lo que deben decir. Quizás simplemente no sepan cómo ofrecer apoyo. Otras no quieren hacer frente a su cáncer en absoluto. Puede que piensen que no puede trabajar tan arduamente como antes.

Si los compañeros de trabajo parecen ser poco comprensivos, podría ser porque están ansiosos por usted o por ellos mismos. Su experiencia con el cáncer puede intimidarles porque les recuerda que el cáncer se le puede presentar a cualquiera. Trate de entender sus temores y sea paciente en tanto trata de recuperar una buena relación. Sin embargo, algunas personas con cáncer dicen que se cansan de tratar de actuar alegres con los demás. Muchas dicen que las amistades cambian a medida que dejan ir las relaciones superficiales y dedican más tiempo a las que son significativas.

La relación con otros en el trabajo

¿Cómo se relaciona con otras personas que forman parte de su vida cuando vuelve al trabajo? ¿Se siente bien al regresar o le preocupa cómo van a reaccionar los demás? A continuación se brindan algunos consejos para volver al trabajo:

  • Acepte ayuda. Cuando la gente le ofrezca ayuda, diga que sí, y tenga en mente algunas cosas que ellos podrían hacer para facilitarle la vida. De esta manera, recibirá el apoyo que necesita, y ellos se sentirán útiles.
  • Hable con los demás. Si encuentra que los sentimientos de un compañero de trabajo con respecto al cáncer le están haciendo daño, trate de resolver el problema con esa persona personalmente. Si aun así esto sigue afectando su trabajo, su supervisor, el consejero de asistencia al empleado, o la oficina de personal tal vez puedan ayudarle.
  • Aborde los problemas que surgen desde el principio. Es posible que los supervisores o compañeros de trabajo puedan ayudar a quienes le rodean a que entiendan cómo quiere que le traten.
  • Trate de mantener los contactos durante su recuperación. Los compañeros de trabajo se van a preocupar por usted. Pero si les mantiene informados acerca de su progreso, van a estar menos ansiosos y asustados. Hable con ellos por teléfono, envíe correos electrónicos, o designe a un amigo o familiar de confianza para que lo haga por usted. Su regreso al trabajo o a otras actividades será más sencillo para usted y para los demás si se mantiene en contacto.
  • Piense lo que va a decir acerca de su cáncer. No existe una forma correcta de tratar con los demás en lo que respecta a su enfermedad, pero necesita pensar lo que dirá cuando regrese al trabajo. Algunas personas no quieren enfocarse en su cáncer o que la gente las relacione en su mente con la enfermedad. Otras son muy abiertas al respecto, hablando francamente con sus jefes y otros trabajadores para sacar a relucir inquietudes, corregir ideas erróneas y decidir cómo trabajar juntos. El mejor enfoque es el que a usted le parezca indicado.

Sus derechos legales en el trabajo

Algunas personas con cáncer se enfrentan a obstáculos cuando tratan de volver al trabajo o de obtener un trabajo nuevo. Incluso las personas que tuvieron cáncer hace muchos años todavía pueden tener dificultad. Las empresas pueden no tratarles correctamente debido a creencias falsas acerca del cáncer. Por ejemplo, un empleador puede creer que el cáncer se puede transmitir de una persona a otra o que las personas con cáncer se toman demasiados días de permiso por enfermedad. Algunos piensan también que las personas con cáncer son un riesgo de seguro para la compañía.

Es ilegal discriminar (tratar injustamente) a trabajadores que tienen discapacidades como el cáncer. Hay leyes nacionales que protegen los derechos de usted como trabajador. Y si está buscando un trabajo nuevo, no tiene obligación legal de hablar acerca de sus antecedentes de cáncer a menos que su estado de salud pasado tenga un impacto directo en el trabajo que busca.

Manejo de los problemas en el trabajo

  • Decida cómo manejar el problema.
    • ¿Cuáles son sus derechos como empleado?
    • ¿Está dispuesto a tomar medidas para corregir el problema?
    • ¿Aún quiere trabajar allí? O ¿prefiere buscar un nuevo empleo?
  • Si es necesario, pida a su empleador que se ajuste a sus necesidades.
    • Empiece hablando informalmente con su supervisor, oficina de personal, consejero de asistencia al empleado, delegado sindical o representante del sindicato.
    • Solicite un cambio que facilite que usted conserve su empleo (por ejemplo, horario flexible, trabajar en casa, equipo especial en el trabajo).
    • Haga constar cada solicitud y su resultado para su registro.
  • Obtenga ayuda para tratar estos asuntos con su empleador si la necesita.
    • Pida a su médico o enfermera que encuentre horarios para sus citas de seguimiento que no coincidan con sus otras responsabilidades.
    • Haga que su médico escriba una carta a su empleador o a la oficina de personal donde explique cómo, si es el caso, su cáncer puede afectar su trabajo o su horario.

Hable con su trabajador social sobre las leyes en su estado. Su trabajador social puede darle el nombre de la dependencia estatal que protege sus derechos como empleado. Usted también querrá preguntar acerca de los beneficios que puede obtener por ser una persona con cáncer.

  • Publicación: 2 de diciembre de 2014

La mayor parte del texto que se encuentra en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer puede copiarse o usarse con toda libertad. Se deberá dar crédito al Instituto Nacional del Cáncer como fuente de esta información e incluir un enlace a esta página, p. ej., “Regreso al trabajo fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Por favor, tenga en cuenta que los artículos del blog que están escritos por individuos fuera del gobierno pueden pertenecer al escritor, y el material gráfico puede pertenecer a su creador. En tales casos, es necesario ponerse en contacto con el escritor, con los artistas o con el editor para obtener su autorización para poder usarlo.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.