Pasar al contenido principal

Exámenes de detección del cáncer de tiroides (PDQ®)–Versión para pacientes

¿Qué son los exámenes de detección?

Los exámenes de detección verifican la presencia de cáncer antes de que la persona tenga síntomas. Es posible que esto ayude a encontrar el cáncer en un estadio más temprano. Si se descubre temprano el tejido anormal o el cáncer, es más fácil tratarlos. Cuando aparecen los síntomas, quizás el cáncer se haya empezado a diseminar.

Los científicos tratan de entender mejor quiénes tienen más probabilidades de enfermar de ciertos tipos de cáncer. También estudian lo que hacemos y lo que nos rodea para saber qué causa el cáncer. Esta información ayuda a los médicos a recomendar quién se debe someter a los exámenes de detección del cáncer, qué pruebas se deben utilizar y con qué frecuencia se deben realizar.

Es importante recordar que si el médico solicita un examen de detección no siempre es porque piensa que usted tiene cáncer. Los exámenes de detección se realizan cuando todavía no hay síntomas de cáncer.

Si el resultado de un examen de detección es anormal, tal vez se necesite someter a más pruebas para determinar si tiene cáncer. Estas se llaman pruebas diagnósticas.

Información general sobre el cáncer de tiroides

Puntos importantes

  • El cáncer de tiroides es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la glándula tiroidea.
  • El cáncer de tiroides se encuentra con más frecuencia en las mujeres.
  • Exponerse a la radiación aumenta el riesgo de cáncer de tiroides.

El cáncer de tiroides es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la glándula tiroidea.

La tiroides es una glándula ubicada en la base de la garganta cerca de la tráquea. Tiene forma de mariposa, con un lóbulo derecho y un lóbulo izquierdo. El istmo es un trozo delgado de tejido que conecta los dos lóbulos. Una tiroides sana es casi del tamaño de una nuez. Por lo general, la tiroides no se puede sentir a través de la piel.

AmpliarAnatomía de las glándulas tiroidea y paratiroideas. En la imagen se muestra la glándula tiroidea en la base de la garganta, cerca de la tráquea. En un recuadro se muestran las vistas anterior y posterior. En la vista anterior se observan la tiroides  en forma de mariposa y los lóbulos (derecho e izquierdo) conectados por una pieza delgada de tejido llamada istmo. En la vista posterior se observan las cuatro glándulas paratiroideas del tamaño de una arveja. También se muestra la laringe.
Anatomía de las glándulas tiroidea y paratiroideas. La glándula tiroidea (tiroides) está en la base de la garganta, cerca de la tráquea. Tiene forma de mariposa y dos lóbulos (derecho e izquierdo) conectados por una pieza delgada de tejido llamada istmo. Las glándulas paratiroideas (paratiroides) son cuatro órganos del tamaño de una arveja que están en el cuello, cerca de la tiroides. Las glándulas tiroidea y paratiroideas elaboran hormonas.

La tiroides usa yodo, un mineral presente en algunos alimentos y en la sal yodada, para elaborar varias hormonas. Las hormonas tiroideas cumplen las siguientes funciones:

Para obtener más información sobre el cáncer de tiroides, consulte el sumario del PDQ Tratamiento del cáncer de tiroides en adultos.

El cáncer de tiroides se encuentra con más frecuencia en las mujeres.

El cáncer de tiroides se diagnostica más a menudo en hombres y mujeres de 45 a 54 años. Es el diagnóstico de cáncer más común en las mujeres de 20 a 34 años. Las mujeres tienen cerca de tres veces más probabilidades de padecer cáncer de tiroides que los hombres.

Desde hace 40 años al menos, el número de personas que reciben un diagnóstico de cáncer de tiroides en los Estados Unidos sigue en aumento, pero el número de muertes por este cáncer es el mismo o disminuyó un poco. La mayoría de los cánceres de tiroides responden al tratamiento y, por lo general, se curan.

Exponerse a la radiación aumenta el riesgo de cáncer de tiroides.

Cualquier cosa que aumenta la probabilidad de tener una enfermedad se llama factor de riesgo. La presencia de un factor de riesgo no significa que enfermará de cáncer; pero la ausencia de factores de riesgo tampoco significa que no enfermará de cáncer. Las personas que piensan que están en riesgo deben consultarlo con el médico.

Los factores de riesgo de cáncer de tiroides son los siguientes:

Exámenes de detección del cáncer de tiroides

Puntos importantes

  • Hay exámenes que se usan para detectar diferentes tipos de cáncer cuando una persona no tiene síntomas.
  • No hay un examen de detección estándar o de rutina para el cáncer de tiroides.
  • Es posible que los exámenes de detección del cáncer de tiroides no ayuden a que el paciente viva más tiempo.
  • Hay otros exámenes de detección del cáncer de tiroides que están en estudio en ensayos clínicos.

Hay exámenes que se usan para detectar diferentes tipos de cáncer cuando una persona no tiene síntomas.

Los científicos estudian los exámenes de detección para identificar los que tienen menos perjuicios y más beneficios. Los ensayos de exámenes de detección del cáncer también se realizan para averiguar si la detección temprana (identificar el cáncer antes de que cause síntomas) ayuda a una persona a vivir más tiempo o disminuye la probabilidad de que una persona muera por la enfermedad. En el caso de algunos tipos de cáncer, la probabilidad de recuperación es mayor si la enfermedad se encuentra y se trata en un estadio temprano.

No hay un examen de detección estándar o de rutina para el cáncer de tiroides.

No hay un examen de detección estándar o de rutina que sirva para identificar el cáncer de tiroides en estadio temprano. Es posible que se encuentre un cáncer de tiroides que no produce síntomas durante uno de los siguientes procedimientos:

Es posible que los exámenes de detección del cáncer de tiroides no ayuden a que el paciente viva más tiempo.

En los estudios se observó que los exámenes de detección del cáncer de tiroides no disminuyen la probabilidad de morir por la enfermedad. No se han llevado a cabo ensayos clínicos aleatorizados en los Estados Unidos para determinar si un examen del cuello, una ecografía u otro examen de detección disminuye el riesgo de morir por cáncer de tiroides.

Hay otros exámenes de detección del cáncer de tiroides que están en estudio en ensayos clínicos.

La información en inglés sobre los ensayos clínicos patrocinados por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) se encuentra en la página de Internet clinical trials search. Para obtener información en inglés sobre ensayos clínicos patrocinados por otras organizaciones, consulte el portal de Internet ClinicalTrials.gov.

Riesgos de los exámenes de detección del cáncer de tiroides

Puntos importantes

  • Los exámenes de detección tienen riesgos.
  • Los riesgos de los exámenes de detección del cáncer de tiroides son los siguientes:
    • En ocasiones, se hace un sobrediagnóstico del cáncer de tiroides.
    • Los exámenes pueden tener resultados negativos falsos.
    • Los exámenes pueden tener resultados positivos falsos.

Los exámenes de detección tienen riesgos.

Puede ser difícil tomar decisiones sobre los exámenes de detección. No todos los exámenes de detección son útiles y la mayoría tiene riesgos. Es posible que desee hablar con el médico antes de someterse a cualquier examen de detección. Es importante conocer los riesgos del examen y saber si está comprobado que el examen reduce la probabilidad de morir por cáncer.

Los riesgos de los exámenes de detección del cáncer de tiroides son los siguientes:

En ocasiones, se hace un sobrediagnóstico del cáncer de tiroides.

Se dice que hay sobrediagnóstico cuando los resultados de un examen de detección conducen al diagnóstico y tratamiento de una enfermedad que quizá nunca hubiese producido síntomas ni muerte. Las pruebas diagnósticas (como una biopsia por aspiración con aguja fina) y los tratamientos del cáncer (como una cirugía y la terapia con yodo radiactivo) pueden producir riesgos graves, incluso problemas físicos y emocionales.

Los exámenes pueden tener resultados negativos falsos.

Los resultados de los exámenes de detección a veces parecen normales, aunque haya cáncer de tiroides. Una persona que recibe un resultado negativo falso de una prueba (que indica que no hay cáncer cuando, en realidad, lo hay) tal vez se demore en buscar atención médica aunque tenga síntomas.

Los exámenes pueden tener resultados positivos falsos.

Los resultados de los exámenes de detección a veces parecen anormales aunque no haya cáncer. Un resultado positivo falso (que muestra que hay un cáncer cuando en realidad no lo hay) quizás provoque ansiedad y se suelen hacer más pruebas y procedimientos (como una biopsia), que también presentan riesgos.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). La base de datos del PDQ contiene sumarios de la última información publicada sobre prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se redactan en dos versiones. En las versiones para profesionales de la salud se ofrece información detallada en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se presentan en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones contienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. También es posible consultar estos sumarios en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los NIH son el centro de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en un análisis independiente de las publicaciones médicas. No constituyen declaraciones de la política del NCI ni de los NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ sobre el cáncer contiene información actualizada sobre la detección del cáncer de tiroides. El propósito es informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas encargadas de cuidar a los pacientes. No provee pautas ni recomendaciones formales para tomar decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están integrados por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con esta enfermedad. Los sumarios se revisan con regularidad y se modifican si surge información nueva. La fecha de actualización al pie de cada sumario indica cuándo se hizo el cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se basa en la versión para profesionales de la salud, que el Consejo editorial del PDQ sobre los exámenes de detección y la prevención revisa con regularidad y actualiza en caso necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar formas nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recopila información sobre los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes podrían considerar la participación en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos solo aceptan a pacientes que aún no comenzaron un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos está disponible en el portal de Internet del NCI. Para obtener más información, llamar al Servicio de Información de Cáncer (CIS), centro de contacto del NCI, al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre los exámenes de detección y la prevención. PDQ Exámenes de detección del cáncer de tiroides. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/tipos/tiroides/paciente/deteccion-tiroides-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 3000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no debe fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante el formulario de comunicación.

  • Actualización:

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Exámenes de detección del cáncer de tiroides (PDQ®)–Versión para pacientes publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”