¿Prequntas sobre el cáncer?

Sarcoma de Ewing: Tratamiento (PDQ®)

Versión para pacientes

Información general sobre el sarcoma de Ewing

El sarcoma de Ewing es un tipo de tumor que se forma en el hueso o el tejido blando.

El sarcoma de Ewing es un tipo de tumor que se forma a partir de cierta clase de célula ósea o del tejido blando. Otros nombres del sarcoma de Ewing son los siguientes:

Todos estos nombres se se agrupan y se les conoce como tumores de la familia del sarcoma de Ewing.

El sarcoma de Ewing se puede encontrar en los huesos de las piernas, los brazos, los pies, las manos, el pecho, la pelvis, la espina vertebral o el cráneo. Este sarcoma también se puede encontrar en el tejido blando del tronco, los brazos, las piernas, la cabeza y el cuello, la cavidad abdominal u otras áreas.

Los tumores de Ewing se presentan con frecuencia en los adolescentes y los adultos jóvenes.

Los signos y síntomas del sarcoma de Ewing incluyen hinchazón y dolor cerca del tumor.

Estos y otros signos y síntomas se pueden deber a un sarcoma de Ewing o a otras afecciones. Consulte con el médico de su niño si observa algo de lo siguiente en su niño:

  • Dolor o hinchazón, habitualmente en los brazos, las piernas, el pecho, la espalda o la pelvis (el área entre las caderas).
  • Una masa (que se puede sentir blanda y caliente) en los brazos, las piernas, el pecho o la pelvis.
  • Fiebre sin razón conocida.
  • Hueso que se quiebra sin razón conocida.

Para diagnosticar y determinar el estadio del sarcoma de Ewing, se utilizan pruebas que examinan el hueso y el tejido blando.

Para diagnosticar o estadificar el sarcoma de Ewing, se pueden usar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para verificar los signos generales de salud, lo cual incluye los signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se toman los antecedentes médicos de las enfermedades y los tratamientos anteriores del paciente.
  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento en el que usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo, como el área donde se formó el tumor. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, como el área donde se formó el tumor, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.
  • Exploración con TEP (exploración con tomografía con emisión de positrones): procedimiento para encontrar células de tumores malignos en el cuerpo. Se inyecta en una vena una cantidad pequeña de glucosa (azúcar) radiactiva. El escáner de TEP rota alrededor del cuerpo y toma una imagen de los lugares del cuerpo que absorben la glucosa. Las células de tumores malignos tienen aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales. A menudo, se realizan la exploración con TEP y la exploración por TC al mismo tiempo. Si hay algún cáncer, esto aumenta la probabilidad de encontrarlo.
  • Exploración ósea : procedimiento que se utiliza para verificar si hay células en los huesos que se multiplican rápidamente, tales como las células cancerosas. Se inserta una cantidad muy pequeña de material radiactivo en una vena que recorre todo el torrente sanguíneo. Cuando el material radiactivo se acumula en los huesos y se puede detectar con un escáner.
  • Aspiración de la médula ósea y biopsia : extracción de una muestra de médula ósea, sangre y un trozo pequeño de hueso mediante la inserción de una aguja hueca en el hueso de la cadera. Se extraen muestras de ambas caderas. Un patólogo observa las muestras de médula ósea, sangre y hueso al microscopio para verificar si el cáncer se diseminó.
  • Radiografía : un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra una imagen de áreas del interior del cuerpo, como el pecho o el área donde se formó el tumor.
  • Recuento sanguíneo completo (RSC): procedimiento por el cual se toma una muestra de sangre para verificar lo siguiente:
  • Estudios químicos de la sangre : procedimiento en el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias, como la lactato-deshidrogenasa (LDH), liberadas a la sangre por los órganos y tejidos del cuerpo. Una cantidad anormal (más alta o más baja que la normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad en el órgano o el tejido que la elabora.

Para diagnosticar el sarcoma de Ewing, se realiza una biopsia.

Durante una biopsia por incisión o una biopsia con aguja se toman muestras de tejido para que un patólogo pueda observarlas al microscopio y verificar si hay signos de cáncer. Resulta útil que la biopsia se realice en el mismo centro donde se administrará el tratamiento.

  • Biopsia con aguja: para este tipo de biopsia, se extrae el tejido mediante una aguja. Se puede realizar si es posible extraer muestras de tejido suficientemente grandes para que se puedan examinar.
  • Biopsia por incisión. En el caso de una biopsia por incisión, se extrae una muestra de tejido a través de una incisión en la piel.
  • Biopsia por escisión : extracción total de una masa o área de tejido que no tiene apariencia normal.

Para realizar una biopsia por incisión o escisión, los especialistas (patólogo, oncólogo de radioterapia y cirujano) que tratarán al paciente, a menudo, trabajarán juntos para decidir dónde se debe hacer la incisión. Esto se hace para que la incisión de la biopsia no afecte el tratamiento posterior, como la cirugía para extraer el tumor o la radioterapia.

Si fuera probable que el cáncer se haya diseminado a los ganglios linfáticos cercanos, se pueden extraer uno o más ganglios linfáticos para verificar si tienen signos de cáncer.

El tejido que se extrae se puede someter a las siguientes pruebas:

  • Análisis citogenético : prueba de laboratorio en la que se observan las células de una muestra de sangre o médula ósea al microscopio para verificar si hay ciertos cambios en los cromosomas.
  • Inmunohistoquímica : prueba para la que se usan anticuerpos a fin de identificar ciertos antígenos en una muestra de tejido. Por lo general, el anticuerpo está unido a una sustancia radiactiva o a un tinte que hace que el tejido se ilumine al microscopio. Este tipo de prueba se usa para determinar la diferencia entre distintos tipos de cáncer.
  • Citometría de flujo : prueba de laboratorio en la que se mide el número de células y el porcentaje de células vivas de una muestra, y ciertas características celulares, como el tamaño, la forma y la presencia de marcadores tumorales en la superficie de la célula. Las células se tiñen con un tinte sensible a la luz, se sumergen en un líquido y se pasan ante un láser u otro tipo de luz. las mediciones se basan en la forma en que el tinte sensible a la luz reacciona a esta.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de ciertos factores anteriores y posteriores al tratamiento.

Antes del tratamiento, el pronóstico (probabilidad de recuperación) depende de los siguientes factores:

  • Si el tumor se diseminó a partes distantes del cuerpo.
  • Si el tumor se diseminó a ganglios linfáticos cercanos.
  • Lugar del cuerpo donde empezó el tumor.
  • Tamaño del tumor en el momento del diagnóstico.
  • Si el tumor tiene ciertos cambios en los genes.
  • Si el niño es menor de 15 años.
  • El sexo del paciente.
  • Si el niño se trató por otro cáncer antes de presentar sarcoma de Ewing.
  • Si el tumor recién se diagnosticó o recidivó (volvió).

Después del tratamiento, el pronóstico depende de los siguientes factores:

  • Si el tumor se extirpó por completo mediante cirugía.
  • Si el tumor responde a la quimioterapia o la radioterapia.
  • Si el cáncer volvió después de más de dos años del tratamiento inicial.

Las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • Lugar del cuerpo donde se encontró el tumor y su tamaño.
  • Si el tumor se puede extirpar por completo mediante cirugía.
  • Edad y estado general de salud del paciente.
  • Efecto que tendrá el tratamiento en la apariencia del paciente y las funciones corporales importantes.
  • Si el cáncer fue recién diagnosticado o recidivó (volvió).

Las decisiones con respecto a la cirugía pueden depender de la eficacia de la quimioterapia o radioterapia.

  • Actualización: 21 de octubre de 2014