In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Sarcoma de Ewing: Tratamiento (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 21 de octubre de 2014

Estadios del sarcoma de Ewing



Los resultados de las pruebas de diagnóstico y estadificación se usan para determinar si las células cancerosas se diseminaron.

El proceso que se utiliza para determinar si el cáncer se diseminó desde el sitio de origen a otras partes del cuerpo se llama estadificación. No hay un sistema de estadificación estándar para el sarcoma de Ewing Los resultados de las pruebas y procedimientos realizados para diagnosticar el sarcoma de Ewing se usan para agrupar los tumores en localizados o metastásicos.

El sarcoma de Ewing se describe según el lugar donde el cáncer comenzó antes de diseminarse, ya sea en el hueso o en el tejido blando.

El sarcoma de Ewing se describe como localizado o metastásico.

Sarcoma de Ewing localizado

El cáncer se encuentra en el hueso o el tejido blando donde comenzó y se puede haber diseminado al tejido cercano, incluso a los ganglios linfáticos cercanos.

Sarcoma de Ewing metastásico

El cáncer se diseminó desde el hueso o el tejido blando donde comenzó a otras partes del cuerpo. En el caso del tumor óseo de Ewing, el cáncer se disemina con más frecuencia a los pulmones, otros huesos y la médula ósea.

El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.

El cáncer se puede diseminar a través del tejido, el sistema linfático y la sangre:

  • Tejido. El cáncer se disemina desde donde comenzó y se extiende hacia las áreas cercanas.
  • Sistema linfático. El cáncer se disemina desde donde comenzó hasta entrar en el sistema linfático. El cáncer se desplaza a través de los vasos linfáticos a otras partes del cuerpo.
  • Sangre. El cáncer se disemina desde donde comenzó y entra en la sangre. El cáncer se desplaza a través de los vasos sanguíneos a otras partes del cuerpo.

El cáncer se puede diseminar desde donde comenzó a otras partes del cuerpo.

Cuando el cáncer se disemina a otra parte del cuerpo, se llama metástasis. Las células cancerosas se desprenden de donde se originaron (tumor primario) y se desplazan a través del sistema linfático o la sangre.

  • Sistema linfático. El cáncer penetra el sistema linfático, se desplaza a través de los vasos linfáticos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.
  • Sangre. El cáncer penetra la sangre, se desplaza a través de los vasos sanguíneos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.

El tumor metastásico es el mismo tipo de cáncer que el tumor primario. Por ejemplo, si el sarcoma de Ewing se disemina al pulmón, las células cancerosas en el pulmón son, en realidad, células de sarcoma de Ewing. La enfermedad es sarcoma de Ewing metastásico, no es cáncer de pulmón.