Sulfato de hidracina (PDQ®)–Versión para profesionales de salud

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Aspectos generales

NOTA: La información contenida en este sumario ya no se actualiza y se ofrece solo con fines de consulta.

En este sumario sobre cáncer se describen los aspectos generales del uso del sulfato de hidracina para el tratamiento de las personas con cáncer. El sumario incluye una historia breve de la investigación clínica sobre el sulfato de hidracina, los resultados de ensayos clínicos y los posibles efectos secundarios relacionados con su uso.

Este sumario contiene la siguiente información clave:

  • El sulfato de hidracina es una sustancia química que se ha estudiado para el tratamiento del cáncer y la emaciación (es decir, caquexia) relacionada con esta enfermedad.
  • Se afirmó que el sulfato de hidracina limita la capacidad de los tumores para obtener glucosa, un tipo de azúcar que utilizan las células para producir energía.
  • En estudios con animales, se observó que el sulfato de hidracina aumenta la incidencia de tumores de pulmón, hígado y mama, lo que permite suponer que causa cáncer.
  • Hay muy pocos datos probatorios de estudios con animales en los que se concluya que el sulfato de hidracina tiene actividad anticancerígena.
  • En los ensayos clínicos aleatorizados de sulfato de hidracina no se ha observado actividad anticancerígena; además, los datos de su eficacia para tratar la caquexia relacionada con el cáncer no son concluyentes.
  • Algunas empresas han comercializado el sulfato de hidracina como un suplemento alimentario o como un nutricéutico en los Estados Unidos; sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no ha aprobado su uso como medicamento contra el cáncer fuera del entorno de ensayos clínicos.

Muchos de los términos médicos y científicos en este sumario tienen un enlace al Diccionario de cáncer del NCI la primera vez que se mencionan en cada sección. Este diccionario se orienta a personas sin conocimientos especializados. Al pulsar sobre un término con un enlace, aparece la definición en una ventana separada.

Las referencias bibliográficas citadas en los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ pueden tener enlaces a otros sitios de Internet gestionados por individuos u organizaciones con el propósito de comercializar o promover el uso de tratamientos o productos específicos. Estas referencias bibliográficas se ofrecen solo con fines informativos. Su inclusión no se debe interpretar como aprobación del contenido de las páginas de Internet ni de ningún tratamiento o producto por parte del Consejo editorial del PDQ sobre las terapias integrales, alternativas y complementarias, o del Instituto Nacional del Cáncer.

Información general

Se han hecho investigaciones sobre el sulfato de hidracina como tratamiento del cáncer durante más de 30 años. Se estudió en combinación con tratamientos establecidos como un fármaco de quimioterapia. También se estudió como tratamiento de la anorexia (pérdida del apetito) y la caquexia (pérdida de masa muscular y peso) relacionadas con el cáncer. Al igual que otros compuestos de hidracina, el núcleo de su estructura química tiene dos átomos de nitrógeno y cuatro átomos de hidrógeno.

Algunas empresas comercializan el sulfato de hidracina como un suplemento alimentario /nutricéutico en los Estados Unidos. En los Estados Unidos, los suplementos alimentarios se reglamentan como alimentos, no como medicamentos. Por lo tanto, no se exige la evaluación y aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) antes de la comercialización, a menos que se presente información específica de que sirven para prevenir o tratar una enfermedad determinada. No obstante, la FDA tiene la autoridad para retirar del mercado los suplementos alimentarios que considere inseguros. La FDA no ha aprobado el uso del sulfato de hidracina como un tratamiento contra el cáncer fuera del entorno de los ensayos clínicos. La FDA no ha aprobado el uso de sulfato de hidracina para ninguna afección.

Para llevar a cabo investigación clínica de medicamentos en los Estados Unidos, los investigadores deben presentar una solicitud de un nuevo producto en fase de investigación clínica (IND) a la FDA. Hasta ahora, la FDA ha autorizado la solicitud IND de por lo menos tres grupos de investigadores para que estudien el sulfato de hidracina como tratamiento contra el cáncer.[1-3]

En estudios con animales, el sulfato de hidracina se agrega al agua para el consumo o a la ración de alimentos, o se administra por inyección. En ensayos clínicos en los que participan pacientes de cáncer, el sulfato de hidracina se administra en comprimidos o cápsulas.[4] En los estudios clínicos llevados a cabo hasta el momento, varían la dosis y duración de administración del sulfato de hidracina.

Bibliografía
  1. Chlebowski RT, Bulcavage L, Grosvenor M, et al.: Hydrazine sulfate influence on nutritional status and survival in non-small-cell lung cancer. J Clin Oncol 8 (1): 9-15, 1990. [PUBMED Abstract]
  2. Spremulli E, Wampler GL, Regelson W: Clinical study of hydrazine sulfate in advanced cancer patients. Cancer Chemother Pharmacol 3 (2): 121-4, 1979. [PUBMED Abstract]
  3. Gold J: Use of hydrazine sulfate in terminal and preterminal cancer patients: results of investigational new drug (IND) study in 84 evaluable patients. Oncology 32 (1): 1-10, 1975. [PUBMED Abstract]
  4. Toth B: A review of the antineoplastic action of certain hydrazines and hydrazine-containing natural products. In Vivo 10 (1): 65-96, 1996 Jan-Feb. [PUBMED Abstract]

Antecedentes

Durante los últimos 90 años, los compuestos de hidracina se han estudiado en células de animales que crecen en laboratorio, en animales vivos y en seres humanos.[1] Más de 400 análogos (compuestos relacionados) de la hidracina se han examinado por su capacidad para destruir tumores. En 1996, en una revisión retrospectiva de estudios científicos en los que se investigó la actividad anticancerígena de los análogos de la hidracina, se encontró que 65 de 82 compuestos presentaron algún tipo de actividad contra el cáncer en modelos de xenoinjertos (células tumorales de una especie trasplantadas a otra especie).[1] De los 82 compuestos examinados, 7 exhibieron actividad contra células tumorales humanas y, por lo tanto, se seleccionaron para nuevas pruebas en estudios piloto y ensayos clínicos de fase I. Entre los 7 compuestos, solo se completaron las pruebas preliminares con seres humanos para la procarbazina (un derivado de la metilhidracina, que también se llama ibenzmeticina o Natulan). La procarbazina exhibió actividad anticancerígena en pacientes de enfermedad de Hodgkin, melanoma y carcinoma de pulmón; a la larga, se utilizó en varios regímenes de terapia de primera línea en la década de 1960.[1-3] A partir del éxito inicial de la procarbazina, el sulfato de hidracina, que tiene una estructura química similar, se investigó como tratamiento contra el cáncer a comienzo de la década de 1970. Durante ese periodo, también se inició la investigación sobre el sulfato de hidracina como tratamiento para la caquexia relacionada con el cáncer. La investigación sobre el sulfato de hidracina como monoterapia o en combinación con los regímenes de quimioterapia estándar continuó hasta la mitad de la década de 1990.[4-9]

Aunque a comienzos de la década de 1900, se planteó que los compuestos de hidracina eran tóxicos para los animales y los seres humanos; se han administrado como antidepresivos (por ejemplo, iproniazida), quimioterapia (por ejemplo, procarbazina) y antituberculosos (por ejemplo, isoniazida). Además de sus usos medicinales, los compuestos de hidracina se emplean en el sector industrial y agricultural como componentes de los combustibles para cohetes, herbicidas y antioxidantes en el agua de calderas y torres de refrigeración.[10-12] Muchos científicos consideran que el sulfato de hidracina y otros análogos de la hidracina son sustancias cancerígenas y han expresado su preocupación sobre la inocuidad de estos compuestos.[1,10,12-21] En el 10th Report on Carcinogens del National Toxicology Program del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, se incluyó la hidracina y el sulfato de hidracina con la siguiente afirmación: “de manera razonable se anticipa que son carcinógenos en seres humanos”.[22] Cuando el antituberculoso isoniazida y los antidepresivos derivados de la hidracina se combinan con ADN purificado en el laboratorio, producen peróxido de hidrógeno y radicales libres que lesionan el ADN.[14,17,23] Se notificó que los compuestos de hidracina producen mutaciones y lesiones cromosómicas en bacterias y plantas, así como en células animales.[10]

Se plantearon dos mecanismos de acción del sulfato de hidracina para explicar el posible efecto antitumoral y sus propiedades anticaquéxicas. Ambos mecanismos entrañan la utilización de glucosa (azúcar), que los tumores necesitan como fuente principal de energía para su crecimiento. Uno de los mecanismos propuestos es que el sulfato de hidracina interrumpe la gluconeogénesis mediante la inhibición de la enzima fosfoenolpiruvato carboxicinasa.[24-29] La gluconeogénesis es un proceso mediante el cual se produce glucosa adicional (además de la que se obtiene de los alimentos) en el hígado y los riñones a partir de la desintegración de carbohidratos, lípidos (grasas) y proteínas. Se indicó que la caquexia se presenta porque el cuerpo debe usar cantidades cada vez más altas de energía a partir de otros recursos, como sus propias proteínas, con el fin de satisfacer la demanda tumoral de glucosa.[24-30] Se propuso que el bloqueo de la gluconeogénesis y la interferencia en el suministro de nutrientes al tumor es una manera de inhibir el crecimiento tumoral y prevenir la caquexia.

El segundo mecanismo de acción propuesto es que el sulfato de hidracina inhibe la actividad del factor de necrosis tumoral (FNT)-α.[31-34] El FNT-α, que también se conoce como caquectina, es una de muchas sustancias que se producen normalmente en los glóbulos blancos del cuerpo como reacción a infecciones causadas por microorganismos y en respuesta a estímulos como la lesión tisular.[31,32,34-36] Se observó producción mayor que la normal del FNT-α en los glóbulos blandos extraídos de pacientes de cáncer. También se indicó que concentraciones por encima de lo normal del FNT-α causan la anorexia, el aumento del gasto energético y el incremento de la degradación de proteína muscular que se observa en los pacientes de cáncer.[31,35-37] Algunos de los productos de la degradación de proteína muscular se tornarán disponibles para la gluconeogénesis. Por lo tanto, la inhibición de la actividad del FNT-α inhibe el crecimiento tumoral y previene la caquexia.

Bibliografía
  1. Toth B: A review of the antineoplastic action of certain hydrazines and hydrazine-containing natural products. In Vivo 10 (1): 65-96, 1996 Jan-Feb. [PUBMED Abstract]
  2. DeVita VT, Serpick A, Carbone PP: Preliminary clinical studies with ibenzmethyzin. Clin Pharmacol Ther 7 (4): 542-6, 1966 Jul-Aug. [PUBMED Abstract]
  3. Samuels ML, Leary WV, Alexanian R, et al.: Clinical trials with N-isopropyl-alpha-(2-methylhydrazino)-p-toluamide hydrochloride in malignant lymphoma and other disseminated neoplasia. Cancer 20 (8): 1187-94, 1967. [PUBMED Abstract]
  4. Chlebowski RT, Bulcavage L, Grosvenor M, et al.: Hydrazine sulfate influence on nutritional status and survival in non-small-cell lung cancer. J Clin Oncol 8 (1): 9-15, 1990. [PUBMED Abstract]
  5. Kosty MP, Fleishman SB, Herndon JE 2nd, et al.: Cisplatin, vinblastine, and hydrazine sulfate in advanced, non-small-cell lung cancer: a randomized placebo-controlled, double-blind phase III study of the Cancer and Leukemia Group B. J Clin Oncol 12 (6): 1113-20, 1994. [PUBMED Abstract]
  6. Loprinzi CL, Kuross SA, O'Fallon JR, et al.: Randomized placebo-controlled evaluation of hydrazine sulfate in patients with advanced colorectal cancer. J Clin Oncol 12 (6): 1121-5, 1994. [PUBMED Abstract]
  7. Loprinzi CL, Goldberg RM, Su JQ, et al.: Placebo-controlled trial of hydrazine sulfate in patients with newly diagnosed non-small-cell lung cancer. J Clin Oncol 12 (6): 1126-9, 1994. [PUBMED Abstract]
  8. Filov VA, Gershanovich ML, Danova LA, et al.: Experience of the treatment with Sehydrin (Hydrazine Sulfate, HS) in the advanced cancer patients. Invest New Drugs 13 (1): 89-97, 1995. [PUBMED Abstract]
  9. Tayek JA, Sutter L, Manglik S, et al.: Altered metabolism and mortality in patients with colon cancer receiving chemotherapy. Am J Med Sci 310 (2): 48-55, 1995. [PUBMED Abstract]
  10. Kimball RF: The mutagenicity of hydrazine and some of its derivatives. Mutat Res 39 (2): 111-26, 1977. [PUBMED Abstract]
  11. Nelson SD, Gordon WP: Metabolic activation of hydrazines. Adv Exp Med Biol 136 Pt B: 971-81, 1981. [PUBMED Abstract]
  12. Vasudeva M, Vashishat RK: Mutagenic and recombinogenic activity of hydrazine sulphate in Saccharomyces cerevisiae. Mutat Res 155 (3): 113-5, 1985. [PUBMED Abstract]
  13. Toth B: Synthetic and naturally occurring hydrazines as possible cancer causative agents. Cancer Res 35 (12): 3693-7, 1975. [PUBMED Abstract]
  14. Rosenkranz HS, Carr HS: Hydrazine antidepressants and isoniazid: potential carcinogens. Lancet 1 (7713): 1354-5, 1971. [PUBMED Abstract]
  15. Douglas GR, Gingerich JD, Soper LM: Evidence for in vivo non-mutagenicity of the carcinogen hydrazine sulfate in target tissues of lacZ transgenic mice. Carcinogenesis 16 (4): 801-4, 1995. [PUBMED Abstract]
  16. Quintero-Ruiz A, Paz-Neri LL, Villa-Treviño S: Indirect alkylation of CBA mouse liver DNA and RNA by hydrazine in vivo. A possible mechanism of action as a carcinogen. J Natl Cancer Inst 67 (3): 613-8, 1981. [PUBMED Abstract]
  17. Freese E, Sklarow S, Freese EB: DNA damage caused by antidepressant hydrazines and related drugs. Mutat Res 5 (3): 343-8, 1968 May-Jun. [PUBMED Abstract]
  18. Bhide SV, D'Souza RA, Sawai MM, et al.: Lung tumour incidence in mice treated with hydrazine sulphate. Int J Cancer 18 (4): 530-5, 1976. [PUBMED Abstract]
  19. Severi L, Biancifiori C: Hepatic carcinogenesis in CBA-Cb-Se mice and Cb-Se rats by isonicotinic acid hydrazide and hydrazine sulfate. J Natl Cancer Inst 41 (2): 331-49, 1968. [PUBMED Abstract]
  20. Toth B: Lung tumor induction and inhibition of breast adenocarcinomas by hydrazine sulfate in mice. J Natl Cancer Inst 42 (3): 469-75, 1969. [PUBMED Abstract]
  21. Menon MM, Bhide SV: Perinatal carcinogenicity of isoniazid (INH) in Swiss mice. J Cancer Res Clin Oncol 105 (3): 258-61, 1983. [PUBMED Abstract]
  22. National Institute of Environmental Health Sciences: 11th Report on Carcinogens. Research Triangle Park, NC: U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, National Toxicology Program, 2005. Available online. Last accessed April 11, 2016.
  23. National Toxicology Program: Hydrazine and hydrazine sulfate. Rep Carcinog 10: 138-9, 2002. [PUBMED Abstract]
  24. Ray PD, Hanson RL, Lardy HA: Inhibition by hydrazine of gluconeogenesis in the rat. J Biol Chem 245 (4): 690-6, 1970. [PUBMED Abstract]
  25. Gold J: Inhibition of Walker 256 intramuscular carcinoma in rats by administration of hydrazine sulfate. Oncology 25 (1): 66-71, 1971. [PUBMED Abstract]
  26. Gold J: Inhibition by hydrazine sulfate and various hydrazides, of in vivo growth of Walker 256 intramuscular carcinoma, B-16 melanoma, Murphy-Sturm lymphosarcoma and L-1210 solid leukemia. Oncology 27 (1): 69-80, 1973. [PUBMED Abstract]
  27. Gold J: Anabolic profiles in late-stage cancer patients responsive to hydrazine sulfate. Nutr Cancer 3 (1): 13-9, 1981. [PUBMED Abstract]
  28. Gold J: Hydrazine sulfate: a current perspective. Nutr Cancer 9 (2-3): 59-66, 1987. [PUBMED Abstract]
  29. Dills WL Jr: Nutritional and physiological consequences of tumour glycolysis. Parasitology 107 (Suppl): S177-86, 1993. [PUBMED Abstract]
  30. Gold J: Proposed treatment of cancer by inhibition of gluconeogenesis. Oncology 22 (2): 185-207, 1968. [PUBMED Abstract]
  31. Hughes TK, Cadet P, Larned CS: Modulation of tumor necrosis factor activities by a potential anticachexia compound, hydrazine sulfate. Int J Immunopharmacol 11 (5): 501-7, 1989. [PUBMED Abstract]
  32. De SK, Silverstein R, Andrews GK: Hydrazine sulfate protection against endotoxin lethality: analysis of effects on expression of hepatic cytokine genes and an acute-phase gene. Microb Pathog 13 (1): 37-47, 1992. [PUBMED Abstract]
  33. Johnson DC, Freudenberg MA, Jia F, et al.: Contribution of tumor necrosis factor-alpha and glucocorticoid in hydrazine sulfate-mediated protection against endotoxin lethality. Circ Shock 43 (1): 1-8, 1994. [PUBMED Abstract]
  34. Jia F, Morrison DC, Silverstein R: Hydrazine sulfate selectively modulates the TNF response to endotoxin in mouse macrophages. Circ Shock 42 (2): 111-4, 1994. [PUBMED Abstract]
  35. Parnes HL, Aisner J: Protein calorie malnutrition and cancer therapy. Drug Saf 7 (6): 404-16, 1992 Nov-Dec. [PUBMED Abstract]
  36. Lowry SF, Moldawer LL: Tumor necrosis factor and other cytokines in the pathogenesis of cancer cachexia. Princ Pract Oncol Updates 4 (8): 1-12, 1990.
  37. Bruera E: Current pharmacological management of anorexia in cancer patients. Oncology (Huntingt) 6 (1): 125-30; discussion 132, 137, 1992. [PUBMED Abstract]

Estudios preclínicos de laboratorio o con animales

Los compuestos de hidracina se han estudiado como posibles fármacos anticancerosos y como cancerígenos. Los estudios iniciales de las hidracinas, incluso del sulfato de hidracina, se llevaron a cabo para determinar si estos compuestos podían causar cáncer en animales sanos de laboratorio.[1-11] Se observó un aumento considerable en la incidencia de tumores en la mayoría de los estudios con ratas, ratones y hámsteres.[1-5,7-9] La administración de hidracina se relacionó con aumento de los tumores de pulmón, hígado y mama en ratas,[2,5] aumento de tumores de pulmón e hígado en ratones,[1-4,8] e incremento de los tumores de hígado en hámsteres.[7,9] En un estudio, el sulfato de hidracina aumentó la incidencia de tumores de pulmón en ratones de ambos sexos de la estirpe C3H, pero disminuyó la incidencia de adenocarcinomas de mama en ratas hembras C3H.[3]

En estudios con animales de sulfato de hidracina como tratamiento del cáncer se investigó este componente en monoterapia o combinado con fármacos establecidos de quimioterapia.[12-18] En estudios realizados en un laboratorio, el sulfato de hidracina solo provocó inhibición dependiente de la dosis del crecimiento tumoral en ratas portadoras de tumores de carcinosarcoma Walker 256 o linfosarcoma Murphy-Sturm, y en ratones portadores de tumores de melanoma B-16.[12-14] El sulfato de hidracina solo no tuvo efecto en los tumores sólidos formados a partir de células de leucemia L-1210 en ratones.[13] En un proyecto realizado en otro laboratorio, el sulfato de hidracina solo también inhibió el crecimiento de tumores de cáncer de vejiga FBCa en uno de dos experimentos con ratas, pero no tuvo efecto en el crecimiento de los adenocarcinomas mamarios 13762NF en ratas.[17] En los resultados de un tercer laboratorio, se demostró que el sulfato de hidracina solo afectó el crecimiento de tumores de cáncer de próstata Dunning en ratas.[18]

Es importante notar que las mejores respuestas tumorales al sulfato de hidracina en monoterapia (es decir, reducciones tumorales de casi 50 % o más) se acompañaron de pérdidas notables del peso corporal del animal.[12-14] Estos resultados parecen contradecir el uso propuesto del sulfato de hidracina como anticaquéxico.

En otros experimentos, el sulfato de hidracina se combinó con fármacos de quimioterapia individuales (ciclofosfamida, mitomicina C, metotrexato, bleomicina, fluorouracilo [5-FU], carmustina [BCNU] o neocarzinostatina) para tratar los tumores de carcinosarcoma Walker 256 en ratas y los tumores sólidos de leucemia L-1210 en ratones.[13-15] Para ambos tipos de tumores, se observaron efectos anticancerígenos potenciados. En experimentos con tumores L-1210, la ciclofosfamida y la mitomicina C fueron más eficaces combinadas con el sulfato de hidracina que cuando se usaron solas.[13] Como se indicó antes, el sulfato de hidracina solo no tiene efecto contra los tumores sólidos L-1210.[13]

Se indicó que la adición del fármaco clofibrato al sulfato de hidracina combinado con fármacos de quimioterapia produjo mayores efectos antitumorales.[15] El clofibrato reduce las concentraciones sanguíneas de lípidos y tiene potencial para inhibir la gluconeogénesis al limitar la disponibilidad de los productos de degradación lipídica para la síntesis de glucosa. Sin embargo, estos tres regímenes de tratamiento farmacológico solo se probaron contra un tipo de tumor (carcinosarcoma Walker 256 en ratas).[15]

El sulfato de hidracina también se evaluó en combinación con fármacos que afectan la captación celular de glucosa. La combinación de sulfato de hidracina y floretina, un fármaco que bloquea la captación de glucosa, demostró mayor actividad contra los tumores de cáncer de vejiga FBCa en ratas que el uso de sulfato de hidracina solo; no obstante, esta combinación no presentó actividad antitumoral potenciada contra los adenocarcinomas mamarios 13762NF en ratas.[17] Cuando se combinó el sulfato de hidracina con el fármaco floridzina, que es similar a la floretina, usando los mismos dos modelos tumorales, no se observó aumento de la actividad anticancerígena.[17] Cuando el sulfato de hidracina se combinó con el fármaco fenformina, que aumenta la captación celular de glucosa (y reduce la glucemia), se observó actividad antitumoral potenciada contra los carcinosarcomas Walker 256 en ratas.[16]

En la década de 1980, el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) dirigió estudios preclínicos de sulfato de hidracina como monoterapia usando muchos de los modelos tumorales en animales ya descritos. Con excepción de una actividad limítrofe contra los carcinosarcomas Walker 256 en ratas, no se encontraron datos probatorios de actividad antitumoral.[19] A la luz de estos resultados, el NCI recomendó interrumpir la evaluación del sulfato de hidracina como sustancia anticancerígena.[19] Sin embargo, la investigación clínica de este compuesto continuó, en gran parte debido a su potencial como tratamiento de la anorexia y caquexia relacionadas con el cáncer.

Bibliografía
  1. Bhide SV, D'Souza RA, Sawai MM, et al.: Lung tumour incidence in mice treated with hydrazine sulphate. Int J Cancer 18 (4): 530-5, 1976. [PUBMED Abstract]
  2. Severi L, Biancifiori C: Hepatic carcinogenesis in CBA-Cb-Se mice and Cb-Se rats by isonicotinic acid hydrazide and hydrazine sulfate. J Natl Cancer Inst 41 (2): 331-49, 1968. [PUBMED Abstract]
  3. Toth B: Lung tumor induction and inhibition of breast adenocarcinomas by hydrazine sulfate in mice. J Natl Cancer Inst 42 (3): 469-75, 1969. [PUBMED Abstract]
  4. Menon MM, Bhide SV: Perinatal carcinogenicity of isoniazid (INH) in Swiss mice. J Cancer Res Clin Oncol 105 (3): 258-61, 1983. [PUBMED Abstract]
  5. Biancifiori C, Giornelli-Santilli FE, Milia U, et al.: Pulmonary tumours in rats induced by oral hydrazine sulphate. Nature 212 (60): 414-5, 1966. [PUBMED Abstract]
  6. Toth B: Tumorigenesis studies with 1,2-dimethylhydrazine dihydrochloride, hydrazine sulfate, and isonicotinic acid in golden hamsters. Cancer Res 32 (4): 804-7, 1972. [PUBMED Abstract]
  7. Shimizu H, Toth B: Effect of lifetime administration of 2-hydroxyethylhydrazine on tumorigenesis in hamsters and mice. J Natl Cancer Inst 52 (3): 903-6, 1974. [PUBMED Abstract]
  8. Maru GB, Bhide SV: Effect of antioxidants and antitoxicants of isoniazid on the formation of lung tumours in mice by isoniazid and hydrazine sulphate. Cancer Lett 17 (1): 75-80, 1982. [PUBMED Abstract]
  9. Bosan WS, Shank RC, MacEwen JD, et al.: Methylation of DNA guanine during the course of induction of liver cancer in hamsters by hydrazine or dimethylnitrosamine. Carcinogenesis 8 (3): 439-44, 1987. [PUBMED Abstract]
  10. Toth B: Synthetic and naturally occurring hydrazines as possible cancer causative agents. Cancer Res 35 (12): 3693-7, 1975. [PUBMED Abstract]
  11. National Toxicology Program: Hydrazine and hydrazine sulfate. Rep Carcinog 10: 138-9, 2002. [PUBMED Abstract]
  12. Gold J: Inhibition of Walker 256 intramuscular carcinoma in rats by administration of hydrazine sulfate. Oncology 25 (1): 66-71, 1971. [PUBMED Abstract]
  13. Gold J: Inhibition by hydrazine sulfate and various hydrazides, of in vivo growth of Walker 256 intramuscular carcinoma, B-16 melanoma, Murphy-Sturm lymphosarcoma and L-1210 solid leukemia. Oncology 27 (1): 69-80, 1973. [PUBMED Abstract]
  14. Gold J: Enhancement by hydrazine sulfate of antitumor effectiveness of cytoxan, mitomycin C, methotrexate and bleomycin, in walker 256 carcinosarcoma in rats. Oncology 31 (1): 44-53, 1975. [PUBMED Abstract]
  15. Gold J: Potentiation by clofibrate of in-vivo tumor inhibition by hydrazine sulfate and cytotoxic agents, in Walker 256 carcinosarcoma. Cancer Biochem Biophys 3 (1): 41-5, 1978. [PUBMED Abstract]
  16. Dilman VM, Anisimov VN: Potentiation of antitumor effect of cyclophosphamide and hydrazine sulfate by treatment with the antidiabetic agent, 1-phenylethylbiguanide (phenformin). Cancer Lett 7 (6): 357-61, 1979. [PUBMED Abstract]
  17. Nelson JA, Falk RE: The efficacy of phloridzin and phloretin on tumor cell growth. Anticancer Res 13 (6A): 2287-92, 1993 Nov-Dec. [PUBMED Abstract]
  18. Kamradt JM, Pienta KJ: The effect of hydrazine sulfate on prostate cancer growth. Oncol Rep 5 (4): 919-21, 1998 Jul-Aug. [PUBMED Abstract]
  19. Henney JE: Unproven methods of cancer treatment. In: DeVita VT, Hellman S, Rosenberg SA, eds.: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 2nd ed. Philadelphia, Pa: JB Lippincott Company, 1985, pp 2333-44.

Estudios clínicos con seres humanos

Al final de esta sección se presenta un cuadro que resume la mayoría de la información de la sección.

El sulfato de hidracina se estudió de manera extensa en pacientes de cáncer en estadio avanzado. En estos estudios se evaluaron los siguientes aspectos: a) respuesta tumoral o supervivencia en pacientes con varios tipos de cáncer,[1-13] b) cambios en el peso corporal,[1-6,8,10-12,14] c) mediciones minuciosas de la calidad de vida,[4-6,15] y d) cambios en el estado nutricional o metabólico.[1,4,12,13,16,17] Los patrocinadores de los estudios clínicos de sulfato de hidracina son los siguientes: una empresa farmacéutica,[3] el gobierno ruso [7,9,10,18] y el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) mediante subvenciones.[1,2,4-6,8,11,12,15,16] El North Central Cancer Treatment Group (NCCTG) también patrocinó estudios de este tema,[5,6] así como el Cancer and Leukemia Group B (CALGB).[4,15]

Una empresa farmacéutica realizó las primeras pruebas clínicas del sulfato de hidracina como tratamiento del cáncer a mediados de la década de 1970.[3] En un estudio no controlado de 158 pacientes con enfermedad en estadio avanzado, se encontró que 45 de 84 pacientes evaluables presentaron mejorías subjetivas (es decir, los pacientes informaron aumento del apetito, disminución de la pérdida de peso, aumento de la fortaleza o reducción del dolor) y 14 pacientes presentaron mejorías objetivas (es decir, se midió regresión tumoral, enfermedad estable o mejoría del trastorno relacionado con el cáncer) en respuesta al tratamiento con sulfato de hidracina. Entre los pacientes con respuestas objetivas, 2 presentaron estabilización de su enfermedad a largo plazo (17 y 18 meses) y 7 presentaron regresión mensurable del tumor, aunque no se describieron el grado y la duración de estas regresiones. Entre las debilidades más grandes de este estudio se encuentran la ausencia de un grupo de control (es decir, comparación) y el hecho de que no se logró evaluar a 74 de los 158 pacientes inscritos al inicio debido a pronóstico precario, pérdida de documentación, duración insuficiente del tratamiento o terapia simultánea (es decir, terapia que se administra al mismo tiempo) con otro fármaco anticanceroso.[3]

En 1976, investigadores rusos notificaron datos sobre 95 pacientes con cáncer en estadio avanzado tratados con sulfato de hidracina después del fracaso de todos los tratamientos previos (cirugía, quimioterapia o radioterapia).[9] Se observaron 3 respuestas parciales (es decir, reducción de tamaño tumoral de más de 50 % durante un periodo de 4 semanas o más) y ausencia de respuestas completas después de 1 a 5 meses de tratamiento. Se notificaron regresiones tumorales de 50 % o menos y enfermedad estable (es decir, interrupción del crecimiento tumoral durante un periodo de 1,5 a 2,0 meses o más) en 16 de 30 pacientes, respectivamente.

En 1981, los mismos investigadores publicaron los resultados de 225 pacientes con enfermedad en estadio avanzado tratados con sulfato de hidracina después del fracaso de todas los tratamientos previos.[10] Parece que los 225 pacientes descritos en este segundo informe [10] incluían a los 95 pacientes descritos en el primer informe.[9] Se notificaron respuestas parciales y enfermedad estable en 4 de 95 pacientes, respectivamente, después de 1 a 6 meses de tratamiento. Ningún paciente presentó respuesta completa. Se notificaron mejoras subjetivas del apetito, estabilización del peso o ganancia de peso, fiebre, respiración y perspectiva mental en 147 pacientes.

En 1995, los mismos investigadores rusos publicaron los resultados de 740 pacientes con cáncer en estadio avanzado.[7] De nuevo, al parecer los 740 pacientes incluían a los 225 pacientes descritos en los informes previos.[9,10] Se notificaron respuestas parciales y enfermedad estable en 25 de 263 pacientes, respectivamente. Se notificaron respuestas completas en 6 pacientes. Se notificaron mejoras subjetivas de los síntomas relacionados con el cáncer en 344 pacientes.

En 1994, los mismos investigadores publicaron los resultados de una serie clínica de 46 pacientes con tumores encefálicos malignos (38 glioblastomas, 4 astrocitomas y 4 meningiomas), y 6 pacientes con tumores encefálicos benignos.[18] Estos pacientes no se describieron en los otros informes.[7,9,10] Al parecer, todos los pacientes de esta serie se trataron con cirugía además de la terapia con sulfato de hidracina, y al menos algunos de los pacientes también recibieron radioterapia. Se informó de regresión completa o parcial de los síntomas neurológicos (por ejemplo, crisis convulsivas, cefaleas, trastornos sensitivos y motores y alucinaciones) en 73 % de los pacientes. Además, se notificó una supervivencia más prolongada que el promedio para la mayoría de los pacientes. Entre los pacientes con glioblastoma, el aumento en el tiempo de supervivencia promedio fue de 6 meses a más de 13 meses.[18]

La evaluación de los resultados de esta serie clínica rusa [7,9,10,18] se dificulta por la escasa información publicada sobre los pacientes y sus antecedentes de tratamiento. Además, la información sobre el diseño y la metodología de estudio es insuficiente. Las mayores debilidades del estudio fueron las siguientes: la ausencia de grupos de control, el hecho que todos los pacientes se sometieron a cirugía antes o durante el estudio, recibieron quimioterapia o radioterapia, y que se utilizaron mediciones subjetivas de la calidad de vida. Por consiguiente, es difícil atribuir cualquiera de los resultados positivos al tratamiento con sulfato de hidracina. En contraste con las series clínicas descritas antes, en las 3 series clínicas patrocinadas por el NCI no se encontraron respuestas completas o parciales en los 79 pacientes tratados con sulfato de hidracina.[2,8,11] Además, en los pacientes de estas series solo se notificaron mejoras leves y pasajeras en el apetito, dolor y estabilización o ganancia de peso. Una debilidad de estas series clínicas fue la ausencia de grupo de control.

No obstante, los resultados de cuatro ensayos clínicos aleatorizados controlados con placebo tampoco permitieron sustentar la eficacia del sulfato de hidracina como tratamiento del cáncer en seres humanos.[1,4-6,15] En estos ensayos, la supervivencia,[1,4-6,15] la repuesta tumoral objetiva [1,4,15] y las mediciones minuciosas de la calidad de vida [4-6,15] fueron los criterios de valoración principales.

En uno de los ensayos participaron 65 pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas en estadio avanzado y se evaluaron los efectos del sulfato de hidracina en la supervivencia y el estado nutricional.[1] En este ensayo, los pacientes recibieron sulfato de hidracina o placebo además de un régimen multifarmacológico de quimioterapia. Cuando se evaluó a todos los pacientes, no se encontró mejoría de la supervivencia con la terapia de sulfato de hidracina. Tampoco se observaron diferencias en la repuesta tumoral objetiva entre el grupo de sulfato de hidracina y el de placebo. En cambio, el estado nutricional de los pacientes del grupo de sulfato de hidracina se valoró como mejor que el de los pacientes del grupo de placebo, a partir de la ingesta calórica y la estabilización de las concentraciones de seroalbúmina. Sin embargo, los aumentos moderados en el peso corporal relacionados con el sulfato de hidracina no alcanzaron a ser estadísticamente significativos.

En un ensayo patrocinado por CALGB también se evaluó el uso de sulfato de hidracina como tratamiento del cáncer de pulmón de células no pequeñas en estadio avanzado.[4,15] En este ensayo, 266 pacientes recibieron sulfato de hidracina o placebo además de un régimen multifarmacológico de quimioterapia. No se encontraron diferencias en la supervivencia, repuesta tumoral objetiva, anorexia, pérdida o ganancia de peso, o cambios en el estado nutricional entre el grupo de sulfato de hidracina y el de placebo. Sin embargo, la calidad de vida de los pacientes que recibieron sulfato de hidracina se consideró peor que la de los pacientes que recibieron placebo; la diferencia fue estadísticamente significativa.

El uso de sulfato de hidracina como tratamiento para los pacientes de cáncer de pulmón de células no pequeñas también se examinó en un ensayo patrocinado por el NCCTG.[6] En este ensayo, se asignó al azar a 243 pacientes para recibir sulfato de hidracina o placebo además de un régimen multifarmacológico de quimioterapia. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre el grupo de sulfato de hidracina y el grupo de placebo en cuanto a supervivencia o calidad de vida.

En otro ensayo patrocinado por el NCCTG, se probó el sulfato de hidracina solo versus placebo para el tratamiento de 127 pacientes con cáncer colorrectal metastásico.[5] En este ensayo, los pacientes que recibieron sulfato de hidracina tuvieron, en promedio, una supervivencia más corta que los pacientes que recibieron placebo; resultado que fue estadísticamente significativo. No se hallaron diferencias estadísticamente significativas entre el grupo de sulfato de hidracina y el grupo de placebo en cuanto a la ganancia o pérdida de peso, anorexia y calidad de vida.

En otros cuatro ensayos clínicos se encontraron datos probatorios objetivos del beneficio de la terapia con sulfato de hidracina.[12,13,16,17] En estos ensayos el criterio principal de valoración fue el estado nutricional o metabólico. En un ensayo aleatorizado controlado con placebo con 38 pacientes de enfermedad avanzada, se encontró que el sulfato de hidracina mejoró el metabolismo anormal de la glucosa que se presenta en los pacientes de cáncer.[13] En otro ensayo controlado con placebo de 101 pacientes con cáncer en estadio avanzado y pérdida de peso, el uso de sulfato de hidracina se relacionó con mejoras estadísticamente significativas en el apetito, y aumento o estabilización del peso.[12] No obstante, la ingesta calórica más alta que se observó en este estudio para los pacientes tratados con sulfato de hidracina en comparación con los pacientes tratados con placebo no alcanzó significación estadística.[12] En otros 2 estudios clínicos de 34 pacientes con cáncer de pulmón o colon, se encontró que el sulfato de hidracina logró disminuir la degradación proteica relacionada con la caquexia ocasionada por el cáncer.[16,17] A la luz del conjunto de datos probatorios, no está clara la importancia general de los resultados de estos cuatro ensayos clínicos.

En una búsqueda de la base de datos de ensayos clínicos del PDQ, no se encontraron ensayos clínicos en curso de sulfato de hidracina como tratamiento del cáncer.

Estudios de sulfato de hidracina en los que se evaluó beneficio terapéuticoa
Cita(s) bibliográfica(s) Tipo de estudio Tipo de cáncer Número de pacientes: Inscritos; tratados; controlb Beneficio más importante notificadoc Tratamiento simultáneod Puntaje de grado de comprobación científicae
aPara obtener más detalles, consultar el texto.
bEs posible que el número de pacientes tratados más el número de pacientes del grupo de control no sea igual al número de pacientes inscritos; número de pacientes inscritos = número de pacientes inicialmente registrados o considerados por los investigadores que realizaron un estudio; número de pacientes tratados = número de pacientes inscritos a los que se sometió al tratamiento en estudio Y cuyos resultados se notificaron; no se incluyó a los participantes de grupos de control histórico en el número de pacientes inscritos.
cLos datos probatorios más sólidos indican que el tratamiento en estudio tiene eficacia antineoplásica o que mejora de alguna forma el bienestar de los pacientes de cáncer. Para las definiciones de los términos, consultar el texto y el glosario.
dCirugía, quimioterapia o radioterapia administradas al mismo tiempo que el sulfato de hidracina.
ePara obtener más información sobre el análisis de los grados de comprobación científica y una explicación de los puntajes de asignados, consultar los Grados de comprobación científica de los estudios de terapias integrales, alternativas y complementarias en seres humanos con cáncer.
fEn este estudio participaron otros seis pacientes con tumores encefálicos benignos.
gLa información es insuficiente para permitir un análisis del grado de comprobación científica.
[1] Ensayo clínico aleatorizado Cáncer de pulmón de células no pequeñas en estadio avanzado 65; 32; 33, placebo Ninguna 1iA
[4,15] Ensayo clínico aleatorizado Cáncer de pulmón de células no pequeñas en estadio avanzado 291; 135; 131, placebo Ninguna 1iA
[5] Ensayo clínico aleatorizado Cáncer colorrectal en estadio avanzado 128; 63; 64, placebo Ninguno No 1iA
[6] Ensayo clínico aleatorizado Cáncer de pulmón de células no pequeñas en estadio avanzado 243; 119; 118, placebo Ninguna 1iA
[2] Serie de casos no consecutivos Varios en estadios avanzados 25; 25; ninguno Leve regresión de algunas lesiones metastásicas, 1 paciente de melanoma No 3iiiDiii
[3] Serie de casos no consecutivos Varios en estadios avanzados 158; 84; ninguno Regresión tumoral mensurable, 7 pacientes 3iiiDiii
[7,9,10] Serie de casos no consecutivos Varios en estadios avanzados 763; 740; ninguno Regresión tumoral completa, 6 pacientes No 3iiiDiii
[8] Serie de casos no consecutivos Varios en estadios avanzados 25; 25; ninguno Ninguno No 3iiiDiii
[11] Serie de casos no consecutivos Varios en estadios avanzados 32; 29; ninguno Ninguno Desconocido 3iiiDiii
[12] Serie de casos no consecutivos Varios en estadios avanzados 101; 71; 30, placebo Mejora de la ganancia o estabilización del peso, 41 tratados con sulfato de hidracina vs. 17 pacientes que recibieron placebo. 3iiiDiii
[18] Serie de casos no consecutivos Glioblastoma, astrocitoma o meningiomaf 465; 46; ninguno Mejora de supervivencia, pacientes con glioblastoma Ningunag
Bibliografía
  1. Chlebowski RT, Bulcavage L, Grosvenor M, et al.: Hydrazine sulfate influence on nutritional status and survival in non-small-cell lung cancer. J Clin Oncol 8 (1): 9-15, 1990. [PUBMED Abstract]
  2. Spremulli E, Wampler GL, Regelson W: Clinical study of hydrazine sulfate in advanced cancer patients. Cancer Chemother Pharmacol 3 (2): 121-4, 1979. [PUBMED Abstract]
  3. Gold J: Use of hydrazine sulfate in terminal and preterminal cancer patients: results of investigational new drug (IND) study in 84 evaluable patients. Oncology 32 (1): 1-10, 1975. [PUBMED Abstract]
  4. Kosty MP, Fleishman SB, Herndon JE 2nd, et al.: Cisplatin, vinblastine, and hydrazine sulfate in advanced, non-small-cell lung cancer: a randomized placebo-controlled, double-blind phase III study of the Cancer and Leukemia Group B. J Clin Oncol 12 (6): 1113-20, 1994. [PUBMED Abstract]
  5. Loprinzi CL, Kuross SA, O'Fallon JR, et al.: Randomized placebo-controlled evaluation of hydrazine sulfate in patients with advanced colorectal cancer. J Clin Oncol 12 (6): 1121-5, 1994. [PUBMED Abstract]
  6. Loprinzi CL, Goldberg RM, Su JQ, et al.: Placebo-controlled trial of hydrazine sulfate in patients with newly diagnosed non-small-cell lung cancer. J Clin Oncol 12 (6): 1126-9, 1994. [PUBMED Abstract]
  7. Filov VA, Gershanovich ML, Danova LA, et al.: Experience of the treatment with Sehydrin (Hydrazine Sulfate, HS) in the advanced cancer patients. Invest New Drugs 13 (1): 89-97, 1995. [PUBMED Abstract]
  8. Lerner HJ, Regelson W: Clinical trial of hydrazine sulfate in solid tumors. Cancer Treat Rep 60 (7): 959-60, 1976. [PUBMED Abstract]
  9. Gershanovich ML, Danova LA, Kondratyev VB, et al.: Clinical data on the antitumor activity of hydrazine sulfate. Cancer Treat Rep 60 (7): 933-5, 1976. [PUBMED Abstract]
  10. Gershanovich ML, Danova LA, Ivin BA, et al.: Results of clinical study antitumor action of hydrazine sulfate. Nutr Cancer 3 (1): 7-12, 1981. [PUBMED Abstract]
  11. Ochoa M Jr, Wittes RE, Krakoff IH: Trial of hydrazine sulfate (NSC-150014) in patients with cancer. Cancer Chemother Rep 59 (6): 1151-4, 1975 Nov-Dec. [PUBMED Abstract]
  12. Chlebowski RT, Bulcavage L, Grosvenor M, et al.: Hydrazine sulfate in cancer patients with weight loss. A placebo-controlled clinical experience. Cancer 59 (3): 406-10, 1987. [PUBMED Abstract]
  13. Chlebowski RT, Heber D, Richardson B, et al.: Influence of hydrazine sulfate on abnormal carbohydrate metabolism in cancer patients with weight loss. Cancer Res 44 (2): 857-61, 1984. [PUBMED Abstract]
  14. Gold J: Anabolic profiles in late-stage cancer patients responsive to hydrazine sulfate. Nutr Cancer 3 (1): 13-9, 1981. [PUBMED Abstract]
  15. Herndon JE 2nd, Fleishman S, Kosty MP, et al.: A longitudinal study of quality of life in advanced non-small cell lung cancer: Cancer and Leukemia Group B (CALGB) 8931. Control Clin Trials 18 (4): 286-300, 1997. [PUBMED Abstract]
  16. Tayek JA, Sutter L, Manglik S, et al.: Altered metabolism and mortality in patients with colon cancer receiving chemotherapy. Am J Med Sci 310 (2): 48-55, 1995. [PUBMED Abstract]
  17. Tayek JA, Heber D, Chlebowski RT: Effect of hydrazine sulphate on whole-body protein breakdown measured by 14C-lysine metabolism in lung cancer patients. Lancet 2 (8553): 241-4, 1987. [PUBMED Abstract]
  18. Filov VA, Gershanovich ML, Ivin BA, et al.: [Therapy of primary brain tumors with segidrin] Vopr Onkol 40 (7-12): 332-6, 1994. [PUBMED Abstract]

Efectos adversos

Los efectos secundarios relacionados con el uso del sulfato de hidracina son en su mayoría de tipo gastrointestinal y neurológico.[1-12] Se han notificado náuseas y vómitos, mareos, y neuropatías motoras o sensitivas.[1-12] Las neuropatías sensitivas y motoras incluyen parestesias (sensaciones anormales al tacto, como de quemazón o punzadas, sin estímulos externos) en las extremidades superiores e inferiores (es decir, brazos y piernas, incluso manos y pies), polineuritis (inflamación simultánea de varios nervios periféricos) y compromiso del funcionamiento motor fino (por ejemplo, alteración de la escritura).[2,5,7-9] Otros efectos secundarios son piel seca o prurito, insomnio e hipoglucemia.[1,2,7,9] El uso de sulfato de hidracina se relacionó con un caso de insuficiencia hepática y renal, y un caso de encefalopatía grave (lesión encefálica).[13,14] El último caso corresponde a un hombre de 55 años con carcinoma de células escamosas del seno maxilar que compró el sulfato de hidracina de una fuente que encontró en la Internet y lo tomó sin asesoría o supervisión médica. Después de 4 meses, el cuadro clínico inicial fueron manifestaciones de toxicidad renal y hepática, que a la larga fueron mortales. Este caso resalta el peligro de acceder a materiales e información médica en Internet que dan pie a la automedicación sin buscar consejería y supervisión médica adecuada.[15]

Los efectos secundarios del sulfato de hidracina se describen como leves a moderados y, al parecer, de incidencia baja. La mayoría de los efectos secundarios notificados se resolvieron al suspender el tratamiento. No obstante, pocos datos probatorios de estudios con animales permiten indicar que el sulfato de hidracina es muy tóxico cuando se combina con bebidas alcohólicas o barbitúricos.[16-19]

Bibliografía
  1. Spremulli E, Wampler GL, Regelson W: Clinical study of hydrazine sulfate in advanced cancer patients. Cancer Chemother Pharmacol 3 (2): 121-4, 1979. [PUBMED Abstract]
  2. Gold J: Use of hydrazine sulfate in terminal and preterminal cancer patients: results of investigational new drug (IND) study in 84 evaluable patients. Oncology 32 (1): 1-10, 1975. [PUBMED Abstract]
  3. Kosty MP, Fleishman SB, Herndon JE 2nd, et al.: Cisplatin, vinblastine, and hydrazine sulfate in advanced, non-small-cell lung cancer: a randomized placebo-controlled, double-blind phase III study of the Cancer and Leukemia Group B. J Clin Oncol 12 (6): 1113-20, 1994. [PUBMED Abstract]
  4. Loprinzi CL, Goldberg RM, Su JQ, et al.: Placebo-controlled trial of hydrazine sulfate in patients with newly diagnosed non-small-cell lung cancer. J Clin Oncol 12 (6): 1126-9, 1994. [PUBMED Abstract]
  5. Filov VA, Gershanovich ML, Danova LA, et al.: Experience of the treatment with Sehydrin (Hydrazine Sulfate, HS) in the advanced cancer patients. Invest New Drugs 13 (1): 89-97, 1995. [PUBMED Abstract]
  6. Lerner HJ, Regelson W: Clinical trial of hydrazine sulfate in solid tumors. Cancer Treat Rep 60 (7): 959-60, 1976. [PUBMED Abstract]
  7. Gershanovich ML, Danova LA, Kondratyev VB, et al.: Clinical data on the antitumor activity of hydrazine sulfate. Cancer Treat Rep 60 (7): 933-5, 1976. [PUBMED Abstract]
  8. Gershanovich ML, Danova LA, Ivin BA, et al.: Results of clinical study antitumor action of hydrazine sulfate. Nutr Cancer 3 (1): 7-12, 1981. [PUBMED Abstract]
  9. Ochoa M Jr, Wittes RE, Krakoff IH: Trial of hydrazine sulfate (NSC-150014) in patients with cancer. Cancer Chemother Rep 59 (6): 1151-4, 1975 Nov-Dec. [PUBMED Abstract]
  10. Chlebowski RT, Bulcavage L, Grosvenor M, et al.: Hydrazine sulfate in cancer patients with weight loss. A placebo-controlled clinical experience. Cancer 59 (3): 406-10, 1987. [PUBMED Abstract]
  11. Chlebowski RT, Heber D, Richardson B, et al.: Influence of hydrazine sulfate on abnormal carbohydrate metabolism in cancer patients with weight loss. Cancer Res 44 (2): 857-61, 1984. [PUBMED Abstract]
  12. Herndon JE 2nd, Fleishman S, Kosty MP, et al.: A longitudinal study of quality of life in advanced non-small cell lung cancer: Cancer and Leukemia Group B (CALGB) 8931. Control Clin Trials 18 (4): 286-300, 1997. [PUBMED Abstract]
  13. Hainer MI, Tsai N, Komura ST, et al.: Fatal hepatorenal failure associated with hydrazine sulfate. Ann Intern Med 133 (11): 877-80, 2000. [PUBMED Abstract]
  14. Nagappan R, Riddell T: Pyridoxine therapy in a patient with severe hydrazine sulfate toxicity. Crit Care Med 28 (6): 2116-8, 2000. [PUBMED Abstract]
  15. Black M, Hussain H: Hydrazine, cancer, the Internet, isoniazid, and the liver. Ann Intern Med 133 (11): 911-3, 2000. [PUBMED Abstract]
  16. Masaki H, Arai H, Torii K: Newly developed animal model with alcoholic liver damage induced by an inhibitor for gluconeogenesis, hydrazine sulfate. Gastroenterol Jpn 24 (5): 584, 1989. [PUBMED Abstract]
  17. Suzuki H, Tominaga T, Mizuno H, et al.: Ethanol and hydrazine sulfate induced chronic hepatic injury in rats: the curative effect of administration of glucogenic amino acids. Alcohol Alcohol Suppl 1A: 111-7, 1993. [PUBMED Abstract]
  18. Gold J: Incompatibility of hydrazine sulfate and pentobarbital in the treatment of tumor bearing animals. [Abstract] Proc Am Assoc Cancer Res 18: A-999, 250, 1977.
  19. U.S. General Accounting Office: Cancer Drug Research: Contrary to Allegation, NIH Hydrazine Sulfate Studies Were Not Flawed. Washington, DC: U.S. General Accounting Office, 1995, GAO-HEHS-95-141. Also available online. Last accessed April 11, 2016.

Resumen de los datos probatorios de los efectos del sulfato de hidracina

En varias series de casos clínicos dirigidas por investigadores rusos, se indicó que el sulfato de hidracina tiene actividad anticancerígena mínima, pero estos resultados no son concluyentes debido a la falta de grupos de control y la poca información sobre la metodología de estudio. Los estudios clínicos bien controlados realizados en los Estados Unidos no ofrecen datos probatorios de actividad anticancerígena. Además, los datos probatorios de la eficacia del sulfato de hidracina como tratamiento de la caquexia y anorexia no son definitorios. Es más, el sulfato de hidracina aumentó la incidencia de varios tipos de tumores en animales y el National Toxicology Program del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos lo clasificó como carcinógeno potencial. La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos no ha aprobado el uso del sulfato de hidracina como medicamento contra el cáncer fuera del entorno de ensayos clínicos y, por lo tanto, no se puede recomendar.

Para calificar los estudios con seres humanos sobre la base de la solidez estadística del diseño del estudio y la solidez científica de los resultados mensurables del tratamiento, se asignan puntajes de grados de comprobación científica (es decir, criterios de valoración). Los dos puntajes resultantes se combinan para producir un puntaje general. Para obtener más información sobre el análisis de los grados de comprobación científica, consultar el sumario Grados de comprobación científica de los estudios de terapias integrales, alternativas y complementarias en seres humanos con cáncer.

Modificaciones a este sumario (08/09/2017)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan a medida que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Este sumario es nuevo.

Este sumario está redactado y mantenido por el Consejo editorial del PDQ® sobre las terapias integrales, alternativas y complementarias, que es editorialmente independiente del NCI. El sumario refleja una revisión independiente de la bibliografía y no representa una declaración de políticas del NCI o de los NIH. Para mayor información sobre las políticas de los sumarios y la función de los consejos editoriales del PDQ que mantienen los sumarios del PDQ, consultar en Información sobre este sumario del PDQ y la página sobre Banco de datos de información de cáncer - PDQ®.

Información sobre este sumario del PDQ

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer para profesionales de la salud proporciona información integral revisada por expertos y con fundamento en datos probatorios sobre el uso de sulfato de hidracina para el tratamiento de personas con cáncer. El propósito es servir como fuente de información y ayuda para los médicos que atienden a pacientes de cáncer. No ofrece pautas ni recomendaciones formales para tomar decisiones relacionadas con la atención sanitaria.

Revisores y actualizaciones

El Consejo editorial del PDQ® sobre las terapias integrales, alternativas y complementarias, cuya función editorial es independiente del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), revisa con regularidad este sumario y, en caso necesario, lo actualiza. Este sumario refleja una revisión bibliográfica independiente y no constituye una declaración de la política del Instituto Nacional del Cáncer ni de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH).

Cada mes, los miembros de este Consejo examinan artículos publicados recientemente para determinar si se deben:

  • tratar en una reunión,
  • citar textualmente, o
  • sustituir o actualizar, si ya se citaron con anterioridad.

Los cambios en los sumarios se deciden mediante consenso, una vez que los integrantes del Consejo evalúan la solidez de los datos probatorios en los artículos publicados y determinan la forma en que se incorporarán al sumario.

Cualquier comentario o pregunta sobre el contenido de este sumario se debe enviar mediante el formulario de comunicación en Cancer.gov/espanol del NCI. No comunicarse con los miembros del Consejo para enviar preguntas o comentarios sobre los sumarios. Los miembros del Consejo no responderán a preguntas del público.

Grados de comprobación científica

En algunas referencias bibliográficas de este sumario se indica el grado de comprobación científica. El propósito de estas designaciones es ayudar al lector a evaluar la solidez de los datos probatorios que sustentan el uso de ciertas intervenciones o enfoques. El Consejo editorial del PDQ® sobre las terapias integrales, alternativas y complementarias emplea un sistema de jerarquización formal para establecer las designaciones del grado de comprobación científica.

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® . PDQ Sulfato de hidracina. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/mca/pro/sulfato-hidracina-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no se debe utilizar como base para determinar reembolsos por parte de las aseguradoras. Para obtener más información sobre la cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante este formulario.

  • Actualización: 9 de agosto de 2017

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.