Pasar al contenido principal

Tratamiento del cáncer de cavidad oral infantil (PDQ®)–Versión para profesionales de salud

Incidencia

Más de 90 % de los tumores y las lesiones con aspecto tumoral en la cavidad oral son benignos.[1-4] El cáncer de cavidad oral es muy poco frecuente en los niños y adolescentes.[5,6] De acuerdo con las Surveillance, Epidemiology, and End Results Stat Fact Sheets, solo 0,6 % de todos los casos se diagnostican en pacientes menores de 20 años; la incidencia ajustada por edad en esta población en 2008 fue de 0,24 casos por 100 000.

La incidencia de cáncer de cavidad oral y de faringe ha aumentado en mujeres adolescentes y adultas jóvenes; asimismo, este patrón es congruente con el aumento nacional del coito orogenital en mujeres jóvenes y la infección por el virus del papiloma humano (VPH).[7] En la actualidad, se calcula que la prevalencia de la infección oral por el VPH en los Estados Unidos es de 6,9 % en personas de 14 a 69 años y que este virus causa alrededor de 30 000 cánceres de orofaringe. Más aún, las tasas de incidencia del cáncer de orofaringe relacionado con el VPH entre 1999 y 2008 aumentaron 4,4 % por año en hombres blancos y 1,9 % en mujeres blancas.[8-10] Es posible que las prácticas vigentes dirigidas a aumentar las tasas de vacunación contra el VPH, tanto en niños como en niñas, reduzcan la carga de cánceres relacionados con este virus.[11,12]

Bibliografía
  1. Das S, Das AK: A review of pediatric oral biopsies from a surgical pathology service in a dental school. Pediatr Dent 15 (3): 208-11, 1993 May-Jun. [PUBMED Abstract]
  2. Ulmansky M, Lustmann J, Balkin N: Tumors and tumor-like lesions of the oral cavity and related structures in Israeli children. Int J Oral Maxillofac Surg 28 (4): 291-4, 1999. [PUBMED Abstract]
  3. Tröbs RB, Mader E, Friedrich T, et al.: Oral tumors and tumor-like lesions in infants and children. Pediatr Surg Int 19 (9-10): 639-45, 2003. [PUBMED Abstract]
  4. Tanaka N, Murata A, Yamaguchi A, et al.: Clinical features and management of oral and maxillofacial tumors in children. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 88 (1): 11-5, 1999. [PUBMED Abstract]
  5. Young JL, Miller RW: Incidence of malignant tumors in U. S. children. J Pediatr 86 (2): 254-8, 1975. [PUBMED Abstract]
  6. Berstein L, Gurney JG: Carcinomas and other malignant epithelial neoplasms. In: Ries LA, Smith MA, Gurney JG, et al., eds.: Cancer incidence and survival among children and adolescents: United States SEER Program 1975-1995. Bethesda, Md: National Cancer Institute, SEER Program, 1999. NIH Pub.No. 99-4649, Chapter 11, pp 139-148. Also available online. Last accessed June 04, 2019.
  7. Bleyer A: Cancer of the oral cavity and pharynx in young females: increasing incidence, role of human papilloma virus, and lack of survival improvement. Semin Oncol 36 (5): 451-9, 2009. [PUBMED Abstract]
  8. D'Souza G, Dempsey A: The role of HPV in head and neck cancer and review of the HPV vaccine. Prev Med 53 (Suppl 1): S5-S11, 2011. [PUBMED Abstract]
  9. Gillison ML, Broutian T, Pickard RK, et al.: Prevalence of oral HPV infection in the United States, 2009-2010. JAMA 307 (7): 693-703, 2012. [PUBMED Abstract]
  10. Simard EP, Ward EM, Siegel R, et al.: Cancers with increasing incidence trends in the United States: 1999 through 2008. CA Cancer J Clin 62 (2): 118-28, 2012 Mar-Apr. [PUBMED Abstract]
  11. Gillison ML, Chaturvedi AK, Lowy DR: HPV prophylactic vaccines and the potential prevention of noncervical cancers in both men and women. Cancer 113 (10 Suppl): 3036-46, 2008. [PUBMED Abstract]
  12. Guo T, Eisele DW, Fakhry C: The potential impact of prophylactic human papillomavirus vaccination on oropharyngeal cancer. Cancer 122 (15): 2313-23, 2016. [PUBMED Abstract]

Características histológicas

Las neoplasias odontogénicas benignas de la cavidad oral son el odontoma y el ameloblastoma. Las neoplasias no odontogénicas de la cavidad oral más comunes son los fibromas, los hemangiomas y los papilomas. Las lesiones de aspecto tumoral en la cavidad oral comprenden los linfangiomas, los granulomas y la histiocitosis de células de Langerhans.[1-4] (Para obtener más información sobre la histiocitosis de células de Langerhans en la cavidad oral, consultar la subsección sobre Cavidad oral en el sumario del PDQ Tratamiento de la histiocitosis de células de Langerhans).

Se encontraron lesiones malignas en la cavidad oral en 0,1 a 2 % de una serie de biopsias orales de niños,[1,2] y entre 3 y 13 % de biopsias de tumores orales.[3,4] Los tipos de tumores malignos incluyen los linfomas (en especial, el de Burkitt) y los sarcomas (como el rabdomiosarcoma y el fibrosarcoma). Se han notificado muy pocos casos de carcinomas mucoepidermoides de la cavidad oral en el grupo de niños y adolescentes. La mayoría son de grado bajo o intermedio, y tienen una tasa alta de curación con cirugía sola.[5]; [6][Grado de comprobación: 3iiiA]

Bibliografía
  1. Das S, Das AK: A review of pediatric oral biopsies from a surgical pathology service in a dental school. Pediatr Dent 15 (3): 208-11, 1993 May-Jun. [PUBMED Abstract]
  2. Ulmansky M, Lustmann J, Balkin N: Tumors and tumor-like lesions of the oral cavity and related structures in Israeli children. Int J Oral Maxillofac Surg 28 (4): 291-4, 1999. [PUBMED Abstract]
  3. Tröbs RB, Mader E, Friedrich T, et al.: Oral tumors and tumor-like lesions in infants and children. Pediatr Surg Int 19 (9-10): 639-45, 2003. [PUBMED Abstract]
  4. Tanaka N, Murata A, Yamaguchi A, et al.: Clinical features and management of oral and maxillofacial tumors in children. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 88 (1): 11-5, 1999. [PUBMED Abstract]
  5. Morris LG, Ganly I: Outcomes of oral cavity squamous cell carcinoma in pediatric patients. Oral Oncol 46 (4): 292-6, 2010. [PUBMED Abstract]
  6. Perez DE, Pires FR, Alves Fde A, et al.: Juvenile intraoral mucoepidermoid carcinoma. J Oral Maxillofac Surg 66 (2): 308-11, 2008. [PUBMED Abstract]

Factores de riesgo

Las enfermedades que se pueden relacionar con la presentación de un carcinoma de células escamosas de la cavidad oral, o la cabeza y el cuello son las siguientes:[1-8]

  • Anemia de Fanconi.
  • Disqueratosis congénita.
  • Mutaciones de las conexinas.
  • Enfermedad de injerto contra huésped crónica.
  • Epidermólisis ampulosa.
  • Xerodermia pigmentosa.
  • Infección por el virus del papiloma humano.
Bibliografía
  1. Oksüzoğlu B, Yalçin S: Squamous cell carcinoma of the tongue in a patient with Fanconi's anemia: a case report and review of the literature. Ann Hematol 81 (5): 294-8, 2002. [PUBMED Abstract]
  2. Reinhard H, Peters I, Gottschling S, et al.: Squamous cell carcinoma of the tongue in a 13-year-old girl with Fanconi anemia. J Pediatr Hematol Oncol 29 (7): 488-91, 2007. [PUBMED Abstract]
  3. Ragin CC, Modugno F, Gollin SM: The epidemiology and risk factors of head and neck cancer: a focus on human papillomavirus. J Dent Res 86 (2): 104-14, 2007. [PUBMED Abstract]
  4. Fine JD, Johnson LB, Weiner M, et al.: Epidermolysis bullosa and the risk of life-threatening cancers: the National EB Registry experience, 1986-2006. J Am Acad Dermatol 60 (2): 203-11, 2009. [PUBMED Abstract]
  5. Kraemer KH, Lee MM, Scotto J: Xeroderma pigmentosum. Cutaneous, ocular, and neurologic abnormalities in 830 published cases. Arch Dermatol 123 (2): 241-50, 1987. [PUBMED Abstract]
  6. Alter BP: Cancer in Fanconi anemia, 1927-2001. Cancer 97 (2): 425-40, 2003. [PUBMED Abstract]
  7. Mazereeuw-Hautier J, Bitoun E, Chevrant-Breton J, et al.: Keratitis-ichthyosis-deafness syndrome: disease expression and spectrum of connexin 26 (GJB2) mutations in 14 patients. Br J Dermatol 156 (5): 1015-9, 2007. [PUBMED Abstract]
  8. Alter BP, Giri N, Savage SA, et al.: Cancer in dyskeratosis congenita. Blood 113 (26): 6549-57, 2009. [PUBMED Abstract]

Desenlace

En una revisión de la base de datos Surveillance, Epidemiology, and End Results, entre 1973 y 2006, se identificó a 54 pacientes menores de 20 años con carcinoma de células escamosas (CCE) de la cavidad oral. Los pacientes pediátricos con CCE de la cavidad oral fueron más a menudo niñas y tuvieron una mejor supervivencia que los pacientes adultos. La supervivencia de los dos grupos fue similar cuando se hizo un ajuste por las diferencias en las características del paciente, el tumor y el tratamiento.[1][Grado de comprobación: 3iA] En un estudio retrospectivo de la National Cancer Database, se identificó a 159 pacientes menores de 20 años con CCE de cabeza y cuello. De estos tumores, 55 % se originaron en la cavidad oral; los pacientes con tumores laríngeos tuvieron una tasa de supervivencia mejor que quienes presentaron tumores primarios en la cavidad oral.[2]

Bibliografía
  1. Morris LG, Ganly I: Outcomes of oral cavity squamous cell carcinoma in pediatric patients. Oral Oncol 46 (4): 292-6, 2010. [PUBMED Abstract]
  2. Modh A, Gayar OH, Elshaikh MA, et al.: Pediatric head and neck squamous cell carcinoma: Patient demographics, treatment trends and outcomes. Int J Pediatr Otorhinolaryngol 106: 21-25, 2018. [PUBMED Abstract]

Tratamiento del cáncer de cavidad oral infantil

El tratamiento de los tumores benignos de la cavidad oral es quirúrgico.

Las opciones de tratamiento para el cáncer de cavidad oral infantil son las siguientes:

  1. Cirugía.
  2. Quimioterapia.
  3. Radioterapia.

El tratamiento de los tumores malignos de la cavidad oral depende de sus características histológicas y quizá incluya cirugía, quimioterapia y radiación.[1] La mayoría de los casos notificados de carcinoma de células escamosas de la cavidad oral que se trataron con cirugía sola presentaron una evolución favorable sin recidiva.[2,3] (Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Tratamiento del cáncer de labio y de cavidad oral en adultos).

Es posible que se necesite otro tipo de tratamiento además de la cirugía para la histiocitosis de células de Langerhans de la cavidad oral. (Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Tratamiento de la histiocitosis de células de Langerhans).

Bibliografía
  1. Sturgis EM, Moore BA, Glisson BS, et al.: Neoadjuvant chemotherapy for squamous cell carcinoma of the oral tongue in young adults: a case series. Head Neck 27 (9): 748-56, 2005. [PUBMED Abstract]
  2. Woo VL, Kelsch RD, Su L, et al.: Gingival squamous cell carcinoma in adolescence. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 107 (1): 92-9, 2009. [PUBMED Abstract]
  3. Morris LG, Ganly I: Outcomes of oral cavity squamous cell carcinoma in pediatric patients. Oral Oncol 46 (4): 292-6, 2010. [PUBMED Abstract]

Opciones de tratamiento en evaluación clínica para el cáncer de cavidad oral infantil

La información en inglés sobre los ensayos clínicos patrocinados por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) se encuentra en el portal de Internet del NCI. Para obtener información en inglés sobre ensayos clínicos patrocinados por otras organizaciones, consultar el portal de Internet ClinicalTrials.gov.

A continuación, se presenta un ejemplo de ensayo clínico nacional o institucional en curso:

  • APEC1621 (NCT03155620) (Pediatric MATCH: Targeted Therapy Directed by Genetic Testing in Treating Pediatric Patients with Relapsed or Refractory Advanced Solid Tumors, Non-Hodgkin Lymphomas, or Histiocytic Disorders): en el NCI-Children's Oncology Group Pediatric Molecular Analysis for Therapeutic Choice (MATCH), que se conoce como Pediatric MATCH, se emparejarán fármacos de terapia dirigida con cambios moleculares específicos identificados mediante ensayo de secuenciación dirigida de última generación para más de 4000 mutaciones en más de 160 genes presentes en tumores sólidos resistentes al tratamiento o recidivantes. Los niños y adolescentes de 1 a 21 años son aptos para participar en este ensayo.

    El tejido tumoral de la enfermedad progresiva o recidivante debe estar disponible para la caracterización molecular. Se ofrecerá tratamiento del Pediatric MATCH a los pacientes con tumores de variantes moleculares comprendidas en los grupos de tratamiento del ensayo. Para obtener más información, consultar el portal de Internet del NCI y el portal de Internet ClinicalTrials.gov (en inglés).

Consideraciones especiales para el tratamiento de niños con cáncer

El cáncer es poco frecuente en niños y adolescentes, aunque desde 1975 se ha observado un aumento gradual de la incidencia general de cáncer infantil.[1] Para los niños y adolescentes con cáncer, se debe considerar la derivación a centros médicos que cuenten con un equipo multidisciplinario de especialistas en oncología con experiencia en el tratamiento de los cánceres que se presentan en la niñez y la adolescencia. Este abordaje de equipo multidisciplinario incorpora la pericia de los siguientes profesionales de la atención de la salud y otros para asegurar que los niños reciban el tratamiento, los cuidados de apoyo y la rehabilitación que les permitan alcanzar una supervivencia y calidad de vida óptimas:

  • Médicos de atención primaria.
  • Cirujanos pediatras.
  • Radioncólogos.
  • Oncólogos o hematólogos pediatras.
  • Especialistas en rehabilitación.
  • Enfermeros especializados en pediatría.
  • Trabajadores sociales.
  • Especialistas de vida infantil.
  • Psicólogos.

(Para obtener información específica sobre los cuidados médicos de apoyo para niños y adolescentes con cáncer, consultar los sumarios del PDQ sobre Cuidados médicos de apoyo).

La American Academy of Pediatrics estableció pautas para los centros de oncología pediátrica y su función en el tratamiento de los pacientes con cáncer infantil.[2] En estos centros de oncología pediátrica, se dispone de ensayos clínicos para la mayoría de los tipos de cáncer que se presentan en niños y adolescentes, y se ofrece la oportunidad de participar a la mayoría de los pacientes y familiares. En general, los ensayos clínicos para los niños y adolescentes con diagnóstico de cáncer se diseñan a fin de comparar un tratamiento que parece mejor con el tratamiento actual aceptado como estándar. La mayoría de los avances en la identificación de tratamientos curativos para los cánceres infantiles se lograron mediante ensayos clínicos. Para obtener información sobre los ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI.

Se han logrado mejoras notables en la supervivencia de niños y adolescentes con cáncer. Entre 1975 y 2010, la mortalidad por cáncer infantil disminuyó en más de 50 %.[3] Los niños y adolescentes sobrevivientes de cáncer necesitan un seguimiento minucioso, ya que los efectos secundarios del tratamiento del cáncer pueden persistir o presentarse meses o años después de este. (Para obtener información específica sobre la incidencia, el tipo y la vigilancia de los efectos tardíos en los niños y adolescentes sobrevivientes de cáncer, consultar el sumario del PDQ Efectos tardíos del tratamiento anticanceroso en la niñez).

El cáncer infantil es una enfermedad poco común con menos de 15 000 casos anuales diagnosticados antes de los 20 años de edad en los Estados Unidos.[4] En la Rare Disease Act of 2002 de los Estados Unidos, se define una “enfermedad rara” o poco común como la que afecta a poblaciones de menos de 200 000 personas. En consecuencia, todos los cánceres infantiles se consideran enfermedades raras.

La designación de un tumor infantil poco común es diferente entre los grupos pediátricos y de adultos. En el caso de los adultos, se considera que un cáncer es poco común cuando su incidencia anual es inferior a 6 casos por 100 000 personas; se calcula que llegan a representar hasta 24 % de los cánceres diagnosticados en la Unión Europea y alrededor de 20 % de los cánceres diagnosticados en los Estados Unidos.[5,6] Asimismo, tal como se indica a continuación, la designación de un tumor infantil raro o poco común no es uniforme entre los grupos internacionales:

  • En el proyecto cooperativo italiano sobre tumores pediátricos poco comunes (Tumori Rari in Pediatric Age [TREP]), se define un tumor infantil poco común como el que tiene una incidencia de menos de dos casos por millón de personas por año y que no se incluye en otros ensayos clínicos.[7]
  • En el Children's Oncology Group, se optó por definir los cánceres infantiles poco comunes según la lista del subgrupo XI de la International Classification of Childhood Cancer, en la que se incluyen el cáncer de tiroides, el melanoma y los cánceres de piel no melanomas, además de múltiples tipos de carcinomas (por ejemplo, el carcinoma de la corteza suprarrenal, el carcinoma de nasofaringe y la mayoría de los carcinomas de tipo adulto, como el cáncer de mama, el cáncer colorrectal, etc.).[8] Estos cánceres representan casi 4 % de aquellos diagnosticados en niños de 0 a 14 años, en comparación con casi 20 % de los cánceres diagnosticados en adolescentes de 15 a 19 años.[9]

    La mayoría de los cánceres del subgrupo XI son melanomas o cáncer de tiroides, mientras que los otros tipos de cáncer del subgrupo XI solo representan 1,3 % de los cánceres en niños de 0 a 14 años y 5,3 % de los cánceres en adolescentes de 15 a 19 años.

Estudiar estos cánceres poco comunes es un reto por la incidencia baja de pacientes con cualquier diagnóstico individual, el predominio de estos cánceres poco comunes en adolescentes y la carencia de ensayos clínicos con adolescentes que tienen estos cánceres.

También es posible obtener información sobre estos tumores en fuentes confiables para adultos con cáncer; por ejemplo, el sumario del PDQ Tratamiento del cáncer de labio y de cavidad oral en adultos.

Bibliografía
  1. Smith MA, Seibel NL, Altekruse SF, et al.: Outcomes for children and adolescents with cancer: challenges for the twenty-first century. J Clin Oncol 28 (15): 2625-34, 2010. [PUBMED Abstract]
  2. Corrigan JJ, Feig SA; American Academy of Pediatrics: Guidelines for pediatric cancer centers. Pediatrics 113 (6): 1833-5, 2004. [PUBMED Abstract]
  3. Smith MA, Altekruse SF, Adamson PC, et al.: Declining childhood and adolescent cancer mortality. Cancer 120 (16): 2497-506, 2014. [PUBMED Abstract]
  4. Ward E, DeSantis C, Robbins A, et al.: Childhood and adolescent cancer statistics, 2014. CA Cancer J Clin 64 (2): 83-103, 2014 Mar-Apr. [PUBMED Abstract]
  5. Gatta G, Capocaccia R, Botta L, et al.: Burden and centralised treatment in Europe of rare tumours: results of RARECAREnet-a population-based study. Lancet Oncol 18 (8): 1022-1039, 2017. [PUBMED Abstract]
  6. DeSantis CE, Kramer JL, Jemal A: The burden of rare cancers in the United States. CA Cancer J Clin 67 (4): 261-272, 2017. [PUBMED Abstract]
  7. Ferrari A, Bisogno G, De Salvo GL, et al.: The challenge of very rare tumours in childhood: the Italian TREP project. Eur J Cancer 43 (4): 654-9, 2007. [PUBMED Abstract]
  8. Pappo AS, Krailo M, Chen Z, et al.: Infrequent tumor initiative of the Children's Oncology Group: initial lessons learned and their impact on future plans. J Clin Oncol 28 (33): 5011-6, 2010. [PUBMED Abstract]
  9. Howlader N, Noone AM, Krapcho M, et al., eds.: SEER Cancer Statistics Review, 1975-2012. Bethesda, Md: National Cancer Institute, 2015. Also available online. Last accessed June 04, 2019.

Modificaciones a este sumario (06/12/2019)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan a medida que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes hechos a este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Este sumario está redactado y mantenido por el Consejo editorial del PDQ sobre el tratamiento pediátrico, que es editorialmente independiente del NCI. El sumario refleja una revisión independiente de la bibliografía y no representa una declaración de políticas del NCI o de los NIH. Para mayor información sobre las políticas de los sumarios y la función de los consejos editoriales del PDQ que mantienen los sumarios del PDQ, consultar en Información sobre este sumario del PDQ y la página sobre Banco de datos de información de cáncer - PDQ®.

Información sobre este sumario del PDQ

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer para profesionales de la salud proporciona información integral revisada por expertos y con fundamento en datos probatorios sobre tratamiento del cáncer de cavidad oral infantil. El propósito es servir como fuente de información y ayuda para los médicos que atienden a pacientes de cáncer. No ofrece pautas ni recomendaciones formales para tomar decisiones relacionadas con la atención sanitaria.

Revisores y actualizaciones

El Consejo editorial del PDQ sobre el tratamiento pediátrico, cuya función editorial es independiente del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), revisa con regularidad este sumario y, en caso necesario, lo actualiza. Este sumario refleja una revisión bibliográfica independiente y no constituye una declaración de la política del Instituto Nacional del Cáncer ni de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH).

Cada mes, los miembros de este Consejo examinan artículos publicados recientemente para determinar si se deben:

  • tratar en una reunión,
  • citar textualmente, o
  • sustituir o actualizar, si ya se citaron con anterioridad.

Los cambios en los sumarios se deciden mediante consenso, una vez que los integrantes del Consejo evalúan la solidez de los datos probatorios en los artículos publicados y determinan la forma en que se incorporarán al sumario.

Los revisores principales del sumario sobre Tratamiento del cáncer de cavidad oral infantil son:

  • Denise Adams, MD (Children's Hospital Boston)
  • Karen J. Marcus, MD, FACR (Dana-Farber Cancer Institute/Boston Children's Hospital)
  • Paul A. Meyers, MD (Memorial Sloan-Kettering Cancer Center)
  • Thomas A. Olson, MD (Aflac Cancer and Blood Disorders Center of Children's Healthcare of Atlanta - Egleston Campus)
  • Alberto S. Pappo, MD (St. Jude Children's Research Hospital)
  • R Beverly Raney, MD (Consultant)
  • Arthur Kim Ritchey, MD (Children's Hospital of Pittsburgh of UPMC)
  • Carlos Rodriguez-Galindo, MD (St. Jude Children's Research Hospital)
  • Stephen J. Shochat, MD (St. Jude Children's Research Hospital)

Cualquier comentario o pregunta sobre el contenido de este sumario se debe enviar mediante el formulario de comunicación en Cancer.gov/espanol del NCI. No comunicarse con los miembros del Consejo para enviar preguntas o comentarios sobre los sumarios. Los miembros del Consejo no responderán a preguntas del público.

Grados de comprobación científica

En algunas referencias bibliográficas de este sumario se indica el grado de comprobación científica. El propósito de estas designaciones es ayudar al lector a evaluar la solidez de los datos probatorios que sustentan el uso de ciertas intervenciones o enfoques. El Consejo editorial del PDQ sobre el tratamiento pediátrico emplea un sistema de jerarquización formal para establecer las designaciones del grado de comprobación científica.

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre el tratamiento pediátrico. PDQ Tratamiento del cáncer de cavidad oral infantil. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/tipos/cabeza-cuello/pro/infantil/tratamiento-cavidad-oral-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

Según la solidez de los datos probatorios, las opciones de tratamiento se clasifican como “estándar” o “en evaluación clínica”. Estas clasificaciones no deben fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante este formulario.

  • Actualización:

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Tratamiento del cáncer de cavidad oral infantil (PDQ®)–Versión para profesionales de salud publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”