Prevención del cáncer de endometrio (PDQ®)–Versión para pacientes

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

¿Qué es la prevención?

La prevención del cáncer consiste en las medidas que se toman para reducir la probabilidad de enfermar de cáncer. Con la prevención del cáncer, se reduce el número de casos nuevos en un grupo o población. Se espera que esto reduzca el número de muertes causadas por el cáncer.

Para prevenir que se formen cánceres nuevos, los científicos analizan los factores de riesgo y los factores de protección. Cualquier cosa que aumente el riesgo de cáncer se llama factor de riesgo de cáncer; cualquier cosa que disminuya el riesgo de cáncer se llama factor de protección de cáncer.

Algunos factores de riesgo de cáncer se pueden evitar, pero muchos otros no. Por ejemplo, tanto fumar como heredar ciertos genes son factores de riesgo de algunos tipos de cáncer, pero solo se puede evitar fumar. El ejercicio regular y una alimentación sana pueden ser factores de protección para algunos tipos de cáncer. Evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección puede reducir su riesgo, pero esto no significa que no enfermará de cáncer.

Se estudian diferentes formas de prevenir el cáncer.

Información general sobre el cáncer de endometrio

Puntos importantes

  • El cáncer de endometrio es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del endometrio.
  • El cáncer de endometrio es el cáncer invasivo más común del aparato reproductor femenino.

El cáncer de endometrio es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del endometrio.

El endometrio es el revestimiento del útero. El útero es parte del aparato reproductor femenino. Es un órgano hueco, en forma de pera y muscular en la pelvis, que es donde se desarrolla el feto.

Ampliar Anatomía del aparato reproductor femenino; la imagen muestra el útero, el miometrio (capa muscular externa del útero), el endometrio (revestimiento interno del útero), los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino y la vagina.
Anatomía del aparato reproductor femenino. Los órganos del aparato reproductor femenino incluyen el útero, los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino y la vagina. El útero tiene una capa muscular externa que se llama miometrio y un revestimiento interno que se llama endometrio.

El cáncer de endometrio es diferente del cáncer del músculo del útero, que se llama sarcoma uterino. Para obtener más información, consulte el sumario del PDQ sobre Tratamiento del sarcoma uterino.

Para obtener más información sobre el cáncer de endometrio, consulte los siguientes sumarios del PDQ:

El cáncer de endometrio es el cáncer invasivo más común del aparato reproductor femenino.

Con mayor frecuencia, el cáncer de endometrio se diagnostica en mujeres posmenopáusicas en una edad promedio de 60 años.

Desde la década de los ochenta, el número de casos nuevos de cáncer de endometrio ha aumentado un poco cada año. La cantidad de muertes por cáncer de endometrio también ha aumentado un poco cada año desde 2003. En los Estados Unidos, las tasas de cáncer de endometrio son más bajas en las mujeres latinas y las estadounidenses de origen japonés, que en las mujeres blancas. Las tasas de cáncer de endometrio en las mujeres blancas son similares a las de las mujeres afroamericanas o nativas de Hawái. El número de muertes por cáncer de endometrio es mayor en las mujeres afroamericanas en comparación con mujeres de otras razas.

Prevención del cáncer de endometrio

Puntos importantes

  • Evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección puede ayudar a prevenir el cáncer.
  • Los siguientes factores de riesgo aumentan las probabilidades de cáncer de endometrio:
    • Hiperplasia del endometrio
    • Estrógeno
    • Tamoxifeno
    • Obesidad, aumento de peso, síndrome metabólico y diabetes
    • Factores genéticos
  • Los siguientes factores de protección disminuyen el riesgo de cáncer de endometrio:
    • Embarazo y lactancia
    • Combinación de anticonceptivos orales
    • Actividad física
      • Fumar cigarrillos
  • No se sabe si los factores a continuación influyen en el riesgo de cáncer de endometrio:
    • Pérdida de peso
    • Frutas, verduras y vitaminas
  • Los ensayos clínicos de prevención del cáncer tienen como objetivo estudiar maneras de prevenir esta enfermedad.
  • Se estudian nuevas maneras de prevenir el cáncer de endometrio en ensayos clínicos.

Evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección puede ayudar a prevenir el cáncer.

Evitar los factores de riesgo del cáncer, como fumar, tener sobrepeso y no hacer suficiente ejercicio puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer. Aumentar los factores de protección, como dejar de fumar y hacer ejercicios, también puede ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer. Consulte con su médico u otro profesional de atención de la salud sobre formas de disminuir el riesgo de cáncer.

Los siguientes factores de riesgo aumentan las probabilidades de cáncer de endometrio:

Hiperplasia del endometrio

La hiperplasia del endometrio es un engrosamiento anormal del endometrio (revestimiento del útero). No es cáncer, pero en algunos casos, puede conducir a cáncer de endometrio.

Estrógeno

El estrógeno es una hormona que produce el cuerpo. Ayuda al cuerpo a desarrollar y a mantener las características sexuales femeninas. El estrógeno puede afectar la formación de algunos tipos de cáncer, como el cáncer de endometrio.

El riesgo de que una mujer presente cáncer de endometrio aumenta con las siguientes formas de exposición al estrógeno:

  • Terapia de reemplazo hormonal con estrógeno solo: se puede administrar estrógeno para sustituir el que los ovarios dejaron de producir en las mujeres posmenopáusicas o en aquellas a quienes les extirparon los ovarios. Esto se llama terapia de reemplazo hormonal (TRH) o terapia con hormonas (TH). El uso de TRH con solo estrógeno aumenta el riesgo de cáncer de endometrio e hiperplasia del endometrio. Por esta razón, la terapia de estrógeno por lo general se receta a las mujeres sin útero. La TRH que solo contiene estrógeno también aumenta el riesgo de derrames cerebrales y coágulos de sangre.

    Cuando se combina estrógeno con progestina (otra hormona), se llama terapia de reemplazo con estrógeno y progestina combinadas. Para las mujeres posmenopáusicas, la combinación de estrógeno y progestina no aumenta el riesgo de cáncer de endometrio, pero aumenta el riesgo de cáncer de mama. (Para obtener más información, consulte el sumario de Prevención del cáncer de mama).

  • Menstruación prematura: el comienzo de los períodos menstruales a una edad temprana aumenta el número de años que el cuerpo se expone al estrógeno y aumenta el riesgo de una mujer de cáncer de endometrio.
  • Menopausia tardía: las mujeres que alcanzan la menopausia a una edad más avanzada se exponen al estrógeno por un tiempo más prolongado y tienen un riesgo más alto de cáncer de endometrio.
  • Nunca haber estado en embarazo: dado que las concentraciones de estrógeno son más bajas en el embarazo, las mujeres que nunca han estado embarazadas están expuestas al estrógeno por un tiempo más prolongado que aquellas que han estado en embarazo. Esto aumenta el riesgo de cáncer de endometrio.

Tamoxifeno

El tamoxifeno pertenece a un grupo de medicamentos llamados moduladores selectivos de los receptores de estrógeno o MSRE. El tamoxifeno actúa como el estrógeno en algunos tejidos del cuerpo, como el útero, pero impide los efectos del estrógeno en otros tejidos, como las mamas. El tamoxifeno se usa para prevenir el cáncer de mama en mujeres con un riesgo alto de esta enfermedad. Sin embargo, el uso de tamoxifeno por más de 2 años aumenta el riesgo de cáncer de endometrio. Este riesgo es más alto en las mujeres posmenopáusicas.

El raloxifeno es un MSRE que se usa para prevenir la debilidad en los huesos en las mujeres posmenopáusicas. Sin embargo, no tiene efectos similares a los del estrógeno en el útero y no se ha observado que aumente el riesgo de cáncer de endometrio.

Obesidad, aumento de peso, síndrome metabólico y diabetes

La obesidad, subir de peso como adulto, o tener síndrome metabólico aumenta el riesgo de cáncer de endometrio. La obesidad está relacionada con otros factores de riesgo, como las concentraciones de estrógeno, el exceso de grasa en la cintura, el síndrome de ovario poliquístico, y la falta de actividad física.

Tener síndrome metabólico aumenta el riesgo de cáncer de endometrio. El síndrome metabólico es una afección que se caracteriza por el exceso de grasa en la cintura, la alta concentración de azúcar en la sangre, la presión arterial alta y concentraciones elevadas de triglicéridos (tipo de grasa) en la sangre.

Factores genéticos

El síndrome de cáncer de colon sin poliposis hereditario (CCSPH), también llamado síndrome de Lynch, es un trastorno hereditario causado por cambios en ciertos genes. Las mujeres con síndrome de CCSPH tienen un riesgo mucho más alto de cáncer de endometrio que aquellas sin este síndrome.

El síndrome de ovario poliquístico, un trastorno de las hormonas producidas por los ovarios y el síndrome de Cowden son afecciones hereditarias que se relacionan con un riesgo más alto de cáncer de endometrio.

Las mujeres con antecedentes familiares de un pariente de primer grado con cáncer de endometrio (madre, hermana o hija) también podrían presentar aumento del riesgo de cáncer de endometrio.

Los siguientes factores de protección disminuyen el riesgo de cáncer de endometrio:

Embarazo y lactancia

Las concentraciones de estrógeno son más bajas en el embarazo y la lactancia. El riesgo de cáncer de endometrio es más bajo en las mujeres que han tenido hijos. Amamantar por más de 18 meses también disminuye el riesgo de cáncer de endometrio.

Combinación de anticonceptivos orales

Los anticonceptivos que combinan estrógeno y progestina (combinación de anticonceptivos orales) disminuyen el riesgo de cáncer de endometrio. El efecto protector de la combinación de anticonceptivos orales aumenta con el tiempo de uso y puede durar muchos años después de su suspensión.

Cuando las mujeres toman anticonceptivos orales, tienen un riesgo más alto de coágulos de sangre, derrame cerebral y ataque cardiaco, en especial, aquellas que fuman y que son mayores de 35 años.

Actividad física

La actividad física en casa (ejercicio) o en el trabajo puede disminuir el riesgo de cáncer de endometrio.

Fumar cigarrillos

Fumar por lo menos 20 cigarrillos al día podría disminuir el riesgo de cáncer de endometrio. El riesgo de cáncer de endometrio es aún menor en mujeres posmenopáusicas que fuman.

Sin embargo, se ha comprobado que fumar causa muchos daños. Los fumadores viven 10 años menos que los no fumadores. Los fumadores de cigarrillos también tienen un mayor riesgo de padecer las siguientes enfermedades:

No se sabe si los factores a continuación influyen en el riesgo de cáncer de endometrio:

Pérdida de peso

No se sabe si perder peso disminuye el riesgo de cáncer de endometrio.

Frutas, verduras y vitaminas

No se ha comprobado que una alimentación que incluye frutas, verduras, fitoestrógeno, soja y vitamina D influya en el riesgo de cáncer de endometrio.

Consumir multivitamínicos tiene poco o ningún efecto en el riesgo de cáncer, incluso en el cáncer de endometrio.

Los ensayos clínicos de prevención del cáncer tienen como objetivo estudiar maneras de prevenir esta enfermedad.

Los ensayos clínicos de prevención del cáncer se realizan para estudiar maneras de reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Algunos ensayos de prevención del cáncer se realizan con personas sanas que no han tenido cáncer, pero que tienen un riesgo más alto de tenerlo. Otros ensayos de prevención se realizan con personas que han tenido cáncer e intentan prevenir otro cáncer del mismo tipo, o de reducir las probabilidades de presentar un tipo nuevo de cáncer. Otros ensayos se realizan con voluntarios sanos de quienes no se conoce ningún factor de riesgo de cáncer.

El objetivo de algunos ensayos clínicos de prevención del cáncer es determinar si las acciones que toman las personas pueden prevenirlo. Estas pueden incluir comer frutas y vegetales, hacer ejercicio, dejar de fumar o tomar ciertas medicinas, vitaminas, minerales o complementos alimenticios.

Se estudian nuevas maneras de prevenir el cáncer de endometrio en ensayos clínicos.

En muchas partes del país se realizan ensayos clínicos. Para obtener más información en inglés sobre ensayos clínicos, consulte la sección sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI. Consultar la lista de ensayos clínicos de cáncer del NCI en inglés para encontrar los ensayos clínicos de prevención del cáncer de endometrio que aceptan pacientes en la actualidad.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). La base de datos del PDQ contiene sumarios de la última información publicada sobre prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se redactan en dos versiones. En las versiones para profesionales de la salud se ofrece información detallada en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se presentan en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones contienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. También se puede consultar estos sumarios en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los NIH son el centro de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en un análisis independiente de las publicaciones médicas. No constituyen declaraciones de la política del NCI ni de los NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ sobre el cáncer contiene información actualizada sobre la prevención del cáncer de endometrio. El propósito es informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas encargadas de cuidar a los pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están integrados por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con esta enfermedad. Los sumarios se revisan con regularidad y se modifican si surge nueva información. La fecha de actualización al pie de cada sumario indica cuándo se hizo el cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se basa en la versión para profesionales de la salud, que el Consejo editorial del PDQ sobre los exámenes de detección y la prevención revisa con regularidad y actualiza en caso necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar formas nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recopila información sobre los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes pueden considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos solo aceptan a pacientes que aún no comenzaron un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ está disponible en el portal de Internet del NCI. También figuran en el PDQ los datos de muchos médicos especialistas en cáncer que participan en ensayos clínicos. Para obtener más información, llamar al Servicio de Información sobre el Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre los exámenes de detección y la prevención. PDQ Prevención del cáncer de endometrio. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://www.cancer.gov/espanol/tipos/uterino/paciente/prevencion-endometrio-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no debe fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante el formulario de comunicación.

  • Actualización: 27 de octubre de 2016

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.